Portada :: Otro mundo es posible :: X Foro Social Mundial (Dakar)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-04-2011

Foro Social Mundial de Dakar 2011
Exito popular y logro poltico de la Asamblea de los Movimientos Sociales (AMS)

Olivier Bonfond
CADTM

Traducido para Rebelin por Marina Almeida


Tras varios aos de "estancamiento"1, la Asamblea de los Movimientos Sociales (AMS)2, proceso de convergencia de las fuerzas sociales anticapitalistas, dio un importante salto cualitativo en el ltimo Foro Social Mundial (FSM) que tuvo lugar en Dakar del 6 al 11 de febrero del 2011. Adems de la gran aceptacin popular que hizo que la asamblea fuese uno de los principales acontecimientos de este FSM, en la AMS se consigui llegar a un acuerdo sobre un programa de lucha realmente comn en el que se respeta la diversidad de los movimientos sociales y lo que es prioritario para ellos. Tambin se tomaron decisiones importantes sobre las etapas que habr que superar para lograr una verdadera coordinacin internacional de los movimientos sociales. Ahora faltara concretar estos avances sobre el terreno de las luchas y aceptar el enorme desafo de contrarrestar a nivel mundial la ofensiva del gran capital y de contribuir de manera eficiente a modificar la correlacin de fuerzas en favor de las clases trabajadoras del sur y del norte del planeta.

La AMS de Dakar 2011: un xito popular

El 6 de febrero, despus de la marcha de inauguracin del FSM, que reuni cerca de 60.000 personas, la Asamblea Mundial de los Movimientos Sociales constituy una de las principales actividades del foro en trminos de participacin, movilizacin y convergencia. El 10 de febrero, en un ambiente electrizante, en parte debido a las actuales revoluciones del mundo rabe, se reunieron aproximadamente 2.000 personas, pertenecientes a varias decenas de redes y movimientos sociales de los cuatro puntos cardinales del planeta, para ratificar su voluntad de lucha conjunta contra el capitalismo, el patriarcado, el imperialismo y todas las formas de opresin y discriminacin. Adems, los movimientos sociales presentes adoptaron a mano alzada una declaracin final3 que constituir una especie de brjula para las luchas que se llevarn a cabo durante los prximos dos aos.

Este logro no fue fruto del azar. Es el resultado del intenso esfuerzo realizado durante estos ltimos meses por el Grupo de facilitacin internacional de la AMS. Y entre otros factores, este xito tambin se debe a un acontecimiento importante, el tercer seminario mundial de los movimientos sociales4 que se realiz en noviembre de 2010 en Dakar. En ese seminario estratgico, numerosos movimientos sociales senegaleses y otros movimientos africanos pudieron intercambiar sus anlisis sobre los retos del Foro social mundial 2011, compenetrarse con el proceso de la AMS y resolver involucrarse activamente en l. All se cre un grupo encargado de la preparacin de la Asamblea de 2011 que desempe un papel clave no slo facilitando una logstica de calidad y una movilizacin masiva en el momento de la reunin general de la asamblea, sino tambin garantizando mayor concordancia, transparencia y democracia a nivel de la toma de decisiones: amplia convocatoria a las reuniones preparatorias, comunicacin rpida y eficaz, organizacin de debates de varias horas, creacin de un comit de redaccin para la declaracin final Estas experiencias no son para nada triviales y deben servir de ejemplo para el futuro. No olvidemos que la logstica y la poltica son indisociables y que detrs de cada accin poltica hay hombres y mujeres que, de manera ms o menos visible, estn invirtiendo energa y asumiendo responsabilidades.

A pesar de estos esfuerzos, era difcil garantizar un resultado exitoso. Durante estos ltimos aos la AMS pas por momentos difciles. Por un lado, varios movimientos sociales se apartaron del proceso de la AMS para centrarse sobre todo en la cuestin del cambio climtico. Otros movimientos sociales se han visto apresados por la dialctica de apoyo a gobiernos que han desarrollado o que todava desarrollan polticas en conformidad con la agenda neoliberal (por dar slo un ejemplo : el gobierno de Prodi en Italia de abril 2006 a enero de 2008). El FSM en general y el Foro Social Europeo en particular sufrieron un rotundo debilitamiento. Por otro lado, la AMS fue objeto de numerosos ataques por parte de un sector del Consejo Internacional (CI) del FSM, el cual considera a ese proceso como una amenaza y no desea que ocupe un lugar demasiado destacado en el mbito del FSM. Hace ms de dos aos que varios movimientos sociales consiguieron restablecer un dilogo constructivo en el seno del Consejo Internacional a propsito de la funcin, legitimidad y utilidad de la AMS, incluso en lo que atae al proceso del FSM en su conjunto. A pesar de ello, a la ocasin del Foro de Dakar 2011, ciertas personas intentaron ponerle trabas a la AMS, directa o indirectamente. Un ejemplo: unas horas antes del comienzo de la reunin de la asamblea, todava no se saba qu sala le sera atribuida Felizmente, el grupo de preparacin reaccion con rapidez asegurndole una sala adecuada en trminos de capacidad, servicio de intrpretes y sonido.

Adems, se deben destacar otros dos hechos positivos. En primer lugar, la invitacin de la AMS a que nuevos participantes se integraran en su dinmica, en particular el movimiento senegals de hip hop. ste no slo le imprimi mucha fuerza a la asamblea final inaugurando la sesin, sino que tambin contribuy positivamente a las actividades de la AMS, en especial, transmitindole las experiencias de su lucha a nivel local y aportando su saber en materia de comunicacin y educacin popular. En segundo lugar, a pesar de la profusin de actividades en torno al FSM, despus de haber expresado su solidaridad con el pueblo tunecino, que sigue movilizado tras la huida del dictador neoliberal Ben Al, la AMS pudo concretar muy rpidamente una accin de solidaridad con la lucha del pueblo egipcio, organizando una sentada frente a la embajada de Egipto en Dakar el 11 de febrero de 2011, apenas unas horas antes de que Mubarak fuera destituido oficialmente.

La AMS de Dakar 2011: un logro poltico

Aparte de la importancia de haber logrado el xito de la ltima reunin de la asamblea en s, no hay que olvidar que la AMS es ante todo un proceso, una dinmica que pretende vencer el aislamiento de las luchas, crear vnculos entre los movimientos sociales y elaborar programas de acciones y de movilizaciones comunes. Tras las vicisitudes de estos ltimos aos, los movimientos sociales presentes en Dakar e implicados en la AMS consiguieron delinear interesantes perspectivas polticas y estratgicas, especialmente en lo que se refiere a la difcil cuestin de las prioridades en la lucha.

Los movimientos sociales agrupados en el seno de la AMS se enfrentan con un problema desde hace varios aos: cmo determinar las prioridades de lucha? El poder responder a esta interrogante es fundamental para la AMS ya que sta parte de la constatacin que para consolidar la lucha contra la globalizacin capitalista y revertir la correlacin de fuerzas capital/trabajo a nivel mundial, es necesario vincular las luchas entre s y hacerlas converger en un movimiento comn a la vez masivo y coordinado. Ahora bien, dicho movimiento no podr emerger si los movimientos sociales no desarrollan cierta capacidad para determinar sus prioridades comunes en las acciones que se deben llevar a cabo. En cierto modo, se trata de volver a ser capaz de llevar a cabo acciones como las organizadas a propsito de la guerra contra Irak en 2003: una movilizacin mundial apoyada por centenares de movimientos sociales y congregando a varios millones de personas en la calle. Aunque con esta movilizacin, que hizo salir a la calle a 12 millones de manifestantes en febrero de 2003, no se consiguiera impedir la guerra, para triunfar u obtener y defender derechos, las fuertes movilizaciones populares siguen siendo la nica alternativa ante la lgica despiadada del capital. Ah estn, para recordrnoslo, los levantamientos populares recientes en los pases rabes.

En realidad, llegar a un consenso sobre la necesidad de lograr este objetivo no plantea ningn problema en la AMS. Sin embargo, entre ponerse de acuerdo a propsito de un objetivo y ponerlo efectivamente en prctica, hay una etapa que no es fcil superar, sobre todo, porque el hecho de elegir tambin implica renunciamiento. En general, los movimientos sociales se concentran en una o varias cuestiones especficas: soberana alimentaria, agua, biodiversidad, deuda pblica, feminismo, racismo, guerra, militarizacin, neocolonialismo, transgnicos, derechos humanos, cambio climtico, la lista es infinita. Entonces, por qu decidir, por ejemplo, que la cuestin de la soberana alimentaria ser prioritaria en relacin a otras durante uno o dos aos? Este problema no se haba podido resolver antes del FSM de Dakar. Todos los debates sobre esta temtica se terminaban lgica e ineluctablemente con la misma constatacin: aunque en un momento dado resulte necesario aunar todas las fuerzas y apoyar colectivamente una determinada reivindicacin comn, todas las luchas son importantes y es sumamente difcil, e incluso imposible, optar por una y determinar que sta constituye la lucha prioritaria para todos los movimientos sociales.

El no resolver este problema acarrea consecuencias absolutamente prcticas y de carcter estratgico para la AMS: estos ltimos aos sta sala de los encuentros mundiales o de los seminarios importantes con una declaracin poltica lo ms completa posible, de manera a que nadie fuese excluido, y con unaagenda comn de luchas, conformada por una lista con las principales fechas de las acciones y movilizaciones de los movimientos sociales del mundo. Aunque con tal rendimiento se pueda propiciar la creacin de vnculos y la solidaridad entre las distintas luchas de los movimientos sociales, no se puede lograr la convergencia de todas las fuerzas sociales alrededor de una temtica. Al contrario, lo que se constata es la dispersin de fuerzas.

En el FSM de Belm, en enero de 2009, la AMS haba registrado su primer salto cualitativo al lograr determinar slo cuatro fechas importantes de movilizacin global para el ao 2009. La declaracin de la AMS de Belm5 tambin constituy un avance en el sentido en que se le dio un contenido concreto al lema otro mundo es posible centrndose en una serie de alternativas radicales, anticapitalistas, antirracistas, feministas, ecolgicas e internacionalistas, a llevar a la prctica.

Gracias a las discusiones que se llevaron a cabo en Dakar durante las sesiones preparatorias se pudo limitar el nmero de movilizaciones globales a dos fechas: por una parte, el 20 de marzo de 2011, a fin de brindar un pronto apoyo a los procesos revolucionarios actuales del mundo rabe. Por otra, el 12 de octubre de 2011 como da mundial de accin contra el capitalismo. Apoyo a la revolucin y lucha contra el sistema capitalista, algunos no se esperaban tal desenlace. Obviamente, en esto, la coyuntura internacional desempe un papel determinante a travs de la crisis global del sistema y de los levantamientos populares que le restituyen (por fin) legitimidad y lozana a los conceptos de anticapitalismo y revolucin. El otro elemento clave es el hecho de haber asociado estas dos fechas globales a cuatro grandes lneas de lucha: lucha contra las transnacionales, lucha por la justicia climtica y la soberana alimentaria, lucha contra la violencia hacia las mujeres y lucha por la paz, contra la guerra y el colonialismo. A travs de la declaracin final, estas orientaciones de lucha reflejan las principales luchas llevadas a cabo actualmente por los movimientos sociales. La declaracin lleva implcitas las fechas correspondientes a cada una de estas luchas aunque no figuren expresamente en ella. Este xito se debi tambin, no hay que olvidarlo, a la inmensa labor de preparacin que hizo que movimientos sociales provenientes de los cuatro puntos cardinales del planeta pudieran llevar a cabo debates de calidad durante varias horas.

Claro que en esta batalla an se est lejos del triunfo final. Globalmente las luchas actuales tienen poca fuerza y estn desconectadas entre s, an ms cuando se las compara con el poder del capital que, a pesar de las brechas en las que ciertos pueblos consiguieron introducirse, sigue siendo hegemnico y contina consolidando su influencia en todos los mbitos de la vida (poltico, social, ideolgico, meditico ). Y no es por el hecho de que se hayan prefijado dos fechas globales que la situacin va a evolucionar rpidamente. No obstante, esta declaracin y esta orientacin indican que los movimientos sociales estn adquiriendo madurez poltica y que, teniendo en cuenta la coyuntura internacional, estn preparados para incorporar sus luchas a una estrategia de lucha global contra el sistema capitalista.

Ampliacin y consolidacin del proceso de la AMS

El otro aspecto positivo que se desprende de la AMS de Dakar tiene que ver con la ampliacin y el funcionamiento interno de sta. Aqu se impone la siguiente constatacin: tras diez aos de funcionamiento, la AMS todava no consigui poner en marcha una dinmica virtuosa que posibilitase la creacin de una verdadera coordinacin de los movimientos sociales a nivel mundial. Las causas son mltiples y a la vez, internas y externas. Desde luego que en esto influyeron las discrepancias con el proceso del FSM, sin embargo, stas no dan cuenta de todo lo ocurrido, ni mucho menos.

Un dato importante que se debe tomar en cuenta es el hecho de que la AMS siempre rehus convertirse en institucin, con estructura rgida y jefatura internacional, con lnea poltica petrificada o incluso, con afiliaciones formales y excluyentes. Si bien esta precaucin es, a priori, absolutamente legtima, una estrategia demasiado cautelosa trajo como consecuencia que el proceso cayera en el error contrario, es decir, la falta de identidad propia y una gran indeterminacin en cuanto a su modo de funcionar, lo cual hizo que fuera poco visible y que suscitara poco inters.

Desde hace varios aos, sobre todo mediante la organizacin de seminarios estratgicos, se ha llevado a cabo una reflexin sobre el proceso de la AMS, sus insuficiencias y la manera de subsanarlas. En el FSM de Dakar se han tomado varias decisiones de suma importancia a propsito de estas cuestiones.

Renovar y volver a dinamizar el grupo de facilitacin de la AMS: con ocasin del primer seminario mundial de los movimientos sociales que tuvo lugar en Bruselas en septiembre de 2006, se cre un Grupo de facilitacin mundial de la AMS6. Este grupo, compuesto por unas quince redes y movimientos, en representacin geogrfica y sectorial equilibrada, tena como principales objetivos desarrollar el proceso en su conjunto, impulsar los intercambios y las convergencias, propiciar la preparacin de los acontecimientos importantes como el FSM, garantizar la continuidad del debate, mejorar la comunicacin difundiendo las informaciones pertinentes y fomentar los vnculos entre la AMS y el proceso FSM, especialmente con el Consejo Internacional. Desgraciadamente, este grupo no pudo funcionar realmente y alcanzar los objetivos que se haba fijado. Y esto, por mltiples razones, siendo la principal: la dificultad con que se encuentran los movimientos, ya muy implicados en varios mbitos de lucha, para comisionar en el seno de sus organizaciones a personas capaces de tomar parte en estas diferentes tareas.

No obstante, se desprende de los diferentes debates que este grupo de facilitacin sigue constituyendo una iniciativa positiva y que a cinco aos de su creacin, de lo que se trata es de renovarlo e insuflarle dinamismo ; el propsito principal es que sea equilibrado (a nivel temtico, sectorial y geogrfico, y sin relegar la paridad de gnero), relativamente abierto y de funcionamiento flexible. Recordemos que la AMS no aspira a convertirse en una estructura con jefatura y objetivos propios. La AMS pretende ser una herramienta que parte de las luchas reales, existentes, con el designio de fortalecerlas, asociarlas entre s y hacerlas converger. Sin embargo, para poder tomar decisiones que ataen e implican a los movimientos sociales de todo el mundo, es necesario contar con espacios de debates y con decisiones que sean eficaces, transparentes y democrticas.

Proseguir con la labor de ampliacin: esta etapa es fundamental puesto que las redes internacionales o regionales no bastarn para forjar una autntica capacidad de movilizacin a todos los niveles. Es necesario que todas las fuerzas sociales incorporadas a la dinmica de la AMS puedan realmente hacerla suya, apoyarse en ella y fortalecerla transponindola a sus diferentes realidades y acciones. Ahora bien, hoy en da, exceptuando los movimientos sociales que son parte activa del proceso del FSM y/o que estn implicados en una dinmica internacional, entre los otros miles de movimientos sociales, que luchan valientemente por la defensa de sus derechos a nivel local y nacional, casi no se conoce a la AMS. Entrar en contacto, establecer un dilogo y una colaboracin con estos movimientos constituye una tarea urgente e importante que el grupo de facilitacin y todos los movimientos sociales que participan en la AMS deberan emprender ya mismo.

Proseguir con la labor de descentralizacin: en 2006, despus de cinco aos de FSM y AMS, los movimientos sociales comprometidos con este proceso estimaron que era importante hacer un balance a la vez del estado del proceso y de la evolucin de la coyuntura internacional. Esto se materializ en un primer seminario mundial de los movimientos sociales, realizado en Bruselas en septiembre de 2006, en el que se reuni un centenar de delegados representando a unas cincuenta organizaciones provenientes de todo el mundo. En enero de 2010, los movimientos sociales decidieron llevar a cabo un segundo seminario mundial en San Paulo del 22 al 24 de enero 2010. Como era de esperar, este seminario se caracteriz por una fuerte presencia latinoamericana y en l se pudo avanzar objetivamente en una serie de temas, especialmente los relacionados con el contexto latinoamericano, como por ejemplo la puesta en marcha de una gran campaa continental contra las bases militares extranjeras en Amrica latina. En relacin con estos resultados, se tom la decisin de ampliar la descentralizacin del proceso volviendo a organizar este tipo de seminarios en los cinco continentes. El tercer seminario de los movimientos sociales se celebr en Dakar en noviembre de 2010, precediendo al FSM. En vista de la efectividad de este seminario, tanto en lo que se refiere a la participacin de los movimientos sociales africanos como al xito y la dinmica global de la AMS, es obvio que habr que seguir impulsando este mecanismo de descentralizacin continental. Se ha establecido un acuerdo de principio a propsito de la celebracin de un prximo seminario de este tipo en Asia. Adems de los seminarios estratgicos y de las asambleas mundiales que se celebran en el momento del Foro Social Mundial, tambin sera interesante que se llevaran a cabo asambleas continentales de los movimientos sociales. Esta descentralizacin es tanto ms importante cuanto que debe posibilitar la ampliacin del proceso y por lo tanto, incrementar las capacidades de movilizacin a nivel local, regional y nacional, lo cual es primordial si a lo que se aspira es a que las reivindicaciones populares puedan realmente incidir en las decisiones polticas.

Elaborar un documento de referencia que determine con ms precisin la orientacin poltica y el funcionamiento de la AMS: un problema importante al que se enfrenta la AMS consiste en su imposibilidad de saber con exactitud cules son los movimientos sociales incorporados a su proceso. De hecho, no existe ninguna lista de miembros de la AMS y no ha habido recopilacin de firmas en ninguna de las declaraciones finales adoptadas en el FSM. Si bien este hecho puede implicar ciertas ventajas, por otra parte, socava el proceso al ocultar su calidad representativa real y al menoscabar el carcter democrtico de su funcionamiento.

Qu es la AMS? Qu representa? Quines son sus miembros? Cmo funciona? Cmo se toman las decisiones? Cmo se redacta una declaracin de la AMS? A la mayora de las personas y movimientos sociales, dejando de lado los que toman parte activa en el proceso, les resulta muy difcil responder a estas preguntas, e incluso imposible. En el marco de las discusiones llevadas a cabo en Dakar, el grupo de facilitacin de la AMS decidi iniciar un procedimiento para la elaboracin de un documento de referencia que definira de manera ms precisa la orientacin poltica y el modo de funcionamiento de la AMS. Aunque an resta determinar su naturaleza y su alcance, la elaboracin de este documento, as se lo designe como carta, plataforma o texto de referencia, en cualquier caso, deber elaborarse sin premura y lo ms colectivamente posible, tanto ms lentamente cuanto que se debe sacar partido de este proceso de elaboracin para ampliar la dinmica incluyendo nuevos movimientos sociales.

Si se evoluciona en la buena direccin, es decir, si se cuenta con un grupo de facilitacin que promueva enrgicamente la coordinacin de las luchas sociales, con la ampliacin del proceso en una mayora de pases y regiones, con una orientacin poltica clara y un funcionamiento eficaz y democrtico y con una capacidad de movilizacin masiva a nivel planetario, la AMS podr cumplir plenamente con su funcin: modificar la correlacin de fuerzas a favor de los oprimidos de todo el mundo.

Tras la accin mundial del 20 de marzo de 20117, que aunque relativamente poco consistente fue positiva dado que correspondi a la necesidad de manifestar prontamente solidaridad internacional y apoyo a los pueblos en lucha en el mundo rabe, la accin mundial del 12 de octubre de 2011 constituir una nueva prueba importante para valorar el grado de compromiso de las fuerzas sociales en el seno de la AMS. Sea cual fuere el caso, como proceso de convergencia de las luchas anticapitalistas, a la AMS le corresponde un lugar totalmente legtimo y justificado en la lucha contra el capitalismo, en aras de la construccin de un mundo socialmente justo y respetuoso con la naturaleza.

Notas:

1 Ver Olivier Bonfond, Historique et perspectives de lAMS en: http://www.cadtm.org/Historique-et-perspectives-du

2 Para ms informacin sobre la AMS : http://www.cadtm.org/AMS,239

3 Ver texto de la Declaracin en: http://www.cadtm.org/FSM-Declaracion-de-la-Asamblea-de

4 Ver el informe de este seminario en: http://www.cadtm.org/Informe-del-Seminario-de

y http://www.cadtm.org/Compte-rendu-CADTM-du-Seminaire

5 Ver texto de la Declaracin de la AMS de Belm en: http://www.cadtm.org/No-vamos-a-pagar-por-la-crisis-que

6 Ver http://www.cadtm.org/Historique-et-perspectives-du

7 Para informarse sobre la accin del 20 de marzo de 2011 y sobre su resultado: http://www.cadtm.org/Movilizacion-general-el-20-de y http://www.cadtm.org/Bilan-du-20-mars-2011-journee

Fuente: http://www.cadtm.org/FSM-Dakar-2011-Succes-populaire-et

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter