Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-05-2011

Conversacin entre Stphane M. Grueso y Amador Fernndez-Savater
Las plazas estn creando buenos ciudadanos, es decir, ciudadanos problemticos

Pblico


Stphane M. Grueso es cineasta y autor de Copiad, malditos!, un documental sobre los caminos alternativos al copyright y el primero que emite TVE con licencias Creative Commons. Amador Fernndez-Savater es co-editor de Acuarela Libros y autor de La cena del miedo, el relato sobre la cena con la ministra de Cultura que marc un hito en la lucha contra la ley Sinde.

Stphane y yo sabamos el uno del otro, pero nos hemos conocido ahora en la Puerta del Sol. A lo largo de los das nos hemos ido encontrando, compartiendo nuestro entusiasmo e intercambiando algunas reflexiones (al menos el tiempo que Stphane levanta los ojos de su Smartphone y deja por un momento de tuitear en @fanetin todo lo que ocurre). Esta conversacin es solamente una ms de las miles que se dan en la plaza estos das, salvo por el detalle de que podemos compartirla en Pblico.

S. No soy mucho de manifestaciones, pero la del 15-M me pareca muy necesaria. Como tanta gente, estoy harto de un sistema social, econmico y poltico medio podrido que no tiene ninguna consideracin por la gente, ni por el mundo. A pesar de esto, el ambiente de la manifestacin no era de pesadumbre, ni bronco. Todo lo contrario: circulaba mucha alegra, como en una fiesta.

A. La convocatoria de la manifestacin ya anticipaba los rasgos de Sol: al mismo tiempo radical, abierta e incluyente. Liber tanta energa que hubo quien no pudo volver a casa sin ms y decidi plantarse aquella misma noche en la plaza. Me asombra y emociona mucho ese gesto. Quiz no hubiera salido nunca de la deliberacin o el clculo poltico de una asamblea ms organizada y slo puede ser el fruto de la improvisacin de un grupo de gente que decide hacer lo que quiere hacer y actuar contra todo pronstico.

S. La acampada creci sobre todo despus del desalojo, que todos percibimos como algo intolerable. Ahora es impresionante. A da de hoy hay una guardera para nios, placas solares, una biblioteca, una enfermera, equipos de limpieza que dejan todo impecable, comida en abundancia Es como una pequea ciudad. Hay un enorme esfuerzo colectivo por cuidar el espacio para crear al menos por unos das un pequeo mundo habitable donde quepamos todos. Es lo mismo que se lea hace meses sobre la Plaza Tahrir.

A. Hemos pasado de tomar la calle a crear la plaza. La democracia que queremos se parece mucho a la organizacin misma de esas plazas: igualitaria, activa, cooperativa, a la altura de las personas. Es todo lo contrario de la poltica de los polticos. Por eso no nos representan. Este movimiento cuestiona radicalmente esa cultura consensual, desproblematizadora y despolitizadora que llamamos Cultura de la Transicin. Los dos gritos ms coreados son: no nos representan y lo llaman democracia y no lo es.

S. Estamos disfrutando de lo lindo y tambin aprendiendo, formndonos. Durante estos das he podido conocer a gente muy joven. Me ha sobrecogido su calidez, su inteligencia, sus capacidades de organizacin, su entrega, su amor por lo comn. Todo lo contrario de esa juventud egosta y descerebrada que nos presentan los estereotipos. Las plazas estn creando buenos ciudadanos, es decir, ciudadanos problemticos.

A. Las etiquetas son una tcnica de gobierno: separan a los que protestan del resto de la poblacin, como si no compartiesen nada. Pero las plazas han destruido con una grandsima inteligencia colectiva todos los estereotipos que nos dividen. Como se dice en uno de los miles carteles geniales que hay por todos lados, nosotros no somos anti-sistema, el sistema es anti-nosotros.

S. La gente es ahora el medio de comunicacin ms potente. Entre todos los individuos conectados estamos produciendo nuestro propio relato coral de lo que pasa y los medios convencionales vienen detrs. Yo me compr el mvil para mis comunicaciones personales, ocio o internet, pero ahora lo veo ms como un arma de autodefensa.

A. Me pregunto de dnde vienen estos saberes de autoorganizacin desplegados en las plazas y encuentro un posible filn en la cultura de red. En los mbitos de la cultura libre est muy arraigada la idea de comunidad como grupo de creacin conjunto, cooperacin entre iguales, posibilidad de tocar y modificar lo que hace otro. No slo estamos protestando contra algo, sino que ahora somos una especie rara de comunidad.

S. La jornada de la votacin no ha significado mucho para nosotros. Muchos hemos ido a votar, claro, pero estamos ya en otra cosa. Entendemos que lo nuestro es ms importante y ambicioso que unas elecciones y estamos trabajando en ello. Yo creo que habra que consensuar unos mnimos comunes, lograr el mximo apoyo y luchar con fuerza por ellos. Yo me quedo con dos cosas: cambios en la ley electoral y regular el acceso a la informacin pblica. Desde ah podemos empezar a construir el futuro.

A. La experiencia de protagonismo colectivo, de toma de palabra y de cooperacin entre personas desconocidas es ya una victoria irreversible. La mirada, la disposicin y la relacin con el mundo de muchsima gente se ha transformado. Ahora mismo hay un impulso por hacerse cargo de la vida en comn que me parece imparable. Adems, desde ahora y para siempre, como decan en Egipto, ya conocemos el camino de regreso a la Plaza Tahrir.

Fuente: http://blogs.publico.es/fueradelugar/462/%E2%80%9Clas-plazas-estan-creando-buenos-ciudadanos-es-decir-ciudadanos-problematicos%E2%80%9D



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter