Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-06-2011

Izquierda y derecha: para salir de la trampa

Manuel Monereo Prez
Rebelin


El linchamiento meditico a Izquierda Unida de Extremadura y la presin a la direccin federal de IU era de esperar. La pinza ha sido sistemticamente una estrategia meditica (ligada al grupo Prisa) y que se usa siempre que al PSOE le interesa. Pas con Anguita y pasa ahora. Lo triste es que la direccin de IU se pueda sentir ms prxima a las presiones de los grupos mediticos de poder que a la indignacin y al profundo malestar de una organizacin como la de IU de Extremadura, que lleva aos y aos aguantando un poder (alguno de sus dirigentes lo ha calificado de caciquil) que ha hecho todo lo posible por liquidar a la izquierda poltica y sindical.

Seamos serios y hablemos con veracidad. La trampa de este discurso dominante tiene tres elementos fundamentales: 1) una derecha que lo es cada vez ms; 2) un PSOE que poco o nada tiene ya que ver con el reformismo socialdemcrata y que le est haciendo el trabajo sucio a la derecha econmica y poltica; y 3) un conjunto de medios que garantizan que el PP es la derecha y que el PSOE es la izquierda. Lo fundamental de este discurso es defender el bipartidismo e impedir que surja una fuerza alternativa a l. Como nos dice la experiencia, el bipartidismo es el modo que tiene el sistema de organizarse. Para decirlo con ms claridad: la acusacin de hacer la pinza con la derecha frente al partido socialista es el instrumento que usan los medios para defender a una izquierda que no hace polticas de izquierdas y, ms all, un tipo especifico de organizacin del poder poltico, el bipartidismo.

Se ha discutido mucho sobre esto en los ltimos tiempos al calor del movimiento del 15M. Las razones de fondo no son demasiado complejas: una fuerza consistente de la izquierda alternativa hara inviable cualquier gobierno del PSOE si este no girara realmente hacia la izquierda. En este caso, habra algo ms que simple alternancia y se podra poner en peligro el control de los poderes reales. Como hoy sabemos, este fue un elemento central de aquellos que disearon el marco institucional de la transicin y, especficamente, el sistema electoral vigente. Lo que hacen los medios de comunicacin es afianzar este tipo de organizacin del poder poltico e impedir el surgimiento de una fuerza alternativa. Se busca una IU complementaria al PSOE que le ayude a gobernar y lo legitime por la izquierda.

Se dir que una parte del electorado del PSOE es de izquierdas y se considera de izquierdas, y que esto hay que tenerlo en cuenta en la accin poltica. No deja de ser verdad. La IU de Anguita intent superar esta dificultad (un partido al que votan gentes de izquierda pero que hace polticas neoliberales) con la idea de programa, es decir, concretar en positivo un conjunto de medidas reformistas, que el PSOE sistemticamente rechazaba, buscando alianzas siempre a su derecha. Lo que pas despus es conocido: la demolicin por Prisa de la figura de Julio Anguita, la ruptura planificada de IU y los sucesivos retrocesos electorales.

Al parecer, hoy estaramos de nuevo ante la misma trampa, pero los que piensan as, creo que se equivocan. Despus del 15M nada ser igual y este movimiento de los movimientos est dando pistas muy consistentes para lo que podramos llamar una pedagoga de masas contra el chantaje de la pinza. El problema no es solo la clase poltica con su derecha y su izquierda; el problema real es la subordinacin del PP y del PSOE a la oligarqua financiera e inmobiliaria. El bipartidismo es el medio para que manden los poderosos y ambas fuerzas polticas estn interesadas en perpetuarlo. Se trata de salir del debate trillado de los medios y crear una agenda democrtica y ciudadana que ponga en su centro el dominio los poderes salvajes, su control de los medios de comunicacin y la subordinacin de la clase poltica (PP-PSOE) a ellos.

Como siempre, El Roto daba en la tecla cuando en una de sus vietas, un seor del dinero deca: A los jvenes del 15 M: fundad un partido y nosotros os lo financiamos para que seis como el resto. Y es que la corrupcin ha sido el lado oscuro del bipartidismo poltico.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter