Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-05-2011

EEUU rehn de Pakistn

Nazann Amirian
Pblico


Mal negocio perder al aliado ms importante en una zona tan estratgica, para ganar 11 puntos de popularidad efmera. El asesinato selectivo de unos individuos en un cobijo de bandidos en Abbotabad, ha destrozado la deteriorada relacin entre EEUU y Pakistn. Que Barak Obama acusara de encubrir el terrorismo al pas que inyecta 1.5 mil millones de dlares al ao para combatirlo no fue ms que un escupir hacia arriba. La OTAN tambin bombardea las posiciones de los talibanes, mientras les paga peajes y les ofrece una oficina en Turqua.

Pero, que el mandatario estadounidense se pusiera todas las medallas por la eliminacin estratgica de Bin Laden, y exhibiera su capacidad de violar la terica soberana de Pakistn, ha humillado lo indecible al presidente Zardari.

Si Obama piensa substituir Pakistn por India, en su poltica de contener a China, no ha calculado bien el precio que tendr que pagar por ello: el 80% de equipamiento enviado a sus tropas en Afganistn pasa por Islamabad.

El pas surasitico, fundado en 1947 sobre el extremismo islmico y la enemistad con los hindes, no renunciar a Afganistn al que considera su profundidad estratgica. Es as que con el fin de neutralizar la influencia india-iran, pretende reinstalar en Kabul a los talibanes pashtunes, etnia que gobierna Pakistn, aunque esto desemboque en una guerra civil en aquel pas y empantane a sus ocupantes.

La propuesta de los polticos pakistanes en ceder el control del norte de Afganistn a la OTAN, a cambio de que se entregara Kabul y algunas provincias a los talibn, tiene el respaldo de Arabia Saud (su padrino ideolgico y financiero), pero, obviamente, no de Irn e India.

El aumento espectacular del descontento ciudadano y el temor de ser abandonados por Washington, ha llevado a los dirigentes del Af-Pak (que han negado a EEUU el permiso para bases militares permanentes), a buscar salidas a esta crisis en nuevas alianzas, como solicitar la integracin en la Organizacin de Cooperacin de Shangai, dirigida por China y Rusia. Su admisin sera un fuerte golpe a los planes de EEUU para la zona.

La suerte de los cerca de 200 millones de afganos y pakistanes atrapados en este fuego cruzado es cada vez ms inquietante. Los vecinos refuerzan las fronteras.

Blog de la autora: http://www.nazaninamirian.es/?p=5910



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter