Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-05-2011

Las denuncias de Wikileaks sobre la situacin de los prisioneros en Guantnamo

Alejandro Torres Rivera
Rebelin


Se indica que el 11 de septiembre de 2001 Estados Unidos fue objeto del peor atentado terrorista en su historia. Aviones de pasajeros llenos de combustible se estrellaron contra las Torres Gemelas del World Trade Center y el Pentgono, mientras otro avin con sus pasajeros y tripulantes caa en Pennsylvania. Sobre los hechos, existen versiones que cuestionan la veracidad de tal historia oficial sobre todo en cuanto a si en efecto, las destruccin parcial ocurrida en el edificio del Pentgono se debi al estrellamiento contra la estructura de uno de los aviones o si se trat de un misil disparado contra la misma. Lo mismo ocurre en relacin a si el avin que se estrell en Pensilvania fue el resultado de una decisin de los llamados terroristas o si se trat de una nave derribada en vuelo por parte de aviones militares estadounidenses. Lo cierto es que tales actos cobraron la vida de ms de 3 mil ciudadanos y residentes de Estados Unidos, incluyendo a los perpetradores directos de los atentados.

En el discurso pronunciado por el Presidente George W. Bush dirigido al pueblo de Estados Unidos a raz de los sucesos, a la vez que haca responsable por los atentados a la organizacin fundamentalista islmica Al Qaeda, anunciaba el inicio de la Primera Guerra del Siglo XXI. Indicaba que esa guerra sera una en la cual las fronteras no estaran definidas; que ms que una guerra a la antigua, sera una respuesta imaginativa, dirigida por Estados Unidos, contra quienes perpetraron los atentados terroristas en Nueva York y Washington y contra aquellas personas u organizaciones que les hubieran ayudado o les hubieran dado resguardo o albergue. Indic igualmente, que sera una guerra larga que se librara en varios pases simultneamente; que no dependera de un golpe rpido; que no terminara con un ataque contra un solo individuo; y finalmente, que se librara en diferentes frentes, a saber: el frente militar, el frente de la inteligencia, el frente de las acciones de cumplimiento de la ley y el frente diplomtico.

En el discurso Bush emiti un ultimtum contra el Gobierno de Afganistn. Demand la entrega a las autoridades estadounidenses de Osama Bin Laden y los dirigentes de Al Qaeda; la liberacin de prisioneros extranjeros en dicho pas, incluyendo estadounidenses; la proteccin del personal diplomtico, periodistas y trabajadores internacionales que all trabajaban; el cierre inmediato de los campos de entrenamiento utilizados por Al Qaeda y sus aliados; la entrega de todos los llamados terroristas junto con aquellos que apoyaban sus estructuras de funcionamiento presentes en Afganistn; y finalmente, el derecho absoluto de acceso por parte de Estados Unidos a los campos de entrenamiento existentes en dicho pas de manera que su pas pudiera asegurarse que no volvieran a ser utilizados para tal propsito.

La negativa del Gobierno del Talibn de ceder ante tales demandas, desataron las acciones blicas sobre Afganistn que todava hoy, casi una dcada despus, continan librandose en ese territorio.

Las medidas militares tomadas por Estados Unidos fueron llevadas a cabo con el consentimiento de la comunidad internacional tomando como base lo expresado en dos Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. En el plano interno, comenzando con un conjunto de rdenes Ejecutivas dictadas por al Presidente Bush a partir del 14 de septiembre, se dirigieron los primeros pasos para responder a los atentados perpetrados. Bajo la premisa de que exista una emergencia nacional de proporciones extraordinarias para la defensa nacional, el 13 de noviembre de 2001, Bush autoriz, ya fuera dentro o fuera de la jurisdiccin de Estados Unidos, la detencin de personas sobre las cuales hubieran razones para creer que pertenecan a Al Qaeda; hubieran tenido vinculacin orgnica con ellos; o hubieran conspirado para cometer actos de terrorismo internacional.

La Orden autorizaba, adems, la creacin de una Comisin Militar con el fin de llevar a cabo juicios en tribunales militares contra aquellas personas capturadas en el curso de la guerra apenas iniciada. A los prisioneros capturados en combate Estados Unidos no les reconoca el status de prisioneros de guerra. Les llam combatientes enemigos. Como tales, podran ser apresados, trasladados a aquellas facilidades que Estados Unidos designara con tal propsito, interrogados, acusados, enjuiciados y procesados, y finalmente, condenados. Entre las penas contempladas para estos prisioneros se encuentra la pena de muerte.

En enero de 2002 el Presidente Bush anunci la creacin en la Base Naval de Guantnamo en Cuba de una prisin que segn las palabras del entonces Secretario de la Defensa Donald Rumsfeld, albergara lo peor de los peorde las personas sospechosas de cometer actos terroristas. Por esta prisin han pasado en casi una dcada, cientos de prisioneros capturados en diferentes pases del mundo, los cuales han estado sujetos a interrogatorios, vejaciones, condiciones de privacin de comunicacin, maltrato y torturas.

En virtud de una ley aprobada en el ao 2005, titulada Ley sobre el Trato a Detenidos(DTA), se implantaron los llamados juicios en las Comisiones Militares. En ellos, los encauzados no tienen derecho a una representacin legal; se les dificulta en gran medida confrontar la prueba de cargos, la cual depende en muchas ocasiones de confesiones arrancadas a personas por medio de la coercin o la tortura; se permite el uso en su contra de prueba de referencia, incluyendo la prueba de referencia mltiple, para probar presuntos cargos contra los prisioneros; y se les priva del acceso a que su detencin y condiciones de encarcelamiento puedan ser examinadas por los tribunales federales mediante un habeas corpus.

Una decisin del Tribunal Supremo de Estados Unidos del 14 de junio de 2008, sin embargo, vino a dar parcialmente al traste con esta nocin, reconociendo el derecho de tales prisioneros, en determinadas condiciones, a invocar la proteccin constitucional establecida en la Seccin 9 del Artculo I de su Constitucin de Estados Unidos al Habeas Corpus. Segn confes en su Opinin Disidente el Juez Scalia, esta Ley se aprob bajo la premisa recomendada al Presidente de Estados Unidos por sus asesores de que los prisioneros, por ser extranjeros y encontrarse en una instalacin militar fuera del territorio de Estados Unidos, nunca tendran acceso a la referida proteccin constitucional.

La Decisin del Tribunal Supremo de Estados Unidos del pasado vino a dar al traste con esta premisa no sin antes establecer una premisa igualmente imperial al desarrollar un concepto nuevo de ejercicio de soberanade Estados Unidos sobre el territorio que ocupa la Base Naval de Guantnamo.

Durante su campaa, el hoy presidente Barack Obama se comprometi al cierre de este campo de concentracin al reconocer como un oprobio a los derechos humanos lo que all ocurra. Al da de hoy, luego de ms de dos aos de haber accedido a la Presidencia, en Guantnamo continan perpetrandose horrorosas violaciones de derechos humanos contra los all detenidos.

En das pasados Wikileaks hizo pblico 759 documentos secretos del Pentgono. En ellos figuran importantes datos sobre los procesos llevados a cabo por Estados Unidos en los procesos de bsqueda de alegada informacin en poder de los prisioneros. Indicando que se ha, creado un sistema policial y penal sin garantas en el que solo importaban dos cuestiones: cunta informacin se obtendra de los presos, aunque fueran inocentes, y si podan ser peligrosos en el futuro, los documentos sacan a flote informacin importante sobre el uso de la tortura por parte de Estados Unidos con estos prisioneros.

De los 779 prisioneros trasladados a dichas instalaciones en esta dcada, an permanecen encarcelados 170. Los datos revelados indican que el 60% de los detenidos fueron llevados a esta prisin sin ser una amenaza probable. Entre los detenidos se encuentran ancianos con demencia senil, adolescentes, enfermos psiquitricos graves, maestros de escuela o granjeros sin vnculo alguno con la Yihad Islmica, los cuales fueron mezclados con posibles terroristas vinculados con los sucesos del 11 de septiembre en Estados Unidos. Estableciendo tres niveles de riesgo, Estados Unidos ha reconocido que 83 de ellos no suponan riesgo alguno, a 77 se les reconoce como personas que improbablemente supongan un amenaza para Estados Unidos o sus aliados. Al presente, slo siete prisioneros han sido juzgados y condenados. Slo el 22% de los prisioneros, mediante los procesos utilizados para la obtencin de informacin que incluyen la tortura, han aportado informacin de valor para los servicios de inteligencia.

Ya antes, en su edicin de mayo-junio de 2008, la revista Foreing Affairs, haba indicado que la prisin de Guantnamo haba pasado a convertirse en el smbolo de cmo Estados Unidos, en nombre de la lucha contra el terrorismo, violentaba flagrantemente los derechos de los seres humanos all detenidos. Para esa fecha, Tom Lasseter, periodista de MacClatchy Newspaper, indicaba que a base de entrevistas hechas a 66 ex prisioneros de Guantnamo demostraban que la mitad de ellos no tenan que ver nada con Al Qaeda.

De acuerdo con los documentos revelados por Wikileaks, a pesar de los mltiples intentos de suicidio, lesiones fsicas y emocionales sufridas por los prisioneros, los mdicos de Pentgono que atendieron estas situaciones no ha documentado las mismas. De acuerdo a testimonios vertidos por ex prisioneros en torno a las situaciones a las cuales estuvieron expuestos durante su cautiverio, las mismas cualifican como tortura bajo la definicin de tortura a la luz de la definicin del trmino bajo la Convencin de las Naciones Unidas contra la Tortura.

Entre ejemplos de las situaciones a las cuales han estado expuestos los prisioneros en Guantnamo, se encuentran las golpizas graves que resultaron e fracturas de hueso, asalto sexual y/o amenaza de violacin, simulacros de ejecucin, simulacros de desapariciones; privacin del sueo, exposicin a temperaturas extremas, amenazas graves, posiciones forzadas por periodos largos, palizas y desnudez forzada, y finalmente, la casi asfixia con agua mediante el mtodo conocido como el submarino. En esta prisin, es necesario indicar, no tan solo han sido encarcelados adultos sino tambin adolescentes, los cuales han sido internados en una seccin llamada Camp Iguana.

Jeffrey Kaye, escritor en el medio periodstico alternativo Truthout, escribi el 25 de abril de 2011 que los procesos de tortura llevados a cabo en Guantnamo continan contra los prisioneros hasta tanto el detenido no confiesa la versin que sus torturadores interesan que l declare. Tales fueron los casos del residente britnico Binyam Mohamed y el supuesto cerebro (mastermind) Abu Zubaydah, quien indica fueron torturados a comienzos de 2002 por las fuerzas aliadas y la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos para que produjeran las confesiones sobre supuestos planes, ms tarde desacreditados, con relacin a la supuesta bomba suciaque se proponan colocar en una ciudad estadounidense el propio Mohamed y Jos Padilla. Otra situacin que nos presenta el autor es el caso de Sharqawi Abdu Al al Hajj, el cual junto a otro detenido de nombre Al al Kazimi, fueron beneficiados mediante un recurso de Habeas Corpus llevado ante el Juez Henry H. Kennedy. En este caso el Juez indic: The Court will not rely on the statements of Hajj or Kazimi because there is un rebutted evidence in the record that, at the time of the interrogation at which they made the statements, both men had recently been tortured; es decir, recurriendo a una traduccin libre, el Juez indic que el Tribunal no descansara en los sealamientos hechos por Hajj o Kazimi porque existe evidencia no controvertida en el rcord a los efectos de que, cuando hicieron sus declaraciones, los dos haban sido recientemente torturados.

De acuerdo con otra historia narrada en Truthout el 22 de marzo de 2011 por Jason y Jeffrey Kaye, el programa de tortura utilizado en Guantnamo se desarroll a partir del curso militar titulado SV-91 o Special Survival for Special Missions Units. El concepto Survival, Evasion, Resistance, Escape (SERE) ha sido desarrollado para proteger este tipo de personal de Estados Unidos en situaciones de captura donde se les pretenda obligar a travs de estos medios a producir falsas confesiones, actividades de propaganda o reclutamiento de informantes.

La prisin que mantiene Estados Unidos en Guantnamo, ms que una prisin, constituye un Campo de Concentracin donde las violaciones de los derechos humanos de los detenidos es la orden del da. A lo anterior, podra sumarse otro tipo de experiencia, posiblemente peor, como la que ocurre en cientos de crceles clandestinas que hoy tiene Estados Unidos alrededor del mundo donde se denuncia han ocurrido innumerables muertes como consecuencia de las condiciones a las que son sometidos los prisioneros. La herida abierta que representa la presencia de este campo de concentracin en nuestro archipilago antillano es causa ms que suficiente para no cesar en la denuncia que conduzca al cierre definitivo de este centro de torturas y violaciones de derechos humanos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter