Portada :: Espaa :: Laboral y sindical (luchas locales, frentes globales)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-03-2011

Sobre el deben actuar los revolucionarios en los sindicatos reaccionarios y su aplicacin actual

ngel Velasco
Rebelin


Hay cierto debate desde hace unos aos sobre si la militancia comunista, la militancia revolucionaria, debe estar o no en Comisiones Obreras (CCOO). El problema est, precisamente, en que nunca ha habido realmente un debate al respecto: lo que nos encontramos es ante el uso de una cita en exclusiva sacada de un texto de Lenin para justificar que el Partido Comunista de Espaa (PCE) coloque a CCOO como nico sindicato referencial. No hay ningn trasfondo terico real. Quienes defienden la postura de su partido sencillamente intentan hacer pasar su actitud por una postura marxista.

Y lo primero que llama la atencin es que siempre, en todos los casos, se cita el mismo prrafo. En este caso la cita se encuentra en el texto "Deben actuar los revolucionarios en los sindicatos reaccionarios", que forma parte de La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo. La cita en cuestin es "No actuar en el seno de los sindicatos reaccionarios significa abandonar a las masas obreras insuficientemente desarrolladas o atrasadas a la influencia de los lderes reaccionarios, de los agentes de la burguesa, de los obreros aristcratas u 'obreros aburguesados'". Slo esta cita, como si todo el texto fuera estas pocas lneas.

En uno de los artculos que he ledo, en un blog annimo pero relacionado con la Unin de Jvenes Comunistas de Espaa (UJCE), se intenta contextualizar con bastante poca maestra esa cita, sin ofrecer argumentos reales a los expuestos en otros artculos y desviando rpidamente la cuestin por otros derroteros desde los que hacer una demagogia bastante barata. Se llega a decir que "el dogmatismo no es citar al clsico, aunque suela adoptar esa forma. El dogmatismo es un ejercicio de no hacer ejercicio intelectual; es recurrir a frmulas simples o modelos para afrontar realidades complejas y siempre variantes; es el uso del copia/pega para no tener que pensar" como si el propio artculo en s no fuera un ejemplo de ese no pensar. Lleno de palabras vacas, el autor annimo de este artculo ataca al "izquierdismo" que propone no estar en CCOO equiparndolo con el izquierdismo alemn de la poca de Lenin mientras se olvida -quizs intencionadamente, quizs por falta de formacin o comprensin lectora- de la mayora del texto de Lenin en que se basa para atacarles.

Es bien cierto que Lenin en ese artculo defiende el estar en sindicatos reaccionarios pero ms cierto es an que establece varios criterios para estar en ellos: el primero es el no alejarse de la masa simplemente porque haya un liderazgo sindical que sea reaccionario; el segundo va en relacin con el primero: hay que estar en los sindicatos reaccionarios pero luchando contra la ideologa y prctica reaccionarias: "la lucha contra la 'aristocracia obrera' la sostenemos en nombre de la masa obrera y para ponerla de nuestra parte; la lucha contra los jefes oportunistas y socialchovinistas la llevamos a cabo para conquistar a la clase obrera" Es ms, siguiendo este prrafo citado, continua as: "Sera necio olvidar esta verdad elementalsima y ms que evidente".

Lenin lucha contra el izquierdismo y tambin contra el menchevismo, por eso no plantea en ningn momento el simplemente estar en un sindicato reaccionario sin luchar de manera tenaz y sistemtica contra la ideologa y prctica reaccionarias, la aristocracia obrera, oportunistas, arribistas... Este punto es el punto que se le olvida mencionar a toda la militancia comunista del PCE y UJCE. Y es comprensible que se les olvide porque, como he dicho al principio, no estn razonando de manera marxista sino que estn escudndose detrs de un texto marxista con un par de lneas que descontextualizan para justificar lo injustificable. Si fueran consecuentes y actuaran segn ese texto de Lenin, realizaran una campaa de "propaganda y agitacin sistemtica, tenaz, perseverante, paciente" que no tienen ninguna intencin de realizar ni ahora ni en el futuro porque si no la hacen ahora es tienen todos los factores a favor para calar en la clase obrera, cundo lo van a hacer.

Entonces, desde esta perspectiva, que se achaque a quienes defienden la salida de CCOO como "izquierdistas" y de tener "palabras vacas" (sic) es, como poco, irnico. Se puede estar en los sindicatos reaccionarios? S, pero no para simplemente estar pululando por ah sino para desarrollar una lucha implacable contra quienes le confieren ese carcter reaccionario y conseguir poner ese sindicato al servicio de los intereses de la clase obrera. Eso es lo que defiende el marxismo. Estar sin hacer esa lucha no es defendible bajo ningn aspecto, y es lo que hace Izquierda Unida (IU) cuando dice que " no se van a enfrentar a los sindicatos ". Precisamente deberan enfrentarse a la cpula burocrtica y traidora de los sindicatos. Si ni lo hacen y, adems, mantienen que hay que seguir en ese sindicato sencillamente es que estn colaborando y aceptando esa poltica obrera y social y rechazando la lucha revolucionaria.

Llama tambin la atencin cmo se empean en defender desde el PCE a CCOO como su nico sindicato posible. Mantenindonos en el texto de Lenin, leemos de hecho, todas las instituciones directoras de la enorme mayora de los sindicatos, y sobre todo, la central o Bur sindical (Consejo Central de los Sindicatos de Rusia) se componen de comunistas y aplican todas las directivas del Partido. No slo se defiende el participar en los sindicatos reaccionario para luchar y hacerlos obreros, sino que se da por hecho que la base comunista debe estar presente en todos los sindicatos. El argumento del PCE de estar en CCOO por ser mayoritario es una absoluta falacia: no slo porque mantienen la referencialidad ah donde son una minora sino porque en ningn momento se dice que ese criterio sea mnimamente creble, ni entonces ni ahora. Entonces, si ni CCOO es el nico sindicato mayoritario ni el nico sindicato reaccionario, por qu ese empeo en colocarlo como nico espacio sindical?

Colocando la pelota en el techado de ese partido, siguiendo con el mismo texto de Lenin, encontramos dos puntos a los que hay que hacer referencia: el primero es que la actitud que estn manteniendo no es la que el bolchevismo mantuvo sino, precisamente, la del menchevismo, "los agentes de la burguesa en el movimiento obrero", "los lugartenientes obreros de la clase de los capitalistas"; el segundo, en relacin con el primero, es que el comunismo aspira a tomar el poder poltico en todos los mbitos y el rechazar abiertamente tomar el poder director de los sindicatos no slo les coloca como defensores de la lnea neoliberal de su nico sindicato sino que expresa con claridad su falta de intencin de tomar el poder poltico del estado. O, en palabras de Cayo Lara, instar al PSOE a que pacte los grandes temas de Estado y las grandes alianzas con Izquierda Unida en lugar de hacerse con el poder del estado.

Es por eso por lo que tantas personas abogan, abogamos, por la salida de CCOO de toda la militancia combativa, que la hay: CCOO es una herramienta del capitalismo, altamente burocratizada y donde, adems, la base combativa siquiera critica a su direccin. Todos el mundo conoce a personas en CCOO y en el PCE que decimos que son vlidas, luchadoras, revolucionarias... pero, dnde estuvieron el 27 de enero? Estuvieron bloqueadas por la misma burocracia que firmaba la traicin. Si esas personas crticas ni pueden hacer una manifestacin para expresar su disconformidad, cmo van a cambiar toda esa estructura burocrtica?

Viendo el panorama que existe dentro de ese sindicato tanto en estructura como orientacin poltica es por lo que apelamos a una necesaria salida, sin necesidad de construir nada nuevo porque ya existen sindicatos mayoritarios y combativos desde los que realizar la lucha de clases que PCE y CCOO descartaron hace aos, por no decir dcadas. Quien quiera mantenerse en CCOO es totalmente libre de hacerlo -faltara ms- pero debe aceptar que le mueve el borreguismo de partido o que se autoengaa, y no debe intentar engaar al resto de las personas o hacer pasar su borreguismo por consecuencia marxista. Actan como revisionistas, burcratas, oportunistas, y est en sus propias manos el dejar de actuar as. El resto, quienes no optamos por el amarillismo poltico o sindical, no es que seamos personas revolucionarias ni lderes o vanguardia de nada (la triste realidad que vivimos nos pone en nuestro sitio, corrige un posible exceso de ego, y demuestra que no podemos ser algo donde no hay nada), pero al menos estamos en el camino correcto para llegar a serlo algn da. Y en esa lnea trabajamos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter