Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-03-2005

El MAS denuncia plan para asesinar a Evo Morales

Tribuna Boliviana


El Movimiento al Socialismo (MAS)-Instrumento Poltico por la Soberana de los Pueblos (IPSP) denunciamos que de acuerdo a informaciones del servicio de inteligencia del propio gobierno, existe un plan para asesinar al diputado nacional y presidente del MAS, Evo Morales Aima.

En las ltimas horas, fuentes reservadas del servicio de inteligencia del gobierno nos alertaron que un comando de mercenarios presumiblemente colombianos- ingresaron al territorio nacional con el nico objetivo de eliminar a nuestro principal dirigente y a otros del movimiento popular boliviano.

En este macabro plan estara involucrado el Ministro de Gobierno, junto a sectores ligados a las transnacionales de los hidrocarburos, los grupos fascistas y un sector de la oligarqua crucea.

Adems, denunciamos que a travs del internet se ha desatado una campaa cobarde y annima que ofrece recompensa econmica por "Evo vivo o muerto, mejor, si es muerto".

Esta campaa no es nueva, pero en los ltimos das, se ha intensificado porque el objetivo del gobierno de Carlos Mesa y la embajada de Estados Unidos es criminalizar, satanizar y penalizar al MAS, a los movimientos sociales y a nuestros dirigentes, principalmente a Evo Morales Aima.

La renuncia mejor chantaje- del Presidente de la Repblica, el pasado 6 de marzo, con una serie de mensajes de carcter racista, divisionista y elitista, tena ese objetivo de tratar de destruir a nuestro movimiento y sus representantes. No lo lograron.

Aunque el presidente Mesa aplaudi, en los ltimos das, en ms de una oportunidad desde los balcones de Palacio de Gobierno a los funcionarios pblicos que coreaban "mano dura, mano dura", "Evo al paredn", "Muerte a Evo" y otros adjetivos, el gobierno chantajista no pudo con la fortaleza de los movimientos sociales y del pueblo boliviano.

La "renuncia" maquiavlica de Mesa es parte de toda una campaa nacional e internacional. El 21 de marzo, el editorial del peridico norteamericano Washington Post seala que "Evo es una amenaza para la democracia latinoamericana".

"Los revoltosos que reclaman ser representantes de la poblacin indgena del pas, echaron del poder a un Presidente democrticamente elegido hace 18 meses y, ahora se ocupan de su sucesor, Carlos Mesa, quien ha buscado comprometerlos valerosamente pero sin xito. Los populistas siguen una onda izquierdista actualmente pujante en Amrica Latina y tienen el apoyo retrico -y posiblemente material- del autogobierno denominado "bolivariano" de Hugo Chvez, presidente de Venezuela", dice partes salientes de ese editorial que refleja perfectamente lo que piensa una gran mayora del actual gobierno.

Es bueno recordar, en esta oportunidad, algunos hechos ocurridos en este ao para comprender la campaa:

El 15 de enero, un informe del Consejo de Inteligencia de EEUU, denominado "Mapa del Futuro Global" identifica a Venezuela y Bolivia como dos pases que forman parte del "eje del mal". La administracin de George W. Bush, bajo el pretexto de "terrorismo internacional" puso en la mira al gobierno bolivariano de Hugo Chvez y al Movimiento al Socialismo (MAS).

El 20 de enero, mediante medios de comunicacin, se conoci que el ex militar y alto funcionario del Comando de las Fuerzas Armadas para el Conos Sur de los Estados Unidos, James Hill, acus a nuestro dirigente de recibir financiamiento de Hugo Chvez, presidente del gobierno de Venezuela.

El 22 de enero, el peridico "Semana" editado en Bogot- Colombia, en su seccin "Confidenciales" asegur que Rodrigo Granda - ms conocido como "el canciller" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)- tena el telfono de Evo Morales en una agenda que le fue incautada durante su detencin.

El 17 de febrero, se conoci que la Secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, expres su preocupacin sobre el fortalecimiento en este pas "del partido conformado por cultivadores de coca". "Estamos muy preocupados por ese partido (MAS)", asegur la "mano dura" norteamericana.

A principios de marzo, "Datos" una revista al servicio del empresariado, el gobierno y las transnacionales afirma: "Datos tuvo acceso a documentacin clasificada que asegura que el jefe del MAS, Evo Morales Aima y su par indigenista Felipe Quispe Huanta, fueron financiados en octubre de 2003 por el magnate George Soros, hombre ligado a diferentes ONGs, desde donde impulsa la legalizacin de la hoja de coca".

La criminalizacin, satanizacin y penalizacin a los movimientos sociales no es nueva, esta es una imposicin del gobierno de Estados Unidos.

Sin embargo, es bueno recordar que el primer artculo de la Constitucin Poltica del Estado dice: "Bolivia, libre, independiente, soberana, multitnica y pluricultural, constituida en repblica unitaria, adopta para su gobierno la forma democrtica representativa, fundada en la unin y la solidaridad de todos los bolivianos"; por tanto, nosotros las mayoras nacionales- defenderemos ese precepto.

Bolivia, tiene a la mayor parte de su poblacin como indgena. Segn datos del ltimo Censo Nacional de Poblacin (INE 2001), el 62 por ciento de los bolivianos y bolivianas de 15 o ms aos se identifica con algn pueblo originario: el 31 por ciento es quechua, el 25 por ciento aymara y el seis por ciento se identifica con otras etnias; este porcentaje podra ser incluso mayor porque muchos ocultan su identidad.

A pesar de esta campaa a nivel nacional e internacional, el MAS ratifica que continuar fortaleciendo el sistema democrtico y la unidad en base a los principios de equilibrio para el pueblo boliviano, defender los intereses de las mayoras nacionales y combatir para que las justas demandas sean una realidad.

Todos los movimientos sociales de Bolivia, en torno al Pacto "Por la Soberana y Dignidad Nacional" nos unimos en torno a una agenda popular con las siguientes demandas:

* La defensa de la unidad del pas, entendida como el rechazo a cualquier tipo de convocatoria de un referndum sobre autonomas o la aprobacin de una ley de autonomas, por constituir slo pretextos para dividir el pas y evitar la Asamblea Constituyente.

* La recuperacin de los recursos naturales con la aprobacin inmediata de la nueva Ley de Hidrocarburos que garantice la recuperacin de todos los hidrocarburos para el Estado Boliviano, el incremento de las regalas al 50 por ciento, la refundacin de YPFB para que opere en toda la cadena productiva y con un ttulo de derechos indgenas y originarios y de proteccin del medio ambiente.

* La aprobacin de la Ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente que garantice una Asamblea Constituyente Soberana, Participativa, Incluyente y Originaria.

* La expulsin de la ciudad de El Alto de la empresa Aguas del Illimani y la transnacional Suez y la constitucin de la nueva empresa de agua potable en La Paz y El Alto de carcter social y sin participacin privada.

* El rechazo a la aprobacin de la inmunidad para soldados y sbditos norteamericanos, lo mismo que a las negociaciones del pas sobre el TLC y el ALCA hasta que la Asamblea Constituyente defina el nuevo Estado.

* El inmediato procesamiento mediante juicio de responsabilidades a Gonzalo Snchez de Lozada y a todos los actores materiales e intelectuales de la masacre de octubre de 2003.

La Paz (Bolivia), 23 de marzo de 2005.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter