Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-02-2011

Estafa a puertas abiertas

Edgar Borges
Rebelin


El descaro del poder poltico global ha llegado al extremo de que lo que antes negociaban a puertas cerradas, ahora lo hacen ante los ojos de todos y a plena luz del da (en vivo y en directo por todos los medios de la alianza de las corporaciones). O perdieron la perspectiva (el hambre insaciable de la bestia) o piensan que somos ms tontos que antes. En todo caso, desde los subterrneos, debemos aprovechar la oportunidad para enfocar los niveles de la comunicacin popular hacia la comprensin del actual momento histrico (de significativa importancia). No olvidemos que an son ms los creyentes (que duermen convencidos de que el capitalismo es el destino) que los intrpretes crticos del guin establecido.

Sea en foros (como el de Davos), en cumbres (cualquiera) o directamente en los espacios mediticos, los polticos conservadores muestran sus colmillos sin el menor reparo. La lgica de su doctrina les hace creer que es normal rendir cuentas a los mercados. Y nos presentan el show segundo a segundo (y en voz alta y con rostro muy serio): Bruselas y su ranking de pases confiables (que hace temblar a la poltica local de Portugal, Grecia y Espaa cada vez que les bajan la nota); Tony Blair y su reafirmacin invasora; Berlusconi y su bufonada; las agencias de riesgo y sus bonos basuras. El aplauso del pblico sera tan miserable como la indiferencia.

El observador ya no necesita leer entre lneas (este artculo incluso es una oda a lo obvio). Es la mala historia de unos dirigentes que entregaron la poltica y aceptaron el papel de asistentes de un poder que, como el econmico, no se elige con votos de las mayoras. Los tteres de la mala comedia expresan sin reservas la verdadera razn de su funcin pblica: cuidar la paciencia (y el colesterol) del sector financiero. En Europa, por ejemplo, el asunto resulta dantesco: los jefes de estado en lugar de dirigirse a la sociedad se dirigen a los mercados.

Las constantes crisis que se inventa el capitalismo para mutar a estados superiores de dominio pueden estar llegando a un escenario distinto. Quiz, en ese vuelo ambicioso, el sistema termine estrellado en un callejn sin salida (no ser hoy, pero ser en este siglo). El relato del chantaje (democracia es igual a libertad) se desinfl en la carrera. Muchos factores importantes se estn moviendo en los subterrneos del planeta. El monstruo (que secuestr la calle) ya no realiza negocios de espalda a los pueblos. Las puertas del casino pblico estn abiertas. Depender de nosotros determinar los niveles de observacin y de movilizacin que nos permitan la entrada.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter