Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-02-2011

Aprender Occidente?

Boaventura de Sousa Santos
Viso

Traducido por Antoni Jess Aguil y revisado por lex Tarradellas


Se est celebrando en Dakar (Senegal) el XI Foro Social Mundial (FSM). Es la segunda vez que se rene en frica (la primera fue en 2007, en Nairobi), lo que demuestra el inters de sus organizadores en llamar la atencin sobre los problemas africanos y el impacto que tienen en el mundo. Difcilmente podan suponer que, en el transcurso del Foro, el norte de frica sera el foco de los noticieros mundiales y las protestas sociales contra la crisis econmica y las dictaduras apoyadas por Occidente seran tan vigorosas, tan contagiosas y tan fundadas en uno de los principios bsicos del FSM, el de la radicalizacin de la democracia como un instrumento de transformacin social.

La solidaridad del FSM con las luchas sociales en el norte de frica tiene races y razones que escapan a los medios de comunicacin occidentales o que stos abordan en trminos que revelan la doble dificultad de Occidente de aprender con las experiencias del mundo y ser fieles a los principios y valores de los que dice ser guardin. Desde su creacin, el FSM ha estado advirtiendo sobre la insostenibilidad econmica, social, poltica y ambiental del actual modelo econmico neoliberal, dominado por el capital financiero desregulado, y sobre el hecho de que los costes mundiales derivados de este modelo no se confinaran a los pases menos desarrollados. La agitacin social en el norte de frica tiene una de sus races en la profunda crisis econmica que la regin atraviesa. Las protestas sociales de las ltimas semanas en Egipto no pueden entenderse sin las huelgas en el sector textil en los ltimos tres aos, las cuales, a pesar de haber sido violentamente reprimidas, no merecieron la atencin de los medios occidentales. Diez aos despus de que el FSM alertara de la situacin, el Foro Econmico Mundial (FEM), reunido hace unas semanas en Davos, declar que el agravamiento de las desigualdades sociales es el riesgo ms grave (ms grave que el riesgo de la degradacin ambiental) que el mundo corre en las prximas dcadas. Lo que el FEM no dice es que este riesgo deriva de las polticas econmicas que defendi durante toda la dcada. Como un buen club de ricos, puede tener atisbos de mala conciencia, pero no puede poner en tela de juicio su escandalosa acumulacin de riqueza.

Vista desde el FSM, la crisis del norte de frica significa el colapso de la segunda frontera de la Europa desarrollada. La primera est constituida por Grecia, Portugal, Espaa e Irlanda. Con las dos fronteras en crisis, el centro se vuelve frgil y el "material" del eje franco-alemn puede pasar en breve del acero al plstico. Ms profundamente, la Historia muestra que la estabilidad y la prosperidad de Europa comienza y termina en el Mediterrneo. Por qu Occidente (Europa y Amrica del Norte) no aprende de la historia y los hechos? Para el FSM, Occidente slo aprender cuando lo que est ocurriendo en las periferias se parezca demasiado a lo que sucede en el centro. Tal vez no tarde mucho, y el problema es que entonces puede ser demasiado tarde para aprender.

La solidaridad del FSM con el norte de frica tiene otra raz: el respeto incondicional por su aspiracin democrtica. En este aspecto, la hipocresa de Occidente no tiene lmites. Su objetivo es el de garantizar la transicin pacfica de una dictadura pro estadounidense y pro israel a favor de la ocupacin colonial de Palestina por parte de Israel, antiiraqu, a favor de la libre circulacin del petrleo, a favor del bloqueo sobre la Franja de Gaza, anti Hams, a favor de la divisin Fatah/Hams hacia una democracia con las mismas caractersticas. Slo as se explica la obsesin por detectar fundamentalistas en las protestas y en falsificar la naturaleza poltica y social de los Hermanos Musulmanes. Los intereses de Israel y del petrleo no permitirn a Occidente ser alguna vez coherente en esta regin del mundo con los principios que proclama. No aprendi con los cien mil muertos que resultaron de la anulacin (a la que dio entusiasta apoyo) de la victoria democrtica del Frente Islmico de Salvacin, en las elecciones de Argelia, en 1991. Ni aprendi con la conversin de la franja de Gaza en el ms repugnante campo de concentracin, como consecuencia de no reconocer la victoria electoral de Hams, en 2006. Ser que Occidente slo aprender cuando sea postoccidental?

Boaventura de Sousa Santos es socilogo y profesor catedrtico de la Facultad de Economa de la Universidad de Coimbra (Portugal).

Artculo original: 10 de febrero de 2011.

Fuente: http://aeiou.visao.pt/podera-o-ocidente-aprender=f589465



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter