Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2011

Copyright, industria cultural y colonialidad del poder

Ricardo Rodrguez Ledezma
Aporrea


El tema de la propiedad intelectual y ms especficamente lo concerniente al copyright, es abordado mayoritariamente por los especialistas en derecho y olvidado por otros investigadores de las ciencias sociales. Este posicionamiento epistmico ante el fenmeno que comprende el copyright, no est exento de la lgica predominantemente neoliberal, que busca de manera artificial, escindir lo jurdico de lo econmico y lo social. Las visiones disciplinarias y fragmentadas en el estudio de lo social, han ocultado sistemticamente la perversin que se esconde detrs de lo referido al copyright. En este sentido, es importante sealar, que la finalidad de estas cortas lneas, es develar desde una perspectiva transdisciplinaria (sociolgica, antropolgica e histrica), la articulacin del copyright con la industria cultural, entendiendo que desde la misma se jerarquizan y difunden ciertos patrones y formas culturales.

El copyright, es una legislacin con mltiples e inevitables impactos sociales. De hecho, podra afirmarse que constituye uno de los mecanismos de apropiacin y jerarquizacin de la cultura con mayor eficiencia y eficacia. Esta legislacin, tiene como origen:

El copyright tienen un largo historial que surge de la legislacin inglesa del siglo XVIII. En un sentido general, se trata de un rgimen legal que ofrece una forma limitada de proteccin monoplica a las obras escritas y creativas preparadas en un elemento tangible (material). Al poseedor del copyright se le otorga el derecho nico o exclusivo de hacer una serie de cosas con la obra como son las siguientes: a) hacer copias de la obra, por ejemplo fotocopindola, b) ejecutar la obra, como en una pieza de teatro, c) traducir la obra a otro idioma, d) exhibirla pblicamente, como cuando se utiliza una fotografa en una revista. (Grupo de Investigacin Copia/Sur: 2006, Pg. 11).

En primer lugar, es necesario describir el contexto y el lugar en el que irrumpe la legislacin del copyright. Es decir, este mecanismo de proteccin monoplica temporal a las obras del intelecto tiene como lugar de nacimiento la Inglaterra de la Revolucin Industrial del siglo XVIII. Por tal razn, al copyright no es necesario tildarlo de euro-cntrico, porque en realidad es anglo-cntrico. Si nos ubicamos en la Inglaterra del siglo XVIII, encontramos que ese pas es la punta de lanza de una economa-mundo capitalista (Wallerstein: 2006, Pg. 40), que transitaba de una etapa predominantemente mercantil, a una industrial donde el trabajo es mayoritariamente libre. El sistema poltico britnico (monarqua constitucional), tena como principal fundamento epistmico al pensamiento del filsofo poltico John Locke. Para Locke, el Estado Civil tendra necesariamente que estar conformado por un poder ejecutivo y otro legislativo, separados el uno del otro. La principal funcin del Estado Civil de Locke, consista en resguardar el derecho de propiedad de los individuos. Entendiendo el momento histrico, y el pensamiento sobre el que se edificaba el Estado Ingls, no resulta extrao que irrumpa una legislacin de estas caractersticas. El copyright, sera entonces el instrumento mediante el cual, se legitimaba la transformacin en mercanca de la produccin cultural de la poca, lo que sin lugar a dudas, constitua una privatizacin de la cultura.

Tal y como queda expuesto en la cita, el copyright es un pacto social que otorga derechos de exclusividad sobre cuatro elementos: a) la posibilidad de copiar la obra; b) la posibilidad de ejecutar la obra; c) la posibilidad de traducir la obra; y d) la posibilidad de exhibirla pblicamente. Estos derechos, tendran como finalidad la proteccin moral y patrimonial del autor de la obra. Sin embargo:

Es relativamente raro que un autor mantenga los derechos de sus obras creativas; por lo general, estos derechos se transfieren (el trmino legal es se ceden) a un editor o productor de grabaciones a cambio de su publicacin, de las regalas o por una tasa fija (en el caso de los empleados que han creado obras con copyright en la mayor parte de los casos es su patrono quien posee el derecho de copyright). (Grupo de Investigacin Copia/Sur: 2006, Pg. 11).

Lo expuesto por el Grupo de Investigacin Copia/Sur, implica que en la mayora de los casos, la legislacin del copyright no protege al creador de la obra. El copyright, se encarga de proteger compaas dedicadas a difundir la cultura (editoriales, disqueras, medios masivos privados), a quienes los autores han cedido los derechos, a cambio de regalas y difusin. Es aqu, donde queda perfectamente articulada la legislacin del copyright , con lo que los filsofos de la Escuela de Frankfurt denominaron industria cultural.

Adorno y Horkheimer, fueron capaces de observar el desarrollo de la economa-mundo capitalista a mediados del siglo XX, lo que les permiti vivir los procesos de mediatizacin y el desarrollo de la industria cultural. Para Adorno y Horkheimer la tcnica de la industria cultural ha llegado solo a la igualacin y a la produccin en serie, sacrificando aquello por lo cul la lgica de la obra se distingua de la del sistema social. (Horkheimer y Adorno: 1985, Pgs. 178-179). A pesar de su pesimismo y su eurocntrica idea de esttica, Adorno y Horkheimer brindaron uno de los grandes aportes al pensamiento crtico y que sirve como fundamento de este ensayo, y es que el mbito cultural no puede entenderse por separado de las relaciones sociales. En este sentido, hay que sealar que el copyright es el instrumento jurdico ms importante de la industria cultural, ya que es por medio de l, que se puede imponer la lgica del sistema a la produccin artstica. Por tal razn, aquello que no le genera lucro a las editoriales, a las disqueras y a los medios de comunicacin de masas protegidos por el copyright, es invisibilizado por una industria cultural, que intencionalmente o no jerarquiza a travs del valor de cambio, los patrones estticos, el gusto y ciertos mecanismos culturales. Lo dicho hasta ac, no implica que toda la produccin artstica que se encuentra en manos de la industria cultural, sea necesariamente de mala calidad o que siempre transmita obras con mensajes reproductores del sistema. Hay ocasiones en que sucede lo contrario. Sin embargo, bajo el argumento: esto es lo que ms vende, el que hacer artstico se ha convertido ms (por supuesto que no siempre) en una tarea de supervivencia y de venta de la produccin cultural como mercanca, que cualquier otra cosa

En un sistema-mundo, donde pudieran existir ms medios para el acceso a las culturas, el predominio de la legislacin del copyright no solo mantiene en privado lo que debera ser del dominio pblico, sino que vinculado a la industria cultural y al esquema de acumulacin incesante de ganancias, sirve como mecanismo civilizatorio de jerarquizacin tnico-racial. Aquello que desde la otredad se produce, es absorbido por la industria cultural como lo primitivo, lo salvaje, lo brbaro y en los ltimos tiempos lo terrorista. Estos mecanismos, no son ideolgicos como el marxismo standard tradicionalmente lo pens, sino que constituyen lo que el socilogo Anbal Quijano denomin colonialidad del poder:

La colonialidad es uno de los elementos constitutivos y especficos del patrn mundial de poder capitalista. Se funda en la imposicin de una clasificacin racial/tnica de la poblacin del mundo como piedra angular de dicho patrn de poder y opera en cada uno de los planos, mbitos y dimensiones, materiales y subjetivas, de la existencia social cotidiana y a escala societal. Se origina y mundializa a partir de Amrica. (Quijano: 2007, Pg. 93).

Para Quijano, la lgica de la colonialidad no solo es un elemento constitutivo del sistema mundo moderno/colonial, es tambin la piedra angular del patrn de poder mundial hegemnico, que jerarquiza las subjetividades, por medio de la idea de raza. En tal sentido, el modelo civilizatorio moderno concebido con un fenmeno exclusivamente pan-europeo, se constituye como deber ser, de aquel sujeto no europeo, natural y jerrquicamente inferior. La alteridad indgena, negra y amarilla, junto con sus imaginarios, culturas y formas de construir conocimientos, son negados y definidos como incivilizados por el nuevo sistema de clasificacin social.

No cabe la menor duda, de que la industria cultural, sumergida en la lgica del capital y protegida por el derecho de inversin que es el copyright, jerarquiza por medio del gusto y la difusin de patrones estticos, patriarcales, racistas y eurocntricos, la produccin y creacin artstica y cultural. Por otro lado, una legislacin como la del copyright, con un origen industrial britnico, es sumamente distante desde un punto de vista geogrfico y cultural, con respecto a sociedades como las nuestras. Una legislacin como la del copyright, es enemiga de la diversidad cultural y epistmica.

 

Bibliografa.

Grupo de Investigacin Copia/Sur (2006). El Dossier Copia/Sur. Problemas Econmicos, Polticos e Ideolgicos del Copyright (derecho de autor) en el Sur Global. Caracas. SAPI.

Horkheimer Max, y Adorno Theodor (1985). La Industria Cultural. En. Industria Cultural y Sociedad de Masas. Caracas. Monte vila Editores.

Quijano, Anbal (2007). Colonialidad del Poder y Clasificacin Social. En Santiago Castro Gmez y Ramn Grosfouguel. El Giro Decolonial: Reflexiones Para una Diversidad Epistmica Ms All del Capitalismo Global. Bogot. Siglo del Hombre editores.

Wallerstein, Immanuel (2006). Anlisis del Sistema-Mundo. Buenos Aires. Siglo XXI Editores.


http://aporrea.org/tecno/a126159.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter