Portada :: Ecologa social :: Tsunami nuclear en japn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-03-2011

Espaa
Quin controla a la Bestia?

Alejandro Sota
Rebelin


El poderoso lobby nuclear, representado por el Foro Nuclear, haba intentado, hasta ahora, monopolizar el debate nuclear mediante la cantinela de un prximo renacimiento nuclear como solucin al cambio climtico y la futura escasez de combustibles fsiles. Ahora, tras el desastre nuclear de Japn, la nueva cantinela es que las nucleares espaolas son seguras y que aqu no se puede dar el terremoto de Japn. Algunos responsables del PP dicen que la poltica nuclear espaola debe someterse a la decisin de los tcnicos. El presidente del Gobierno perdi una gran oportunidad para cerrar Garoa, puesto que este ao cumple su vida lmite de 40 aos. Los tcnicos pronucleares le recomendaron mantenerla en funcionamiento otros 10 aos, mientras los ecologistas pedan su inmediato cierre; sin embargo, no contentando a nadie decidi cerrarla en el ao 2013, quizs pensando que con las elecciones generales en el 2012, sera una buena oportunidad para atraer el voto importante del movimiento ecologista.

Estas posturas de los polticos son descaradamente hipcritas pues desprecian el tema ms importante que es la seguridad de nuestros reactores nucleares. Entrando en el debate de la seguridad, lo primero que hay que considerar es porqu los japoneses, extraordinarios diseadores y fabricantes, no contemplaron la posibilidad de que el impacto ssmico pudiera ser del nivel dado. En segundo lugar, hay muchas centrales, no solo las de Fukushima, que han sido afectadas por el terremoto y sin embargo, los reactores de Fukushima han sido los que mayores daos y peligros estn provocando. Precisamente se trata de reactores idnticos a los de Garoa: mismo diseo y misma antigedad. Son reactores de primera generacin con diseos realizados hace 50 aos. Se insiste mucho en que en nuestro pas no podra pasar lo de Japn porque no estamos en zona ssmica similar, sin embargo se obvia que el mismo problema se dio en Harrisburg (EEUU) y no fue por razones ssmicas, sino errores tcnicos y humanos.

Centrar el problema en el factor ssmico, como hace el lobby nuclear, es falsear el debate de la seguridad nuclear, pues lo fundamental de esta catstrofe no es ese factor, sino el hecho gravsimo de que la refrigeracin de los reactores ha fallado simplemente por un corte de suministro elctrico exterior, y que los grupos diesel tambin todos han fallado, y para que esa situacin se de no hace falta que haya un sesmo de nivel 10 como se ha dado en Japn, de ah el ejemplo de Harrisburg. Quizs el tema ms inquietante de la industria nuclear sea que una vez que la Bestia se descontrola, el ser humano, que lo ha creado, no sea capaz de controlarlo.

Estamos viviendo en directo este paradigma. Los hombres de ciencia ms sabios del mundo, al unsono, estn siguiendo el drama nuclear de Japn, incapaces de reaccionar. Solo 50 ingenieros-hroes voluntarios se estn inmolando en un desempeo casi imposible de pacificar a la bestia. Esta es la energa que los poderosos denominan: limpia, econmica y sostenible. La seguridad parece no tener tanta importancia. Hay muchos ciudadanos que no tienen claro que los gases que desprenden los reactores de Fukushima proceden del corazn del reactor y por lo tanto arrastran elementos radioactivos, probablemente cesio, yodo y quizs estroncio, altamente txicos para la salud. Tambin debe saberse que la liberacin de gases no se hace de forma controlada, como dicen, sino forzados por las circunstancias de evitar la presurizacin de la vasija y del edificio de contencin que producira la rotura de cualquiera de ambos. En estos momentos difciles se agradece que lderes como Angela Merkel hayan tomado una actitud responsable y haya decidido parar las centrales nucleares ms antiguas. Nada que ver con nuestros polticos, del PSOE y del PP, que ante tal desastre nuclear, se esconden de las decisiones y opiniones tomadas recientemente en apoyo de la industria nuclear. Porqu no se cierra Garoa de forma inmediata. Es el reactor nuclear ms antiguo.

Estamos siendo pioneros en mantener un reactor nuclear en funcionamiento ms all de 40 aos de operacin. No hay referencias mundiales de las que podamos sacar conclusiones de su comportamiento ms all de esa edad lmite, por eso estamos llevando a cabo un experimento arriesgado, indito, en el mbito internacional de la energa nuclear, y lo estamos haciendo, no en un laboratorio, sino en un entorno real habitado. Por supuesto que el CSN ha emitido un dictamen tcnico, pero quiero decir dos cosas, la primera que el CSN no es el responsable de la seguridad de los ciudadanos espaoles, la cual le compete a nuestro gobierno, que se ha mostrado irresponsable en este tema al no cerrar la central, ni antes ni ahora. En segundo lugar, es rigurosamente cierto que el reactor de Garoa ha tenido problemas graves durante la fabricacin, lo que ha producido roturas del barrilete y corrosin bajo tensiones en los soportes de las guas de las barras de control. Esto indica que no se siguieron los estndares de calidad adecuada. En este sentido, es muy difcil conocer el estado real del material del reactor sin haberlo sometido a ensayos destructivos, ya que solo dicho material contiene la historia operativa del reactor. Creo sinceramente que mantener hoy el reactor de Garoa en funcionamiento es una experiencia muy arriesgada que no se merecen las decenas de miles de ciudadanos de su entorno.


*Alejandro Sota es Ingeniero energtico y economista.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter