Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-03-2011

Intento de golpe de estado en Libia de EEUU y la OTAN? (Parte I)
Insurreccin e intervencin militar en Libia

Michel Chossudovsky
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Estados Unidos y la OTAN estn apoyando una insurreccin armada en el Este de Libia, tratando de justificar su intervencin como intervencin humanitaria.

Este no es un movimiento de protesta no violento como en Egipto y en Tnez. Las condiciones en Libia son completamente diferentes. La insurgencia armada en el Este de Libia est directamente apoyada por potencias extranjeras. La insurreccin en Bengasi enarbol inmediatamente la bandera roja, negra y verde con la media luna y la estrella: la bandera de la monarqua del Rey Idris, que simbolizaba el dominio de los antiguos poderes coloniales. (Vase Manlio Dinucci: Libya-When historial memory is erased, Global Research, 28 febrero 2011).

Las fuerzas especiales y los asesores de la OTAN estn ya sobre el terreno. La operacin se plane para hacerla coincidir con el movimiento de protesta en los pases rabes vecinos, hacindosele creer a la opinin pblica que el movimiento de protesta se haba extendido de forma espontnea a Libia desde Tnez y Egipto.

La administracin de Obama, en consultas con sus aliados, est propiciando una rebelin armada, es decir, un intento de golpe de estado:

La planeada invasion

EEUU y la OTAN estn ahora considerando una invasin militar de sus fuerzas bajo un mandato humanitario.

El objeto real de la Operacin Libia no es establecer la democracia sino tomar posesin de las reservas de petrleo de Libia, desestabilizar la National Oil Corporation (NOC) y, finalmente, privatizar la industria petrolera del pas, es decir, transferir el control y propiedad de la riqueza petrolera de Libia a manos extranjeras. La National Oil Corporation se sita en el puesto 25 entre las 100 compaas petroleras ms importantes del mundo. (The Energy Intelligence ranks NOC 25 among the worlds Top 100 companies, Libyaonline.com.)

Libia est entre las mayores economas petroleras del mundo, con aproximadamente el 3,5% de las reservas globales de petrleo, ms de dos veces las de EEUU (para ms detalles, vase en breve la parte II de este artculo, que se llamar: Operacin Libia y la batalla por el petrleo).

La planificada invasin de Libia, que est ya en marcha, forma parte de la ms amplia Batalla por el Petrleo. Cerca del 80% de las reservas de petrleo de Libia se localizan en la meseta del Golfo de Sirte, al este de Libia. (Vase mapa al final)

Los supuestos estratgicos tras la Operacin Libia son reminiscencia de las anteriores empresas militares de EEUU y la OTAN en Yugoslavia e Iraq.

En Yugoslavia, las fuerzas de EEUU y la OTAN desencadenaron una guerra civil. El objetivo era crear divisiones tnicas y polticas que finalmente llevaron al desmembramiento de todo un pas. Ese objetivo se consigui mediante la financiacin y entrenamiento secretos de ejrcitos paramilitares armados, primero en Bosnia (Ejrcito Musulmn Bosnio, 1991-95) y seguidamente en Kosovo (Ejrcito de Liberacin de Kosovo -KLA, por sus siglas en ingls-, 1998-99). Tanto en Kosovo como en Bosnia, la desinformacin llevada a cabo por los medios (incluyendo mentiras e invenciones) se utilizaron para apoyar las proclamas de EEUU y la UE de que el gobierno de Belgrado haba cometido atrocidades, justificando as una intervencin militar en funcin de razones humanitarias.

Irnicamente, la Operacin Yugoslavia est ahora en labios de los polticos estadounidenses: el Senador Lieberman ha comparado la situacin en Libia con los acontecimientos en los Balcanes en la dcada de 1990, cuando dijo que EEUU haba intervenido para detener un genocidio contra los bosnios. Y lo primero que hicimos fue proporcionarles armas para que se defendieran. Esto es lo que creo que deberamos hacer en Libia. (Clinton: US Ready to aid to Libyan opposition, Associated Press, 27 febrero 2011, nfasis aadido).

Esta opcin est en marcha ya. La invasin de Libia ha dado comienzo.

Las fuerzas especiales de EEUU y los aliados estn sobre el terreno en el este de Libia, proporcionando apoyo secreto a los rebeldes. Esto se reconoci tras arrestarse a comandos de Fuerzas Especiales SAS britnicas en la regin de Bengasi. Estaban actuando como asesores militares de las fuerzas de oposicin:

Las fuerzas de los SAS fueron arrestadas cuando escoltan a una misin diplomtica britnica que haba entrado ilegalmente en el pas (sin duda alguna desde un buque de guerra britnico) para mantener conversaciones con los dirigentes de la rebelin. El Foreign Office britnico admiti haber enviado al este de Libia a un pequeo equipo para iniciar contactos con la oposicin que apoya a los rebeldes. (UK diplomatic team leaves Libya, World CBC News, 6 marzo 2011).

Para colmo de ironas, las informaciones no slo confirman la intervencin militar occidental (incluyendo varios cientos de fuerzas especiales), sino que reconocen que la rebelin se opone firmemente a la presencia ilegal de tropas extranjeras sobre suelo libio:

El diplomtico britnico capturado con siete soldados de las fuerzas especiales era un miembro de la inteligencia britnica, un agente del MI6 en misin secreta (The Sun, 7 marzo 2011).

Los comunicados de la OTAN han confirmado que estaban suministrando armas a las fuerzas de la oposicin. Hay indicios, aunque no pruebas claras hasta ahora, de que se entregaron armas a los insurgentes antes de la embestida de los rebeldes. Es ms que probable que tambin hubiera sobre el terreno asesores de inteligencia y del ejrcito de EEUU y la OTAN previamente a que los insurgentes dieran comienzo a su ofensiva. Esa fue la pauta aplicada en Kosovo: fuerzas especiales apoyando y entrenando al Ejrcito de Liberacin de Kosovo en los meses anteriores a la campaa de bombardeos de 1999 y la invasin de Yugoslavia.

El movimiento de oposicin est firmemente dividido en cuanto a la cuestin de una intervencin extranjera.

La divisin se da entre los movimientos de base, por un lado, y los dirigentes de la insurreccin armada apoyados por EEUU, por otro, que estn a favor de la intervencin militar extranjera alegando razones humanitarias.

La mayor parte de la poblacin libia, tanto los seguidores como los opositores al rgimen, se opone firmemente a cualquier forma de intervencin exterior.

Desinformacin meditica

Los medios no estn mencionando los amplios objetivos estratgicos que subyacen en la propuesta invasin. Tras una campaa meditica engaosa, donde se han estado fabricando literalmente las noticias sin informar sobre lo que realmente suceda sobre el terreno, un gran sector de la opinin pblica mundial ha otorgado su firme apoyo a la intervencin extranjera por razones humanitarias.

La invasin est sobre la mesa de planes del Pentgono. Se est elaborando para llevarla a cabo sin tener en cuenta las demandas del pueblo de Libia, incluidos los opositores al rgimen, que han expresado claramente su aversin ante una intervencin militar extranjera en derogacin de la soberana de la nacin.

Despliegue de fuerzas navales y areas

Si esta intervencin militar se perpetrara, acarreara una guerra a gran escala, un ataque relmpago, que implicara bombardear objetivos militares y tambin civiles.

A este respecto, el General James Mattis, Comandante del Mando Central de EEUU (USCENTCOM), ha dado a entender que el establecimiento de una zona de exclusin area implicara de facto una campaa de bombardeo a gran escala contra, entre otros objetivos, el sistema defensivo areo libio:

A lo largo de la lnea costera libia se ha desplegado un potencial naval masivo estadounidense y aliado.

El Pentgono est trasladando sus buques de guerra hacia el Mediterrneo. El portaaviones USS Enterprise pas por el Canal de Suez pocos das despus de la insurreccin (http://www.enterprise.navy.mil)

Tambin estn desplegados por el Mediterrneo buques de guerra anfibios estadounidenses: el USS Ponce y el USS Kearsarge.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Se ha enviado a 400 marines estadounidenses a la isla griega de Creta antes de su despliegue en buques de guerra hacia Libia (Operation Libya: US Marines on Crete for Lybian deployment, Times of Malta, 3 marzo 2011).

Mientras tanto, Alemania, Francia, Gran Bretaa, Canad e Italia se preparan para desplegar navos de guerra a lo largo de la costa libia.

Alemania ha desplegado tres buques de guerra pretextando que van a ayudar en la evacuacin de los refugiados que se encuentran en la frontera entre Tnez y Libia. Francia ha decidido enviar el Mistral, su buque-transporte de helicpteros, que, segn su Ministerio de Defensa, contribuir a evacuar a miles de egipcios(Towards the Coasts of Libya: US, French and British Warships Enter the Mediterranean, Agenzia Giornalistica Italia, 3 marzo 2011). Canad ha enviado (2 de marzo) la Fragata Naval HMCS Charlottetown.

Mientras tanto, la 17 Fuerza Area estadounidense, denominada Fuerza Area EEUU para frica, con sede en la Base de la Fuerza Area de Ramstein, Alemania, est ayudando en la evacuacin de refugiados. Las instalaciones areas de EEUU y la OTAN en Gran Bretaa, Italia, Francia y Oriente Medio estn a la espera.Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.


Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

(Continuar en Parte II: La Operacin Libia y la Batalla por el Petrleo)

Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=23548

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter