Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2011

El bazar de armas Obama

Juan Gelman
Pgina 12


El complejo militar-industrial estadounidense es un gobierno aparte y el mandatario estadounidense ha decidido ser su presidente. No se trata slo de continuar guerras, preparar otras, crear constantemente armamento ms avanzado para reemplazar al viejo: Obama es su gran vendedor. Durante la gira asitica que realiz en noviembre del ao pasado, cerr con India un acuerdo preliminar por valor de 4.100 millones de dlares, el precio total de diez Boeing C-17. Poco antes, el 20 de octubre, envi al Congreso para su aprobacin los trminos de la exportacin a Arabia Saud de jets, helicpteros, misiles y ms por el monto de 60.000 millones de dlares, la mayor venta de armas a un solo pas en la historia de EE.UU.

El seor de la Casa Blanca se jact en su discurso de recepcin del Premio Nobel de la Paz de que su pas era la nica superpotencia militar del mundo, y se dedica a confirmarlo y an a ensanchar la afirmacin. Aunque la potencia del Norte es la abastecedora ms importante de armas opera un 30 por cierto del mercado mundial desde hace aos, seguida por Rusia con el 23 por ciento, el gobierno de Obama est modificando las regulaciones del control de exportaciones para ampliar su participacin en el mercado, segn varios funcionarios (www.mcclatchy.com , 29/7/10). En agosto de 2009 inst a flexibilizar las normas de vigilancia en la materia y en su Mensaje a la Unin del 27 de junio del ao siguiente reiter el pedido, a fin de contar con otro factor que contribuya a duplicar nuestras exportaciones en 2015.

Washington tambin ocupa el primer lugar en cuanto a gastos militares: un 43 por ciento de lo que destinan a ese rubro todos los pases del planeta, segn estimaciones relativas a 2009 del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en ingls). El 22 de diciembre pasado las dos cmaras del Congreso aprobaron el presupuesto ms grande del Pentgono desde la Segunda Guerra Mundial: 725.000 millones de dlares para el ao fiscal 2011, un 8 por ciento superior al de 2010, ms del doble del que aprob W. Bush en 2001 y casi la mitad de lo que el mundo entero invierte en la materia.

Obama tambin supera a su antecesor en otro aspecto: en 2009, primer ao de su mandato, el Departamento de Estado autoriz exportaciones de las empresas privadas armamentistas por 40.000 millones de dlares, un 17 por ciento ms que en 2008, ltimo ao del gobierno de W. (www.sfgate.com , 11/3/11). La mayor parte de esas ventas, nunca afectadas por la crisis econmica, fue a pases del sudeste asitico y del Medio Oriente.

El mejor aliado de gigantes como Boeing, Lockheed Martin y otras megaindustrias del ramo es precisamente Obama: El presidente est mucho mejor dispuesto a exportar armas que cualquiera de los gobiernos demcratas anteriores, seal Loren Thompson, un conocido consultor en temas de defensa. O como observ el subdirector de la Asociacin de Control de Armas, organismo no partidario que promueve la adopcin de polticas eficaces de control de armamentos: Hay un bazar de armas Obama (//money.cnn.com, 24/2/2011).

El Departamento de Estado cumple sin descanso esta tarea. Muchos cables filtrados por Wikileaks revelan que los diplomticos estadounidenses actan como corredores del complejo militar-industrial. Un cable fechado en noviembre del 2009 describe cmo un miembro de la embajada en Brasilia presiona al gobierno de Lula para que adquiera cazas, reitera los puntos favorables de la oferta y califica la decisin de aceptar la propuesta como un acelerador de la relacin militar y comercial creciente que mantienen los dos pases.

Un caso tpico se describe en otro cable dirigido al Departamento de Estado, procedente de Oslo esta vez. Recapitula los esfuerzos de la embajada estadounidense para persuadir al gobierno de Noruega de que compre jets JSF a la Lockheed Martin en vez adquirir el Gripen fabricado por la empresa sueca Saab AB. Es un verdadero manual para diplomticos vendedores de armas que, entre otras cosas, aconseja consultar a la Lockheed Martin para determinar los aspectos de la compra que conviene subrayar y desarrollar una estrategia meditica conjunta.

No se puede ocultar que la mayora de esas exportaciones no son inocentes: Washington ha logrado con ellas mutilar la influencia rusa en Europa del Este, extender su influencia en Asia y Medio Oriente y crear adems una suerte de cerco militar alrededor de Rusia, Irn y China. El sueo imperial de EE.UU. sigue en pie y as, como se dice, se juntan el hambre con las ganas de comer.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-164540-2011-03-20.html

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter