Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-05-2011

Ninismo, nonismo y confusionismo

Carlo Frabetti
Rebelin


Me he enterado con bastante retraso -y con no menos pesar- de que mi artculo Vuelven los nins ( www.kaosenlared.net/noticia/vuelven-los-ninis ) ha sido utilizado como arma arrojadiza para atacar a mis compaeros y amigos Santiago Alba, Iaki Errazkin y Manel Mrquez. Por otra parte, algunos lectores me han acusado a m, por ese mismo artculo, de apoyar a Gadafi. Y otros han defendido el ninismo alegando que es del todo adecuado decir, por ejemplo, Ni PP ni PSOE. Y, para complicar las cosas un poco ms, tambin se est empezando a llamar nins a los jvenes que ni estudian ni trabajan. Por lo tanto, y valga la paradoja, creo necesario hacer algunas aclaraciones innecesarias:

-Mi artculo se refiere de forma expresa e inequvoca a consignas tan concretas y tan homogneas como (por orden cronolgico) Ni OTAN ni Milosevic, Ni Bush ni Sadam y Ni OTAN ni Gadafi. Al hablar de ninismo me refiero exclusivamente a este tipo de equiparaciones tergiversadoras y tendenciosas.

-No aceptar una consigna del tipo Ni Bush ni Sadam no significa estar a favor de Sadam (o de Bush): significa, sencillamente, no aceptar la equiparacin de ambos trminos de la nigacin. Creo que el argumento por reduccin al absurdo que utilic en su da en mi soflama Sadam y la mortadela ( www.nodo50.org/contraelimperio # 87), y que reproduzco en Vuelven los nins, no deja lugar a dudas. La negacin del ninismo -que para simplificar llamar nonismo- no equivale a negar la maldad de uno de los dos trminos nigados, sino que, insisto, solo significa rechazar su equiparacin.

-Viceversa, el mero hecho de afirmar la maldad de dos oponentes asimtricos no significa necesariamente incurrir en el ninismo. Que alguien ataque a la OTAN y a la vez denuncie a Gadafi no quiere decir, ni mucho menos, que los equipare; de hecho, estoy seguro de que ni Alba ni Errazkin ni Mrquez son ninistas, y hasta me atrevera a afirmar que son tan nonistas como yo; aunque bien es cierto que al tratar asuntos tan delicados y complejos como el conflicto libio todos deberamos (y por supuesto me incluyo) esforzarnos al mximo por evitar posibles equvocos.

-S que son nins, sin embargo, quienes afirman, por ejemplo, que no se puede denunciar la represin en Euskal Herria sin condenar a ETA en el mismo prrafo. O que no se puede rechazar la invasin de Libia sin antes llamar tirano a Gadafi (y conste que, como se desprende del punto anterior, no digo que no se puedan hacer las dos cosas: lo inaceptable es exigir que se hagan ambas a la vez). Es como si no se pudiera denunciar la violencia machista sin aclarar que algunas mujeres son muy malas.

-Abundando en lo dicho en el primer punto, es claramente abusivo hacer extensiva mi denuncia del ninismo a cualquier sentencia de la forma Ni esto ni lo otro. Lemas como Ni Dios ni amo o Ni PP ni PSOE no solo son lcitos, sino necesarios. Y difcilmente podra estar yo en contra del doble-ni en s mismo cuando el ms ledo de mis artculos recientes se titula Ni ETA ni ET.

-Pero precisamente porque podemos -y debemos- decir Ni PP ni PSOE, no podemos decir Ni OTAN ni Gadafi. Al decir Ni PP ni PSOE, rechazamos un bipartidismo de facto que nos impone la falsa eleccin entre dos opciones bsicamente equivalentes. De forma anloga, pero ahora improcedente, al decir Ni OTAN ni Gadafi se da a entender que dos rivales equiparables e igualmente malignos se disputan el control de Libia. Y equipar a un mal gobernante con una coalicin invasora es, en el mejor de los casos, un disparate. Diramos Ni chinos ni borbones si la aviacin china bombardeara Madrid con el pretexto de apoyar a los republicanos y a los independentistas, brutalmente reprimidos por el rgimen espaol?

-Hemos de ser muy cuidadosos en la eleccin de arengas y consignas, pues en ellas las connotaciones tienen tanto o ms peso que el sentido literal de las palabras. De no ser as, podramos decir, por ejemplo, Arriba Espaa. O es que no queremos que las naciones incluidas en el Estado espaol asciendan hacia ms altas cotas de bienestar y cultura?




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter