Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-03-2011

Golpe de Estado de 1976
Juan y la memoria de los 30.000

Rubn Kotler
Rebelin


Los desaparecidos que se buscan
con el color de sus nacimientos,
el hambre y la abundancia que se juntan,
el mal trato con su mal recuerdo.
Len Gieco


El 16 de septiembre de 1976 ha sido secuestrado y desaparecido Juan. Es la misma fecha en que ocurre la Noche de los Lpices, en la que jvenes estudiantes secundarios de la ciudad de La Plata fueron secuestrados por los grupos de tarea. La historia de Juan es la historia de los 30.000 desaparecidos. La historia de Juan sin embargo alberga sus propios significados. Juan ha sido secuestrado de la propia universidad cuando renda un examen. Juan era belicho pero haba hecho de Tucumn mucho ms que su lugar de estudios. En Tucumn, Juan militaba, como militaban cientos de estudiantes de su poca, militancia de una juventud que se vea contagiada por una agitacin juvenil mundial y que en nuestro pas haba alcanzado dimensiones particulares a partir de los Cordobazos o los Tucumanazos. Pero adems, la militancia de la juventud setentista en la que estaba involucrado Juan, era una militancia por el compromiso de esa generacin por construir un mundo mucho ms equitativo.

Juan Francisco Carreras era estudiante de la facultad de Bioqumica, parte del cuerpo de delegados de esta facultad. Casi todo el grupo est desaparecido. Juan militaba en el Frente Antiimperialista por el Socialismo (FAS), un frente organizado por el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y que reuna a distintas expresiones del socialismo. Tena 26 aos el joven catamarqueo, nacido el 26 de julio de 1950 en la ciudad de Beln. Su caso es indito en Tucumn, ya que se trata de uno de los pocos secuestros que se conocen en la provincia producidos dentro de una sede universitaria. Esto demuestra cmo la dictadura se ensa, muy particularmente con los jvenes estudiantes comprometidos, con la generacin de los Tucumanazos.

Juan Carreras deba presentarse a un examen final el 16 de septiembre de 1976. Juan haba sido sealado por la dictadura militar y estaba en las listas negras. Cuando el 2 de mayo de ese mismo ao un grupo de tareas irrumpi en su pensin, en calle Chacabuco al 400 y no lo encontr, Juan salv su vida, regresando inmediatamente a Beln, a la casa de sus padres. Sin embargo y contra todas las opiniones que le sugeran a Juan no regresar a Tucumn, l decidi presentarse a rendir el examen final ese 16 de septiembre.

Juan deba encontrarse momentos antes del examen con Enrique Snchez, un amigo y compaero de carrera. Snchez fue secuestrado la noche anterior al examen y el encuentro entre los amigos no se produjo. Es as como la desaparicin de Juan involucra al propio Enrique. El grupo de tareas que secuestr a Juan us de seuelo a Snchez, llevndolo en un coche al momento de encontrarse con Juan. Al pasar a la par del coche, Juan saluda a Enrique, quien estaba en el interior, sin que ste le devolviera el saludo. Juan estaba entonces ya sealado por su amigo.

Carreras entr a rendir sin saber por qu su amigo no le haba saludado. Promediando el examen tres hombres ingresaron en la sala y preguntaron si se encontraba all Juan Carreras. La Doctora Elsa Brauckman, quien estaba tomando el examen, respondi afirmativamente. De all en ms todo cambi para Juan. Carreras fue el ltimo estudiante en salir de la sala. Desde el mismo momento en que entraron los hombres a buscarle, Juan comenz a dibujar lneas en el papel del examen. Al salir de la sala, el joven pidi ayuda al profesor titular de la Ctedra, el Dr. Francisco Barbieri, quien se encontraba en el pasillo del edificio universitario. Barbieri no atin a hacer nada por el estudiante, quien acto seguido fue sacado de la facultad por los hombres que le buscaban. El joven belicho fue visto por ltima vez en el centro de exterminio Arsenal Miguel de Azcunaga. El centro universitario de donde fue secuestrado Juan lleva el nombre de Barbieri, quien no hizo nada para evitar su desaparicin. Mientras en el patio central de la Facultad de Medicina una placa con une escueto mensaje que tan solo recuerda a quienes pudieron haber sido sus egresados sin dar mayores explicaciones. En el listado de nombres se encuentra Juan. Esa es nuestra memoria, aquella que prefiere olvidar que pudieron haber egresado de la carrera si la dictadura no los hubiera secuestrado y hecho desaparecer.

Todo esto me lo cont la hermana de Juan, Felicidad, quien desde el mismo da de la desaparicin hasta hoy no cej ni un instante en la dolorosa tarea de sostener la memoria de su hermano, memoria que Felicidad mantiene encendida como una llamita de esperanza. Felicidad guarda la memoria de Juan que es la memoria de los 30.000 porque ella sabe que Juan es los 30.000 y los 30.000 son Juan. Vale aqu el recuerdo de los otros dos belichos desaparecidos, Yolanda Borda y Oscar Gervan. Por ellos tres se alza un pequeo bosque de la memoria en la plaza principal de Beln. Por ellos tres, Felicidad mantiene la llamita de la memoria encendida. Por Juan. Y por los 30.000.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter