Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-02-2011

Cronopiando
El da en que Pinocho supo la verdad

Koldo Campos Sagaseta
Rebelin


En la maana, cuando Pinocho despert, ni siquiera se puso las zapatillas. Salt de la cama y, en pijama y temeroso, rpidamente, fue al bao dispuesto a comprobar en el espejo hasta qu punto haban crecido las consecuencias de sus mentiras.

El Hada Azul del cuento que le diera la vida tambin le haba advertido el riesgo que supone faltar a la verdad, pero ni su nariz haba crecido ni sus orejas eran las de un asno.

Recobrada la calma, Pinocho sintoniz los medios para asomarse al mundo antes de salir a la calle, y as fue que se enter de la preocupacin de su alcalde por el bienestar de la ciudadana, del inters de su presidente y de su gobierno por mejorar sus deplorables condiciones de vida, de la disposicin de los empresarios por crear empleo, del afn de los banqueros por repartir ganancias, de la inquietud de los jueces por administrar sabiamente la justicia, del esmero de los grandes medios de comunicacin por difundir la verdad, de los desvelos de la Iglesia por procurarnos el pan nuestro de cada da y comprob Pinocho que a ninguno de los tantos defensores de la razn, de la equidad, de la moral, del pueblo, le haba crecido la nariz o puesto en evidencia sus orejas de burro.

Slo al Hada Azul.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter