Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-04-2011

Entrevista a Paul Ros, coordinador de Lokarri
En Euskadi no hemos podido hacer poltica normal

Miguel Pardo
Xornal


El coordinador de Lokarri apuesta por explicar con detalle y en toda Espaa los cambios que se estn dando en el Pas Vasco: "En el dilogo de 2006 se hizo muy poca pedagoga y no podemos caer en el mismo error".

Lokarri es una asociacin independiente, ciudadana y plural que lucha por la normalizacin, el dilogo y la paz en Euskadi. Organismo clave en el actual proceso de paz como engrasador y facilitador, su coordinador, Paul Ros, ofreci una charla esta semana en Santiago invitado por el Movemento Estudantil Universitario. Poco antes, habl con Xornal sobre los nuevos aires que soplan en el Pas Vasco.

Es importante explicar fuera de Euskadi lo que all ocurre? Se hace siempre bien?

Hay que dar buena informacin al resto de Espaa. En el ao 2006 se cometi un error porque a la opinin pblica espaola se le transmiti muy mala informacin sobre aquel proceso de paz, se hizo muy poca pedagoga sobre el dilogo. Aquella falta de informacin aliment a los sectores ms contrarios al proceso y provoc que no hubiese un apoyo claro. Ahora no debemos cometer el mismo error, es necesario para que por lo menos no haya una actitud negativa o excesivamente recelosa.

Qu es lo fundamental que hay que explicar ahora?

Que las cosas no ocurren de repente. Lo que pasa ahora en el Pas Vasco es fruto de muchos hechos que vienen sucediendo desde hace dos aos. Si ETA declara un alto el fuego y Sortu rechaza la violencia, hay quien puede pensar que todo es un engao, pero lo cierto es que estn ocurriendo cosas nuevas. Hay que comprender que ahora no estamos ante una oportunidad cualquiera sino, posiblemente, ante la oportunidad definitiva de conseguir la paz.

El alto el fuego de ETA es definitivo?

Yo no puedo decir que es definitivo porque no est en mis manos, pero s estoy seguro de que lo que va a ocurrir ahora va a ser completamente diferente a lo que ocurri en el pasado. El hecho ms determinante es que la izquierda abertzale ilegalizada ha rechazado la violencia de ETA y eso conlleva que ahora sea una inmenssima parte de la sociedad vasca la que reniega de la violencia. ETA, sin ningn tipo de apoyo social, puede continuar con la violencia, pero no puede ser lo que ha sido hasta ahora.

Si lo hicese, qu sera ETA?

Sera un grupo sin apoyo social y se reducira a un problema casi exclusivamente de seguridad. Tendra muchas dificultades para actuar y, aunque lograse hacer dao, no tendra ninguna capacidad de ocupar un espacio privilegiado en la poltica vasca. Poder hacer poltica en Euskadi sin ETA, con ms seguridad y libertad, es una situacin que sera completamente nueva. Yo estoy muy ilusionado y esperanzado. Nosotros no hemos podido hacer poltica normal desde la Transicin... Por no remontarme ms atrs. Poder hacer poltica, con libertad, con igualdad de oportunidades, sin que nadie est amenazado y sin que ninguna opcin est ilegalizada, sera un momento histrico y algo sin precedentes.

La ilegalizacin de Sortu puede ser un escollo en el proceso abierto?

Puede ser un escollo si hay personas que pueden replantearse las decisiones que han tomado, pero yo he podido comprobar durante estos dos aos cul ha sido la evolucin y el debate en la izquierda abertzale ilegalizada y tengo la absoluta conviccin de que su determinacin y su apuesta por las vas nicamente pacficas y polticas es definitiva, no tiene vuelta atrs. Por muchos obstculos que se le quieran poner, Sortu va a acabar siendo legal.

Pero nunca antes de las elecciones municipales...

Mi tesis es que el Gobierno tom la decisin de considerar que la no presencia de Sortu y que Sortu aceptase su no presencia era la prueba del algodn para comprobar que su estrategia era real, cierta y sincera. El Gobierno no va a facilitar la legalizacin de Sortu antes de las elecciones. Esto es una cuarentena para que demuestren si su apuesta es verdadera, pero han hecho los deberes y han cumplido con la Ley de Partidos.

Por qu entonces su ilegalizacin?

Sus estatutos son muchsimo ms explcitos sobre el tema de la violencia que los de nadie. S creo que el Gobierno ha estirado al mximo, con los informes que ha presentado la polica o la Guardia Civil, esa teora de que todo lo que est mnimamente tocado por ETA ya es ETA directamente. Como dice el voto particular del Supremo, se ha inventado un relato de que ETA y Sortu sigue siendo la misma cosa. Pueden ser las mismas personas, pero sus formas de actuacin son diferentes. En la izquierda abertzale se intentar que ETA no se descuelgue de su estrategia, pero independientemente de lo que haga ETA, ellos han tomado esta determinacin y esto es algo ya completamente diferente a la relacin que han mantenido ETA y la izquierda abertzale.

La cuerda que una a ETA y la izquierda abertzale est rota?

No lo s a ciencia cierta, pero s s que la izquierda abertzale ha tomado la decisin de desarrollar esta estrategia de manera unilateral: hiciese lo que hiciese el Gobierno e hiciese lo que hiciese ETA. Esta es la gran clave y donde est lo ms relevante de lo que ha sucedido. Esto es mucho ms importante que un alto el fuego de ETA. Hasta 2006 siempre era ETA la que llevaba el liderazgo y la que decida, por desgracia, si se terminaba la tregua. Ahora el liderazgo poltico est en manos de la izquierda abertzale y ETA acompaa, unas veces con mayor convencimiento y otras veces obligada por las circunstancias.

Qu cambin en la izquierda abertzale?

Hace muchos aos, ETA lleg a la conclusin de que no poda derrotar al Estado por la va militar y entonces lo que impuso fue aquella tctica enloquecedora de crear ms violencia para negociar. Luego, rompan las conversaciones. Qu sentido tena? Eso supuso realmente el gran cambio. La izquierda abertzale comprendi que la violencia lastraba sus objetivos polticos.

Entienda que hay quien diga que su paso es por motivos tcticos.

Pues hasta cierto punto puede ser as, pero tambin el Sinn Fein lo hizo as en Irlanda y a los dos aos estaba reconociendo el dao causado. Esto va poco a poco.

Las continuas declaraciones del PP contra los procesos de paz son una tctica poltica o un reproche sincero?

Puede ser sincero, pero tambin hay mucha tctica y mucha irresponsabilidad poltica. Alimentan la impresin de que hablar con ETA, con la izquierda abertzale o incluso con algn partido democrtico en Euskadi es hacer cesiones a la violencia, y no es as. Un proceso de paz se construye sobre pasos unilaterales. ETA tiene que dejar la violencia, Sortu tiene que ser legalizado... Pero una cosa no puede estar condicionada por otra. Si se dan estas dos condiciones no se habr acabado con el problema, y cmo afrontamos los siguientes problemas? Pues la nica manera de hacerlo y de construir una convivencia es hablando. Si alguien me presenta otro sistema, yo encantado, pero con la imposicin no se puede hacer, hay que hablar. Yo le preguntara al PP: La Transicin espaola hubiese sido posible si hubiese una parte que se hubiese negado a dialogar? Pues no, pero ni aqu ni en ningn pas del mundo.

El PP lo sabe.

Lo sabe, pero estamos en esta estrategia del todo vale que propici Aznar en el ao 2000, y a la que contribuy el PSOE.

Si ETA abandona las armas, la reconciliacin fluir sin mayor problema?

Fluye con problemas, pero es mucho ms fcil encontrar soluciones sin violencia y si todos participan en las elecciones. A partir de ah se empezar a luchar por la convivencia, pero eso exige un cambio de actitudes. Durante muchos aos hemos estado dominados por la percepcin del enemigo. El otro era alguien con el que haba que terminar, ya fuese fsicamente o expulsndole de la poltica. Tenemos que aprender a convivir sabiendo que el otro solo es una persona que piensa diferente porque la sociedad vasca es plural y eso no va a cambiar aunque ETA deje de matar.

Mucha gente critic la Ley de Partidos y ahora la avala. Fue til? Es antidemocrtica?

Ante la duda, me sito siempre en el plano del respeto a las libertades democrticas bsicas y es muy dudoso que se puedan ilegalizar partidos. Se puede condenar a personas por pertenencia a banda armada que a la vez estn en un partido, pero no a todo un partido. Solo apunto una clave: el debate que ha habido en la izquierda abertzale estaba abierto en Batasuna en 2001 y tengo la impresin de que la Ley de Partidos lo cercen. Ahora me es indiferente que hasta aqu se haya llegado gracias a la ley o no. Lo importante es que se ha llegado.

Qu aporta Lokarri?

Hemos intentado hacer el papel de engrasadores y facilitadores. Llegados a este punto, sabemos que ahora la decisin ya no est en nuestras manos. Seguiremos aportando para llegar a buen puerto, pero nuestra gran aportacin ya est hecha.

Se est verificando el alto el fuego?

El grupo de contacto internacional impulsado por Brian Currin va a empezar ahora la verificacin de la ausencia de extorsin. A partir de ah verificarn el alto el fuego; no es algo oficial y tiene muchos menos recursos que el Gobierno, pero por lo menos que ETA sepa que ya hay quien est comprobando si cumple con su compromiso.

Fuente: http://www.xornal.com/artigo/2011/04/08/suplementos/contexto/paul-rios-euskadi-aun-no-hemos-podido-hacer-politica-normal/2011040819133400522.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter