Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2011

El dlar pierde camino en su andar

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


Los centros de poder financiero han tratado de minimizar la importancia de los convenios firmados en los ltimos tiempos entre diferentes pases que utilizan menos el dlar (o el euro) como moneda de intercambio internacional.

Las noticias son poco halageas para Estados Unidos, que desde la terminacin de la Segunda Guerra Mundial, basado en el dlar y en el control que ejerce sobre el Fondo Monetario Internacional (FMI), e Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otros organismos, ha dominado con esa moneda las transacciones comerciales en el orbe.

Como es lgico, se debe descontar una parte de esa globalizacin mundial cuando existan la Unin Sovitica y los pases del campo socialista, que en sus actividades comerciales utilizaban el rublo.

Tras los acuerdos de Bretton Woods, en 1944, el dlar se estableci como moneda de reserva en el orbe (desplazando a la libra esterlina) y su valor se garantizaba por las grandes reservas de oro que posea EE.UU.

En la dcada de 1970, Washington firm un convenio con la Organizacin de Pases Exportadores de Petrleo (OPEP) para que esa moneda fuera la oficial en las transacciones comerciales del crudo.

Pero inici su declive cuando la administracin de Richard Nixon la separ de sus reservas de oro e impuls su impresin (sin respaldo efectivo del emisor).

La actual crisis capitalista en Estados Unidos y la Unin Europea, y el surgimiento de bloques econmicos en diversas regiones del mundo, han acelerado su debilitamiento y despiertan suspicacia hacia el euro.

El ltimo suceso fue el convenio establecido entre el Banco Popular de China (BPCH) y el Banco Central de la Federacin Rusa (BCFR) para realizar sus actividades comerciales con las monedas de ambos pases.

El acuerdo estipula que las personas y las corporaciones de esas dos naciones podrn llevar a cabo sus transacciones y pagos con yuanes, rublos y monedas convertibles.

Adems del comercio fronterizo, el ordinario puede pagarse con sus monedas oficiales, lo cual "ayudar a promover la cooperacin financiera, el comercio y la inversin bilaterales", anunci un comunicado del BPCH.

Como se desprende, el convenio reviste importancia en aras de reducir la dependencia del dlar en el comercio bilateral, disminuir los riesgos del tipo de cambio y promover la internacionalizacin del yuan y el rublo.

Desde principios de 2011, segn el Financial Times, grandes bancos internacionales como el HSBC, JP Morgan, Citigroup y el espaol BBVA, estn promoviendo el uso del yuan (tambin llamado renmimbi en las transacciones con China) en vez de dlares o euros.

Varios de estos bancos otorgan descuentos e incentivos a los clientes de Asia, Amrica Latina, Amrica del Norte y Europa para que efecten sus negocios con yuanes.

Directamente, Beijing ha firmado abultados convenios con Brasil y Argentina, equivalentes a 120 millones de dlares, pero con la utilizacin del yuan. Venezuela anda por el mismo camino, mientras Per y Chile se interesan por acogerse a esas transacciones. El uso del renmimbi ya es una realidad en Corea del Sur, Malasia, Belars e Indonesia.

Brasil y Argentina desdearon, desde el pasado ao, el billete verde en el comercio bilateral, y Brasilia ha propuesto que esa medida sea adoptada por todos los miembros del Mercado Comn del Sur (MERCOSUR).

Rusia tambin ha acelerado la introduccin del rublo en sus transacciones y emprstitos que realiza con algunas naciones de la antigua URSS y con otras de frica, Asia y Amrica Latina.

Otros pases tratan de apoyarse lo menos posible en el dlar, como el caso de las naciones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica (ALBA) que ya realizan parte de sus negocios con el SUCRE, moneda virtual de convenio comercial.

En los primeros seis meses de 2011 el intercambio entre varios miembros del ALBA como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Cuba, se elev a ms de 50 millones de SUCREs.

Productos como aceite crudo de palma, medicinas veterinarias, llantas, desperdicio de papel, atn pre-cocido, bobinas laminadas, urea, arroz, leche en polvo y hasta vehculos, son algunas de las mercancas comercializadas en esa moneda.

El grupo denominado BRICS, integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudfrica marchan igualmente hacia ese escenario. En la ltima Cumbre efectuada el pasado abril, en la isla china de Hainan, los presidentes de los bancos estatales decidieron disminuir la dependencia del dlar para lo cual firmaron un programa de cooperacin financiera que prev la mutua concesin de lneas de crdito en divisas nacionales.

De esta forma, se abre la ruta a una transicin paulatina hacia el uso de divisas nacionales en el comercio del grupo y se refuerza adems el valor de sus monedas: real (Brasil), rublo (Rusia), rupia (India), yuan (China) y rand (Sudfrica)

Washington reaccion con ira cuando Irn comenz a vender en euros el crudo de la isla Kish, en el Golfo Prsico, y es el quinto mercado de petrleo, despus de Nueva York, Londres, Singapur y Tokio.

Siria cambi sus reservas por esa moneda; el Banco Central de los Emiratos rabes Unidos, convirti en ese billete 10 % de sus reservas en dlares; Venezuela sigui el camino hacia la bsqueda de monedas ms seguras como euros y yuanes, y Suecia recort sus reservas en dlares a 20%.

Recientemente se conoci que uno de los motivos de los ataques contra Libia que lleva a cabo la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte, encabezados por Estados Unidos, Inglaterra y Francia, fue la declaracin del lder Muammar el Gaddafi de no realizar transacciones mercantiles en dlares o euros, emplear el dinar de oro en el comercio internacional y crear un nico estado africano con espacio econmico comn.

Pero est demostrado que por la fuerza no se pueden ganar las batallas econmicas y mientras tanto, el dlar continuar perdiendo espacio en su deambular internacional.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter