Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-05-2011

Insultar al emperador no sale gratis
Netanyahu ha invitado a Estados Unidos a que castigue a Israel

Gideon Levy
Haaretz

Traducido para Rebelin por LB


Este es el crimen y su castigo: Israel, lanz un arrogante "no" a Estados Unidos, y USA no va a perdonar ni olvidar. Deberamos estar agradecidos a Obama. En su discurso de la noche del viernes expuso la verdad desnuda: el primer ministro Benjamin Netanyahu no quiere la paz. Tambin deberamos estar agradecidos al primer ministro: en la noche del viernes dijo al fin la verdad y puso trmino a los engaos de su discurso de Bar-Ilan, a las promesas de las "30 palabras mgicas" que iba a pronunciar el martes en el Congreso y a su "compromiso con los dos Estados". Netanyahu no quiere un Estado palestino. Punto.

En el nuevo mundo que imagina Obama no hay sitio para ocupaciones militares indefinidas, para imgenes como la Operacin Plomo Fundido, para disparos contra manifestantes y para checkpoints. No hay acuerdo sin Estado palestino, y no hay Estado palestino sin las fronteras de 1967. El spero no de Netanyahu, que es el spero no de Israel, resonar hasta los confines de la tierra.

Y por si eso no fuera suficiente, otra mentira consensuada ha sido puesta en evidencia: Israel no es un verdadero amigo de los Estados Unidos. Un amigo no se comporta as, sobre todo cuando depende tanto del otro. Esta tarde, en la conferencia del American Israel Public Affairs Comit (AIPAC), donde todo el mundo entonar loas a la gran amistad entre los dos pases y a sus valores comunes, deberamos recordar que esta amistad es terriblemente unilateral: es la amistad de Estados Unidos hacia Israel.

Ahora ese insolente "no" har que la gran potencia adopte duras medidas. Esa es la realidad hoy (para quejas y preguntas, dirigirse a Netanyahu). Los Estados Unidos tienen tres opciones. Una es distanciarse otra vez del problema. Eso sera, como mnimo, un desastre. Desde la perspectiva estadounidense significara el fin de todos sus esfuerzos estratgicos para tocar los corazones de los pases rabes. Israel -contra el cual el tiempo corre de forma tan terrible y para el cual 1967 se est convirtiendo en 1947 y Carmiel(1) en Ariel(2)- debera rezar para que tal cosa no suceda.

La segunda opcin de Obama es hablar con los israeles por encima de su lder. Eso no funcionar. Incluso si Obama hiciera lo que hizo Sadat, se presentara en la Knesset y nos hablara directamente dicindonos cmo nuestro primer ministro est poniendo en peligro nuestro futuro y socavando las relaciones con nuestro nico aliado, ni siquiera entonces los israeles despertaran del letargo invernal (y estival) en el que les ha sumido la vida muelle que llevan. En Israel no hay mayora ni a la derecha ni a la izquierda. La mayora se encuentra sumida en un estado de espantosa indiferencia.

Hay una tercera va, aparentemente ms difcil en el caso de Israel que en el de los dems: la va de la presin. El primer paso debera ser un voto de EEUU en las Naciones Unidas a favor del Estado palestino. Luego vendra el aislamiento -no ser agradable arreglrselas con la nica ayuda de Micronesia-, recortar la ayudas y finalmente el abandono. Aunque podra causar pnico en Jerusaln y no menos en Tel Aviv, esta es la nica manera de demostrar la verdadera amistad a Israel. Netanyahu ha dicho (a todos los efectos) que ese es el camino. No ha dejado otra alternativa.

Obama, que afortunadamente estar con nosotros seis aos ms, ha vuelto a mostrar determinacin, al menos en las palabras; sus actos son ahora la prueba del nueve. Verdaderos patriotas israeles que ven a dnde se dirige su pas, que entienden que el cambio ya no vendr desde dentro, deben confiar con cierto bochorno en que la presin se produzca desde el exterior. No tienen otra esperanza. S, seor Presidente, si es usted un verdadero amigo, ahora es el momento de presionar.

Realizar un llamamiento al presidente de los Estados Unidos para que presione a Israel es algo muy problemtico para un israel. A tal situacin nos ha trado Netanyahu. Un primer ministro que habla en trminos inanes y periclitados sobre la "cintura estrecha" y sobre la ridcula necesidad de estacionar tropas en el ro Jordn, que slo habla de las cosas a las que dice no y no dice nada de aquellas a las que dice s, que propaga falsas angustias y ninguna esperanza, que dice no a EEUU y a cualquier oportunidad, una persona as daa la seguridad de Israel ms que todos los que proponen estrechas fronteras y que todos los izquierdistas traidores juntos. Este Netanyahu ha hecho una invitacin a los Estados Unidos para que castigue a Israel. Esa es al parecer la nica forma que existe para que los israeles despierten de la pesadilla que se est fraguando ante sus propios ojos.

Tal vez solo cuando se nos haga ms difcil llegar a Macy's(3) comprenderemos que tenemos que abandonar Efrat(4). Al fin y al cabo, ms israeles visitan Macy's que Efrat.

NOTAS:

(1) Carmiel: Ciudad del norte de Israel

(2) Ariel: Asentamiento judo en Cisjordania.

(3) Macys: Nombre de unos grandes almacenes de EEUU, cuya tienda central est situada en Herald Square, Nueva York.

(4) Efrat: asentamiento judo construido en Cisjordania entre Beln y Hebrn.

Fuente: http://www.haaretz.com/misc/article-print-page/netanyahu-has-invited-america-to-punish-israel-1.363226?trailingPath=2.169%2C2.225%2C2.227%2C



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter