Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-03-2011

La irresponsabilidad poltica de una guerra contra Libia

Leyde E. Rodriguez Hernndez
Rebelin


El reducido grupo de pases miembros del Consejo de Seguridad de la ONU acaba de aprobar una resolucin que autoriza la imposicin de una zona de exclusin area contra Libia e incluye "todas las medidas que sean necesarias" para, evidentemente, atacar a ese pas.

Este hecho no debe sorprendernos, pues Fidel Castro lo haba alertado en una de sus reflexiones: La guerra inevitable de la OTAN", cuyo contenido adquiere ahora mayor trascendencia para quienes ejercen u observan la poltica internacional actual. Sin embargo, los franceses y britnicos continuaron y lideraron la arremetida contra Libia, en una puja sin lmites para que el Consejo de Seguridad de la ONU se pronunciara antes de que las autoridades libias resolvieran la compleja situacin interna, que sabemos ha contado desde el inicio con el apoyo incondicional de algunas potencias occidentales decididas a derrotar al presidente Muammar Gaddafi.

El documento que recibi la aprobacin de diez pases (Gran Bretaa, Francia, Estados Unidos, Lbano, Colombia, Nigeria, Portugal, Bosnia y Herzegovina, Sudfrica y Gabn), ningn voto en contra y cinco abstenciones (Rusia, China, India, Brasil y Alemania) establece que los estados miembros de la ONU pueden adoptar "todas las medidas necesarias" contra Libia, en abierta lgica de guerra y, al parecer, sin detenerse en el clculo de las imprevisibles consecuencias de un conflicto en esa convulsa regin.

Algunos sectores rabes plantean, desde ahora, que de desatarse una agresin contra Libia, podra desencadenarse un movimiento de resistencia por todo el mundo rabe que haga realidad el apotegma de "sobrevivir a mis verdugos", muy conocido en los sectores populares de esas sociedades.

Qued bien evidenciado el fuerte acoplamiento de tres pases occidentales para lograr el objetivo de luz verde del Consejo de Seguridad contra Libia, porque, segn afirma la agencia AFP, tras el logro de la favorable votacin, el presidente estadounidense, Barack Obama habl con el presidente francs, Nicols Sarkozy, y el primer ministro britnico, David Cameron, para coordinar la estrategia militar y de sanciones diplomticas contra Libia, como si las ya aplicadas hasta ahora fueran pocas.

El mismo despacho de la AFP refiere que los mandatarios acordaron imponer a Libia de inmediato todos los trminos de la resolucin" y que la OTAN convoc a los representantes de los 28 pases miembros para examinar su actuacin, lo cual haba sido advertido por Fidel, pero lo hicieron con el beneplcito del Consejo de Seguridad de la ONU en el inters de un viso de legalidad a lo que resulta un acto contra la diplomacia internacional y un atentado a la capacidad de los Estados para buscar solucin a los conflictos por la va pacfica y la negociacin.

La impaciencia por aprobar un acto de guerra en el Consejo de Seguridad soslay las opiniones de los Estados miembros de la Asamblea General de la ONU que se oponen a un conflicto blico de la OTAN contra Libia.

La conocida sociloga francesa Danielle Bleitrach en un artculo publicado en su pgina de Facebook ha planteado que el activismo de Francia obedeci a las rdenes de los Estados Unidos, y constituye un triunfo para la diplomacia francesa, que no podra analizarse aislado del complicado panorama electoral para la lite poltica gala en vsperas de las elecciones cantonales del 20 y 27 de marzo, y la campaa electoral en marcha hacia las presidenciales de 2012, porque la accin internacional, en el contexto de esos dos escenarios, resulta til y necesaria para algunos actores de la poltica francesa.

Bleitrach tambin considera que un ataque militar contra Libia no solo es un golpe contra la rebelin de los pueblos rabes, sino una senda peligrosa que seala el camino hacia la continuacin de aventuras militares de la OTAN contra otros pases y gobiernos, que no son aceptables por el bloque de potencias imperialistas, y menciona el caso de Irn.

La investigadora afirma que el protagonismo belicoso de Francia en el Consejo de Seguridad de la ONU, es igualmente una responsabilidad de los partidos de izquierda y las fuerzas comunistas que no alertaron o movilizaron al pueblo francs contra la demente espiral guerrerista en que se le intenta involucrar, en un momento de fracasos en Afganistn; y en que los medios de prensa enfatizan el ascenso electoralista de la extrema derecha representada por el Frente Nacional.

Esta lamentable historia demuestra que todava vivimos la poca de la poltica de cambio de rgimen entronizada por George W. Bush, y que persiste en los sectores de poder de los Estados Unidos, y de sus incondicionales aliados europeos, la concepcin esbozada por el comandante supremo de la OTAN, Wesley Clark, quien haba sealado hace un par de aos que Libia estaba en la lista oficial del Pentgono para ser dominada despus de Irak, junto con Siria y la joya de la corona: Irn.

Mientras todo esto se perfila, casi como una certeza, sigo con atencin el contenido de la reflexin de Fidel Castro La guerra inevitable de la OTAN", para atinar las motivaciones y las causas reales de un nuevo conflicto imperialista en el siglo XXI.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter