Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-01-2011

El asesinato de Lumumba

Jos Steinsleger
La Jornada


En la maana del 30 de junio de 1960, en Leopoldville (hoy Kinshasa), el rey Balduino I de Blgica pens que tras declarar en persona la independencia de la Repblica Democrtica del Congo, pueblo y colonos quedaran eternamente agradecidos a la metrpoli colonial. Pero algo sali mal.

Patricio Lumumba, joven primer ministro del gobierno presidido por Joseph Kasavubu, tom el micrfono y los encargados del protocolo quedaron tiesos: Nunca ms seremos vuestros monos, dijo Lumumba en las narices del rey. El monarca de la casa eeal de Sajonia-Cobenza-Gotha palideci, y tuvo que or las desgarradoras palabras del lder nacionalista:

Durante los 80 aos del gobierno colonial, sufrimos tanto que no podemos alejar las heridas de la memoria. Nos han obligado a trabajar como esclavos por salarios que ni siquiera nos permiten comer lo suficiente para ahuyentar el hambre, o encontrar vivienda, o criar a nuestros hijos como los seres queridos que son

Hemos sufrido ironas, insultos y golpes nada ms porque somos negros Quin podr olvidar las masacres de tantos de nuestros hermanos, o las celdas en que han metido a los que no se someten a la opresin y explotacin? Hermanos, as ha sido nuestra vida.

Totalmente inesperado en la agenda (una ceremonia ordenada y agradecida con el amo blanco), el discurso estremeci a los pueblos del frica negra y el mundo colonial. En Blgica, la prensa conservadora atac a Lumumba, manifestando que su muerte sera una bendicin para el Congo.

El diario catlico La Libre Belgique estim que algunos ministros lumumbistas se han convertido como primitivos e imbciles, o como criaturas comunistas (12/7/1960). Marcel de Corte, profesor de moral y filosofa de la Universidad de Lieja, expres de Lumumba: Es un brbaro que hace llorar de rabia a los oficiales, cuando bastara un gesto viril de uno de stos para librar al planeta de su sangrante despojo (dem, 27/7/1960).

En Los ltimos 50 das de Patricio Lumumba (investigacin de G. Heinz y H. Donnay) se apunta que desde antes del histrico discurso, Lumumba era considerado en los medios europeos como el poltico congoleo a quien haba que separar a toda costa del poder.

El periodista P. de Vos, dirigente de importantes sociedades coloniales, escribi que deseaba ver al lder nacionalista muerto con una bala en su pellejo S que habr en uno de los asilos de Kasai, un loco que se encargar de este trabajo (Ibrico Europea de Ediciones, Madrid 1970, p. 31).

En septiembre de 1960, el coronel Joseph Mobutu (quien de 1965 a 1997 gobern despticamente el pas que rebautiz con el nombre de Zaire), dio un golpe de Estado, y Lumumba fue detenido en las afueras de Kinshasa. Liberado por su escolta y militantes del Movimiento Nacional Congoleo (MNC), el lder retorn a la ciudad, donde areng a la multitud.

Simultneamente, las potencias imperialistas entraban en accin. A un mes de la toma de posesin del gobierno, con el respaldo de Washington, Pars y Bruselas, el ttere Mois Tshomb declaraba la secesin de Katanga, ubrrima provincia minera que durante la Segunda Guerra Mundial fue la principal fuente de caucho, y minerales como el titanio y cobalto. El uranio usado para las bombas atmicas que Estados Unidos arroj sobre Hiroshima y Nagasaki provino de la mina Shinkolobwe, una de las tantas administradas por el Congo Belga.

Lumumba pidi ayuda a Mosc, y Allen Dulles, jefe de la CIA, sugiri quitarlo de en medio lo antes posible. El presidente Dwight Eisenhower autoriz la accin. El ejrcito y los cascos azules de la ONU arrestaron a Lumumba el 10 de octubre. El premier consigui nuevamente escapar, y trat de llegar a Stanleyville (hoy Kisangani), su principal base de apoyo. Finalmente, fue detenido por los hombres de Mobutu.

El 10 de enero Lumumba fue embarcado en un avin civil belga y piloteado por un belga, que lo traslad a Elizabethville (hoy Lubumbashi), capital de la provincia de Katanga. Durante las seis horas del viaje, mercenarios belgas y soldados congoleos lo torturaron y golpearon sin piedad.

Ludo de Witte, socilogo flamenco, quien en 2000 public una enjundiosa investigacin con base en archivos oficiales belgas y documentacin de Naciones Unidas, desbarat la versin oficial de Bruselas, que durante 30 aos atribuy el crimen a ajustes de cuentas entre las distintas facciones congoleas.

La tarde del 17 de enero, Lumumba y sus colaboradores Mauricio Mpolo y Jos Okito, fueron amarrados a un rbol y asesinados uno tras otro por militares belgas en una ejecucin supervisada a corta distancia por Tshomb. De Witte prob que la operacin llamada Barracuda fue dirigida por el capitn belga Julin Gat.

Otro belga, el comisario Gerard Soete, jefe de polica de Tshomb, confes a la televisin de Bruselas VRT (y tambin a De Witte) que se le orden hacer desparecer a las vctimas con cido sulfrico. De recuerdo, Soete se qued con dos dientes de Lumumba, y una bala incrustada en el crneo.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/01/19/index.php?section=opinion&article=023a1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter