Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2011

El pueblo rabe demuestra que no necesita de Al-Qaeda y Ben-Laden
Sublevacin popular Tnez, Egipto y ms

Susana Khalil
Rebelin


El fuego de la muchedumbre tom las calles arrojando con ira sus dulces vidas en contra de un destino impostor.

La historia pidi auxilio a la muchedumbre y hoy se resguardan.

Estn buscando a la muchedumbre con caramelos para arrebatarle el destino a la historia y as catapultar a la muchedumbre.

----------

La sublevacin popular en Tnez y Egipto es muestra y prueba de que el mundo rabe no necesita de la efectiva trampa sionista de Al-Qaida y Bin Laden.

Pero esto tambin sirve para hacer un llamado yreflexionar para no reducir o caer en el simplismo de reducir al mundo rabe a un reducto religioso. Estamos reproduciendo el discurso de la derecha (estereotipado) para ocultar sus fines de dominacin. Las luchas son polticas, econmicas, luchas de clases no religiosas.

Despus del final de la Guerra Fra con la cada del bloque socialista, las fuerzas imperiales (y digo imperiales porque no es un trmino obsoleto ya que esa atrofia poltica an existe), supieron del peligro de no tener peligro y por eso se vieron en la obligacin de fabricarlo, teora de la conspiracin. Y entindase por peligro todo clamor de soberana.

Recogen a los solitarios fascistas islmicos como Al-Qaida o Bin-Laden (grupo este en el que los musulmanes no se sienten representados ni identificados, ms bien sienten un gran rechazo). No hemos visto nunca por ejemplo en el mundo rabe, a la muchedumbre manifestar solidaridad con Bin-Laden o Al-Qaida.

Ahora estos diminutos grupos tendrn una visibilidad global y as es como se hace efectiva la trampa o mentira virtual. Las corporaciones mediticas sern el vehculo de un bombardeo programado toda una cortina de humo para la censura Censurar difundiendo miedo, por ejemplo: "Al- Qaida clama venganza contra occidente, Al-Qaida contra la democracia, Al-Qaida manifiesta que la libertad es un pecado, Al-Qaida somete brutamente a la mujer, Al-Qaida clama por el fin de Israel (este es perfecto para el colonialismo israel en su victimizacin), Al-Qaida amenaza con lanzar una bomba en el Vaticano", etc.

Incorporaron al clero acadmico, El choque de las civilizaciones, y muchos ms.

Pero la carta definitiva fueron los impecables autoatentados del 11 de septiembre de 2001, bajo el nombre de Al-Qaida y Bin Laden.

La verdad de esta gran mentira se hace indefendible, el crimen es perfecto Al-Qaida y Bin Laden. El virtual terrorismo islmico es la carta de oro del sionismo. El manto de la seguridad es la licencia para sanguinarias ocupaciones en Afganistn (pas no rabe), e Irak, invasin de Lbano e invasiones de Gaza.

Los sanguinarios dictadores rabes, parsitos del poder, la mayora se someten a los dictmenes sionistas y estadounidense para no ser removidos como Saddam Hussein. Los dictadores rabes catapultan a su poblacin. El dictador Mohammad Hosni Mubarak hambrea a su pueblo, ejerce una frrea represin y corrupcin, se convierte en brazo estratgico del genocidio del pueblo palestino, especficamente Gaza. Prcticamente regala los recursos naturales de Egipto como es el caso del gas al colonialismo israel mediante los Acuerdos comerciales de Camp David. Su agenda comercial y precios los establece el imperio. Toda la base de datos de informacin de inteligencia es controlada por el colonialismo israel. Y de esta manera este dictador es presentado mediticamente por la democracia estadounidense como un moderado que combate a Al-Qaeda la carta de oro del sionismo internacional.

Despus de la cada del bloque socialista la izquierda mundial sufre un duro golpe, la izquierda rabe ya masacrada por los dictadores rabes termin desarticulada. En Latinoamrica ahora se lucha duramente por una democracia popular y no de elites, se habla de algo casi prohibido como es el socialismo.

Pero los pueblos rabes, despus de los autoatentados del 11 de septiembre del 2001, fueron triturados mediantes sus propios dictadores que obedecen a una agenda neocolonizadora o al imperio global que va ms all de la plataforma neoliberal.

Repentinamente irrumpe poderosamente el conflicto de luchas de clases y demandas democrticas, libertad de expresin etc., en Tnez y Egipto, provocando una hecatombe poltica, un asalto a la historia ya que la misma es de una avasalladora carga popular que hace caer las frreas dictaduras rabes protegidas por Estados Unidos, Europa y el colonialismo israel, y lo ms espectacular es su efecto domin.

Estos hechos, por una parte, conceden respeto y solidaridad mundial a los pueblos rabes en la lucha contra las dictaduras, y por otra parte amenazan los interese estadounidense y del colonialismo israel s su corte o guardia pretoriana de dictadores rabes es derrocada. Bien sabemos que el sionismo har todo por conservar estos sistemas dictatoriales aunque caigan los dictadores. Renovar la carta del miedo, es decir el extremismo islmico, ese gran enemigo del pueblo rabe y el ms til para el racismo sionista.

[email protected]

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter