Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2011

El movimiento de protesta en Egipto
Los dictadores no dictan, obedecen rdenes

Michel Chossudovsky
Global Research

Traducido para Rebelion por Mariola y Jess Mara Garca Pedrajas


El rgimen de Mubarak podra hundirse enfrentado a un movimiento de protesta extendido por toda la nacin Cules son las perspectivas para Egipto y el Mundo rabe?

Los dictadores no dictan, obedecen rdenes. Estos es cierto en Egipto, Tnez y Argelia.

Los dictadores son, invariablemente, marionetas polticas. Los dictadores no deciden.

El presidente Hosni Mubarak era un fiel sirviente de los intereses econmicos occidentales lo mismo que Ben Ali.

El gobierno nacional es el objetivo del movimiento de protesta.

El objetivo es derribar a la marioneta en lugar de al titiritero.

Los eslogans en Egipto son Abajo Mubarak, abajo el rgimen. No se ha informado de pancartas antiestadounidenses La primordial y destructiva influencia de EEUU en Egipto y en todo Oriente Medio permanece inadvertida.

Las potencias extranjeras que operan entre bastidores estn protegidas del movimiento de protesta.

Ningn cambio poltico significativo ocurrir a no ser que la injerencia extranjera sea puesta de manifiesto claramente por el movimiento de protesta.

La embajada de EEUU en El Cairo es una entidad poltica importante, cernindose invariablemente sobre el gobierno nacional. La embajada no es un objetivo del movimiento de protesta.

En Egipto, un programa devastador del FMI (Fondo Monetario Internacional) fue impuesto en 1991, en el cenit de la Guerra del Golfo. El programa se negoci a cambio de la anulacin de la multimillonaria deuda militar de Egipto con EEUU, as como por su participacin en la guerra. La desregularizacin resultante de los precios de los alimentos, las dramticas privatizaciones y las medidas masivas de austeridad llevaron al empobrecimiento de la poblacin egipcia y a la desestabilizacin de su economa. El gobierno de Mubarak fue alabado como un pupilo del FMI modlico.

El papel del gobierno de Ben Ali en Tnez fue el de imponer la mortal medicina econmica del FMI, que en un periodo de ms de veinte aos sirvi para desestabilizar la economa nacional y para empobrecer a la poblacin tunecina. Durante los ltimos 23 aos, la poltica social y econmica en Tnez ha estado dictada por el Consenso de Washington.

Tanto Hosni Mubarak como Ben Ali han permanecido en el poder porque sus gobiernos obedecieron y cumplieron de manera efectiva los dictados del FMI.

Desde Pinochet y Videla hasta Baby Doc, Ben ali y Mubarak, los dictadores han sido instalados en el poder por Washington. Histricamente en Amrica Latina, los dictadores se hacan con el poder por medio de una serie de golpes militares patrocinados por EEUU. En el mundo actual, son instalados por medio de elecciones libres y limpias bajo la vigiliancia de la comunidad internacional.

Nuestro mensaje al movimiento de protesta:

Las decisiones reales se toman en Washington DC, en el Departamento de Estado, en el Pentgono, en Langley, cuartel general de la CIA, en H Street NW, cuartel general del Banco Mundial y del FMI.

La relacin de el dictador con los intereses extranjeros debe ser puesta de manifiesto. Derribad a las marionetas polticas, pero no olvidis tener como objetivo a los verdaderos dictadores.

El movimiento de protesta debera enfocarse en el lugar donde se asienta la autoridad poltica real; debera tener como objetivo (de una manera pacfica, ordenada y no violenta) la embajada de EEUU, la delegacin de la Unin Europea, la sede nacionales del FMI y del Banco Mundial.

Los cambios polticos significativos solo podrn asegurarse si la agenda de poltica econmica neoliberal es desechada.

Reemplazo de rgimen

Si el movimiento de protesta no consigue poner de manifiesto el papel de las potencias extranjeras, incluyendo las presiones ejercidas por inversores, acreedores externos y las instituciones financieras internacionales, no se conseguira el objetivo de la soberana nacional. En ese caso, lo que ocurrir ser un limitado proceso de reemplazo de rgimen, que asegure la continuidad poltica.

Los dictadores son puestos y depuestos. Cuando estn polticamente desacreditados y ya no sirven a los intereses de sus patrocinadores de EEUU, son reemplazados por un nuevo lder, con frecuencia reclutado entre las filas de la oposicin poltica.

En Tnez, la administracin Obama ya se ha posicionado. Intenta jugar un papel clave en el programa de democratizacin (es decir, el control de las llamadas elecciones limpias). Tambin intenta usar la crisis poltica como un medio para debilitar el papel de Francia y consolidar su posicin en frica del Norte:

Tendr xito Washington en la instalacin de un nuevo rgimen ttere?

Esto depende mucho de la habilidad del movimiento de protesta para poner de manifiesto el insidioso papel de EEUU en los asuntos internos del pas.

Los poderes primordiales del imperio no se mencionan. En una amarga irona, el presidente Obama ha espresado su apoyo al movimiento de protesta.

Se lleva a creer a muchas personas dentro del movimiento de protesta que el presidente Obama est comprometido con la democracia y los derechos humanos, y que apoya a la oposicin en su determinacin de derrocar al dictador, que para empezar fue instalado por EEUU.

Cooptacin de lderes opositores

La cooptacin de los lderes de los principales partidos de oposicin y de las organizaciones de la sociedad civil, anticipndose al colapso de un rgimen ttere autoritario es parte de los designios de Washington, aplicados en diferentes regiones del mundo.

El proceso de cooptacin esta implementado y financiado por fundaciones de EEUU, incluyendo la Fundacin Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en ingls) y Freedom House (FH). Tanto FH como la NED tienen vnculos con el congreso de EEUU, el Consejo de Relaciones Internacionales (CFR, por sus siglas en ingls), y con el establishment de los negocios en EEUU. Se sabe que tanto FH como la NED tienen lazos con la CIA.

La NED est activamente involucrada en Tnez, Egipto y Argelia. Freedom House apoya varias organizaciones civiles en Egipto.

Aunque EEUU ha apoyado al gobierno de Mubarak durante los ltimos treinta aos, las fundaciones de EEUU con lazos con el Departamento de Estado de EEUU y con el Pentgono han apoyado activamente a la oposicin politica, incluyendo los movimientos de la sociedad civil. Segn Freedom House: La sociedad civil egipcia es tanto vibrante como reprimida. Hay cientos de organizaciones no gubernamentales dedicadas a extender los derechos civiles y polticos por el pas, trabajando en un entorno muy regulado. (Comunicado de prensa de Freedom House).

En una amarga irona, Washington apoya la dictadura de Mubarak, incluyendo sus atrocidades, mientras que tambin respalda y financia a sus detractores, a travs de las actividades de FH y la NED, entre otras.

Bajo los auspicios de Freedom House, los disidentes egipcios y oponenentes a Hosni Mubarak, fueron recibidos en mayo de 2008 por Condoleezza Rice en el Departamento de Estado y en el Congreso de EEUU. Tambin se reunieron con Stephen Hadley, el Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, que fue el principal asesor de poltica exterior de la Casa Blanca durante el segundo mandato de George W. Bush.

El doble juego poltico: charlando con dictadores, mezclndose con disidentes

La delegacin egipcia pro-democraca en el Departamento de Estado fue descrita por Condoleezza Rice como la esperanza del futuro de Egipto.

En mayo de 2009, Hillary Clinton se reuni con una delegacin de disidentes egipcios, varios de los cuales se haban reunido con Condoleezza Rice el ao anterior. Estos encuentros de alto nivel se mantuvieron una semana antes de la visita de Obama a Egipto:

Estos grupos de oposicin de la sociedad civil que estn actualmente jugando un papel importante en el movimiento de protesta estn apoyados y financiados por EEUU. Sirven ineludiblemente a los intereses de EEUU.

La invitacin de ldisidentes egipcios al Despartamento de Estado y al Congreso de EEUU tiene tambin el propsito de inculcar un sentimiento de compromiso y lealtad con los valores democrticos estadounidenses. EEUU es presentado como un modelo de Libertad y Justicia. Obama es presentado como un modelo de comportamiento.

El titiritero apoya el movimiento de protesta contra sus propias marionetas

El titiritero apoya la disidencia contra sus propias marionetas?

Se le llama apalancamiento poltico, manufacturar disidencia. Apoyar al dictador as como a los oponentes al dictador como un medio de controlar la oposicin poltica.

Estas actividades por parte de Freedom House y la NED, en beneficio de las administraciones Bush y Obama, asegura que la oposicin de la sociedad civil financiada por EEUU, no dirijir sus esfuerzos contra el titiritero detrs del rgimen de Mubarak, digamos el gobierno de EEUU.

Estas organizaciones de la sociedad civil financiadas por EEUU actan como un caballo de Troya que se incrusta dentro del movimiento de protesta. Estos grupos protegen los intereses del titiritero. Aseguran que el movimiento de protesta de las bases no ponga de manifiesto el asunto ms amplio de la injerencia extranjera en los asuntos de los estados soberanos.

Los blogueros de Facebook y Twitter apoyados y financiados por Washington

En relacin con el movimiento de protesta en Egipto, algunos grupos de la sociedad civil financiados por fundaciones con su sede en EEUU, han liderado la protesta en Twitter y Facebook:

El movimiento Kifaya, que organiz una de las primeras protestas dirigidas contra el rgimen de Mubarak a finales de 2004, est apoyado por el Centro Internacional para los Conflictos No Violentos, con su sede en EEUU. Kifaya es un movimiento de amplia base que tambin ha tomado partido en la cuestin palestina y el intervencionismo de EEUU en la regin.

A su vez, Freedom House ha estado implicada en la promocin y el aprendizaje de blogs de Facebook y Twitter en frica del Norte y Oriente Medio:

Uno puede darse cuenta fcilmente de la importancia prestada por la administracin de EEUU a este programa de aprendizaje de blogueros, que se complet con reuniones de alto nivel en el Senado de EEUU, el Congreso, el Departamento de Estado, etc.

El papel de las redes sociales de Facebook y Twitter como una expresin de la disidencia, debe ser evaluado cuidadosamente a la luz de los vnculos de varias organizaciones de la sociedad civil egipcia con Freedom House, la NED y el Departamento de Estado de EEUU.

BBC News World (que emite en Oriente Medio), citando mensajes de Internet egipcios, inform que EEUU ha estado enviando dinero a grupos prodemocrticos. (BBC News World, 29 de enero de 2010). Segn un informe de The Daily Telegraph, que cita un documento secreto de la embajada de EEUU (29 de enero de 2011):

La Hermandad Musulmana

La Hermandad Musulmana en Egipto constituye el segmento ms grande de oposicin al presidente Mubarak. De acuerdo a ciertos informes, la Hermandad Musulmana domina el movimiento de protesta.

Aunque existe una prohibicin constitucional contra los partidos polticos religiosos, los miembros de la Hermandad elegidos para el parlamento de Egipto como independientes constituyen el bloque parlamentario ms grande.

La Hermandad, sin embargo, no cosnstituye una amenaza directa para los intereses econmicos y estratgicos de Washington en la regin. Las agencias de inteligencia occidentales tienen una larga hisotoria de colaboracin con la Hermandad. El apoyo britnico a la Hermandad, instrumentado a travs del Servicio Secreto Britnico, data de los aos 40. Iniciada en los aos 50, segn el antiguo funcionario de inteligencia William Baer, La CIA [proporcion] apoyo a la Hermandad Musulmana por la encomiable capacidad de la Hermandad para derrocar a Nasser. 1954-1970: La Alianza de la CIA y la Hermandad Musulmana para oponerse al presidente egipcio Nasser, estos vnculos encubiertos con la CIA se mantuvieron en la era post-Nasser.

Conclusiones finales

El derrocamiento de Hosni Mubarak ha sido, durante varios aos, parte del diseo de la poltica exterior de EEUU.

El reemplazo de un rgimen sirve para asegurar la continuidad, a la vez que proporciona la ilusin de que ha ocurrido un cambio poltico significativo.

La agenda de Washington para Egipto ha sido secuestrar el movimento de protesta y reemplazar al presidente Mubarak por un nuevo y obediente jefe de estado ttere. El objetivo de Washington es preservar los intereses de las potencias extranjeras, manteniendo la agenda econmica neoliberal que ha empobrecido al pueblo egipcio.

Desde el punto de vista de Washington, el reemplazo de un rgimen ya no requiere la instalacin de un rgimen autoritario militar, como en el apogeo del imperialismo de EEUU, el cambio puede ser implementado por medio de la cooptacin de partidos polticos, incluyendo a la Izquierda, financiando grupos de la sociedad civil, infiltrando los movimientos de protesta y manipulando las elecciones nacionales.

En referencia al movimiento de protesta en Egipto, el presidente Obama declar el 28 de enero, en una emisin de video en Youtube: El gobierno no debera recurrir a la violencia. La cuestin principal es, cul es la fuente de esa violencia? Egipto es el mayor receptor de ayuda militar de EEUU, despus de Israel. El ejrcito egipcio esta considerado la base de poder del rgimen de Mubarak:

El ejrcito y las fuerzas policiales del pas estn armadas hasta los dientes gracias a los ms de 1.000 millones de dolares en ayuda militar al ao de Washington Cuando EEUU describe oficialmente a Egipto como un importante aliado se est refiriendo inadvertidamente al papel de Mubarak como un puesto de avanzadilla para las operaciones militares de EEUU y para las tcticas de guerra sucia en Oriente Medio y ms all. Hay prueba claras de los grupos internacionales de defensa de los derechos humanos de que incontables sospechosos apresados por las fuerzas de EEUU en sus varios territorios de operaciones (criminales) son scretamente enviados a Egipto para interrogatorios intensos. El pas sirve como un gigantesco Guantnamo de Oriente Medio, convenientemente oculto al inters pblico de EEUU y aliviado de tecnicismos legales sobre derechos humanos. (Finian Cunningham, Egipto: La represin apoyada por EEUU es ocultada al pblico estadounidense, Global Research, 28 de enero de 2010)

EEUU no es ningn modelo a seguir en la decmoratizacin en Oriente Medio. La presencia militar de EUU impuesta en Egipto y en el Mundo rabe durante ms de 20 aos, junto a las reformas del libre mercado son las causas originales de la violencia de Estado.

La intencin de EEUU es usar la protesta para instalar un nuevo rgimen.

El Movimiento del Pueblo debera redirigir sus energas: identificar la relacin entre EEUU y el dictador. Derrocar al ttere poltico de EEUU pero sin olvidar tener como objetivo a los dicatadores reales.

Redirigir el proceso de cambio de rgimen.

Desmantelar las reformas neoliberales.

Cerrar las bases militares de EEUU en el Mundo rabe.

Establecer un gobierno verdaderamente soberano.

Fuente: http://globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=22993



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter