Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-05-2011

Berlusconi derrotado en la primera vuelta de las elecciones
Soplan nuevos vientos en Italia

Gorka Larrabeiti
Rebelin


Berlusconi se comprometi a obtener 53.000 votos en Miln, su ciudad -impensable que no la gobernemos nosotros y ha obtenido 27.000. Su partido sale derrotado y se detiene la parbola ascendente que hasta ahora haba tenido la Liga Norte, socia de gobierno de Berlusconi. El secretario del Partido Democrtico resumi la situacin con un smil meteorolgico: Sopla un nuevo viento del Norte. Varapalo, revs o castigo a Berlusconi: estos son los trminos que se han empleado para resumir los resultados de la primera vuelta las elecciones municipales y administrativas en Italia. En lenguaje berlusconiano: al final del primer tiempo del partido, el equipo de Berlusconi va perdiendo en casa. Nadie se esperaba tan contundente resultado, pero parece que,por fin, la gente ha aprendido que si hay un momento en que Berlusconi se emplea a fondo es durante las campaas electorales. En esta ocasin el mximo accionista de la holding Fininvest ha usado las artimaas que tantas veces le haban ayudado a recobrar consenso y a dejar sumidos en la perplejidad y la incredulidad a opositores y analistas. Para no faltar a la costumbre, el Presidente del Consejo de Ministros irrumpi en los salones de los italianos con mensajes de vdeo, falsas entrevistas y reportajes violando el equilibrio informativo escandalosamente (ver cifras) y la Autoridad Garante de la Comunicacin tuvo que reconocer el atropello y mult a la Sky y TG4 con 100.000 euros. Una vez ms, en pleno alarde de conflicto de intereses, aprovech la victoria en el campeonato de ftbol de su club, el AC Milan, para colar mensajes polticos electorales (algunos candidatos de las listas de Berlusconi a la alcalda de Miln se subieron al autobs en que iban Ibrahimovic, Pato y compana, flamantes campeones de Liga). En su lnea de hbil mercader de alfombras de zoco, hizo tambin promesas como quien lanza ofertas irresistibles de ltima hora. En una Npoles sepultada por la basura hasta pocos das antes, anunci primero que limpiara la ciudad enviando el Ejrcito, y luego que eliminara el impuesto de recogida de basuras. La oferta que remat la campaa tena un gancho irresistible: en una regin en la que hay 60.000 casas abusivas anunci que detendra las demoliciones. Como no poda ser de otro modo, tambin en esta campaa cont chistes en sus mtines. As pues, los medios han sido los mismos, las tcnicas tambinpero el eje temtico de siempre -el miedo al comunismo- lo ha dirigido radicalizado al hablar de brigadismo judicial, y abrir camino para que aparecieran carteles que decan Fuera las Brigadas Rojas de los tribunales o para que la candidata de su partido en Miln tachara de ser amigo de terroristas a Giuliano Pisapia, candidato elegido en las elecciones primarias del centroizquierda.

Cmo se explica, pues, que el espejismo publicitario berlusconiano no haya ofuscado esta vez al electorado? Por un lado, los escndalos sexuales pueden haber desplazado voto catlico; por otro, aun debilitndose ms, sigue ah la escisin de Fini, que promueve una derecha respetuosa en teora de las reglas. Es cierto tambin que la Liga Norte, desde que forma parte del gobierno, participa de decisiones como la guerra de Libia que entran en contradiccin con su retrica xenfoba y han creado hondo malestar en su base popular, a la que ayer censuraron los comentarios en el portal de la radio de la Liga Norte (Radio Padania). Pero adems, ocurre que Berlusconi resulta ya demasiado extremista para los moderados polticamente correctos. Aadamos tambin que hay poderes fuertes como la Patronal y la masonera que ven que los intereses personales de Il Cavaliere prevalecen siempre y ya estn cansados de ello desde hace tiempo.

Hay quien ha recibido la decadencia de Berlusconi con gran euforia aullando a la luna de mayo y hay tambin quien mantiene un optimismo prudente hasta ver los resultados de la segunda vuelta. Los ms pesimistas sealan un buen motivo para no crearse falsas esperanzas y no llevarse ms palos de esta Italia berlusconiana. La oposicin vence cuando presenta candidatos elegidos en primarias -Miln- y no por la oligarqua del Partido Democratico, como ha ocurrido en Npoles, donde el ex juez Luigi de Magistris ha alcanzado un 28% que lo convierte en candidato del centroizquierda en la segunda vuelta. El xito del Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, que ha alcanzado cotas entre el 5% y el 11% en varias ciudades del Norte, revela tambin un deseo de renovacin de la poltica, aunque en sustancia se trata de una estructura jerarquizada y personal, y su lder, Beppe Grillo, otro populista, una especie de anti-berlusconi, que no es ni de izquierda ni de derecha sino que est ms all.

Un dato ms: en el referndum sobre energa nuclear en Cerdea hubo un 98% contrario a las centrales nucleares.

Dicen que ha cambiado el viento en Italia y que sopla del norte. A juzgar por el deseo de cambio, que afecta no slo a Berlusconi, sino al berlusconismo en s, entendido como oligarqua de partidos (incluido el PD), y viendo las ocupaciones de plazas en Espaa, cabra pensar que rfagas de un joven viento de siroco procedente del Magreb y de los pases rabes han alcanzado el norte del Mediterrneo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter