Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-07-2011

El asedio de Gaza se ha convertido en un bloqueo moral de Israel

Yitzhak Laor
Haaretz

Traducido para Rebelin por J.M.


Realmente, Israel est conectado con los centros de poder en el mundo. Las predicciones de un tsunami, en la actualidad, parecen ser exageradas, pero, sin embargo, antes del baile de la victoria, vale la pena recordar que la ocupacin israel es la ocupacin militar ms larga de los tiempos modernos. Los territorios ocupados en sus dos vertientes -el Margen Occidental y la Franja de Gaza- viven bajo un rgimen brutal que pocos otros ocupantes se han permitido. Sin ningn tipo de ley, el bloqueo y la tasa de morbilidad entre los nios, los cortes de carreteras y la arbitrariedad de la soldados, irrumpiendo en los hogares (imagine a sus hijos despertando en la noche por los gritos de hombres armados, tirando abajo las puertas y cegndolos con sus linternas; imagnese viviendo sin ningn tipo de proteccin), la prolongada ocupacin, un desastre para nosotros y para los palestinos - porque Israel cuenta con el apoyo de Occidente.

Los asentamientos han convertido la ocupacin en algo irresoluble, al menos en las prximas dcadas, por lo que la ocupacin no slo se plantea una nueva generacin de soldados israeles, incitados por los incendiarios rabinos, sino tambin una tercera y cuarta generacin de palestinos con las mismas condiciones de vida.

El hecho de que la Franja de Gaza se haya convertido en un smbolo internacional de la crueldad es una prueba ms de la estupidez de nuestros gobernantes. La operacin Plomo Fundido y el bloqueo de Gaza -ambos con un amplio consenso nacional- han convertido a Gaza en un smbolo con vida propia que ya no necesita de la participacin de los palestinos. La democracia israel aparece como lo que realmente es. En el nombre de la mayora (seis millones de judos) se permite prohibirles casi todo a la minora (cinco millones en Israel y en los territorios).

La minora nacional en Israel tiene derecho a votar, pero no tiene canal de televisin propio, tiene seguro de salud pero tambin alta tasa de desempleo y la tasa de mortalidad infantil es ms alta que la de los judos (8,3 frente a 3,7 por cada 1000 nacimientos). Tel Aviv, que se vende al mundo como una ciudad liberal, es la nica ciudad del oeste que no tiene una poblacin musulmana. Su "autenticidad" es racista, la minora del 20 por ciento no aparece para nada en la vida de la ciudad. Y se aconseja a sus propagandistas no sealar a Yafo como prueba de la diversidad. Yafo con su inmigracin yuppie es un ejemplo perfecto del apartheid llevado a cabo por la "secular" y "liberal" Tel Aviv.

Tampoco ayudar la propaganda oficial. Cuanto ms presione Israel aporta a los pases centrales occidentales y a los gigantes de los medios de comunicacin, ms crece la ola en su contra, porque la aversin contra la ocupacin y el racismo israel surgen del conocimiento de que lo que hace Israel es financiado por Occidente, de que recibe la ayuda de Occidente, y de las conexiones con los focos de poder, como un monumento viviente al colonialismo. No hay mejor ejemplo para reforzar esta idea que la forma en que los griegos estn frustrando la salida de la flotilla con ayuda para Gaza. No es slo Grecia la que est actuando.

Las coaliciones que se estn organizando en Occidente en contra de Israel incluyen miembros de la izquierda. Tambin hay muchas otras y no todas son humanistas. No todas son simpatizantes de los judos. Estas coaliciones seguirn aumentando siempre y cuando la comunidad poltica occidental se muestre "impotente" frente a la obstinacin de Israel. Por supuesto, no es que sea impotente, es que cuando tiene intereses concretos, es capaz de tener un comportamiento brbara y tpicamente occidental, como lo est haciendo actualmente en Libia y en Irak.

El aborrecimiento a Israel se ajusta a la creciente ira antisistema, en un contexto poltico donde no se diferencian los partidos. Las protestas en Grecia son un ejemplo: los manifestantes demuestran su descreimiento, que no surge de la ocupacin israel, sino de la falta de poder de las masas para influir en lo que est ocurriendo en sus pases con la economa y la guerra.

Israel es solo un punto de los muchos que ocupan a la retina poltica, o apoltica. Muy pocas personas se unen a las flotillas, pero muchas ms participan en el envo y muchas ms interiorizan su opresin. Las manifestaciones de protesta son parte de un creciente consenso antisistema. El registro de lo que siempre se conoci como "los polticos hipcritas" se uni a la actitud hipcrita con la crueldad israel.

No es de extraar, pues, que el bloqueo de Gaza conlleve un bloqueo moral de Israel. Lenta pero seguramente, en un mundo lleno de injusticias, crmenes de guerra y racismo hacia las minoras y los migrantes, Israel aprendi, durante dcadas de estupidez, la forma de convertirse en el smbolo de la injusticia y de estos crmenes. Ya no somos la encarnacin del progreso, como se pregon durante mucho tiempo, sino todo lo contrario. Y esto es en verdad slo el comienzo.

Fuente: http://www.haaretz.com/print-edition/opinion/siege-of-gaza-has-become-a-moral-blockade-of-israel-1.371516

R



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter