Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2011

Tejiendo complicidad entre las finanzas ticas, la agricultura ecolgica y el mundo rural

David Fernndez
Revista 'Soberana alimentaria, biodiversidad y culturas'


A qu negarlo, la actual crisis financiera ha tenido en la denegacin del acceso al crdito uno de sus mayores exponentes. Puertas cerradas, condiciones imposibles y abusiva revisin de clusulas que han impedido acceder a liquidez y recursos no slo al tejido productivo en general sino, y sobretodo, a la economa cooperativa, social y solidaria en particular. En ese mbito, uno de los sectores ms castigados ha sido, una vez ms, el mundo rural. La negativa reiterada a conceder crditos y lneas de financiacin a agricultores y agricultoras ha devenido una perversa constante que aada nuevas dificultades a la ya de por si maltrecho maltrato que recibe el campo.

En stas coordenadas, cabe preguntarse qu instrumentos de financiacin alternativa existen para los proyectos agrarios comprometidos con los principios de la soberana alimentaria y cabe responderse, afortunadamente, que existen aunque de forma an limitada. Aunque creciente. Porque en el Estado espaol, en la ltima dcada, se han consolidado algunas experiencias de finanzas ticas y alternativas que precisamente han incorporado la defensa y vitalizacin del mundo rural como uno de sus ejes fundamentales de trabajo. Una de estas experiencias es la cooperativa de servicios financieros ticos y solidarios Coop57 que, desde 1995, trabaja por dotar al ahorro y al dinero de un uso social radicalmente diferente y profundamente comprometido con la transformacin social. La frmula es sencilla: retomar la autogestin democrtica de nuestros ahorros para saber qu se hace con nuestro dinero y a qu intereses sirve. Captar ahorro social e invertirlo en proyectos de alto contenido social y ambiental.

Bajo esa premisa y esta propuesta de autogestin financiera, Coop57 dispone hoy de unos activos de 8 millones de euros, gracias a la participacin directa y activa de ms de 300 cooperativas y 1.500 personas. Ahorro social que en los ltimos 5 aos ha financiado ms de 700 proyectos sociales por valor de ms de 20 millones de euros. Inicialmente concebido como un instrumento financiero del cooperativismo, Coop57 fue ampliando su base social y, con ella, los mbitos de trabajo: a las empresas de lucha contra la exclusin, a los movimientos sociales, a las iniciativas para un consumo responsable. Es por ello que muchos de esos proyectos estn directamente vinculados con financiacin de las redes de promocin de la agricultura ecolgica, del comercio justo, del desarrollo rural y local, de la defensa del medio ambiente y la sostenibilidad o de los movimientos y organizaciones ecologistas.

Redes, tejiendo redes donde el acceso al crdito est garantizado gracias al compromiso social de cooperativas, asociaciones y ciudadanas y ciudadanos. Fuera de la lgica bancaria dominante, en la conviccin que no hay otro mundo posible sin otra economa alternativa, Coop57 abona retomar el control sobre el uso final de nuestro dinero. Claro. En consonancia con los principios bsicos de la banca tica, los actores de Coop57 socios y socias colaboradores- prefieren saber que estn financiando una cooperativa de agricultura ecolgica que no el siniestro negocio armamentstico, donde la banca convencional est implicada hasta los tutanos.

Experiencias financiadas

Fruto de ese trabajo cooperativo, de base, de raz, en la ltima dcada Coop57 ha ido desarrollando una gama alternativa de productos financieros para poder responder a las necesidades concretas de la economa social y solidaria. Tambin a las necesidades del campo: crditos a largo plazo, a corto plazo, anticipo de facturas Requisitos? Los imprescindibles: acreditar el compromiso social y ambiental. El resto son detalles tcnicos, econmicos y financieros que se resuelven desde el anlisis conjunto.

A travs de esta experiencia financiera nacida del cooperativismo cataln pero presente hoy, gracias al crecimiento y la autonoma en red, en Andaluca, Aragn, Galcia y Madrid diversos proyectos han accedido, sin dificultad, al derecho al crdito. Cooperativas de plantas medicinales como Millhulloa en Galicia, cooperativas agrarias como El Terruo en Morn de la Frontera dando trabajo a jornaleros/as en paro, sociedades agrarias de transformacin como La Kresta en Canyams (Barcelona) especializas en pollos ecolgicos. O, en los ltimos tiempos, la destacable experiencia cooperativa de Productes i Serveis de la Vall de Camprodon SCCL. Una experiencia que ana desarrollo rural local, gestin ecolgica de bosques, restauracin y produccin agroalimentaria en una comarca deprimida como el Ripolls pirenaico y que est garantizando el futuro de la comarca.

Y todava ms. En el mbito de la distribucin de produccin ecolgica, Coop57 viene financiando proyectos de distribucin de productos ecolgicos como El Brot de Reus, Mn Verd o la Xarxa de Consum Solidari. Y cuenta entre sus socios las 300 cooperativas propietarias de Coop57 a la Federaci de Cooperatives de Consum i Usuries de Catalunya y cooperativas de consumo como Cydonia, asi como federaciones como Ecologistas en Accin, el Sindicato de Obreros del Campo andaluz ola Universidad PauloFreireimpulsada desde Amayuelas (Palencia). Redes, nuevamente, que financian sus redes y riegan las semillas de una nueva economa solidaria.

Emisin de ttulos participativos

Como til financiero especfico, se trata de emisiones participadas donde la labor de Coop57 es conectar directamente a productor y ahorrador para proyectos o cuantas que superan los mrgenes ordinarios. La emisin la realiza la propia cooperativa y la base social de Coop57 adquiere ttulos a un precio consensuado que se devuelven en un plazo determinado.

As, la cooperativa vincola LOlivera de Vallbona de les Monges (Lleida) fue capaz de cubrir, en apenas 15 das, una emisin de 400 ttulos de 1.000 euros (400.000 euros en total) para financiar las obras de reforma de sus bodegas. A 2 aos y retribuidos los ttulos con un inters anual del 2,75%. El proyecto de LOlivera es singular: nacido a finales de la dcada de los 70, su apuesta por un cooperativismo de insercin social rescat al municipio de la desaparicin a la que le condenaba el xodo campo-ciudad. 30 aos, pues, de genuino desarrollo rural, local y solidario. Operaciones similares se han realizado con la cooperativa agroecolgica Gneis de Madrid por valor de 60.000 euros para financiar la adquisicin de tierras y maquinaria, o con El Brot para financiar la reforma de su sede social en Reus (Tarragona).

Esa es la complicidad financiera, solidaria y en red, que las entidades y personas que hacen posible Coop57 han tejido con los proyectos e iniciativas ms implicados en la defensa del mundo rural y la defensa de la soberana alimentaria. Soberana alimentaria dela que Coop57 se siente parte, como parte activa de los movimientos sociales que hunden sus races en la construccin de un mundo ms habitable, ms sostenible, ms tico, ms solidario. Ms terrenal y menos virtual. Esa es la pequea buena noticia: que el propio movimiento ha sabido generar instrumentos de financiacin alternativa para los proyectos comprometidos con la transformacin social. Sin necesidad de rendir cuentas ni pleitesa a ningn poder financiero o banca usurera. Y eso, como dira Marthin Luther King, es donde radica todo. No en lo que hace una minora poderosa. Sino en lo que somos capaces de hacer la mayora para desobedecer todo lo que nos quieren imponer.

David Fernndez de Coop57, cooperativa de crdito que financia proyectos agrcolas comprometidos con el entorno, la salud y la alimentacin

Fuente: http://revistasoberaniaalimentaria.wordpress.com/2011/07/04/tejiendo-complicidad-entre-las-finanzas-eticas-la-agricultura-ecologica-y-el-mundo-rural/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter