Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2011

Un experimentado oficial de la CIA como futuro embajador norteamericano en Guatemala

Percy Francisco Alvarado Godoy
Rebelin


La suspicacia de algunos, rumores a viva voz y especulaciones basada en informaciones filtradas por diversas fuentes, corroboran que entre cielo y tierra no existe secreto alguno: el hasta este momento segundo jefe de la misin diplomtica norteamericana en Espaa, Arnold A. Chacn, ser nombrado embajador de Estados Unidos en Guatemala en sustitucin del demagogo Stephen McFarland. Todo parece haberse cocinado tras bambalinas en Washington entre la Secretaria de Estado Hillary Clinton y el presidente Obama, y anunciado, en el ms absoluto secreto, el pasado 24 de mayo de 2011, en una reunin que tuvo el Secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, en costa Rica y en que participaron los embajadores estadounidenses en Centroamrica: Anne Andrew (Costa Rica), Vinai K. Thummalapally (Belice), Mari Carmen Aponte (El Salvador), Stephen McFarland (Guatemala), Hugo Llorens (Honduras) y Phyllis Powers (Panam). El oscuro motivo de esta reunin, en la que adems de anunciar el arribo de Chacn, tuvo como finalidad analizar las medidas ms eficaces para que EE UU fortalezca su hegemonismo y protagonismo en la regin. No en balde, acompaaron a Valenzuela en esta cita, adems del ministro consejero interino de Estados Unidos en Nicaragua, Matthew Roth, otros funcionarios de alto rango como la Subsecretaria Adjunta de Estado, Julissa Reynoso, el Subadministrador de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Mark Lopes, y el asesor del Departamento de Estado, Daniel Erickson.

VIOLENCIA E INTROMISION YANQUI EN CENTROAMERICA

El aumento de la violencia en Centroamrica, el inusitado repunte del narcotrfico, el trasiego incontrolado de drogas y armamento de todo tipo, el aumento de los niveles de organizacin de las fuerzas populares y su bsqueda de alternativas novedosas en su enfrentamiento a las oligarquas tradicionales, preocupan seriamente a la casa Blanca y la movida tctica de sustituir al benevolente y carismtico Stephen McFarland y colocar a un agresivo funcionario diplomtico como Chacn, sospechosamente coligado a la CIA, hacen que las fuerzas democrticas y de izquierda en Guatemala deban albergar serios recelos sobre lo que se avecina.

No es un secreto para nadie la existencia de un obcecado inters norteamericano de cuidar su traspatio centroamericano, llegando incluso a promover invasiones como la de Panam, golpes de estado como en Guatemala, Honduras y otras naciones, guerras sucias como la librada contra Nicaragua, as como todo tipo de tropelas en nombre de la democracia. Han contado con el consentimiento de las oligarquas tradicionales y de las grandes transnacionales que operan y explotan impunemente, en un saqueo permanente, los recursos naturales de esos pases y semi esclavizan a los pobres, hundindolos en un destino en que el futuro es, simplemente, un agujero negro, cargado de incertidumbre y miserias.

Todo el tinglado represivo de la nacin nortea, encabezado por la CIA, el FBI y la USAID, ha actuado en esa direccin. Este aparato del crimen institucionalizado se ha encargado de la capacitacin de los principales represores, de la organizacin y financiamiento de escuadrones de la muerte, del abastecimiento ilimitado de armamento y, particularmente, de propiciar la desaparicin selectiva de los mejores y ms valiosos dirigentes revolucionarios, intelectuales, lderes obreros, estudiantiles y campesinos, as como la persecucin de periodistas y comunicadores cuyo nico delito es la bsqueda de la verdad. Prueba de ello, en su momento, fue el Programa Internacional de Asistencia y Entrenamiento para la Investigacin Criminal (ICITAP), mediante el cual Departamento de Estado destin fondos para capacitar policas represores en Guatemala y otras naciones. Esto volvera a ocurrir durante la administracin Reagan y, ltimamente, con George W. Busch, cuando se logr que la USAID volviera a involucrarse en el sostenimiento de los rganos represivos en Latinoamrica a partir del 2002. El Plan Mrida abri las puertas a una mayor injerencia norteamericana en la articulacin de la represin, lo que alcanz su clmax con la Iniciativa Interagencial de Contrainsurgencia de Estados Unidos, un engendro creado en el 2009 entre la CIA y el State Department, que hace de la USAID la humanitaria fachada de un criminal propsito represor. Las nuevas intenciones de militarizar la regin centroamericana so pretexto de combatir el narcotrfico y la violencia, las expuso con claridad el propio Jefe del Comando Sur de las Fuerzas Armadas norteamericanas, general Douglas Fraser, al declarar: El Tringulo norteo de Guatemala, El Salvador y Honduras es la zona ms letal del mundo fuera de las zonas de guerras activas.

LA CARRERA DE ARNOLD CHACN Y SU TRAMAS COMO ESPIA

Segn el sitio de la embajada de los EE UU en Espaa: Arnold A. Chacn es el Ministro Consejero de la Embajada de Estados Unidos de Amrica en Madrid, desde el 11 de agosto de 2008. Anteriormente, laboraba como Director para Asuntos Andinos, responsabilizado con los temas de Bolivia, Colombia, Ecuador, Per y Venezuela, dentro de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental en Washington, DC. Antes de eso, entre los aos 2005 y 2007 fue Vicesecretario Ejecutivo del Departamento de Estado. Cumpli misin como Ministro Consejero en la Embajada de Estados Unidos en Quito.

Su amplia carrera cobertura diplomtica, que emple como fachada para su trabajo como jefe de Estacin de la CIA, lo ubicaron tambin en la Oficina de Asuntos de Europa Occidental, el Centro de Operaciones y la Misin de Estados Unidos ante la ONU en Nueva York, s como en Honduras, Chile, Mxico, Italia y Per. Reclutar experto de agentes para la CIA y la DIA norteamericanas, labor en el programa de becas de la Asociacin de Ciencia Poltica de Estados Unidos, adscrita a la Comisin de Servicios Armados de la Cmara de Representantes.

Arnold Chacn es oriundo de Denver (Colorado). Se titul en Asuntos Internacionales en la Universidad de Colorado y estudi Derecho en la Universidad de Michigan. Su esposa, Alida, tambin pertenece al Servicio Exterior de Estados Unidos. Son padres de tres hijos.

Se sabe, sin lugar a dudas, que Arnold Chacn, como Director de Asuntos Andinos y sucesor de otros como Descazo y Shapiro, mantuvo una acritud manifiesta, como sus antecesores en el cargo, contra la Revolucin Bolivariana.

Detrs de esta descripcin hay toda una vida dedicada a las oscuras confabulaciones, al ms burdo espionaje, a la manipulacin de gobiernos, a desarrollar conflictos artificiales, a la compra de voluntades, a preparar a aquellos que criminalizarn las polticas gubernamentales, a fortalecer e implementar los planes hegemonistas imperiales, a tapar embrollos y ocultar violaciones a la legalidad internacional y, sobre todo, a confundir a aquellos que ingenuamente creen que Estados Unidos combate realmente al terrorismo y busca soluciones verdaderamente democrticas en el mundo.

Hace algunos das, especficamente el 3 de mayo de 2011, Chacn concedi una entrevista a la televisin Espaola (TVE) en que se regocijaba sobre la supuesta eliminacin fsica de Osama Bin Laden. Toda su declaracin estaba dirigida a contrarrestar las serias dudas que levant el operativo realizado por los Seals en Pakistn. Para congraciarse con los dirigentes espaoles, declar: Es un gran da para EEUU y damos las gracias a aliados como Espaa que ha estado con nosotros desde el inicio en la lucha contra el terrorismo, que es tan importante.

Varios cables secretos sacados a la luz pblica por Wikileaks denunciaron la labor de Chacn como jefe de la estacin CIA en Madrid. Apenas tom su cargo de Ministro Consejero de la embajada norteamericana, Chacn se dedic a buscar informacin segn lo demuestran varios cables de Wikileaks, como el cable sobre la cpula militar nombrada por Espaa, identificado con el nmero 173674 y emitido el 14 de octubre de 2010, donde realiza una caracterizacin sobre los principales mandos militares espaoles. En otro cable, identificado como 171424, emitido el 25 de septiembre de 2008, Chacn repasa, con representantes espaoles, varios aspectos de la actualidad militar y de la lucha contra el terrorismo, para evaluar la disposicin de Espaa a mantener su apoyo en las guerras que libra EE UU en Irak y Afganistn. Otros temas tocados con Luis Cuesta, del Ministerio de Defensa Espaol, fueron la poltica espaola hacia la OTAN, Rusia, la piratera de somales, los vuelos ilegales a Guantnamo y otros. Otra de sus fuentes ha sido la propia Ministra de Defensa de Espaa, Carme Chacn, de quien ha recibido el favorecimiento frente a su rival dentro del Consejo de Ministros espaol, el ministro del Interior, Alfredo Prez Rubalcaba. Estados Unidos vio en esos momentos a la inexperta Carme Chacn como una aliada en sus polticas militaristas en Europa y el Medio Oriente.

Experto en realizar recepciones diplomticas para acceder a informaciones confidenciales, en las que sabiamente sonsaca a militares y altos jefes gubernamentales, Arnold Chacn declar el 2 de julio de 2009, en una recepcin con motivo de la fiesta nacional norteamericana: El reto de nuestro pas es la lucha eterna para alinear nuestras acciones con nuestros ideales, unir nuestros sueos con nuestras realidades. Como ha dicho el propio Presidente Obama: Esa es la verdadera genialidad de Amrica, la fe en los sueos sencillos de su pueblo, la insistencia en los pequeos milagros.

Un nuevo Presidente y Administracin en Washington ofrece oportunidades para hacer frente conjuntamente a retos de poltica internacional -- como son Irak, Afganistn, Irn, la no proliferacin nuclear, la crisis financiera -- imagnense cmo podremos aprovechar nuestra ya fuerte hermandad y an mejorarla.

Vinculado con la poltica anticubana y anti bolivariana de su gobierno, aunque cauto ante la prensa, cuando en una entre vista concedida a La Vanguardia.com, el 2 de abril de 2009, se le pregunt sobre Cuba, respondi con evasin: Ciertamente es importante pero los canales diplomticos han estado hasta ahora ms ocupados con Afganistn-Pakistn y Kosovo-los Balcanes. Era una manera deliberada de ocultar todo el entarimado de guerra meditica contra estas naciones y de no comprometerse al respecto.

Tal vez uno de los momentos ms lgidos para Arnold Chacn fue la implicacin directa de su persona, denunciada por Wikileaks en varios cables sacados a la luz, en los que se presenta como continuador de la labor de zapa de la embajada norteamericana para torpedear procesos legales en curso relacionados con las causas Guantnamo, la muerte del camargrafo Jos Couso y las denuncias sobre los vuelos de la CIA sobre territorio espaol. En un artculo firmado por Carlos Yarnoz el 30 de noviembre de 2010 y titulado Polticos y fiscales espaoles colaboraron en la estrategia, el periodista declara: La Embajada de Estados Unidos en Madrid ha desplegado en los ltimos aos importantes recursos para frenar o boicotear las causas judiciales abiertas en Espaa contra polticos y militares estadounidenses presuntamente involucrados en casos de torturas en Guantnamo, crmenes de guerra en Irak o secuestros en los vuelos de la CIA. La legacin diplomtica estadounidense ha dejado constancia escrita de esa actividad en algunos de sus miles de documentos secretos, clasificados o reservados a los que ha tenido acceso EL PAS.

Arnold Chacn fue uno de los artfices de esa labor de penetracin que le permiti disponer de amplia informacin sobre la marcha de las causas judiciales y cont con la colaboracin de autoridades del Gobierno, entre ellos fiscales, para bloquear o dilatar cualquier acusacin o proceso en marcha. Una prueba de ello es el Informe confidencial elaborado por Chacn el 17 de abril de 2009, en que se dice: El adjunto al embajador les puso de relieve que el asunto era muy grave para el Gobierno de EE UU y les pidi que tuvieran informada a la embajada de cualquier novedad.

Chacn us el chantaje con funcionarios gubernamentales espaoles tal como lo demuestra uno de los cables de Wikileaks firmado por l, el nmero 200357, en donde recomienda al se recomienda al Departamento de Estado usar como ventaja la preocupacin del gobierno espaol por perder su nivel de alianza con EE UU.

Sin embargo, Chacn paso tragos amargos en algunos momentos, tal como ocurri cuando el Ministerio de Asuntos Exteriores de Espaa, a travs de la Direccin General para Norteamrica, le solicit aclaraciones sobre la publicacin del retrato robot de Osama Bin Laden, sobre la base de una foto del diputado de la Izquierda Unida (IU) Gaspar Llamazares. Chacn Busc a Llamazares y se disculp ante l, prometindole que se realizara una exhaustiva investigacin.

SU OSCURO PASADO DIPLOMTICO

Los escndalos en los que se ha visto involucrado Arnold Chacn no solo han sucedido en Espaa. Ecuador fue escenario de un escndalo ocurrido por un Acuerdo firmado por Chacn como Jefe Adjunto de Misin de la Embajada de Estados Unidos en ese pas, el 5 de septiembre de 2003, con el entonces canciller ecuatoriano Patricio Zuquilanda, el que tuvo lugar sin conocimiento pblico. El secreto y oneroso acuerdo otorg al Comando Sur norteamericano el derecho de construir y dirigir tres centros de acopio en las costas del Pacfico, supuestamente para estudiar el fenmeno natural de El Nio. Chacn se vali de las fuertes influencias de la CIA y la US Army en Ecuador en esos momentos, para lograr este acuerdo a las espaldas del Congreso Ecuatoriano, en franca violacin del Artculo 161 de la Constitucin de Ecuador. Esta violacin, tal como ocurri con la instalacin de la base de Manta, fue una de las genialidades de Chacn como comprador de voluntades, ya que se sabe que en esa etapa, como jefe de la estacin de la CIA, fue el encargado de repartir altas sumas de dinero a las instituciones policiales y militares de ese pas, cosa que ya es una costumbre y cuyos montos han aumentado hasta el 2011. Los famosos tres centros de acopio eran, en realidad, estaciones de monitoreo y espionaje puestas a mano de los militares norteamericanos.

Un ao antes, el 6 de noviembre de 2002, Chacn firmo otro dudoso tratado con Jaime Santilln Pesantes, entonces Director General de la Corporacin Aduanera Ecuatoriana, conocido como Acuerdo de la Ayuda Mutua Aduanera (CMAA), el 6 de noviembre de 2002, con la clara intencin de vulnerar el acceso de armamento y otros medios de espionaje, con la supuesta intencin de prevenir el contrabando y la violaciones aduanales.

Para el 1 de febrero de 2001 Arnold Chacn actu como Consejero Poltico de la Embajada de Estados Unidos en Per y se encarg de la estacin de la CIA en ese pas.

CONCLUSIONES

Mucho se desconoce todava sobre el futuro embajador de Estados Unidos en Guatemala, pero los secretos de su vida como oficial de los cuerpos de inteligencia norteamericana ya no son un secreto. Su presencia en Guatemala constituye un peligro en la medida en que, mediante una pretendida ayuda para combatir a la violencia y al narcotrfico, se utilice a este artfice de conspiraciones para planificar, organizar y dirigir la persecucin y represin de las fuerzas de izquierda, para actualizar al odiado y aejo Plan Cndor en el pas chapn, que traigan solo desapariciones selectivas, salvaje represin contra aldeas enteras y luto para ese valioso pueblo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter