Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-01-2011

Una imagen sobre la higiene (democrtica)
En Tnez la vida se enfrenta al Mercado

Jos Daniel Fierro
Rebelin


Ao nuevo, vida nueva. Con la llegada de 2011 los tunecinos se han tomado a rajatabla esta mxima y han comenzado a hacer limpieza desprendindose de lo intil, lo daino, lo putrefacto. En estas primeras jornadas del ao todo el pueblo colabora para limpiar calles y edificios de la nefasta imagen del dictador [1]. Y en ocasiones uno encuentra a su paso montaas de basura con cosas que habran sido inimaginables hace tan slo unos das. La democracia se construye desde abajo, pero la corrupcin se elimina desde arriba. Por eso los tunecinos, sabios y civilizados, han comenzado esta nueva era limpiando desde las alturas [2].

Por desgracia este proceso de desinfeccin tambin tiene su contraparte. El abogado Nabil Labassi ha denunciado el hecho grave de que en algunas administraciones e instituciones pblicas se estn destruyendo documentos e informes comprometedores para el anterior rgimen. Labassi ha hecho un llamamiento para evitar que este expolio se consume:

"A todos los amigos, sepan que hay miles de expedientes judiciales, de comisaras de polica y de administraciones del estado que estn siendo robados en los ltimos das.

Los involucrados son los aclitos del opresor, que le alimentaban y le servan para enriquecerle a costa del pueblo, o quienes participaron en las persecuciones y la tortura. Esta gente quiere eliminar las pruebas de su culpabilidad para escapar de la justicia.

Tenemos que encontrar soluciones urgentes, bajo la forma de comits cvicos en los barrios, para salvar el mayor nmero de estos documentos".

Pero los esbirros de Ben Ali no son los nicos en poner una nota negativa tras la huida del tirano. La agencia de calificacin financiera Moody's anunci el mircoles la bajada de la calificacin de la deuda soberana de Tnez y de su Banco Central, pasando de Baa2 a Baa3 y modificando la perspectiva econmica de estable a negativa". Para Moody's esta inestabilidad ha sido debida al reciente cambio inesperado del rgimen que ha generado importantes incertidumbres econmicas y polticas.

Quiere esto decir que para la economa (capitalista) y sus apologetas, la liberacin y democratizacin de un pueblo crea inestabilidad y es negativa para los mercados. Y que siempre es preferible un dictador que mantenga a raya a sus sbditos, si la alternativa es el alegre alboroto de la revolucin triunfante.

La solidaridad, el coraje y la dignidad del pueblo tunecino no compiten en la Bolsa, pero en estos ltimos das su cotizacin se ha disparado en los corazones de millones de personas por todo el mundo. Frente a la rentabilidad del Mercado, el beneficio de la vida.

En un Tnez extraamente festivo en el que los tanques alegran casi la vista, nos emociona ver a un viejo que reparte su baguette de pan, mendrugo a mendrugo, entre los paseantes y ms adelante un pequeo puesto de verduras en el que puede leerse el siguiente anuncio: el que tenga dinero que pague, el que no que coja gratis. [3]

Cuanto vale un dictador? Para el capitalismo la estabilidad econmica de un pas, para los pueblos nada (o menos que nada). Lo que es bueno para los mercados lo es tambin para los pueblos? Mientras Europa despide a millones de personas, apuntala en el cargo a su dictador; cuando el FMI exige ms flexibilidad a los trabajadores lo que est pidiendo es ms rigidez a los gobernantes; si los inversores recelan es porque los tunecinos encuentran muchas ms oportunidades en su nueva etapa.

En Tnez la lgica humana se enfrenta a la sinrazn del capitalismo.

Notas:

[1] La cara muerta, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=120330

En nombre de Mohamed no olvidemos nunca a nuestros mrtires, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=120512

[2] El pueblo sigue frente al edificio de la RCD [partido de Ben Ali] , donde se han producido algunos cambios. Sobre la verja de entrada un gran cartel declara: Casa de la revolucin del pueblo. Y arriba, a sesenta metros de altura, figuras humanas diminutas trabajan en el desmantelamiento de las letras que componen el nombre del partido [...]. Pero eso no basta. An queda, encima de la gran puerta de cristal roto por las piedras, en el pretencioso dintel, el nombre rimbombante del partido grabado sobre el mrmol [...]. Despus de varias tentativas fallidas, entre el fervor de la gente, las letras van siendo arrancadas, junto a losas de mrmol, de la pared. Ya no existe el RCD; es realmente la Casa de la Revolucin del Pueblo, un futuro hospital infantil -se reclama a gritos- en una ciudad que slo tiene uno. Siempre adelante: http://rebelion.org/noticia.php?id=120804

[3] Haciendo planes, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=120745

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter