Portada :: Espaa :: Izquierda Unida en el rubicn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-06-2011

Sobre la lamentable campaa contra la decisin de IU Extremadura de abstenerse en la investidura del nuevo presidente regional
Izquierda Unida Federal o la destruccin de la alternativa

Javier Mestre
Rebelin


Ahora que algunos sesos privilegiados se preguntan cmo encauzar polticamente a las hordas de indignados que hemos tomado las calles, la mxima dirigencia de Izquierda Unida pone los puntos sobre las es: nosotros somos tambin parte sustancial de este tinglado al que llaman democracia y no lo es. IU fue otrora la esperanza de la izquierda transformadora en este pas. Era la heredera principal de las luchas contra la OTAN y del sacrificio de generaciones enteras de militantes del PCE y otros grupos significativos de la izquierda antifranquista. Ahora est gobernada, calculadora en mano, por un conglomerado de oportunistas que viven de la poltica, que jams exhibirn la decencia del que fue coordinador general de IU de Extremadura, Manuel Caada, que abandon la poltrona para irse primero al paro y despus al telemrquetin.

Cmo es posible que los mximos dirigentes de IU hayan sido comparsas tan lamentables del huracn meditico contra la muy sensata decisin de las bases de la organizacin extremea de no apoyar a ninguna de las dos patas del partido nico biceflico? El PSOE ha perdido ms de un milln y medio de votos, de los cuales menos de un tercio han ido al PP y una parte pequea a IU. Al tiempo, decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas indignados no votan, votan nulo, se manifiestan y dicen una y otra vez que el monstruo de dos cabezas, el montaje del poli bueno y el poli malo, el puetero PPOE no los representa. Me consta que muchos de los indignados de Extremadura tienen o han tenido una relacin sustancial con IU. Y muchos de los votantes de IU en la regin estn hasta el moo del chiringuito corrupto y prepotente del PSOE del neoliberal y chulesco Fernndez Vara.

Y ahora nos vienen con vainas de no dejar que gobierne la derecha? Ahora que el PSOE ha sacado adelante la reforma (o ms bien destruccin definitiva?) de la negociacin colectiva con el apoyo de las derechas regionalistas? Qu pasa, que el voto de IU contra esta reforma, que coincide con el del PP, es otro episodio de la pinza?

Ya en los aos noventa haba un fuerte debate interno en Izquierda Unida acerca de si el PSOE era o no la izquierda. Han sido legin los infiltrados de la casa comn que han dinamitado desde dentro la principal organizacin de la izquierda de este pas, la nica potencialmente peligrosa porque, en un momento dado, poda estar preparada para acumular fuerzas de verdad y convertirse en un problema para la gran maquinaria de robar. As que, al tiempo que se demonizaba a los dirigentes que decan la verdad sobre el supuesto izquierdismo del PSOE, unos cuantos profesionales apoyados por los medios de comunicacin pugnaban por naturalizar permanentemente el rollo ese de cerrar el paso a la derecha, un maloliente no pasarn que luego se premia con ascensos metericos a ministra y desvergenzas por el estilo.

La ciudadana ms despierta percibe esto. Y ahora, los jefes federales de IU demuestran que su oposicin al atraco neoliberal y corrupto que est perpetrando el partido del gobierno es slo de boquilla, porque quieren garantizar que la organizacin nacida de la fuerza del histrico PCE sea por siempre la muleta pattica del PSOE, es decir, la tercera marca en plan rebelde light del sistema. Qu alternativa se va a construir as? Cmo puede Cayo Lara dar la razn de manera tan evidente a los que lo increpaban cuando se sum a una manifestacin contra un desahucio?

Menos mal que todava queda la sensatez de las bases en una parte importante de la organizacin. Ojal se produzca esa famosa refundacin de Izquierda Unida que, a lo que se ve, en sus altas esferas de pacotilla se ha quedado en nada. Ojal la aguerrida militancia extremea, que ha dado dirigentes de la talla intelectual y moral de Caada o Vctor Casco, y la de muchas de las otras organizaciones de la federacin rompan de una vez el lamentable poder de brazo de madera y calculadora en mano que eterniza como dirigentes a una impresentable caterva de mediocres enganchados a la poltronilla y que, antes o despus, recibirn de la caverna del PSOE el pago a los servicios prestados.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter