Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-04-2011

La encrucijada de la alimentacin

Hernan Soto
Punto Final


Cada da parece hacerse ms compleja la realidad alimentaria del mundo. Mientras en los pases ricos la obesidad se convierte en una plaga, que se extiende incluso a pases de bajo ingreso per cpita debido a distorsiones en la alimentacin de los pobres, en la tercera parte de la Humanidad el hambre es un hecho cotidiano.

Ms de mil seiscientos millones -de los seis mil millones de habitantes del planeta- padecen hambre crnica. Y no se trata de un problema de sobrepoblacin en relacin con los alimentos disponibles. Segn la Organizacin para el Fomento de la Agricultura y la Alimentacin (FAO), dependiente de Naciones Unidas, en el mundo se producen alimentos suficientes para dar de comer a ms de doce mil millones de personas, el doble de la actual poblacin. El hambre est ligado a la desigualdad; los hambrientos no tienen dinero para comprar comida suficiente y por otra parte, el precio de los alimentos va en ascenso. A comienzos de ao, el precio internacional del arroz subi bruscamente. El maz sigue subiendo de precio estimulado por su utilizacin para producir biocombustible: el maz suficiente para alimentar a un nio durante un ao, sirve apenas para elaborar cinco litros de biocombustible.

Como ha escrito en La Jornada, de Mxico, el columnista Luis Snchez Navarro refirindose a la poltica del hambre, esta distorsin proviene, en mucho, de la forma en que se producen, distribuyen y consumen los alimentos. La agricultura industrializada y la monopolizacin de los mercados, el uso intensivo de maquinaria y agua, la utilizacin de semillas hbridas patentadas en detrimento de las nativas, la aplicacin de agroqumicos y la prctica del monocultivo han creado un monstruo. Este monstruo tiene en la produccin industrializada de maz, soya y carne de res tres de sus principales puntales. Si durante muchos aos se confrontaron las civilizaciones del trigo, del arroz y del maz, hoy es abrumadora la expansin de las siembras de maz y soya, muchas basadas en el uso de semillas genticamente modificadas. (15 de febrero, 2011).

En cuanto al alza del precio de los alimentos, es un fenmeno global, que se expresa en el trigo, maz, azcar, arroz y aceite. Pero se agregan tambin actuaciones especulativas. En Chile, en las ltimas semanas ha subido fuertemente la carne de pollo, lo que est siendo investigado por la Fiscala Nacional Econmica.

PF convers con el acadmico Luis Sez, ingeniero agrnomo, director del Departamento de Gestin Agraria de la Facultad de Tecnologa de la Universidad de Santiago (Usach), sobre la problemtica agrcola y la situacin de los pequeos y medianos agricultores.

Cmo repercuten en Chile los problemas de la agricultura mundial?

En un sistema globalizado como el imperante, las consecuencias alcanzan a todos los pases, segn la realidad de cada cual. Temas como el cambio climtico, los biocombustibles, los transgnicos y muchos otros estn entre nuestras preocupaciones. La agricultura es un campo muy vasto. Pero las situaciones son distintas. El cambio climtico no es, por ejemplo, un tema de extrema urgencia. No hay que confundirlo adems con fenmenos naturales de gran intensidad que aparecen a diario y que no se ha demostrado que constituyan cientficamente parte del cambio climtico, como por ejemplo inundaciones o huracanes.

El cambio climtico esencialmente estara vinculado a un alza global de temperatura, producto del llamado efecto invernadero que acelera el derretimiento de los hielos polares y de los glaciares de las altas montaas. Ese es un hecho en desarrollo. Sus consecuencias, sin embargo, se producirn en un plazo largo, y habra tiempo para hacerle frente con xito. En Chile, por ejemplo, significara un aumento de la desertificacin en el Norte Grande, que se extendera a las regiones de Atacama y Coquimbo. Pero hasta podra producir beneficios, como la incorporacin al cultivo de nuevas especies semitropicales.

La longitud del pas nos favorece as como el hecho de estar entre la cordillera y el mar. Pudiera ser factible el traslado de cultivos hacia la costa o al pie de la cordillera y no necesariamente desplazarlos hacia el sur. El problema del agua se acentuar, seguramente, y hay que buscar soluciones tanto a travs de embalses como dando al agua un carcter pblico, destinado al uso comn y no motivo de especulacin y lucro. En todo caso, el cambio climtico debe ser seguido atentamente y desde ya deben comenzar a imaginarse soluciones.

El consumidor

como eje

Y la situacin de los transgnicos?

Es un tema muy importante, que a mi juicio ha sido insuficientemente comprendido. Hay mucha ignorancia al respecto, y por lo mismo es necesaria una amplia campaa de difusin que permita tomar decisiones correctas. Algunos opinan que los transgnicos son muy beneficiosos, porque permitiran aumentar drsticamente producciones indispensables para satisfacer la demanda. Es claro que en esa posicin estn las transnacionales agroqumicas, pero en ellas impera la lgica del negocio. Otros sostienen que los transgnicos son muy peligrosos, porque no se conocen sus verdaderos efectos en el mediano y largo plazo y porque contribuyen a la eliminacin de la biodiversidad.

El debate y la difusin adecuada de los temas involucrados en el uso de transgnicos debe continuar, dejando en suspenso decisiones que pudieran ser irreversibles. Entretanto, hay que informar adecuadamente a los consumidores con un buen etiquetado. No basta con informar que se trata de productos transgnicos si el consumidor no sabe qu significa eso. En cuanto a los biocombustibles, se pueden convertir en un problema muy serio dado que las extensiones que se dedican a su produccin se restan a la produccin de alimentos.

Es crucial el precio de los alimentos, especialmente para los sectores ms modestos. Tradicionalmente la intermediacin encarece fuertemente el precio final, a lo que se agrega ahora al poder de los supermercados. Cmo se puede terminar con esta situacin?

Hay, efectivamente, una asimetra que en los hechos es una injusticia que perjudica especialmente a los consumidores, pero tambin a los productores, que perciben mucho menos de lo que debieran en relacin a los precios finales. Los grandes mercados, que son las tiendas de retail y los super o hipermercados, imponen sus condiciones. Una posibilidad de resistencia sera que los productores fueran ms eficientes, de este modo podran ampliar sus mrgenes. Eso no es fcil. No solamente por las presiones sino porque los productores pequeos son un sector atrasado, con poco o nulo acceso al crdito, con baja escolaridad. El sector campesino es el ltimo lugar a donde llega la tecnologa. Los pequeos y medianos productores representan entre doscientas y trescientas mil familias y abastecen fundamentalmente el mercado interno. Los grandes productores se orientan principalmente a las exportaciones, a las cuales los pequeos no tienen acceso.

Pequeos y medianos productores controlan la produccin de verduras y hortalizas y tienen presencia importante en el mercado de cerdos, pollos, cordero y altamente significativa en fruticultura. Esos productores, especialmente los pequeos, tienen grandes carencias en asistencia tcnica, lneas de crdito, tcnicas de gestin y de organizacin productiva. Tienen, sin embargo, su principal canal de comercializacin a travs de las ferias libres o mercados locales. La cadena de comercializacin en las ferias libres es claramente ms equitativa y se acerca a lo que se entiende por comercio justo.

Sin embargo, son muy poco los mercados locales a los que llegan directamente los productores. La mayora, en el caso de Santiago, vende en Lo Valledor y reciben mucho ms que si llegaran a un solo gran comprador. La conveniencia para el consumidor es clara. Un ejemplo. De acuerdo a un seguimiento de trece productos hortifrutcolas hecho entre el 11 y el 31 de marzo de este ao, los precios en las ferias libres fueron en promedio un 67 por ciento ms bajos que en los supermercados. La papa Desir costaba en el supermercado 435 pesos el kilo y 230 pesos en la feria; la cebolla nueva, 147 pesos contra 106 pesos en la feria. Y es una situacin que podra mejorar.

La feria libre

Existe un proyecto de la Asociacin de Ferias Libres, que tiene apoyo de la FAO, para crear un observatorio que genere informacin de precios y condiciones de venta que estara dirigido tanto a los feriantes como a los pequeos y medianos agricultores, para fortalecer la relacin entre unos y otros. Mercados locales o ferias libres tienen ventajas evidentes: aseguran productos ms frescos, de mejor calidad y ms asequibles al consumidor, que aumenta su capacidad de eleccin. Estas ventajas podran estimular el consumo de hortalizas y frutas, parte de la alimentacin sana, que en Chile no llega ni a la mitad de lo que recomienda la Organizacin Mundial de la Salud (OMS). Hay ventajas sociales adicionales, como la importancia de las ferias libres en el mejor uso de los espacios pblicos y su carcter de lugar de encuentro y sociabilidad barrial.

En el entendido que el pas no puede producir toda la variedad de alimentos que necesita, base de lo que se llama soberana alimentaria, el trabajo de los productores pequeos y medianos debe ser promovido y estimulado. Siempre existir contradiccin entre consumidores que quisieran comprar los productos ms baratos y vendedores que pretenden venderlos lo ms caro posible. Eso estimula la importacin de productos ms competitivos, ms baratos, como el arroz que llega de Vietnam o el trigo, la carne o el aceite argentinos. Al mismo tiempo, no se puede (o mejor no se debe) dejar morir las producciones chilenas, a las que hay que buscar una salida ya sea aprovechando elementos diferenciadores (calidad, cultivos orgnicos, caractersticas especficas derivadas de la biodiversidad, facilidad de entrega, etc.) o en ltimo caso, buscar producciones de reemplazo o combinaciones, como por ejemplo se ha hecho con el pollo. Somos exportadores pero tambin importadores. O con la carne, hay exportaciones significativas de carne de vacuno de alta calidad, a la vez que se importa carne ms barata desde Brasil, Argentina o Paraguay, por ejemplo.

Las diferencias de dinero permiten equilibrios en el mercado. Se trata de conservar la produccin nacional, estimulando su calidad, exportando lo mejor para obtener precios ms altos y comprando barato productos satisfactorios, aunque no ptimos. En todo caso, la idea de la soberana alimentaria debe estar siempre presente en la poltica agraria, que debe estar preparada para emergencias econmicas o de otro tipo. Son cosas en las cuales, la responsabilidad del Estado es central e indelegable, como por ejemplo en el caso del agua -que debe estar al servicio de todos- y en la construccin de embalses, de los cuales hay un dficit considerable, porque hay que asegurar el riego. Cada ao van a dar al mar, es decir se pierden, 70 mil hectreas de tierra cultivable, una superficie equivalente a la totalidad del Gran Santiago, por falta de embalses

HERNAN SOTO

Concentracin de la tierra

En Chile, en 2009, de acuerdo a un estudio de la Oficina de Planificacin Agrcola del Ministerio de Agricultura, las explotaciones de ms de dos mil hectreas ocupan el 35 por ciento de la superficie productiva -con unas dos millones 500 mil hectreas-, que estn en manos del 0,6 por ciento del total de agricultores. La abrumadora mayora de los agricultores tiene menos de cien hectreas y representan el 92 por ciento del total, ocupando alrededor de un milln 500 mil hectreas, algo ms del 20 por ciento de la superficie productiva total. Mientras las explotaciones de menos de cien hectreas estaban divididas entre 276 mil explotaciones, las propiedades de ms de mil hs. estaban divididas apenas en 2.400 explotaciones.

Tamao N explotacin Subtotal H

<100 H 276.627 1.497.207

101-1.000 H 19.453 1.884.890

1.001-2.000 H 1.407 423.777

>2000 H 1.958 2.035.523

TOTAL 301.269 5.841.397

(Fuente: ODEPA, 2009. Anlisis del VII Censo Nacional Agropecuario y Forestal).

 

(Publicado en Punto Final, edicin N 731, 15 de abril, 2011)

[email protected]

www.puntofinal.cl

www.pf-memoriahistorica.org



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter