Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-03-2011

Franois Babeuf, el primer comunista

David Arrabal
Mundo Obrero

El origen contemporneo del trmino comunismo fue acuado por sus primeros seguidores


A finales del pasado mes de noviembre se cumplan 250 aos del nacimiento de Franois Babeuf, el primer comunista de la era moderna. Este mtico revolucionario francs particip en algunas de las ms memorables jornadas de la revolucin francesa. Nadie record su figura, paso inadvertido. Mitos y falsificaciones oscurecen su legado y significado histrico.

Su obstinacin por la igualdad, el alcance universal de su pensamiento y de la accin revolucionaria de Franois Babeuf, impiden que su legado sea apropiado por nadie. El espritu de Babeuf no est en los salones y ni en las estatuas. Fue el primer comunista, por su enorme sencillez y cercana con los ms desfavorecidos, por su dedicacin incondicional a la emancipacin de ser humano.

Su padre, Claude Babeuf, desert del ejrcito francs en 1738. Amnistiado en 1755, pudo volver a Francia, pero pronto se hundi en pobreza, y tuvo que trabajar como trabajador ocasional para ganar una miseria para su esposa y familia. Nacido en 1760 en Saint-Quentin, las dificultades familiares soportadas por Babeuf durante sus primeros aos contribuyeron al desarrollo de sus ideas polticas.

Su padre le dio una educacin bsica, pero hasta el estallido de la revolucin, l trabaj como criado domstico, y a partir del 1785 trabaj en la oficina del comisionado de tierras, en concreto ocup un puesto como archivero feudalista de Vermandois, donde se encargaba de la desagradable tarea de asistir a nobles y sacerdotes en la declaracin de sus derechos feudales sobre los campesinos. Por su posicin, se sinti cerca de los campesinos hambrientos del mundo y se volvi muy crtico con la propiedad privada de la tierra. Francois Babeuf fue muy temprano inspirado por los textos de Jean-Jacques Rousseau y desarroll una teora en favor de la igualdad y colectivizacin de las tierras.

A partir de julio de 1789 se instala en Pars donde ejerce como periodista durante la revolucin francesa de 1789. Publica su primer trabajo: Perpetuel de Cadastre. Ese mismo ao public un folleto contra las ayudas feudales, por el que fue denunciado y arrestado. En octubre, en su vuelta a Roye, fund Le Correspondant picard, que por su orientacin radical le cost otra detencin. En noviembre lo eligieron miembro del municipio de Roye, pero fue expulsado del cargo.

Por su actividad como agitador vuelve a ser detenido en varias ocasiones. Es encarcelado el 19 de mayo de 1790 y liberado en julio, gracias a su amigo Jean-Paul Marat. Es nuevamente encarcelado del 14 de noviembre de 1793 al 18 de julio de 1794. A partir del 3 de septiembre de 1794, Francois Babeuf publica el Journal de la Libert, que se convierte el 5 de octubre en Le Tribun du Peuple, que alcanza gran difusin. Encarcelado de nuevo el 7 de febrero de 1795 y liberado el 18 de octubre de 1795, relanza rpidamente la publicacin de Le Tribun du Peuple.

Desde su peridico Le Tribun du Peuple, donde firmaba con el seudnimo de Graco Babeuf como tributo a la repblica romana ms radical que tanto admir, se opone a los impuestos indirectos y al sufragio censitario. Es amigo de Jean Paul Marat (otro gran revolucionario), corta radicalmente con el catolicismo. Est obligado huir y pasar a la clandestinidad ante la represin cada vez ms fuerte.


La Conspiracin de los Iguales

Las nefastas e impopulares medidas que impulso el Directorio para ocuparse de la crisis econmica dieron a Babeuf su importancia histrica. El nuevo gobierno quiso suprimir el sistema por el cual Pars era alimentada a expensas de toda la Francia, y se anunci el cese de la distribucin del pan y de la carne en los precios nominales, que era fijos, para el 20 de febrero de 1796.

Este aviso caus consternacin entre los trabajadores y la gran masa de proletarios que se haban instalado en Pars. El gobierno se rindi ante la protesta, pero la alarma y el descontento aliment una revuelta popular que no hizo sino propagarse y aumentar a partir de ese momento.

Con el desarrollo de la crisis econmica, sin embargo, la influencia de Francois Babeuf aument. La miseria universal hizo que los ataques de Babeuf contra el orden existente ganaran gran audiencia. As consigui reunir una activo grupo de seguidores conocidos como gaux del DES de Societ, grupo que pronto se combino con un sector del Club Jacobino, y otros colectivos minoritarios en lo que fue el germen del Club del Panten.

Babeuf desarrolla su labor poltica y revolucionaria en el Club del Panten, cerrado por el jefe del ejrcito interior, Napolen Bonaparte. Sin medios legales, cre un comit de insurreccin secreto y lanz una campaa de propaganda destinada a agitar el descontento de las clases populares por la situacin econmica. No obstante, la campaa no cal mucho entre las masas, pues sus miembros ms activos (los sans-culottes) seguan apegados a la defensa de la pequea propiedad y eran poco propensos a los ideales comunistas.

Babeuf es detenido, pero tras salir de la prisin encabez, junto con Darth, Marchal, Buonarrotti y otros, el movimiento de La Conspiracin de los Iguales, que propugnaba la democracia radical y la abolicin de la propiedad privada, pues vea en ella la verdadera fuente de toda la injusticia y de toda desigualdad social.
La Conspiracin de los Iguales pretenda derrocar al Directorio y poner en vigor la Constitucin de 1793 (texto democrtico que nunca haba sido aplicado). Los dirigentes de la conspiracin haban fijado el levantamiento armado para el 11 de mayo de 1796, en combinacin con sectores radicales de los jacobinos y otros grupos. Pero el Directorio pens que ya era hora de reaccionar, despus de conocer a travs de sus agentes infiltrados, la evidencia completa de la insurreccin.

El 10 de mayo Babeuf, que haba tomado el alias de Tissot, fue arrestado; al poco fueron cayendo el resto de los miembros de la conspiracin. Entre ellos estaban Augustin Alexandre Darth y Philippe Buonarrotti, y los ex miembros de la Convencin Nacional, Roberto Lindet, Jean-Pierre-Andr Amar, Orujo-Guillaume Alexis Vadier y Jean-Baptiste Drouet.

El gobierno present a Babeuf como el lder de la conspiracin. El 26 de mayo de 1797, Babeuf y Darth fueron condenados a la muerte; otros presos, incluyendo a Buonarrotti, fueron deportados; ex miembros de la Convencin, como Vadier, fueron absueltos. Drouet se escap de la prisin. Babeuf y Darth fueron guillotinados en Vendme el 8 de agosto de 1797.

Yendo finalmente a morir, pronunci una vez ms sus palabras mas conocidas: Pueblo! despirtate en la esperanza! Valan para ayer y valen para hoy mismo. Adems de hroe, y muy a su pesar, Babeuf fue profeta. Y ser para siempre, el comunista por excelencia, el primer comunista.


El legado revolucionario y terico de Franois Babeuf

Defensor de la abolicin de la propiedad privada y de la herencia, as como de la colectivizacin de la tierra, se le seala como uno de los primeros tericos del comunismo y el pensamiento libertario. Es considerado el precursor de Marx y Engels. Segn Rosa Luxemburg, que admiraba a Babeuf, fue el primer precursor de los sublevamientos revolucionarios del proletariado.

Deca Babeuf: La naturaleza nos ha dotado de un derecho igual para el disfrute de todos los bienes, el fin de la sociedad es defender esa igualdad atacada frecuentemente por el fuerte y el malo, y as aumentar de forma colectiva los disfrutes comunes. En este breve pensamiento de Franois Babeuf se constata su sentido comunista, su deseo de terminar con la injusticia y la desigualdad que acarrea la propiedad privada, y sustituirla por un sistema ms equitativo, igualitario y comunitarista.

El principal legado de Franois Babeuf es el descubrimiento del mecanismo de la explotacin y que esta es el resultado de la propiedad privada, y tambin, de una manera muy intuitiva, la teora de la lucha de clases. Los discpulos de Babeuf, sus seguidores y defensores, se apoyaban en la actuacin de este importante revolucionario francs, el principal dirigente de la Conspiracin de los Iguales.

Babeuf fue unos de los primeros en predicar la redistribucin de la riqueza y ms importante, en proponer la lucha de clases y de promulgar la dictadura del proletariado. En el Manifiesto de los Iguales, escrito por otro de los miembros de la conspiracin, Synvain Marechal, Babeuf predijo que la Revolucin Francesa haba sido una precursora de otra gran revolucin por venir que sera mucho ms grande y solemne, y que sera la ltima revolucin, una revolucin mundial.

Las palabras babouvisme y babouviste se utilizaron frecuentemente en Francia, sobre todo despus de 1830. Tambin se empez a emplear la palabra communisme y communiste para referirse a los seguidores de Babeuf, siendo estas empleadas para designar a la extrema izquierda del movimiento radical democrtico. Es significativo que la palabra proltarien se encontrase ligada en esta poca con la tradicin babouvista.

Los partidarios de Franois Babeuf eran confundidos, a veces, con los socialistas (partidarios tanto de las ideas de Saint-Simn como, por otro lado, de las concepciones de Fourier). En la poca contempornea, el trmino comunismo aparece, por lo general, asociado con el de socialismo. Sin embargo, hasta mucho despus de 1830, se mantuvo una distincin. Mientras que sansimonianos, fourieristas y owenianos constituan grupos organizados, el babouvisme era una tendencia ms bien que una secta, y sus exponentes ms importantes se hallaban entre los miembros de sociedades y los grupos democrticos y revolucionarios que pblicamente no hacan profesin pblica de l, como una doctrina, sino que lo consideraban ms bien como una expresin importante de la izquierda jacobina, como un primer intento de llevar la revolucin de 1789 hasta su ltima conclusin lgica.


El origen contemporneo del trmino comunismo

El trmino communisme y communiste comenz a emplearse ms extensamente en Francia con posterioridad a la Revolucin de 1830, en relacin con las sociedades revolucionarias de carcter clandestino que actuaban en Pars. Su aparicin fue casi simultnea a la del trmino socialista, que fue utilizado por primera vez en 1834 por Pierre Leroux en Francia y por los discpulos de Robert Owen en Gran Bretaa, mientras que comunista empez a utilizarse ms extensamente en Francia a partir de 1839 por algunos grupos revolucionarios clandestinos seguidores de Franois Babeuf. El trmino comunismo tambin se hizo de uso corriente a partir de 1840 para designar a las teoras de Etienne Cabet (1788-1856).

En Gran Bretaa empez a usarse en 1840, importada de Francia por el oweniano John Goodwyn Barmby (1820-1881), en sus Cartas de Pars. l y su mujer Catherine Barmby (fallecida en 1854) fueron influyentes partidarios de Robert Owen a finales de la dcada de 1830 y principios de 1840 antes de pasar a la corriente radical y tenan reputacin de acrrimos feministas y revolucionarios.

John Barmby acuo la palabra comunista en el idioma ingls como traduccin del trmino francs communiste durante una visita que realiz a Pars en 1840 tras mantener un encuentro con sos que l mismo describi como los discpulos de Babeuf. l fue quien present a Friedrich Engels al movimiento communiste francs. John Goodwyn Barmby fundo la London Communist Propaganda Society en 1841 y, el mismo ao, la Universal Communitarian Association, as como el Communist Chronicle, un peridico mensual luego publicado por Thomas Frost.

En Francia, el uso temprano del trmino communisme y communiste tuvo dos acepciones: a) la idea de commune (unidad bsica de la comunidad y del gobierno autnomo), que apuntaba a una forma de organizacin social constituida por una federacin de comunas libres; b) la idea de communaut (tener cosas en comn o de propiedad comn), siendo este el sentido ms aceptado por Cabet y sus partidarios.

A diferencia de la palabra socialismo, el trmino comunismo tena un sentido ms militante. Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels (1820-1895) prefirieron hablar de comunismo, porque estaba ms ligado a la idea de lucha revolucionaria y porque se relacionaba con la nocin de propiedad y goces comunes. Segn Friedrich Engels, el trmino estaba asociado con la lucha de clases y con la concepcin materialista de la historia. Por esto, la difusin mundial que despus ha experimentado el trmino comunismo debe atribuirse a su adopcin por los principales clsicos del marxismo y al extraordinario impacto internacional de la revolucin ruso-sovitica de octubre de 1917.

*David Arrabal es miembro del Consejo de Redaccin de la revista Mundo Obrero y magister en Materialismo Histrico y Teora Crtica por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter