Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-01-2011

Tambin la Lluvia: Coincidencia o plagio?

Carlos Tena
Rebelin


Sebastin, un joven director de cine, llega al marco incomparable de las montaas de Bolivia, para empezar a rodar una pelcula sobre las masacres y exterminios de los conquistadores espaoles en aquellos parajes. Sabiendo que el presupuesto con el que cuenta es muy ajustado, sugiere al productor que emplee actores locales como extras para ahorrar costos, pero el proyecto se interrumpe por una revuelta popular, organizada contra varios especuladores que se disponen a privatizar el acceso de la poblacin al agua corriente. El productor del filme y Sebastin se encuentran involuntariamente atrapados en esta lucha de los indgenas, debiendo elegir entre el apoyo a la causa de la poblacin o terminar esa pelcula en la que han depositado todos sus anhelos. Este combate por la justicia va a cambiar sus vidas.

Hasta ah una breve sinopsis de Tambin la lluvia, la ms reciente obra de la actriz-realizadora Iciar Bollan (Madrid, 1967), tras sus filmes Hola, ests sola? (galardonada en Valladolid), Flores de otro mundo (premiada en Cannes), Te doy mis ojos y ms recientemente, la titulada Mataharis.

Parte de lo apuntado en el primer prrafo podra recordar vagamente algn pasaje de las cintas de Werner Herzog, sobre todo de Aguirre, la clera de Dios y, en especial, Fitzcarraldo. Sin embargo, no voy a ser yo quien dude por ello de la originalidad del cine de Bollan, ni de la enorme profesionalidad de esta directora, cuya devocin por el sptimo arte, rigor artstico y calidad humana, le han hecho merecer el respeto de todos los amantes del buen cine.

Lo malo es cuando la similitud con otro filme anterior resulta tan curiosa, que uno no puede por menos que desechar el plagio, optando por la coincidencia. Me explico. La pelcula de Iciar contiene el mismo el lenguaje cinematogrfico, parecidos personajes y, en gran medida, un idntico discurso central, de otra obra maravillosa como es Para recibir el canto de los pjaros (1995)*, la infravalorada cinta del maestro boliviano Jorge Sanjins*, cuyo argumento es el siguiente:

Un equipo de filmacin llega a un impresionante paraje de la Bolivia ms profunda, con el objeto de rodar una pelcula sobre las masacres que los conquistadores espaoles cometieron en aquella zona. Dado que el presupuesto del proyecto no es el soado por el realizador, comienzan a gestionar la posibilidad de que los habitantes de aquel rea se involucren en el rodaje, haciendo el papel de extras, cobrando salarios muy bajos, o si fuera posible, sin siquiera percibir un dinero. El resto de la cinta de Sanjins no habla del agua como elemento sustancial de la narracin, sino que nos depara una hermosa sorpresa de raz ms que nica: los moradores de aquellas aldeas se niegan a participar en la pelcula, arguyendo que en esos das han de recibir a los pjaros y a sus cantos, que por lo tanto no quieren dinero ni recompensas. Tal actitud enfurece al productor, lo que provoca a su vez que varios miembros del equipo se le enfrenten, recriminndole que est cometiendo parecidos abusos a los perpetrados por los conquistadores espaoles: desprecio hacia los indgenas, expoliacin, abuso de poder y dems lacras propias de los colonizadores.

Tambin la lluvia es pues, como la cinta de Sanjins, una historia en la que se reflexiona sobre tres experiencias bien diferentes. La ms evidente, es la del cine dentro del cine (la conquista espaola a travs de la visin de un director y su equipo). La segunda es el robo de los recursos naturales, en este caso el agua, protagonizado por una multinacional que sube los precios del lquido elemento, hasta convertirlo en inaccesible para el pueblo, conduciendo a los habitantes a una situacin social insostenible. Finalmente, la tercera es la menos obvia, pero la que establece un innegable paralelismo entre ambas propuestas: la recreacin cinematogrfica de una experiencia colonizadora, que se convierte en metfora de las relaciones dentro de la produccin de la pelcula misma, llegando a un final en el que los cineastas terminan siendo explotadores de los indgenas. Son los nuevos colonizadores.

Ha sido casual tal argumento, que parte de un mismo origen (el rodaje de una pelcula), situado en un idntico marco histrico (la conquista de los espaoles), en un mismo lugar (las montaas de Bolivia), con una similar problemtica en la produccin a la hora de contratar extras (los indgenas), aunque el desenlace que impida el rodaje del filme toque en un caso la explotacin del agua (un tema recurrente en la Amrica Latina de hoy), mientras que en el otro sea la tradicin ms enraizada (recibir a los pjaros) en la poblacin autctona de aquellos lugares? No ha odo hablar de Sanjins el feliz consorte de Bollan, el respetado y eficaz guionista britnico Paul Laverty?

Suponer que este ltimo, habitual colaborador de Ken Loach, como la propia Bollan, y no digamos ya el actor mexicano Gael Garca Bernal, ignoraban la existencia de la pelcula de Jorge Sanjins, sera como suponer que cuando Joan Manuel Serrat compuso el tema Mediterrneo, no saba que Georges Brassens haba editado aos antes un impresionante disco titulado Splica para que me entierren en la playa de Ste.

Como profesional que sabe alegrarse cuando se destaca, no slo lo que hace la gente ya consagrada, la que sale en los medios casi todos los das, la que recibe subvenciones y elogios sin cuento, sino aquello que realizan los ms humildes, los que carecen de plataformas de lanzamiento, los que no tienen apoyo institucional y econmico, recordara a cuantas personas van a disfrutar de la nueva obra de Iciar Bollan, que hace 15 aos, un modesto y sencillo realizador boliviano, lleno de coraje, inteligencia y honestidad, nos dej una joya flmica titulada Para recibir el canto de los pjaros. No se pierdan ninguno de ambos filmes.

CARLOS TENA

Notas

(1) Para recibir el canto de los pjaros cuenta la historia de un grupo de cineastas de ideas avanzadas, que se proponen ir a una comunidad indgena para filmar una reconstruccin de las barbaries de la conquista ambientada en el siglo XVI. Para conseguir su objetivo necesitan que la comunidad coopere, y en su afn de conseguirlo no hacen ms que reproducir las actitudes que los conquistadores espaoles haban tenido cinco siglos atrs. El ttulo del filme est basado en una ceremonia que se realiza en la comunidad, donde cada ao los pjaros ensean a los habitantes las nuevas melodas para interpretar con sus instrumentos; cuando los cineastas se aprestan para filmarlas sus equipos no pueden captarlos y ellos tampoco pueden orlas, debido a su incapacidad para comprender a la naturaleza y su relacin con los habitantes de la comunidad. Al finalizar el filme, los cineastas y comuneros hacen las paces despus de consultar con el yatiri y las hojas de coca. As, los cineastas al final comprenden a la comunidad.

(2) Jorge Sanjins (La Paz, 1936) Director de cine boliviano graduado en la Escuela Flmica de la Universidad de Chile. Empez realizando cortometrajes: Cobre (Chile, 1958), La Guitarrita (Chile, 1959; El Maguito (Chile, 1961); Sueos y realidades (Bolivia, 1962); Revolucin, (Bolivia, 1963); estos dos ltimos sobre los problemas de los indios y campesinos. Esa misma temtica la traslad despus a sus largometrajes Ukamau (1966), La sangre del cndor (1969), El coraje del pueblo (1971), Los Caminos de la Muerte (Inacabado, 1971); Fuera de aqu! (1977), La nacin clandestina (1989), ganadora de la Concha de Oro del Festival de San Sebastin, Para recibir el canto de los pjaros (1995) y en 2004, Los Hijos del ltimo Jardn. A pesar de la persecucin que sufri por parte de las distintas dictaduras militares que asolaron su pas, fund la primera Escuela Flmica Boliviana que cont con unos 25 alumnos y estuvo en actividad durante cinco meses. El primer golpe a su proyecto vino del Instituto Cinematogrfico Boliviano, que le neg el acceso a sus proyectores y equipos, cerrndole una sala con asientos, que hasta entonces le haban permitido usar. La escuela continu con sus actividades en casas particulares, pero la junta militar oblig a cerrar la Escu.

Blog del autor: http://tenacarlos.wordpress.com/2011/01/21/tambien-la-lluvia-%C2%BFcoincidencia-o-plagio/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter