Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-04-2011

El valor agregado histrico de la revolucin cubana

Roberto Herrera
Rebelin


Por lo visto, los vientos que soplan en La Habana, no son del agrado de los enemigos de la revolucin, puesto que los medios principales de comunicacin se han limitado a comentarios escuetos y estereotipados en relacin a los ltimos sucesos en el mbito poltico cubano.

Quienes esperaban una catarsis poltica como la ocurrida en el XVII Congreso del Partido Comunista Bolchevique de la antigua Unin Sovitica en enero de1934, probablemente habrn quedado defraudados con los resultados del recin celebrado VI Congreso del Partido Comunista de la Repblica Socialista de Cuba.Si se pretendiera encontrar similitudes con lo sucedido en Cuba en los ltimos das, semanas y meses, podra afirmarse, con las salvedades y reservas del caso, que algo parecido ocurri en el XII Congreso del Partido Comunista de la Repblica Popular China en septiembre de 1982, el cual marc la pauta de las reformas econmicas del socialismo chino. No obstante, el socialismo cubano es diferente y tiene otros derroteros.

Considero que estamos siendo testigos de un proceso poltico-ideolgico con rasgos paradigmticos al interior de un partido comunista. Las dicotomas tradicionales en las sociedades comunistas: partido-estado, burocracia-apparatschik, cuadros-militancia han sido expuestas pblicamente, analizadas y discutidas. Ral Castro fue claro y preciso cuando se refiri a estos temas en su discurso de inauguracin al VI Congreso: Se trata, compaeras y compaeros, de despojar para siempre al Partido de todas las actividades no propias de su carcter de organizacin poltica, en pocas palabras, liberarse de funciones administrativas y dedicarnos cada quien a lo que nos toca.

Palabras que recuerdan las de Apeles, el famoso pintor griego ms clebre de la antigedad, cuando en cierta ocasin un zapatero, sintindose autorizado y en condiciones dejuzgar una obra suya, ms all de lo que su profesin artesanal lo facultaba, ste le contest: Zapatero, a tus zapatos.

Los efectos de la reforma econmica se podrn analizar solamente en el momento oportuno, es decir, cuando las repercusiones sean perceptibles y medibles. El VI Congreso tiene una relevancia poltica-ideolgica importantsima en la construccin del socialismo en Cuba. En primer lugar, se ratifica el carcter socialista y antiimperialista de la revolucin y como consecuencia directa de ello, el legado histrico de Jos Mart, Fidel Castro, Ernesto Guevara, Julio Antonio Mella, Carlos Balio, Lenin, Marx, Engels y dems personalidades revolucionarias, que han contribuido a la construccin del socialismo. En segundo lugar, el pueblo cubano ha asumido conscientemente la ausencia de Fidel en el trabajo diario poltico y estatal. No se cay en la tentacin de nombrar al compaero Fidel (tampoco l lo hubiera aceptado) Presidente vitalicio del Partido u honrarlo con cualquier otro ttulo simblico y vaco. Fidel Castro, bien lo dijo Ral, no necesita cargos ni nombramientos, es y ser el Comandante en Jefe de la revolucin cubana. En tercer lugar, el partido comunista cubano est demostrando su capacidad de aprender de los errores cometidos, los propios y los ajenos, y de tomar las medidas necesarias para corregirlos y no repetirlos. Ya tendremos tiempo para constatar y verificar la puesta en prctica de los acuerdos y resoluciones.

Las revoluciones socialistas son procesos dialcticos productivos, sobretodo de ideas, valores, principios y experiencias. Todo indica que los revolucionarios cubanos han aprendido bien la leccin del fracaso del modelo socialista sovitico de desarrollo. A pesar de la desaparicin de la Unin Sovitica, el socialismo sigue siendo la nica alternativa posible al imperialismo y al capitalismo globalizado. A pesar de la campaa meditica contra la revolucin cubana, el pueblo revolucionario de Cuba, a travs de su Partido, ratific en el VI Congreso su vocacin martiana, fidelista y socialista. Este es el valoragregado de la revolucin cubana al proceso dialectico de la construccin del socialismo de este siglo o de cualquier siglo futuro.

Blog del autor: http://robiloh.blogspot.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter