Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-02-2011

La clase poltica islandesa intenta zanjar de nuevo la cuestin de la deuda

Gara

La clase poltica islandesa intenta de nuevo zanjar la cuestin del banco Icesave aprobando una ley para indemnizar a los inversores britnicos y holandeses afectados por la quiebra de la entidad durante la crisis financiera que llev al pas a la bancarrota. La presin de la calle que haba provocado la cada del Gobierno forz en 2010 un referendo en el que se rechaz una norma similiar que cargaba el pago sobre los contribuyentes.


La revolucin pacfica que los islandeses pusieron en marcha en octubre de 2008 tras la crisis bancaria que llev a la bancarrota a esta isla noratlntica puede no haber escrito an su ltimo captulo despus de que el Althingi (Parlamento) aprobara ayer por una clara mayora un nuevo acuerdo destinado a reembolsar cerca de 4.000 millones de euros a los 340.000 inversores britnicos y neerlandeses afectados por la quiebra del banco en lnea Icesave, que todava debe ser ratificado por el presidente, lafur Ragnar Grimsson.

La ley cont con el apoyo de la Alianza Socialdemcrata de la primera ministra, Johanna Sigurdardottir, de la mayor parte de los diputados de su socio de Gobierno, el Movimiento de Izquierda Verde, y del lder de la oposicin, el conservador Partido de la Independencia.

La quiebra de los tres grandes bancos islandeses que provoc una crisis que colaps el sistema financiero del pas sac a los islandeses a las calles en octubre de 2008. Su presin forz la dimisin en bloque del Gobierno, la nacionalizacin de los tres principales bancos, la decisin de no asumir las deudas contradas por estas entidades y la creacin, el pasado enero, de un Parlamento popular integrado por 25 ciudadanos sin filiacin poltica para reformar la Constitucin. Esta revuelta pacfica llev incluso al arresto de los responsables de la crisis: directivos y altos cargos de las entidades financieras.

Tercera vez

No es la primera vez que el Gobierno, al que la poblacin aup al poder tras la crisis, cede a las pretensiones de britnicos y holandeses de saldar la deuda. La de ayer fue la tercera vez que el Althingi aprueba una ley sobre el caso Icesave, la sucursal de internet abierta por uno de los tres principales bancos cuando ya no poda financiarse en los mercados. La ltima tuvo lugar en diciembre de 2009, aunque el presidente se neg en enero a promulgarla a peticin de una iniciativa popular apoyada por ms de 56.000 personas (de los 330.000 islandeses), una cuarta parte del censo electoral.

Esa negativa, la primera de este tipo en la historia del pas, oblig a convocar un referendo en marzo del ao pasado, en el que el no logr una victoria aplastante con el 93% de los votos. Una situacin que podra volver a repetirse ahora.

El acuerdo de entonces contemplaba el pago de casi 4.000 millones de euros en 15 aos con intereses del 5,5%, lo que supona unos 50.000 euros por familia, en un momento en que el paro y las dificultades de hacer frente a las deudas estaban en su punto lgido. Por eso, se consider que, adems de injusto, el acuerdo podra llevar a la ruina a centenares de familias.

La nueva ley aprobada ayer es fruto de un acuerdo logrado hace dos meses entre los gobiernos de los tres pases. Ampla el plazo de devolucin y rebaja los tipos de inters.

Los defensores del s argumentaron la necesidad de aprobar la ley para evitar que una hipottica demanda judicial pue- da obligar a hacer frente a otras reclamaciones relacionadas con el banco Landsbanki, cuya sucursal de internet era Icesave. Sigurdardottir dijo que es hora de resolver la cuestin y agreg que es el mejor acuerdo que se puede lograr. Sus detractores han denunciado la prisa del Gobierno en sacarla adelante antes de que la oposicin popular alcance la dimensin que obtuvo hace un ao. Una plataforma en internet ha recogido cerca de 33.000 peticiones a favor de un referendo, una idea que apoya el 62,1% de los islandeses, segn un sondeo del rotativo Morgunbladid.

De acuerdo a clculos de este diario, si la corona islandesa se mantiene fuerte y se recuperan los activos del Landsbanki, el pago de la deuda apenas afectara a los contribuyentes islandeses. En caso contrario, cada familia debera pagar unos 12.570 euros.

Penas menores para cuatro participantes en las protestas tras la crisis

Un tribunal de Reikjavik conden ayer a penas menores a cuatro personas acusadas de entrar de forma ilegal en el Parlamento islands durante las protestas contra el Gobierno en 2008 tras la crisis bancaria que sufri el pas.

Las penas, inform Efe, incluyen multas de 100.000 coronas islandesas (unos 628 euros) para dos personas, una condena de prisin condicional de 60 das y otra de cuatro meses, tambin condicional, mientras que otros cinco acusados fueron absueltos.

Los nueve de Reikjavik, como se los conoce popularmente, estaban acusados de violar el artculo 100 del Cdigo Penal islands por amenazar la autonoma del Parlamento, un delito que poda ser castigado con una pena mxima de cadena perpetua.

Esa acusacin slo haba sido usada una vez antes, en 1949, durante las protestas por el ingreso de Islandia en la OTAN de Islandia, cinco aos despus de que se independizara de Dinamarca.

Los arrestos tuvieron lugar en diciembre de 2008, al intensificarse las protestas contra el Gobierno de coalicin entre conservadores y socialdemcratas por su responsabilidad en la crisis, que provoc el hundimiento del sector bancario del pas y le coloc al borde de la quiebra.

El entonces presidente, el conservador Geir H. Haarde, dimiti a finales de enero de 2009 y convoc elecciones anticipadas, que tres meses despus provocaron la formacin del primer Ejecutivo de izquierda en la historia de Islandia.

Durante el juicio contra los nueve de Reikiavik se produjeron mltiples muestras de apoyo a los acusados, tanto dentro como fuera del pas.

Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20110217/249047/es/La-clase-politica-islandesa-intenta-zanjar-nuevo-cuestion-deuda


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter