Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2011

El Rey Juan Carlos y el Presidente Areces en Asturias, campeones de la tica
Hechos y recuerdos del 23-F

Miguel ngel Llana
Rebelin


Mucho se ha escrito y hablado sobre el golpe de Estado, incluyendo a los que se dicen paladines de la democracia, de modo que poco podra aadir si pretendiera hacerlo en la misma lnea. Pero faltan detalles.

Hechos y recuerdos.

Finalizaba la jornada laboral el 23-F. Alrededor de la siete de la tarde Fernando Morn, que entonces era Senador y ms tarde Ministro de Exteriores, daba una conferencia -no recuerdo el ttulo- en el saln de actos de la Escuela de Empresariales de Gijn, situada en lo ms cntrico de la ciudad. Y all llegu completamente despistado con respecto a lo que suceda, a pesar de que en el trayecto algo haba odo en la radio.

Ya en el saln de actos se aclar la situacin. Fernando Morn se dirigi a la escasa media docena de personas que all estbamos diciendo que ningn golpe Estado iba a alterar el programa de la conferencia prevista. No obstante, dadas las circunstancias, s podamos hablar de la situacin, si nos pareca bien. La informacin era escasa y pasado un tiempo poco podamos hacer y decir en aquella pseudoconferencia encerrados en aquel saln. Acordamos salir a la calle e ir a la cafetera Oxford, situada a escasos metros.

Esta actitud, a modo de consigna espontnea, responda ni ms ni menos que a la necesidad de hacer frente al golpe, tomando y permaneciendo en la calle. Entendamos que a los golpistas les habra sido ms fcil realizar detenciones a domicilio, pero no tanto en la calle y, de hacerlo, les resultara ms complicado y escandaloso. Pero de aquella escasa media docena uno no estaba dispuesto a hacer frente a nada en la calle. Vicente lvarez Areces simplemente desapareci, se esfum con el pretexto de que poda ser detenido, como si los dems tuviramos salvoconducto alguno con el que pudiramos estar seguros de nada.

Pero Areces ya apuntaba maneras, poco despus sali del PC por la "izquierda" en el Congreso de Perlora. Y no mucho ms tarde comenz su aproximacin al PSOE para acabar alzndose como candidato a la Alcalda de Gijn en las elecciones internas del PSOE, gracias a un fraudulento pucherazo como as lo ratific el juez dos aos despus, cuando ya llevaba media legislatura como alcalde. Doce aos dur su alcalda hasta que ascendi a Presidente de Asturias, cargo que en el que ahora tambin cumplir otros doce aos. Total 24 aos iniciados ignominiosamente.

Una trayectoria similar es la que ha seguido Juan Carlos, Rey. Inicia su puesta en escena para el reinado de la mano de un dictador y, llegado el momento de dar el Do de pecho, al igual que Areces, permanece en fuera de juego hasta que todo se va aclarando y a las tantas de la madrugada aparece en la tele, cuando todo estaba ya ms o memos controlado y el golpe haba fracasado. Para poco serva tener tomado el Congreso cuando ya en la calle y dems lugares estratgicos nada haba. Incluso algunos malintencionados dicen que el monarca en algo particip o que s tena conocimiento previo de la asonada.

Si nos referimos a la impronta que ambos personajes hayan podido impulsar en lo que se refiere a los derechos sociales, al progreso econmico o a cualquier otra cosa, como lo relacionado con los derechos humanos, las memorias de estos dos caudillos, Rey uno y Presidente el otro, es muy breve, tanto que ni siquiera podra comenzarse, sobrara hasta el primer rengln.

Si nos referimos a las relaciones internacionales, el Rey se ha convertido en amigo y anfitrin de los dictadores o de las monarquas ms infames, de las que ahora estn en el candelero. Si hablamos del Presidente Areces, le falta la proyeccin internacional, pero en lo que es la regional, siempre con los promotores inmobiliarios, patronal y con los afortunados, cosa que puede estar muy bien, pero en nada ha repartido su tiempo con el resto de la poblacin azotada por la precariedad y el paro.

Si nos referimos a su crecimiento y desarrollo personal, en lo econmico claro, el progreso ha sido excelente, extraordinario. La poltica monrquica-socialista les ha dado muy buenos frutos, tambin a los de sus respectivos clanes y familias. Ambos estn mucho ms all y muy lejos del pensionazo, de los ERE y de los dems recortes sociales. Porque gracias a lo que representan, hacen y han hecho, son parte importante del liderazgo neoliberal que, en provecho propio sin duda, nos han llevado a la ruina y han incrementado las diferencias sociales.

Si nos referimos a su aportacin a la tica y a su modelo tico (no digo a su legalidad, que es otro tema) de cmo han llegado a sus respectivos cargos, s podramos escribir bastante, pero nada favorable, sera un buen modelo de cmo no debe ser.

Sus figuras y lo que representan no tienen desperdicio.

www.asturbulla.org

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter