Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2011

Mdicos cercanos al Opus Dei certificaron la muerte de bebs
Las denuncias de nios robados desde el Franquismo hasta los aos 80 han llegado a la Fiscala General del Estado

Mara Jos Esteso Poves
Diagonal

La fiscala ha dictaminado que se investiguen las desapariciones de bebs. DIAGONAL aporta ms casos que vinculan a gineclogos prximos al Opus Dei.


- Anlisis sobre el delito de secuestro de neonatos

Me ingresaron y dijeron que me faltaba muy poco para dar a luz. Al da siguiente, a las siete de la maana, me pusieron el gotero y unas horas despus el mdico me dijo que me iban a hacer la cesrea porque la nia no naca. As comienza su relato A.O.C. una madre que prefiere no identificarse y que no figure el municipio de Madrid donde vive con su familia.

Estaba en una habitacin de seis camas y al lado haba una seora embarazada. Nada ms irse el mdico, sent un dolor muy fuerte, empuj y la nia naci sola, fue el 4 de abril de 1976. La seora que estaba en la cama de al lado se levant, me retir la ropa y dijo: Qu nia ms guapa recuerda A. que ahora tiene 66 aos. Vinieron las enfermeras y se llevaron a la nia pero no me la ensearon. La o llorar en el pasillo. Enseguida entraron otra vez las dos enfermeras que me atendan, una muy alegre y otra ms delgada y seria. La primera me dijo: La nia est sana, pero la otra le lanz una mirada muy seria Yo pens que le regaaba porque la primera enfermera era muy dicharachera, cuenta A.

Una nia sana

Despues lleg el mdico. Me asegur que el beb pesaba dos kilos y medio y que se quedara un tiempo en la incubadora porque tena una pequea insuficiencia respiratoria recuerda esta madre. Dice que su marido y su cuado tambin vieron a la pequea. Pero a las cinco de la tarde llamaron por megafona. Baj mi marido y la cuna estaba vaca. Una enfermera le explic que la nia haba muerto. l pidi ver el cuerpo y le dijeron que ya lo haban incinerado". Y se pregunta: Cmo la incineraron sin decirnos nada?.

Estuvo muy enferma por las subidas de leche que tuvo tras el parto. Las enfermeras le propusieron que la donase pero ella se neg. Unos das despus le dieron el alta. No le entregaron ningn documento. Pasado el tiempo, A. tuvo dos hijos ms. En el ltimo embarazo, el gineclogo que la trataba le pregunt sobre sus otros partos. Cuando le cont la muerte de la nia el mdico me contest: Ya, esas historias me las conozco yo. Me qued de piedra.

Este doctor pidi un informe de la paciente a La Paz y le remitieron un papel que deca que el 4 de abril de 1976 A. tuvo un aborto "estando embarazada de tres meses". El documento est firmado el 21 de mayo de 1981 por el doctor Jos Antonio Usandizaga. No poda creerlo. Entonces, un mdico era como Dios. Ahora tengo la certeza de que a esa nia me la robaron, afirma A.

Jos Antonio Usandizaga Beguiristain tiene ahora 78 aos. En sus inicios ejerci en el Hospital de Basurto, en Bilbao, ciudad donde se denunci una trama de adopciones que llev a cabo Mercedes de Grass (Ver DIAGONAL n 111). Usandizaga fue despus jefe de obstetricia y ginecologa del Hospital La Paz de Madrid y director de la maternidad de este hospital durante aos. Muy prximo al Opus Dei, milita activamente contra el aborto. En un documento elaborado por l para la conferencia episcopal asegura que ha asistido cientos de miles de embarazos en la maternidad de La Paz.

Gracias a las primeras denuncias efectuadas en 2009, (aunque con anterioridad lo hicieron los adoptados de la Clnica privada San Ramn) y su difusin en los medios de comunicacin y en internet, han aparecido muchos ms casos.

Pedro Soto investiga ahora la muerte de su hermana nacida el 20 de julio de 1979. Su madre, Francisca Snchez, se qued embarazada cuando tena 33 aos. Fue a un gineclogo de un ambulatorio de Torrejn de Ardoz, Madrid que le recomend ir a la maternidad de ODonnell aunque le corresponda otro hospital. All di a luz a una nia. "Le dijeron que el beb estaba bien, pero no se lo ensearon. Unas horas despus le comunicaron que la nia haba muerto", explica Soto. Ante la insistencia del padre le mostraron un beb muerto envuelto en trapos. No les entregaron ningn documento.

Soto dice que sus padres eran gente humilde y no reclamaron ms. Mi madre siempre ha dicho que algo raro pas, asegura. Ahora se han unido a la recin creada Plataforma de Afectados de Clnicas de toda Espaa. Causa Nios Robados. Tras varias investigaciones han descubierto que el mdico de Torrejn de Ardoz y el que atendi en el parto a su madre tambin trabajaban juntos en una clnica privada.

El Archivo Regional de la Comunidad de Madrid conserva, en teora, las historias y documentos de los hospitales de la capital, muchos de ellos digitalizados. Fue all donde Mar Soriano descubri que la muerte de su hermana Beatriz Soriano nacida en la maternidad de ODonnell el 3 de enero 1964 fue atribuida a una otitis. El parte de defuncin lo firma el mdico Ignacio Villa Elizaga, muy cercano al Opus Dei, que trabaj en la maternidad de Santa Cristina, en ODonnell y en la actualidad es profesor en la Universidad de Navarra. Como public DIAGONAL, la otitis no es una causa de muerte. Otros seis bebs murieron en ese hospital por otitis el mismo da que Beatriz Soriano, segn los archivos.

En esos aos muchas mujeres que iban a las privadas acabaron en los hospitales pblicos atendidas por los mismos mdicos. En el caso de las adopciones ilegales de la clnica San Ramn, situada en el Paseo de la Habana 143, de Madrid, hoy un geritrico, las denuncias son claras. El toclogo que atenda los partos y diriga la maternidad, Eduardo Vela Vela, entreg a cientos de bebs que reclaman ahora sus historiales mdicos. Una denuncia por sustraccin de menores en 1981 cerr la clnica San Ramn. Entonces se culp a la duea de una guardera y a unas prostitutas de compra-venta de nios y se archiv la acusacin que apuntaba al doctor Vela.

Los adoptados en esta clnica hoy son mujeres y hombres que se han organizado a travs de internet e intercambian informacin en diversos foros. As, se sabe que Vela no actuaba slo. Su mano derecha era sor Mara Gmez Valbuena. Esta monja era asistente social en la maternidad pblica de Santa Cristina, en ODonnell, y a la vez trabajaba con el doctor Vela en la clnica privada de San Ramn. Era conocida en todo el pas como la monja que consegua nios.

Rosa R. G. tuvo a su tercer hijo con 22 aos, en San Ramn. Mi beb naci 26 de octubre de 1978. Era prematuro, de siete meses y medio y pes 2,5 kg. Todo fue muy bien, no tuvieron que darme puntos ni nada, a las dos horas estaba de pie. A todas las mujeres que atendan en la maternidad de San Ramn las dorman, dice Rosa R. G. Cuando despert, dos horas despus del parto, la monja me dijo que todo haba ido muy bien. Yo pregunt por el mdico y la religiosa me dijo que el mdico no estaba. Baj a ver al nio, era muy guapo, y lo haban metido en una incubadora. Pasadas doce horas el doctor Vela le dijo que el beb haba muerto. A la madre de la parturienta le ensearon un beb gordito envuelto en una toalla que estaba en un cmara frigorfica. No le dieron ninguna documentacin.

El 22 de febrero el Congreso de los diputados se comprometa a apoyar desde las instituciones la investigacin sobre los nios robados. Unas semanas antes el fiscal general del Estado, Cndido Conde-Pumpido, anunci que los casos de nios robados sern investigados y que la instruccin se remitir a las fiscalas territoriales. Esta decisin abre la va para destapar una compleja trama en la que estn envueltas personas de altos estamentos.

Robo de menores en los 60, 70 y los 80

El robo de nios fue una prctica habitual durante la guerra civil. Se robaban los bebs de madres republicanas encarceladas, que paran en las prisiones. Sus hijos eran arrebatados, y luego ellas eran fusiladas, como han documentado las investigaciones de Tomasa Cuevas y Ricard Vinyes, entre otros. Esta prctica, inspirada en las teoras de Antonio Vallejo Njera, con el paso de los aos se convirti en un negocio que afect a madres sin filiacin poltica y que dur hasta entrada la democracia. La desaparecida asociacin Andas, Derecho a Saber, document los primeros casos. Hoy los afectados de los 60, 70 y los 80 han constituido varias organizaciones: La Voz de los Afectados, La Plataforma de Afectados de Clnicas de Toda Espaa o la Asociacin Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (Anadir), entre otras. Todas han documentado cientos de casos. En ellos, como ya public DIAGONAL (ver nmeros 110, 111 y 112) estn implicados curas, monjas, mdicos, abogados, enfermeras e incluso conserjes. Cobraban por conseguir bebs para matrimonios de buena posicin afectos al Franquismo. En enero, Anadir, a travs de su abogado Enrique Vila, present una denuncia a la Audiencia Nacional con ms de 250 casos. Ahora son ya 500 afectados. Esta denuncia se une a la presentada por el abogado de la Asociacin para la Recuperacin de la Memoria Histrica, por la Plataforma de Afectados de Clnicas de Toda Espaa junto a otras 300 familias. Otros casos pendientes son los de los adoptados ilegalmente en la Clnica privada de San Ramn, el grupo de adoptados de Bilbao, el caso de Andaluca, etc.

El poder de una monja

El control de las adopciones aumenta con la ley de 1987. Uno de los defensores de ese control fue Gregorio Guijarro, ya fallecido. Guijarro era director de la Asociacin Espaola para la Adopcin (AEPA) y al mismo tiempo fiscal general del Tribunal Supremo. Entonces l adopt a dos nias gemelas. Sin embargo, no era muy partidario de que el control de los adoptados fuese del todo pblico. En un artculo publicado por El Pas en 1981, en el que ensalza la tarea de la monja que trabajaba con Eduardo Vela, dice: La encargada del servicio de asistencia social y maternidad de Santa Cristina (pblica) desde hace ms de 12 aos, sor Mara Gmez Valbuena, (tambin en la clnica privada San Ramn) tiene en su memoria un arsenal de historias. Sor Mara Gmez an vive.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/Entonces-un-medico-era-como-Dios.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter