Portada :: Colombia :: Derechos Humanos en Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2011

El pensamiento crtico y la lucha social no son terrorismo
Libre Miguel ngel Beltrn, faltan 7.500 presos polticos

Azalea Robles
Rebelin


Tras ms de 2 aos de estar encarcelado bajo un grueso montaje judicial, de sufrir persecucin y amenazas al interior del penal contra su vida, as como seguimientos y amenazas a su familia, amigos y abogados, sale libre el acadmico, socilogo e historiador, Miguel ngel Beltrn, quin fuera secuestrado en Mxico y entregado a Colombia dnde lo esperaban 2 aos de un proceso kafkiano. Dos aos de lucha contra la judicializacin del pensamiento crtico: porque pensar es perseguido como si constituyera un delito en Colombia. As lo expresa Miguel ngel Beltrn:

Considero que la actitud de que a todo aquel que investiga la realidad social con un lente crtico se le tilda de guerrillero proviene de un Estado que persigue y criminaliza a quienes pensamos diferente. Precisamente esto es lo que ha sucedido conmigo, y por eso mismo, mis escritos acadmicos han sido tomados como prueba para acusarme del delito de rebelin, lo que constituye una clara persecucin al pensamiento crtico.   El propsito del rgimen al mantenerme privado de la libertad, pese a que hace mucho tiempo se ha puesto al descubierto la ilegalidad de las pruebas, es enviar un claro mensaje a los acadmicos crticos y a la universidad pblica en general: 'cudense de estudiar el conflicto social y armado con una perspectiva diferente a la oficial, porque miren lo que les puede suceder. Cudense de pensar crticamente'. Y esto, sin duda, cala en algunos sectores universitarios que se han refugiado en su silencio. (1).  

Las ltimas semanas han sido particularmente angustiantes para Miguel ngel Beltrn y su familia, pues primero se conoci un testimonio de un agente que trabaj para el DAS (polica poltica colombiana) en Mxico, el cual asever que haba hecho seguimientos al profesor Beltrn, y que el profesor no era parte de ninguna comisin internacional las FARC cmo lo acusaba el estado colombiano, pero luego su testimonio fue desestimado por la justicia colombiana aduciendo que no era vlido por no ser presencial (2). El testigo mexicano declar ante el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas en Mxico, por razones de seguridad: declar que Beltrn era inocente, y que as se lo haba dicho al DAS; pero obteniendo del DAS como respuesta que Miguel ngel Beltrn era un trofeo.

El 4 de junio 2011 sale libre Miguel ngel Beltrn de lo que se considera como un "secuestro carcelario"; algo padecido por miles de presos polticos, y que en el caso de Beltrn dur ms de 2 aos. En reiteradas ocasiones Miguel ngel Beltrn denunci la judicializacin de la que fue vctima como un mensaje para atemorizar al pensamiento crtico; para impedir que se investigaran las races histricas y sociales del conflicto social y armado en Colombia. Cmo lo seal Miguel ngel en la entrevista del 14 de abril 2011: "La verdad resulta incmoda para el sistema" (ver 1) . Entre las "pruebas" que fueron grotescamente esgrimidas en contra de Beltrn, estaban sus escritos: haciendo de cada audicin judicial una parodia inquisitorial. Cmo siempre lo sostuvo Miguel ngel Beltrn: el pensamiento crtico no es "terrorismo"

Fallo de la Corte Constitucional sobre la invalidez de los ordenadores mgicos debera conllevar ms liberaciones

Miguel ngel Beltrn sali libre gracias al fallo de mayo 2011 de la Corte Constitucional de Colombia, que invalid como "pruebas" los llamados "ordenadores mgicos" que el estado colombiano aduce haber recuperado (3) en el campamento del comandante guerrillero Ral Reyes, bombardeado en el 2008 en flagrante violacin del territorio ecuatoriano y del DIH: las tres sobrevivientes relataron cmo los heridos fueron, tras el bombardeo, rematados a quemarropa por los soldados colombianos, y las autopsias confirmaron la masacre.

Hay al menos medio centenar de personas encarceladas y procesadas bajo las "pruebas" de los "ordenadores mgicos", inculpadas de pertenecer o colaborar con las FARC: estas personas deberan salir libres inmediatamente si el fallo de la Corte Constitucional es respetado; pero la Procuradora General de la Nacin, que algunos sealan de "ente inquisidor" y de aparato de persecucin poltica, ha llamado a impugnar el fallo. Por lo que las liberaciones esperadas por ley, an no se producen. Entre las personas cuya libertad procede por ley de manera inmediata se encuentran el periodista Joaqun Prez Becerra, recientemente entregado al gobierno colombiano por el gobierno venezolano, sin respetar el debido proceso de una extradicin en regla y en violacin al DIH (4); y la sociloga y documentalista Liliany Obando que lleva casi 3 aos encarcelada, separada de sus hijos, siendo madre cabeza de hogar, y a la cual se mantiene tambin bajo secuestro carcelario, con el agravante de que ya procede su libertad por vencimiento de trminos (5) , dado que pasaron los das estipulados en la ley sin que se haya terminado la audiencia pblica, lo que segn el   artculo 365 (numeral 5) la Ley 600 de 2000 constituye una causal de libertad por vencimiento de trminos(Ibd. ). No obstante el vencimiento de trminos, no obstante el fallo de la Corte Constitucional sobre la invalidez de las pruebas de los ordenadores que el estado atribuye a Ral Reyes, Liliany Obando sigue presa y vctima de constantes sanciones por haber asumido en la crcel parte de la defensora de DDHH de las presas. Hay otros presos y presas polticas cuyas inculpaciones han quedado totalmente invalidadas por el fallo de la Corte Constitucional, sin embargo siguen enjaulados. Traspasa los muros denuncia que Liliany Obando est siendo duramente represaliada para impedir que las visitas del encuentro en solidaridad con los presos polticos celebrado en Bogot la primera semana de junio puedan tener acceso a ella: el Grupo de Reaccin Inmediata ingreso al patio 6 del Buen Pastor y sin explicacin alguna sustrajo de su celda a la prisionera poltica de conciencia LILIANY OBANDO VILLOTA, procediendo a incomunicarla y generando zozobra en su familia () la prisionera fue trasladada a otro patio de mayor seguridad, alejada de las dems prisioneras polticas (6). Liliany Obando est privada de libertad desde el 8 de agosto 2008.  

 

En sus alegatos la Fiscala adujo que el fallo de la Corte Constitucional fue: un acto de traicin a la patria.

La libertad de Miguel ngel Beltrn se hizo a regaadientes, pues la Fiscala expres su descontento total con el fallo de la Corte aduciendo que el fallo seratraicin a la patria; as lo resea la Brigada Jurdica Eduardo Umaa Mendoza: La Juez absolvi a Miguel ngel de todos los cargos que injustamente le endilg la Fiscala General de la Nacin, la cual de una manera grotesca en sus alegatos dijo que el Auto Inhibitorio que expidi la Honorable Corte Suprema de Justicia Sala de Casacin Penal el pasado 18 de Mayo de 2011, fue un acto de traicin a la patria. Lo que revela el carcter de persecucin poltica que asume con ahnco la Fiscala.

El socilogo Miguel ngel Beltrn insisti en que se trata de una persecucin poltica, denunciando que los intelectuales crticos en Colombia son tildados de guerrilleros como manera de impedir el desarrollo del pensamiento crtico y la conciencia social.

Los acadmicos son objeto de persecucin y estigmatizacin: como ocurri con Orlando Fals Borda o con casos ms recientes como el del profesor Alfredo Correa de Andris, quien tras ser liberado y salir de la crcel fue asesinado por la herramienta paramilitar, en el 2004.

Beltrn era sindicado de incurrir en los delitos de   concierto para delinquir agravado y rebelin . Fue capturado el 22 de mayo de 2009 en Ciudad de Mxico, desde donde fue trasladado a Bogot, donde fue recluido en la crcel La Picota. Tras ms de 2 aos de angustia y vulneracin de su libertad, sale libre y le tocar cuidar su vida de la herramienta paramilitar, porque no son pocas las personas que tras ser al fin liberadas de los montajes judiciales, sufren asesinados o desaparicin forzada en Colombia. Las voces coherentes y crticas como la del profesor Beltrn son perseguidas por la guerra sucia adelantada por el estado y sus fuerzas paraestatales, hoy rebautizadas con el eufemismo de BACRIM, en un intento de ocultarlas. No obstante las operaciones de maquillaje, Las acciones del gobierno de Santos para encubrir el paramilitarismo (7) , l a barbarie se sigue intensificando da a da, y la fuerza pblica y la herramienta paramilitar continan asesinado, desapareciendo y masacrando, como lo denuncia el Movimiento de Vctimas de Crmenes de Estado: En la Poltica de Prosperidad Democrtica la persistencia de los Crmenes de Lesa Humanidad se encubre bajo la denominacin de Bandas Criminales, que es parte de la reingeniera paramilitar y la falsedad del espectculo de las desmovilizaciones. Persistiendo el poder mafioso, poltico y empresarial en las estructuras paramilitares. () Contina la criminalizacin de la protesta social, la judicializacin de campesinos, estudiantes y defensores de DDHH, con la prolongacin de la prctica de la desaparicin forzada, de la violencia sexual, del control militar de la vida y del pensamiento crtico (Ibd. ).

 

Colombia, Amargo record en presos polticos: montajes judiciales y condiciones inhumanas de reclusin

Colombia es record amargo en presos polticos: con 7.500 presos polticos, de los cuales al menos 7.000 son civiles encarcelados bajo montajes judiciales: sindicalistas, maestros, estudiantes, acadmicos, campesinos, abogados, defensores de DDHH, ambientalistas, socilogos, artistas, documentalistas... todo aquel o aquella que reivindique por justicia social y que adelante un pensamiento crtico es expuesto a padecer la represin del rgimen colombiano, y a ser judicializado bajo montajes judiciales con ordenadores "mgicos" o testigos pagados por el DAS.

Todos los presos y presas polticos estn expuestos a sufrir tortura, tratos degradantes y denegacin de asistencia mdica. Un estudio en centros de reclusin de presos polticos ha revelado que la comida contiene materia fecal de manera sistemtica. En la crcel la Tramaca se denuncia drama humanitario: Condiciones inhumanas, golpizas y tortura persisten en la prisin de alta seguridad de La Tramaca, en Colombia, asegur Alliance for Global Justice. Se priva a los presos de agua y la comida contiene materia fecal o est podrida, segn han constatado la Comisin para los Derechos Humanos de Naciones Unidas y distintas ONG, y existen condiciones sanitarias deficientes. (8)

La privacin de agua hasta por tres das seguidos es una prctica reiterada en centros de reclusin como el de Valledupar, al interior del cual las temperaturas rondan los 35- 40 grados; varios presos y presas han enfermado debido al agua infectada, y las infecciones no tratadas por denegacin de asistencia mdica han producido incluso fallecimientos. En los centros de Bogot y de lugares ms fros, una de las prcticas lesivas para la salud de los presos es baarlos con agua helada, y obligarlos a permanecer as desnudos en patios con temperaturas que pueden rondar los 5 grados, como lo denuncian los presos del centro ERON cuyas prcticas son inspiradas del modelo carcelario estadounidense que se impone a Colombia. "Proyectada para albergar cerca de 4000 presos, las instalaciones del ERON- Bogot no cumplen con las normas mnimas consagradas por los protocolos internacionales para el tratamiento de las personas privadas de la libertad. (...) se nos obliga a hacer nuestras necesidades fisiolgicas a la vista pblica, violando el derecho a la intimidad; mientras que por patio se dispone de ocho duchas comunales para una poblacin de 220 internos. La luz solar jams entra al penal y las condiciones de iluminacin y aireacin son precarias; y no obstante las bajas temperaturas del penal, no se nos ha dotado de cobijas pero tampoco se autoriza su ingreso(...) Para los desplazamientos dentro del penal, trtese de visitas, entrevistas con abogados u otro tipo de diligencia se nos esposa. Situacin que contrasta con la ausencia de cmaras dentro de los pasillos y patios, facilitando la realizacin de actos ilcitos por parte de las autoridades penitenciarias." (9)

Igualmente los presos denuncian que son privados "del acceso al trabajo, estudio o enseanza como mecanismo de redencin de penas; evidenciando que resulta que el pretendido fin resocializador del establecimiento carcelario es una quimera pues en ningn momento se ofrecen acciones protectoras que prevengan o minimicen los efectos del proceso de prisionalizacin."(bid )

La situacin de las presas polticas madres cabeza de hogar es dramtica, pues una de las torturas empleadas por la autoridad carcelaria INPEC es chantajearlas con restringir el derecho a visitas de sus hijos y amenazarlas con que sus hijos terminarn entregados a orfanatos si ellas no se pliegan totalmente a las exigencias para postular a la oportunidad de libertad; y cuando las madres cabezas de hogar no cuentan con familiares que se ocupen de sus hijos, ocurre la desgracia de que los pequeos son enviados a centros estatales, al prolongrseles las penas a las madres de manera violatoria incluso de derechos constitucionales.

Los presos polticos son sometidos a palizas reiteradas e incluso sometidos a convivir en patios llenos de paramilitares, en los que se los sita incluso aislados de otros presos polticos, como un evidente intento de atentado contra su vida e integridad fsica. Varios han sido asesinados en estas circunstancias, no obstante el hecho de que esa peligrosidad para sus vidas al mezclarlos con paramilitares ha sido denunciada en repetidas ocasiones. Los presos polticos son tambin empujados a la muerte por enfermedades e infecciones provocadas por la alimentacin adulterada y las condiciones de insalubridad que padecen en las crceles: en estados avanzados de enfermedad se les niega la asistencia mdica. Slo en el 2011 han fallecido 5 presos polticos en las crceles colombianas como consecuencia de torturas. (10)

Es representativo el testimonio del preso poltico y de guerra Diomedes Meneses: El estado le sac un ojo con un cuchillo, se ensaaron con su humanidad hasta dejarlo paraltico, lo degollaron, lo enviaron a la morgue con catalepsia y lo intentaron asesinar al constatar que estaba an vivo. Tras la rejas se ensaan contra l, dejndole podrir la pierna por gangrena sin el debido tratamiento: torturndolo por denegacin mdica y otras prcticas. (Vea el video del caso de Diomedes Meneses: http://blip.tv/cocalo/diomedes-3393961)

La solidaridad internacional con las y los 7.500 presos polticos colombianos es una cuestin urgente.

Para ampliar informacin o adherirse a la campaa de solidaridad: http://www.traspasalosmuros.net , y www.arlac.be

 

Crnicas del otro Cambuche, Miguel ngel Beltrn: una voz que ni las rejas pudieron callar

Miguel ngel Beltrn: El teln de fondo de los escritos que presento en mi libro Crnicas del otro cambuche es el conflicto armado y social que sacude a Colombia desde hace ms de medio siglo y que ha trado muchos costos econmicos, sociales y, particularmente, de vidas para el pas. Ha tenido episodios de intensa confrontacin militar, pero tambin de dilogos que, infortunadamente, no han logrado cristalizar en acuerdos que erradiquen las races mismas que han alimentado esta guerra fratricida.   En tal sentido, considero que las recientes liberaciones de polticos y militares retenidos por las FARC es una seal que enva esta organizacin armada en el sentido de crear condiciones en direccin a allanar caminos hacia un posible dilogo entre la guerrilla y el Estado. No obstante, no percibo una verdadera voluntad de paz por parte del presidente Santos que, si bien posee un estilo de gobierno diferente al de su antecesor, se mantiene en la lnea de privilegiar una salida militar.

Cuando el presidente afirma que la puerta de la paz no est cerrada, pero que para abrirla la guerrilla debe cesar su actividad militar, entregar las armas, etc., en realidad le dice a los colombianos que la guerra va a continuar. Cmo se espera que las FARC, luego de ms de 46 aos, desmovilice a sus hombres y entregue sus armas a cambio de vagas promesas de paz? Mxime cuando se est frente a un Estado que sistemticamente ha incumplido sus acuerdos. Basta dar una ojeada a la historia Colombiana: desde la entrega de Guadalupe Salcedo, bajo el gobierno militar de Rojas Pinilla, hasta los ms recientes acuerdos()el incumplimiento ha sido una constante. (11)


El pensamiento crtico:

El pensamiento crtico es, a mi modo de ver, una condicin fundamental del quehacer acadmico e intelectual: nos ofrece la posibilidad de analizar y examinar la realidad desde una perspectiva diferente a las ideas dominantes () El pensamiento crtico ha sido motor indispensable para el avance de la humanidad, pero no ha recorrido un camino lineal y ha debido enfrentar poderes instituidos, interesados en mostrar una nica verdad. () En un pas como el nuestro, atravesado por un conflicto interno secular, se hace todava ms necesario el ejercicio del pensamiento crtico. Los investigadores sociales tenemos el compromiso tico y poltico de indagar por esas realidades que el pensamiento hegemnico trata de ocultar. Se trata de verdades que resultan incmodas para el sistema y que ste trata de borrar, persiguiendo y criminalizando a quienes tratamos de buscarlas. Hoy, a quienes hacemos lecturas crticas de la realidad social se nos seala pblicamente como 'terroristas', pero muy seguramente maana estos aspectos de la realidad quedarn al descubierto y se reconocern las dimensiones de una confrontacin armada y social que los gobernantes de turno se empean en reducir a una 'amenaza terrorista'. (Ibd. )

El profesor Miguel ngel Beltrn es una voz necesaria para el pueblo colombiano, as como las 7.500 voces encarceladas bajo montajes judiciales.

 

NOTAS:

(1) Miguel ngel en la entrevista del 14 de abril 2011, "La verdad resulta incmoda para el sistema" http://www.traspasalosmuros.net/node/360

(2) El testigo que trabaj para el DAS en Mxico, declar inocencia de Miguel ngel Beltrn; el DAS y la fiscala ocultaron este informe; y luego tras aparecer nuevamente el testigo respaldado por la oficina de DDHH, la 'justicia' colombiana niega posibilidad de esa prueba. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129414&titular=un-falso-%22testigo%22-del-das-en-m%E9xico-declara-la-inocencia-de-miguel-%E1ngel-beltr%E1n-

(3) Se caeran todos los procesos judiciales basados en los "ordenadores mgicos": La Corte Suprema de Justicia descalifica los archivos del bombardeado computador como pruebas http://www.rebelion.org/noticia.php?id=128769&titular=la-corte-suprema-de-justicia-descalifica-los-archivos-del-bombardeado-computador-como-pruebas-

(4)Joaqun Prez Becerra, periodista:

En la audiencia de acusacin formal ante un juez en Bogot:

Abogados piden la nulidad del proceso contra Joaqun Prez Becerra, director de agencia Anncol. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129467&titular=abogados-piden-la-nulidad-del-proceso-contra-joaqu%EDn-p%E9rez-becerra-director-de-agencia-anncol-

A raz de la entrega ilegal de Joaqun Prez Becerra: Llamando a la ternura, entre traiciones, censuras y persecucin http://www.rebelion.org/noticia.php?id=128568

(5)Liliany Obando sociloga, documentalista, sindicalista

JUEZ NIEGA ARBITRARIAMENTE EL DERECHO A LA LIBERTAD DE LILIANY PATRICIA OBANDO VILLOTA, PRISIONERA POLTICA COLOMBIANA. No obstante el hecho que: Desde la fecha en que quedo en firme la calificacin del merito del sumario hasta la actualidad han transcurrido dos (2) aos y veinte (20) das sin que se haya terminado la audiencia pblica, lo que segn el artculo 365 (numeral 5) la Ley 600 de 2000 constituye una causal de libertad por vencimiento de trminos

http://www.traspasalosmuros.net/node/370

(6) S.O.S Liliany Obando, denuncian retaliaciones en su contra, trasladada y aislada:

http://www.traspasalosmuros.net/node/453

(7) Condiciones inhumanas, golpizas y tortura persisten en la prisin de alta seguridad de La Tramaca, en Colombia, asegur Alliance for Global Justice. Se priva a los presos de agua y la comida contiene materia fecal o est podrida, segn han constatado la Comisin para los Derechos Humanos de Naciones Unidas y distintas ONG, y existen condiciones sanitarias deficientes

Se agrava situacin en La Tramaca, penal colombiano de alta seguridad
Peridico La Jornada
Martes 17 de mayo de 2011

http://www.traspasalosmuros.net/node/429

La Tramaca: El Abu Ghraib de Colombia. Primera parte en la serie de la represin diseada por los EEUU en el sistema penitenciario colombiano James Jordan / Viernes 20 de agosto de 2010 http://www.prensarural.org/spip/spip.php?article4487

Leandro se cans de comer heces en la crcel y se suicid hoy

http://www.soyperiodista.com/noticias/nota-6601-leandro-se-canso-de-comer-heces-la-carcel-y-se-sui

(8)Las acciones del gobierno de Santos para encubrir el paramilitarismo () lo denuncia el Movimiento de Vctimas de Crmenes de Estado: En la Poltica de Prosperidad Democrtica la persistencia de los Crmenes de Lesa Humanidad se encubre bajo la denominacin de Bandas Criminales, que es parte de la reingeniera paramilitar y la falsedad del espectculo de las desmovilizaciones. Persistiendo el poder mafioso, poltico y empresarial en las estructuras paramilitares. () Contina la criminalizacin de la protesta social, la judicializacin de campesinos, estudiantes y defensores de DDHH, con la prolongacin de la prctica de la desaparicin forzada, de la violencia sexual, del control militar de la vida y del pensamiento crtico

http://www.polodemocratico.net/index.php?option=com_content&view=article&id=487:movice-anuncia-acciones-contra-encubrimiento-a-reingenieria-paramilitar-&catid=64:nacionales&Itemid=48

(9) denuncian crcel de tortura ERON http://www.traspasalosmuros.net/node/448

(10) Ya van 5 presos polticos muertos por denegacin de asistencia mdica en las crceles de Colombia en el 2011

Hay alrededor de 500 presos polticos y de guerra, y 7000 presos polticos en las crceles del rgimen colombiano; la tortura es denunciada como prctica gravemente recurrente contra estos 7.500 presos polticos.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=127100&titular=ya-van-5-presos-pol%EDticos-muertos-por-denegaci%F3n-de-asistencia-m%E9dica-en-las-c%E1rceles-de-

(11) Miguel ngel en la entrevista del 14 de abril 2011, "La verdad resulta incmoda para el sistema" http://www.traspasalosmuros.net/node/360


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter