Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-03-2011

Los viajes a Cuba: mitos y realidades

Alejandro Torres Rivera
Rebelin


Con bombos y platillos la prensa en Puerto Rico ha descrito la reciente autorizacin de la Oficina de Aduanas y Proteccin Fronteriza de Estados Unidos para viajar a la Repblica de Cuba. Tal parecera, por las expresiones de algunos periodistas, que acaba de darse un golpe mortal a las medidas de bloqueo econmico implantadas por Estados Unidos contra el pueblo cubano a lo largo de ms de cuatro dcadas, o sencillamente, que se ha dado un paso significativo de parte del Gobierno de Barack Obama en la poltica estadounidense de aislamiento contra la Revolucin Cubana. La realidad es que ni lo uno, ni lo otro. Sencillamente, una medida que obligaba a la identificacin de aeropuertos en la jurisdiccin de Estados Unidos desde donde pudieran autorizarse vuelos fletados (Charter), permitira a partir del prximo verano la posibilidad de que desde el aeropuerto internacional Luis Muoz Marn pudieran realizarse tales vuelos a la hermana repblica cubana.

En estos momentos otros aeropuertos en Estados Unidos como son los de Tampa, Dallas-Fort Worth, Chicago, Atlanta, Pittsburg y Baltimore cumplen con las nuevas reglamentaciones que permitira la opcin, junto con los aeropuertos de Nueva York, Miami y Los ngeles, llevar a cabo estos vuelos. La referida certificacin lo que establece es la capacidad tecnolgica y la presencia de personal adecuado en estas facilidades para recibir o permitir la salida de personas que provienen o viajan a pases que Estados Unidos considera terroristas. Las posibilidades de llevar a cabo tales viajes, sin embargo, no han ido acompaadas con una flexibilizacin de las normas en cuanto a quines estn autorizados a viajar a Cuba. Conforme al estado vigente de las normas que autorizan viajar desde un punto en Estados Unidos hacia Cuba se encuentran: a) personas que tienen familiares en Cuba; b) periodistas, aunque limitado las oportunidades para viajar a cinco en un mismo ao; c) profesionales que participen de algn evento organizado por organizado por el Gobierno limitando a 35 personas anuales; d) personas involucradas en actividades comerciales vinculadas a la industria agrcola o la de las telecomunicaciones; e) estudiantes en intercambios acadmicos; f) personas que viajen por consideraciones religiosas o culturales mediando una invitacin formal de parte de alguna organizacin cubana.

La pregunta que habra que hacerse es si con tales restricciones existe, al menos para los puertorriqueos, la posibilidad de un mercado de viajes charter a Cuba desde nuestro pas. Es por eso que no vemos en qu pueda sostenerse, al menos en estos momentos, la algaraba del Director de la Autoridad de los Puertos de Puerto Rico al indicar que el anuncio de esta entidad del Gobierno Federal representa una nueva oportunidad econmica para generar ingresos. De hecho, no menciona cules fueron las oportunidades anteriores de manera que permita comparar esta nueva oportunidad con las anteriores. Lo cierto es que s podemos recordar el Informe preparado en mayo de 1994 por una comisin del Senado de Puerto Rico bajo la direccin del entonces Senador Kenneth McClintock, hoy Secretario de Estado, titulado La Reapertura de Cuba: Una nueva frontera para Puerto Rico. En este Informe, sin aportar ningn dato que indicara en qu sostenan sus conclusiones ni cundo se producira el cambio, quienes redactaron el Informe indicaban que est prximo a llegar y que Puerto Rico tena una obligacin moral con la comunidad cubana y para la clase empresarial puertorriquea de haber preparado un Plan de Contingencia adecuado para ayudar en la reconstruccin de Cuba y a la vez recibir un justo beneficio en una relacin de mutuo provecho. Todava estn en espera de de ese momento prximo a llegar.

Se indica que el nmero de personas que viajan a Cuba desde Puerto Rico se estima en unos 1,500; es decir, unos 125 mensuales si promediamos dicho total por el nmero de meses en el ao. De estos, apenas unos 800 viajan con su condicin de cubanos. Un viaje a Cuba en estos momentos mediante lneas areas con base en Repblica Dominicana o en Panam flucta entre los $600 a $800.

La realidad es que salvo que en el futuro pueda tomarse una decisin que eche abajo las polticas del Bloqueo econmico contra Cuba, se restablezcan las relaciones entre Estados Unidos y este pas antillano, Estados Unidos, anule su poltica injerencista y se eliminen totalmente las restricciones que hoy pesan contra este pas caribeo, ser muy difcil el desarrollo de un polo turstico desde Puerto Rico hacia y desde Cuba.

La poltica de la Administracin Obama hacia Cuba no ha sido muy distinta a la de su predecesor George W. Bush. De hecho, si algn papel importante ha jugado Hillary Clinton como Ministra de Relaciones Exteriores de Estados Unidos (Secretaria de Estado conforme a los parmetros estadounidenses), ha sido la continuacin de la poltica exterior de Estados Unidos desarrollada bajo las pasadas administraciones republicanas. Las operaciones encubiertas contra Cuba, continan; la poltica injerencista de la Seccin de Intereses de Estados Unidos en La Habana contribuyendo al desarrollo de actividades contrarrevolucionarias, se mantiene; el bloqueo econmico y sus modalidades bajo la Ley Helms-Burton, incluyendo la adopcin de medidas econmicas de efectos extra territoriales, permanece; el uso de suelo estadounidense para el desarrollo de actividades terroristas contra Cuba no se detiene; el financiamiento de actividades de grupos disidentes y contrarrevolucionarios, se afianza; el uso de la alta tecnologa para espiar las actividades del gobierno cubano, siguen siendo la orden del da. Mientras esto ocurre, la administracin Obama insiste en mantener abierto el Campo de Concentracin que tiene en Guantnamo, a pesar de las promesas hecha de cierre de tales instalaciones, mientras anuncia el reinicio de los tribunales militares contra los llamados combatientes enemigos. De hecho, mientras la Secretaria de Estado de Estados Unidos hace este tipo de representacin a escala internacional, a nivel domstico en Estados Unidos expresaba al congresista republicano de origen cubano Lincoln Daz Baralt que independientemente de las diferencias entre las aproximaciones republicanas o demcratas al tema cubano, la realidad es que ambos coinciden en sus objetivos finales hacia Cuba. Ms an, resulta un total contrasentido afirmar como se indica por el Director de la Autoridad de los Puertos de Puerto Rico su esperanza en el futuro turstico de tal apertura, cuando en estos momentos el gobierno de Estados Unidos ha iniciado una cacera de brujas contra las agencias que estn promoviendo los viajes de ciudadanos estadounidenses hacia Cuba.

Han pasado ya 25 meses desde el Informe del Comit de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos presidido por el Senador John Kerry, titulado Changing Cuba Policy-in the United States National Interest, conocido como el Informe Lugar en referencia a otro Senador, el Senador Richard G. Lugar, donde se precisan cuatro deficiencias en la poltica de Estados Unidos hacia Cuba: a) ha llevado a una postura contraria a Estados Unidos por parte de al menos 20 pases latinoamericanos; b) los intereses migratorios de Estados Unidos se ven afectados de manera desfavorable; c) el Bloqueo le provee a Cuba un discurso que opaca las dificultades econmicas de este pas permitiendo que el Gobierno justifique su modelo y ejercite su autoridad; d) ignora los desarrollos recientes en Cuba y las posibilidades de redefinir las relaciones entre ambos pases.

Una apertura tan tmida como la dada por Estados Unidos en estos momentos relacionada con los vuelos charter no es cosa nueva. Existi antes de las leyes Torricelli y Helms-Burton y no resolvi el dilema de varias dcadas. Con la primera en 1992 fomentaban las actividades contrarrevolucionarias contra Cuba; mediante la segunda,, ampliaban la guerra econmica, imponindole mediante legislacin al Presidente de Estados Unidos limitaciones para levantar el Bloqueo. Contrario al propsito perseguido, el resultado ha sido el fortalecimiento de las posiciones del gobierno cubano y el distanciamiento de ambos pases en temas de inters mutuo, que incluyen entre otros, el tema migratorio y el tema de la seguridad.

Los mismos funcionarios del gobierno de Puerto Rico que hoy aplauden la posibilidad de los viajes charter como un signo de apertura y futuro fin de las restricciones de viaje a Cuba, son los mismos que no vacilaran un momento en defender la desestabilizacin del gobierno cubano y con l, la cada del socialismo.

Prximamente, a mediados del mes de abril, el pueblo cubano estar conmemorando el cincuentenario de la derrota infligida a tropas mercenarias entrenadas por Estados Unidos que desembarcaran en Playa Girn. Esta conmemoracin se dar, adems, dentro del contexto de la celebracin del Congreso del Partido Comunista Cubano, donde se aprobarn importantes medidas que definirn para los prximos aos el futuro desarrollo de la Revolucin Cubana. Las propias dinmicas entre el pueblo estadounidense y el pueblo cubano han permitido, an dentro de la realidad del Bloqueo, estrechar los lazos de solidaridad entre ambos pueblos. Ciertamente una nueva poltica entre ambos pases donde el libre trnsito entre sus ciudadanos sea algn da alcanzable es un ideario todava lejos de materializarse aunque en forma irremediable eventualmente realizable. El tiempo y las voluntades de los pueblos ser el factor decisivo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter