Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2011

Italia rechaz el retorno a la energa nuclear, la privatizacin del agua y el legtimo impedimento a Berlusconi y sus ministros
Segunda bofetada a Berlusconi

Gorka Larrabeiti
Rebelin


Gran alegra ayer en Italia cuando se supo que se haba alcanzado el qurum (50% ms uno de los ciudadanos con derecho a voto) en el cudruple referndum abrogativo sobre gestin de servicios pblicos (agua, transporte, residuos), tarifas del servicio hdrico, energa nuclear y legtimo impedimento para el Presidente del Consejo de Ministros y para sus ministros, que habra permitido a Berlusconi eludir las salas judiciales en los procesos penales en los que est imputado con el pretexto de sus deberes institucionales. Votaron alrededor de 27 millones y medio de italianos, es decir, alrededor del 55% de los ciudadanos con derecho a voto. Y de estos, el 95% ms o menos votaron cuatro veces S (1). Un resultado aplastante.

Es muy difcil alcanzar el qurum en un referndum abrogativo. Haca 15 aos que no suceda en Italia, y esta vez el gobierno de Berlusconi hizo de todo para impedirlo: convoc el referndum en un domingo de junio haciendo que no coincidiera con las recientes elecciones municipales pese a que despilfarr de este modo ms de 300 millones de euros; ensordeci con la artillera meditica de las televisiones de Silvio Berlusconi la informacin sobre el referndum; y por si fuera poco, trat de aprobar una moratoria temporal de la energa nuclear para que el referndum sobre esta cuestin no se realizara junto con las otras tres cuestiones.

Dicen que Fukushima ha sido la clave que explica este exitazo de participacin. Dicen tambin que se ha tratado de un voto poltico contra Berlusconi. En quince das, Il Cavaliere ha encajado dos derrotas estrepitosas en las urnas. Primero, en las elecciones administrativas, cuando perdi ciudades simblicas como Miln o Npoles. Ahora, los italianos lo desobedecen en masa acudiendo a las urnas cuando l haba invitado a ir a la playa el domingo pasado. De poco le han servido a Berlusconi los ardides para que este referndum no alcanzara el qurum. Estamos hartos de recibir bofetadas. Ahora dictaremos la agenda, avis Roberto Calderoli, ministro de la Liga Norte, partido sin el cual Berlusconi no podra seguir gobernando. Se tambalea el gobierno Berlusconi, y , como es lgico, los partidos de la oposicin piden en bloque la dimisin del actual Presidente del Consejo de Ministros y la convocatoria inmediata de elecciones polticas.

Pero el significado de esta victoria va ms all de la inmediatez y la actualidad poltica de la bofetada a Berlusconi o del ocaso del berlusconismo por dos motivos. En primer lugar, porque es un triunfo de un referndum promovido desde abajo sin ms medios que la movilizacin popular en la red y en las plazas. Es verdad que el partido Italia de los Valores se hizo promotor de la recogida de firmas necesaria para pedir el referndum, pero fueron los movimientos por el agua pblica y contra la energa nuclear los que se movilizaron primero. En segundo lugar, porque lo que estaba en juego, es decir, el agua, la energa, el ambiente y la justicia son bienes pblicos que son de todos porque no son de nadie, y una mayora transversal ha decidido que deben seguir sindolo. Este referndum revela deseo de participacin, huida del egosmo, y vuelta a lo comn. Nichi Vendola, lder del partido Izquierda, Ecologa y Libertad, (SEL) sintetiza as la situacin actual: Hoy gana la Italia de los bienes comunes y pierde la Italia de los lobbies.

Segn Giuseppe di Rita (1), presidente del CENSIS (Centro de Estudios de Inversiones Sociales), una fundacin que publica todos los aos un informe socioeconmico sobre el Estado italiano, se est cerrando un ciclo poltico basado en la subjetividad que comenz en los aos 60 y alcanz su cnit con el berlusconismo. Un ciclo que ha producido gran malestar social en esta ltima fase porque la sociedad huye ya del modelo todo es mo y vuelve a unirse, a congregarse. El yo, eje del liberismo que pretende dominar an el mundo, est dejando de ser el centro del mundo porque slo conduce a "formas de agresividad difusa o de dependencia autolesiva (anorexia, bulimia, uso de drogas). Y en situaciones familiares exasperantes, a delitos violentos".

Dice di Rita: Hoy se empieza a percibir que la soledad y el individualismo no son una aventura de potencia sino de depresin. La desregulacin de las pulsiones es un producto del egocentrismo, de una cultura que hace del yo el principio del mundo, por aadidura en una fase en la que escasean reconocimientos sociales.

Y mientras Berlusconi, que recibi ayer a Netanyahu, segua haciendo chistes sobre el bunga bunga, intentando desviar la atencin de la derrota y centrndola otra vez en su persona, Italia se despierta y nos da un alegrn. Se va acabando el yo. Vuelve el otro, vuelve lo comn.

Notas:

1. Ver datos exactos: http://referendum.interno.it/referendum/RF000.htm

2. Entrevista de Ida Dominijanni a Giuseppe di Rita. "Il lento sipario sulla Seconda Repubblica", Il Manifesto, 8-6-2011, p.7

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter