Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2011

Siria hierve
Crucero con misiles de EE.UU. en el Mar Negro

M K Bhadrakumar
Asia Times Online

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Es excepcional que el Ministerio de Exteriores ruso elija un domingo para hacer una declaracin formal. Evidentemente, algo de extrema gravedad llev a Mosc a pronunciarse urgentemente. La provocacin fue la aparicin de un crucero de misiles teleguiados estadounidense en el Mar Negro para ejercicios navales con Ucrania. El crucero USS Monterrey equipado con el sistema AEGIS de defensa area toma parte en las maniobras conjuntas Sea Breeze (Brisa Marina) 2011 de Ucrania y EE.UU.

Maniobras conjuntas de EE.UU. y Ucrania no tienen nada de extraordinario. El ao pasado tambin hubo maniobras. Pero, como plante Mosc: Dejando de lado el tema no resuelto de una posible arquitectura de un escudo de misiles europeo, Rusia quisiera saber, en cumplimiento de las decisiones de la cumbre Rusia-OTAN, qu agravacin ve el comando de EE.UU. que justifique que se desplace del Mediterrneo hacia el este la unidad de ataque bsica del grupo de defensa de misiles que la OTAN est formando en la regin?

La declaracin de Ministerio de Exteriores pas a continuacin a dar su propia explicacin de que el Monterrey es enviado a aguas europeas como parte del enfoque adaptable por fases del gobierno de EE.UU. par la formacin del segmento europeo del escudo global de misiles. La primera etapa del programa prev el despliegue de un grupo de barcos de guerra estadounidenses, en los mares Adritico, Egeo y Mediterrneo para proteger el sur de Europa contra posibles ataques con misiles. El papel de los misiles del barco de guerra de EE.UU. en los ejercicios anti-piratera Sea Breeze 2011 tampoco est claro, dice la declaracin.

Tenemos que declarar que se sigue ignorando nuestras preocupaciones y que con el pretexto de conversaciones sobre la cooperacin en el escudo de misiles europeo, se realizan esfuerzos para crear la configuracin del escudo de misiles cuyas consecuencias son peligrosas y sobre lo cual hemos informado frecuentemente a nuestros socios de EE.UU. y de la OTAN, agrega la declaracin rusa.

EE.UU. afirma que se trata de maniobras navales rutinarias. Por otra parte, Mosc pregunta: Si se trata de una visita ordinaria, no es claro por qu un barco de guerra con este tipo de armamento fue elegido para desplazarlo a esa regin tan delicada.

No cabe duda de que EE.UU. aumenta la presin sobre la flota del Mar Negro de Rusia. La provocacin estadounidense tiene lugar ante el trasfondo de la situacin en Siria. Rusia bloque obstinadamente los intentos de EE.UU. de justificar una intervencin en Siria al estilo de la que tiene lugar en Libia. Mosc considera que un motivo importante para la presin estadounidense por un cambio de rgimen en Siria es hacer que se cierre la base naval rusa en ese pas.

La base en Siria es el nico punto de apoyo de Rusia en la regin del Mediterrneo. La Flota del Mar Negro cuenta con la base en Siria para sustentar cualquier presencia en el Mediterrneo de la armada rusa. El cerco se estrecha con el establecimiento de bases militares de EE.UU. en Rumania y la aparicin del barco de guerra estadounidense en la regin del Mar Negro. Es un juego al gato y al ratn, en el que EE.UU. est consiguiendo superioridad.

En apariencia, el rgimen dirigido por Bashar al-Asad es represivo ya que casi cada da aparecen informaciones sobre ms derramamientos de sangre. Pero los informes occidentales guardan un silencio total sobre la ayuda que la oposicin siria recibe desde el extranjero. Nadie se interesa, por ejemplo, por analizar o cuestionar cmo es posible que 120 miembros de la seguridad siria hayan sido muertos a tiros en un solo incidente.

La participacin occidental, saud, israel y turca en la turbulencia en Siria es casi evidente, pero eso va ms all de la zona de discusin cuando hablamos de que Siria hierve. En pocas palabras: Rusia ha perdido la guerra de la informacin sobre Siria. De ahora en adelante, su dilema ser que ser vista como obstruccionista e ilgica cuando un laudable proceso de democratizacin tiene lugar en Siria y la Primavera rabe se esfuerza por aparecer.

Mosc ha dejado en claro que no tolerar una resolucin sobre Siria en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, no importa cul sea su texto o contenido. Tambin vot contra la accin occidental de la semana pasada en el Organismo Internacional de Energa Atmica (OIEA) para abrir un expediente nuclear sirio similar al iran en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El dilema de Mosc es que no puede explicar abiertamente su versin de la agenda geopoltica de EE.UU. hacia Siria. Cualquier explicacin semejante sacara a la luz la vacuidad del reinicio EE.UU.-Rusia por el cual trabaj asiduamente el Kremlin bajo el presidente Dmitry Medvedev. Pero Washington tampoco va liberar de responsabilidades a Rusia. Es seguro que apretar la soga alrededor del cuello de Asad.

En resumen, EE.UU. quiere que Rusia deje sola a Siria para que Occidente le haga frente. Pero Rusia sabe que el resultado ser que la base naval rusa en ese pas sea cerrada por un rgimen sucesor pro occidental en Damasco.

Los riesgos son considerables. El ao pasado, el jefe adjunto de la inteligencia militar rusa fue muerto en circunstancias misteriosas mientras estaba en un viaje de inspeccin en la base naval en Siria. Su cuerpo fue hallado flotando en el Mediterrneo frente a la costa turca. Sin duda, muchas agencias de inteligencia estn profundamente embrolladas en el lo sirio.

Antes que nada, un cambio de rgimen en Siria se ha convertido en absolutamente crtico para romper el aislamiento regional de Israel. La esperanza estadounidense-israel es que solo se podr doblegar a Hizbul si el rgimen de Asad es derrocado en Damasco y se termina la alianza siria-iran. Adems, un cambio de rgimen en Siria obligar a los dirigentes de Hams a irse de Damasco. El jefe de Hams, Khalid Meshaal, ha estado viviendo en Damasco bajo la proteccin de Asad durante varios aos.

En definitiva, por lo tanto, cualquier movimiento en el proceso de paz Israel-Palestina bajo los trminos israeles solo ser posible si EE.UU. e Israel resuelven el difcil problema sirio. Washington y Tel Aviv han estado tratando de persuadir a Rusia para que se adapte y acepte su derrota en cuanto a Siria. Pero Mosc no ha cedido. Y ahora, al enviar el barco de guerra al Mar Negro, EE.UU. ha puesto la seal de que har que Rusia pague por su obstinacin y pretensiones como potencia del Mediterrneo y de Medio Oriente.

El resultado en la eleccin parlamentaria en Turqua, que asegura otro perodo al gobernante partido islamista AKP (Partido de Justicia y Desarrollo), fortalece significativamente la posicin de EE.UU. respecto a Siria. Ankara ha endurecido su posicin respecto a Asad y ahora se podra esperar que se imponga un cambio de rgimen en Damasco en las prximas semanas. Irnicamente, Turqua tambin controla el estrecho del Bsforo.

Mosc haba esperado que Ankara se orientara gradualmente hacia una poltica exterior independiente gracias a la mejora de sus vnculos con Turqua en la ltima dcada. La expectativa del Kremlin era que los dos pases podran juntar sus fuerzas y formar un condominio sobre el Mar Negro. Pero, a medida que se desarrollan los eventos, queda en claro que Ankara vuelve a sus anteriores prioridades como pas de la OTAN y socio destacado de EE.UU. en la regin. No se puede culpar a Ankara: hizo una sagaz evaluacin y lleg al resultado de que sus intereses son mejor servidos si se identifica con la accin occidental de efectuar un cambio de rgimen en Siria.

Adems, Ankara considera ventajoso que se identifique con el enfoque saud de la agitacin en Medio Oriente. Los acaudalados rabes en los pases ricos en petrleo en el Golfo Prsico estn dispuestos a enviar sus dlares a Turqua. Ankara tambin comparte la aprensin saud sobre el ascenso de Irn como potencia regional.

Resumiendo, EE.UU. est lenta pero firmemente llevando las de ganar con sus planes para un cambio de rgimen en Siria. La gran pregunta es si Mosc ceder bajo esta inmensa presin y aceptar un retroceso de su influencia en Siria. Mosc ha amenazado con cooperar con Beijing y adoptar una posicin comn respecto a Siria. Pero la capacidad de Mosc de contrarrestar al gigante estadounidense en Siria se debilita con cada da que pasa.

Es seguro que el desarrollo de los acontecimientos respecto a Siria tendr un profundo impacto en el reinicio entre EE.UU. y Rusia. El gobierno de Obama parece haber sacado sus cuentas y concluido que vale la pena tomar ese riesgo a fin de asegurar la seguridad de Israel. El barco de guerra que lleg al Mar Negro lleva un mensaje directo a Rusia de que acepte que no es ms que una plida sombra de la antigua Unin Sovitica.

El embajador M. K. Bhadrakumar fue diplomtico de carrera del Servicio Exterior de la India. Ejerci sus funciones en la extinta Unin Sovitica, Corea del Sur, Sri Lanka, Alemania, Afganistn, Pakistn, Uzbekistn, Kuwait y Turqua (Copyright 2011 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/MF14Ak02.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter