Portada :: Espaa :: Campaas, Documentos y Comunicados
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2011

Hoy como ayer, el fascismo camina impunemente mientras se procesa judicialmente al antifascismo

Comisin Antirrepresiva de la Coordinadora Antifascista de Madrid


Durante la dcada de los sesenta, la Espaa franquista fue refugio de pistoleros y voceros del neofascismo internacional. Criminales perseguidos por diversos motivos, incluyendo asesinatos y actos de terrorismo en sus respectivos pases, fueron acogidos con los brazos abiertos por la dictadura y los apadrin como hijos predilectos, contando con la total y absoluta simpata de la oligarqua del rgimen y las altas instancias del Ejrcito. De esa forma, el Estado espaol se configuraba como uno de los principales puntos de lanzamiento en la Europa occidental desde los cuales pistoleros argentinos, terroristas italianos etc., perpetraban sus ataques con total impunidad a cambio de la realizacin de otras operaciones terroristas contra objetivos marcados por el propio Estado espaol contra militantes de organizaciones progresistas contrarias a la dictadura, como los sucesos ocurridos en Montejurra o en Madrid, con el asesinato de varios abogados laboralistas.

Hoy, esa misma situacin no parece haber cambiado mucho. En ese sentido, el Estado espaol parece seguir siendo el mismo estercolero que hace 40 aos, al cual viene a parar toda la basura proveniente del resto de Europa a impartir su verborrea racista, jaleada por los hijos de los mismos asesinos del pasado y atrados por el paraso del fascismo que parece representar el Estado espaol.

El 29 de Septiembre, organizada por el partido xenfobo y ultraderechista Democracia Nacional y la Librera Europa, estaba prevista una conferencia titulada Historia y represin, impartida por el ex-presidente nacional del Partido Nacional-Demcrata de Alemania (NPD) durante cinco aos, Gnter Deckert. Este siniestro personaje, adems de contar con una dilatada trayectoria en la fascismo alemn, destaca por ser uno de los principales autores que realizan una labor de negacin del genocidio llevado a cabo por el gobierno nacional-socialista de Adolf Hitler, lo cual en su pas natal le ha valido para resultar culpable de delitos tales como sedicin, incitacin al odio racial y difamacin a las victimas del holocausto, habiendo sido sentenciado e ingresado en prisin en varias ocasiones por dichos cargos, incluyendo un periodo de cinco aos que comprende desde 1995 a 2000. Mientras que en otros territorios del Estado este tipo de conferencias son previamente grabadas para una posterior investigacin policial, en Madrid no hubo ningn tipo de vigilancia previa por parte de la Delegacin de Gobierno ante este tipo de eventos en los cuales se realiza apologa del racismo y del genocidio nazi.

Deckert es tambin conocido por haber traducido del ingls al alemn el informe Leuchter, en el cual se trata de negar la utilizacin de cmaras de gas como medio de exterminio utilizado por el gobierno nazi y reducir el nmero de vctimas del nazismo. Este escrito fue originariamente encargado por el tambin alemn Ernst Zndel, condenado tambin en varias ocasiones por incitacin al odio racial y por aprobar, negar y minimizar el genocidio nacional-socialista.

Ante esta infame situacin y decididos a no ser meros testigos de la impunidad con la que acuden al Estado espaol estos individuos, un grupo de militantes antifascistas acudieron al hotel donde se celebrara la conferencia, con la determinacin de hacer lo que estuviera en su mano por impedir la realizacin de la misma. Fueron once los militantes antifascistas detenidos en consecuencia de esta accin, los cuales sern juzgados el prximo viernes 18 de Febrero a las 9:30 de la maana en el Juzgado de lo Penal de la calle Julin Camarillo, nmero 11.

Este episodio represivo es uno de los tantos que cuentan a Soledad Mestre, anterior delegada del gobierno en Madrid, como principal ejecutora, que con especial saa acometi en innumerables ocasiones contra el movimiento antifascista organizado. En los tres aos durante los cuales Mestre desarroll su labor, fueron 381 los aos de crcel pedidos en diferentes procesos judiciales para diversos militantes del movimiento antifascista, as como cientos de miles de euros impuestos a travs de otro tipo de sanciones y multas. Finalmente, debido a su psima labor se vio obligada a dimitir, lo cual ilustra con total claridad lo injusto de las detenciones ocurridas durante esos tres aos.

ABSOLUCIN ANTIFASCISTAS [email protected] POR SOLEDAD MESTRE Y EL PSOE!!

SER ANTIFASCISTA NO ES UN DELITO

No pasarn

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter