Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2011

Merde en France (Mierda en Francia)

Carlos Tena
Rebelin


Que nadie sospeche que profeso envidia o encono hacia el vecino pueblo francs. Ms bien al contrario, me enorgullezco de mi cultura gala, presumo de hablar aquel idioma con cierta fluidez, y conocer a decenas de creadores (cantantes, realizadores, artistas, etc.) con cuyas canciones, poemas, novelas, pelculas u obras pictricas, teatrales, plsticas, me he reconfortado en momentos duros. En detrimento de mi persona, para los patriotas de 1808 que se levantaron en armas contra el invasor, reconocer que soy un afrancesado como todas las consecuencias. Todas gratificantes, que yo sepa.

Cmo no evocar con cario y nostalgia mis visitas anuales a la Fte de LHumanit, (en 1972, 73, 74, 75 y 76 en los Jardines de la Courneuve, cerca del antiguo aeropuerto parisino de Le Bourget), donde tuve la dicha de conocer y saludar a personalidades como Dolores Ibrruri La Pasionaria, Angela Davis, Ramn Mendezona (director de Radio Espaa Independiente), Melina Mercouri, Federico Melchor, Jean Paul Sartre, Georges Marchais y otras relevantes figuras de la izquierda. Pero lo que me llamaba poderosamente la atencin en aquellos aos de clandestinidad, era acudir a la Fiesta para ver en directo a grupos y cantantes de variada procedencia, cuya ideologa no pareca cercana al progresismo, como en los casos de Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, Osibisa, Leonard Cohen o Jacques Dutronc, aunque ms clara en los de Alan Stivell, Osibisa, Leonard Cohen, Quilapayn, Joan Baez, Sun Ra, Mikis Theodorakis, Leny Escudero, Bernard Lavilliers, Leo Ferr y otras muchas estrellas, cuyas actuaciones multitudinarias me servan como blsamo imprescindible a la hora de regresar a la Espaa franquista.

Pasados los aos, Europa sumi en el ostracismo a los verdaderos partidos progresistas, no solo por la cada del campo de influencia de la extinta URSS, sino merced a esa sutil estrategia de sobornar a los ms destacados dirigentes del eurocomunismo con una sencilla oferta, consistente en la mayor parte de las ocasiones en un puesto de trabajo no muy complicado (sinecura), cheque mensual y palmadita en el hombro, por haber sido una persona fiel a unos principios que ya al parecer no iban a servirle en el futuro.

Nacieron as los intelectuales y artistas de pensamiento blando, que formaron de esa manera un sutil cctel de Plyade-Aquelarre, en el que la desideologizacin y descompromiso socio-poltico-cultural eran condiciones sine qua non para mantener fama y prestigio nacional. Todo ello, controlado por la prensa llamada independiente, que prometa a su vez un lugar en el sol a los ms fieles signatarios del Anarquismo con Prisa.

No cito nombres que estn en la mente de todos aquellos que no han renunciado an a Las Utopas, que es como se conoce en casa de Manolito Gafotas, Elvira Lindo y Muoz Molina al verdadero socialismo, la democracia participativa y la construccin de un pas pacfico y respetuoso con los derechos humanos; entre ellos figuran el de un trabajo digno, disponer de una vivienda, el acceso a la salud, la educacin y el de autodeterminacin e independencia de los pueblos. O sea, al revs de cuando sucede en esa amada patria de legionarios de Cristo y Borbn. Todo ello al parecer es una quimera. La realidad es bien distinta: ms del 20% de parados, pensiones congeladas, sueldos rebajados, desahucios y desalojos inmediatos, esperanzas muertas. Viva la democracia representativa.

En Francia sucede algo parecido, aunque en menor medida. Pero tal vez las nuevas disposiciones, como la reciente negativa constitucional a reconocer el matrimonio entre homosexuales de ambos sexos, haya puesto en la picota al gobierno de Nicholas Sarkozy, cuya pusilanimidad con ese tema es tanta como en el de la eutanasia, a su vez idntica a la de Leire Pajn, destacada militante del PPSOE que ha alcanzado un memorable suspenso cum laude en interpretacin del socialismo, aunque Matrcula de Honor en Pelotazo. Ser que los cuadros de donde se nutre el partido del Puo, la Rosa y la Gaviota son como hojas en Blanco, como ejecutivo sin I-Pod, como jardines sin flores, como cigarrillos sin nicotina

El reciente dictamen francs respecto al derecho matrimonial de los colectivos homosexuales, no deja lugar a duda respecto de la involucin sociocultural que conlleva: La prohibicin del matrimonio entre seres del mismo sexo es coherente con la Constitucin francesa, ha decretado la autoridad gala. Tal ha sido la decisin tomada el pasado viernes por el Consejo Constitucional del pas vecino, en el que ms del 58% de sus ciudadanos se muestran a favor de las nupcias entre personas de tal condicin.

En cuanto al principio de igualdad ante la ley, el Consejo devuelve la pelota a los polticos, "al mantener el principio de que el matrimonio es la unin entre un hombre y una mujer, el legislador, en el ejercicio de su jurisdiccin, sostiene que la diferencia entre la situacin de las parejas del mismo sexo y parejas compuesto por un hombre y una mujer, podra justificar un trato diferente con respecto a las normas del derecho de familia, refirindose as a la educacin de los nios, en hogares donde la responsabilidad paterna y materna descansa en dos personas con idntica opcin sexual.

Detalle ms que curioso: los chicos y chicas del colectivo espaol COLEGAS (que agrupa a gays, lesbianas, bisexuales y transexuales del PPSOE) no ha dicho ni esta boca es ma ante ese dictamen claramente discriminatorio. Otra hubiera sido la reaccin en el caso de que Cuba hubiera decidido algo en trminos similares.

Hay que ver cmo retroceden los tiempos ... Sarkozy se cubre de heces, dando la razn a Jacques Dutronc cuando cantaba aquello de Merde en France. Me entran unos deseos enormes de colocar frente al Palacio del Eliseo, aquel que fuera escandaloso anuncio del creador de Love me, please love me (Michel Polnareff), enseando el culo con el mismo orgullo que Carme Chacn muestra ante la bandera monrquica.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter