Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-06-2011

La intrusin del capital filantrpico en los movimientos sociales
El Prncipe y Ashoka: un instante de gloria

Paco Puche
Rebelin


Desde luego, has conseguido un minuto de gloria. As despach el Prncipe de Asturias la interpelacin de la joven Laura Prez, cuando hace unos das le inst acerca de la necesidad de hacer un referndum sobre forma de gobierno (Monarqua o Repblica) para regenerar la democracia. O bien, que abdicase. No era lo que quera, respondi ella.

Los premios Prncipe de Asturias tambin van a tener sus instantes de gloria cuando dentro de unos meses y que, en una ceremonia por todo lo alto, que no s yo si estamos en condiciones de hacer esos gastos, tendr lugar en Oviedo.

Uno de los glorificados ser un desconocido Bill Drayton, presidente de una fundacin supuestamente filantrpica denominada Ashoka, que lleva operando en nuestro pas apenas hace unos seis aos (ms de veinticinco por otros pagos). Carrera fulgurante donde las haya.

Quiz explique este carrern el hecho de que el mismsimo Rodrguez Zapatero, presidente del gobierno, cuando an estaba en sus momentos de mayor xito, all por el ao 2005 -ao del desembarco de esta fundacin en Espaa-, obsequiase a todos sus ministros, como regalo del da del libro el titulado Cmo cambiar el mundo de David Bornstein, en el que se cuenta hagiogrficamente la aventura de esta fundacin Ashoka. En su pgina 39 se puede leer: Una de las primeras preocupaciones era que una organizacin especializada en recopilar informacin sobre reformadores locales despertara sospechas de tener que ver con la CIA o el KGB.

Que una fundacin de origen norteamericano tenga que ver con la polica del imperio, no resulta sorprendente, mxime si sigue en sus pesquisas procedimientos similares a esta Central de Inteligencia. Pero es que adems, si se indaga en sus interioridades, encontramos una gran vinculacin entre esta fundacin Ashoka, flamante premio Prncipe de Asturias, con las grandes multinacionales y con Departamentos del Gobierno americano. Por ejemplo, el presidente en Espaa de la fundacin es Carl Muana (BOE num. 256, de 25 de octubre de 2003), el cual parte de su carrera la hizo como Director Gerente de JP Morgan & Co., donde sus responsabilidades incluan el manejo del negocio de Mxico, empresa que segn la revista Forbes es la mayor del mundo. Una de las ramificaciones de Ashoka es la entidad denominada Atlas Service Corps, fundada por un miembro de Ashoka, que tiene en sus rganos directivos personas procedentes del Departamento de Estado y de Defensa de EEUU y de grandes multinacionales como Du Pont, JP Morgan y McKinsey. En ella aparece como directivo nuestro galardonado Bill Drayton.

Quiz estas buenas relaciones de la fundacin Ashoka expliquen suficientemente el porqu este premio tan acelerado.

Y este raro nombre de Ashoka, de dnde ha salido? Aunque pueda parecerlo, no es alguien similar a la famosa corista que personific Marilyn Monroe junto a Laurence Olivier, en aquella famosa pelcula con un ttulo tan explicito como el El Prncipe y la corista, no, Ashoka en un rey indio de antes de Cristo, con una turbulenta vida, que de canalla pas a predicador ferviente del budismo en poco tiempo.

Para llegar al trono, Asoka asesin a seis de sus hermanos. [...] Tal vez este fratricidio sea, sin embargo, una invencin consciente, como los otros crmenes que le atribuyen, precisamente, las fuentes budistas para destacar al mximo la diferencia entre las maldades que cometi antes de su conversin y las buenas obras que realiz despus. [...] Las atrocidades no son pocas: cuando las mujeres de su gineceo le dijeron en una ocasin que era feo, mand quemar a las quinientas, lo que le vali el nombre de el furioso Asoka, segn aporta Mara Teresa Romn, profesora de la UNED en la revista Espacio, Tiempo y Forma (serie II, Historia Antigua, t. 13, 2000. pgs.125-140), que aade, con motivo del sitio de Kalinga al este de India, que:

150.000 hombres quedaron all cautivos, 100.000 fueron pasados a cuchillo, y un nmero an mayor perdi la vida. Pero luego, habiendo sido conquistada Kalinga, el amado de los dioses se transform para seguir ms estrictamente la recta conducta, para amar la recta conducta y para adquirir sabidura en la recta conducta. sta fue la promesa del amado de los dioses en el asedio de Kalinga. Tales son las palabras iniciales de una inscripcin grabada en la roca en Shabhazgarhi. [...] Nunca jams sigue diciendo la citada inscripcin, como otras muchas semejantes ni l ni sus sucesores emprendern una guerra de conquista, que siembre el pas de dolor y lgrimas y rompa los lazos de hermandad entre los hombres.

La masacre y la conversin al budismo se dieron casi simultneamente.

Curiosamente, en Hicieron Historia, tomo I, de la Editorial Larousse se cuenta que en su ardor evangelizador, el emperador Ashoka contaba con altos oficiales que adems de hacer de misioneros oficiaban como espas al servicio del soberano. Habr que decir, para curarse en salud, como en las pelculas: que todo parecido con la realidad es mera coincidencia, pero ah queda esa resonancia diacrnica mrfica (Rupert Sheldrake)

No sabemos si la premiada Ashoka est an en la fase de conquista o de arrepentimiento, el caso es que en cualquiera de los registros tiene vocacin imperial, segn su repetido eslogan por el que todos podemos cambiar el mundo; por eso anda ya en 70 pases seleccionando lderes carismticos, con los procedimientos arriba sealados, a los que financia durante tres aos y que mantiene en una red de relaciones, potencialmente, vitalicia. Ya dice contar con 3.000 de ellos. Su programa estrella es el de emprendedor a emprendedor por el que establecen alianzas de los emprendedores de negocios con sus emprendedores o lderes sociales, previamente seleccionados con rigor y cooptados. Se podra decir que pretenden el cambio social por el negocio, a travs del mercado, en un contexto de neoliberalismo.

Lo que s sabemos es lo que dice de s misma, con quin se ala y qu proyectos prximos tiene. Todo ello se puede ver en el artculo titulado Ashoka por s misma. La intrusin del capital filantrpico en los movimientos sociales, pinchando aqu

En los pocos aos que Ashoka lleva en Espaa han cooptado a 21 emprendedores o lderes sociales, a los que financian durante tres aos y a que los mantienen en su red, una vez acabada la beca. Evidentemente, hacen un contrato muy al uso de esa Lex Mercatoria que rige las relaciones contractuales anglosajonas, por las que a cambio de recibir un sueldo esos tres aos, ceden su imagen, estn comprometidos a hablar bien de la fundacin y quedan potencialmente en sus redes, con vocacin vitalicia.

Todo esto, antes del 15M, resultaba ya contrario a lo que persiguen los movimientos sociales, ms o menos alternativos, pero despus del 15 M se ha quedado obsoleto y desenmascarado, por lo que llamarle lobby oculto, por medio del que el capital trata de vencer las resistencias a sus masacres y saqueos, no resulta exagerado.

Pero dejemos tambin que Bill Drayton (y Ashoka) tengan junto al Prncipe sus minutos de gloria.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter