Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2011

El movimiento 15-M ya no est en la puerta del Sol

ngeles Diez
Rebelin


El domingo da 29 a las 12:30 p.m. todava la repblica libre de sol se debata sobre la continuidad o no del campamento en la Plaza. Por supuesto, nadie cuestionaba la continuidad del movimiento. Pero lo que pareca ser una cuestin simple, tomar una decisin sobre un aspecto concreto y casi colateral, se converta en un revulsivo que haca aflorar las fragilidades y la potencialidad transformadora del movimiento.

Los medios de comunicacin masivos y sus dueos entraron en estado de sock: "pero cmo es posible que no se tome una decisin?" Se vean obligados a construir una noticia con mimbres desconocidos. Durante la tercera semana de ocupacin de la plaza, televisiones, radios, peridicos.. han recorrido el campamento desesperados, suplicando que, a ttulo individual, los participantes en las Comisiones y Grupos de trabajo declararan que, a ttulo individual insistan-, no se est de acuerdo con la continuidad de la acampada. Los medios tienen claro, igual que la clase poltica, que algo hay que hacer con todo esto, y ese algo slo puede ser desmontarlo. Identificar acampada de Sol y movimiento 15-M se inscribe en la estrategia meditica de desmovilizacin. Simplificacin y pacificacin aqu son equivalentes. Desmontemos Sol y desmontamos el movimiento. Tan potente ha sido la campaa meditica que casi nos la hemos credo. Para los medios y nuestros gobiernos (locales, autonmicos y nacional) la enfermedad se extiende rpidamente y hay que atajarla. Problema: el uso de la violencia fue contraproducente (la primera acampada de Sol, la acampada de Barcelona), la coaccin legal tampoco funcion (declaracin de la Junta Electoral Central sobre el da de reflexin). El poder mide hasta dnde puede llegar y aprende. Rubalcaba: las fuerzas del orden estn para resolver problemas no para crearlos; el presidente de la Generalitat afirma: hay 37 mossos d'Esquadra heridos. "Se pegaron entre ellos?". En esta nueva fase la estrategia es combinada, integral y sistemtica: los medios fraccionan y confunden, las fuerzas del orden se infiltran y se camuflan, detectan las debilidades del movimiento y se las potencia. La principal debilidad detectada: la incapacidad para tomar decisiones sobre la base de un sistema asambleario que busca consensos por unanimidad.

Las preocupaciones mediticas y policiales han dejado de ser pura estrategia de guerra que el movimiento tena en cuenta y contrarrestaba con inteligencia y habilidad, y se han convertido en verdaderas victorias del poder todava parciales-. Durante esta semana los avances en los barrios, ciudades y pueblos contrastan con el retroceso del punto inicial de la movilizacin, la puerta del Sol.

El movimiento que surgi de Sol y que se ha extendido como la primavera en la pennsula ha entrado en una nueva fase: su expansin perifrica y su ocaso en el centro.En estos momentos la acampada de Sol ha dejado de ser el espacio que ayuda y fortalece el movimiento y se ha transformado en un lastre de su fuerza creativa y potencia transformadora. Sin embargo, aunque el problema lo localicemos en el campamento del Sol, la realidad es que el verdadero problema est en la incapacidad para tomar decisiones de esa parte del movimiento originario que todava funge como smbolo del resto de las movilizaciones, aunque poco a poco la expansin es ya imparable: como dijera un portavoz gallego en una Asamblea nosotros empezamos ms tarde pero os hemos adelantado.

Las propuestas de las Comisiones y Grupos de trabajo se han estrellado en la Asamblea General de Sol una y otra vez. En un primer momento, la desesperacin que ha embargado a los grupos que han elaborado los consensos de mnimos encontraba una explicacin en la necesidad de reelaborar las propuestas para que todos las entendieran o tratar de hacer propuestas de consenso, es decir, todos cedemos algo para construir juntos. Sin embargo, la discusin sobre la permanencia o no en la Plaza ha tenido la virtud de iluminar el fondo de un tnel que tiene dos dimensiones o dos evidencias: se est confundiendo consenso con unanimidad, y la unanimidad slo es posible cuando los intereses no son irreconciliables. Los ratones han cado en su propia trampa. No decidir es decidir.

Se trata de dos descubrimientos vitales para la continuidad del movimiento y su resolucin lo har ms fuerte o lo pondr a merced de fuerzas que lo acabarn disolviendo. Las dos fortalezas del 15 M estn en riesgo: la capacidad para tomar decisiones el pueblo se representa a si mismo-, y la unidad de accin no hay luchas sectoriales, la lucha es de todos-.

Es cierto que la plaza de Sol ya no es sino una pequea parte del movimiento pero el ministro del interior sabe que los smbolos son fortalezas del movimiento. Despus de la Asamblea General del domingo 29 en la que los asambleados tenamos que tomar la decisin de desmontar o no el campamento insisto, no sobre la continuidad del movimiento-, la parlisis en la toma de decisiones que ya se haba evidenciado cuando algunos Grupos de Trabajo haban buscado el consenso para sus propuestas, hizo visible que la misma fuerza imparable que propuls el movimiento, dos semanas despus se haba convertido en su punto ms frgil. Siguiendo una lgica plenamente democrtica, inclusiva y basada en la confianza, los all congregados asumieron el riesgo de continuar la acampada y trabajar en la bsqueda del consenso (unnime). Los mayores esfuerzos han sido los realizados por la Comisin de dinamizacin de Asambleas que ha pasado horas y horas trabajando para resolver la paradoja de elaborar un protocolo que impida los bloqueos en la toma de decisiones. Un protocolo que a su vez tiene que ser consensuado con las reglas de juego consensuadas previamente al inicio del movimiento, todo ello sin amputar una de las partes de la paradoja. Sorprendentemente el espritu de todos los debates, incluso en situacin de bloqueos constantes sobre cmo debatir, no ha sido el de excluir a los sujetos recalcitrantes, incluso asumiendo que podra tratarse de infiltrados, individualistas extremos o dogmticos. El movimiento lucha por tomar decisiones sin que esto suponga el desprendimiento de parte del organismo vivo que ha crecido estos das. El ncleo originario del movimiento 15-M est en un bucle de difcil solucin.

Resolverlo desde la maduracin y la propia experiencia del movimiento, no como una imposicin de los medios ni de los cuerpos policiales, implica asumir que el principal expolio que hemos sufrido durante el franquismo y la transicin pactada ha sido el de nuestra capacidad para tomar decisiones.

Una parte importante de los congregados en Sol, la abrumadora mayora visible, ha descubierto estos das que es necesario contextualizar los procedimientos. Ha descubierto que el consenso es un instrumento que se ha de adecuar a los fines perseguidos, que ha de ser puesto en historia y que puede ser calificado (consenso sin unanimidad). Las asambleas temticas en las calles, las discusiones en cada rincn y plaza, el dilogo de todas las personas, ha construido un sistema abierto e inclusivo de una potencia nunca vista para el poder seguramente aterradora-, pero, cual organismo vivo, para seguir creciendo y expandirse no puede sentirse lastrado por lo que slo es un instrumento, poderoso, pero nunca un fin en s mismo. La toma de decisiones sin unanimidad en este tipo de sistemas no puede ser confundido con la clsica representacin en la que las mayoras se imponen a las minoras. La imposicin se corrige con las estructuras horizontales, la rotacin de los cargos, la apertura de todos los grupos de trabajo, la transparencia, etc. Prcticas que han sido habituales desde el principio en el 15- M y que son, sin duda, garanta de democracia.

La estrategia el poder tiene fuertes aliados pero los demonios invisibles de la ciudad, las fuerzas democrticas, han sido, cual caja de Pandora, liberadas. Ser difcil volver a colocarlas en su sitio, ya ocupan otras plazas, otras calles y otras mentes.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter