Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-07-2011

La FNCA y sus 30 aos de mentiras, conspiraciones terroristas y turbias ambiciones

Percy Francisco Alvarado Godoy
Rebelin


El parto no fue difcil. La malvola criatura naci en las tenebrosas oficinas de la Casa Blanca, amparada en las obcecadas ambiciones del Imperio por derrotar a la Revolucin Cubana, con la pretensin de emplearla como carta de triunfo para tal propsito. Por ello, un grupo de miembros del gabinete presidencial, varios recalcitrantes de la ultraderecha en el Congreso norteamericana, acompaados en malsana euforia por un crculo reducido de contrarrevolucionarios de origen cubano, casi todos ellos ex agentes de la CIA y terroristas sin escrpulos, presenciaron halagados cmo el presidente Ronald Reagan firm el decreto presidencial 501-C-3, mediante el cual se daba luz verde al engendro del terror, bajo la falsa apariencia de una organizacin de corte humanitario y educativo. Tal como lo concibieron Reagan y sus aclitos, el grupo de mercenarios cubano americanos, enriquecidos mediante la estafa y todo tipo de corruptelas, cont desde ese momento con soportes econmicos y polticos propios, aumentados por los fondos destinados secretamente por Washington para ejecutar la ms criminal guerra sucia contra Cuba. Los criminales ms desalmados encontraran en su seno un favorable caldo de cultivo para sus insaciables ambiciones de dinero y poder. El sucio compromiso se sell el 1 de agosto de 1981.

A partir de all, la Fundacin se encarg de generar una amplia base de apoyo y financiamiento para la ultraderecha norteamericana en La Florida, Puerto Rico, Nueva Jersey y California. Usando su falsa representatividad, ejecut una permanente labor de proselitismo entre la comunidad cubana asentada en los Estados Unidos y otros pases, condicionando la poltica de las administraciones siguientes con respecto a la Isla. De traidores de oficio, pasaron a ser un importante grupo de presin poltica y alabarderos de la guerra ideolgica anti cubana. Dueos absolutos de la vida poltica y econmica en ciudades como Miami, quien no pensara como ellos, pagara las consecuencias de su atrevimiento. sa fue su ley desde el principio.

El exacerbado afn de protagonismo de su direccin los condujo no solo al cabildeo, a la compra de voluntades, a las sucias componendas y corruptelas; con su dinero financiaron y financian campaas de congresistas como Robert Torricelli, Bob Menndez, Connie Mack, Helms, Burton, los hermanos Lincoln y Mario Daz Balart, Ileana Ros-Lehtinen, Marcos Rubio, David Rivera y muchos otros; con el dinero sucio financiaron centenares de planes terroristas contra importantes objetivos dentro y fuera de Cuba, financiando inicialmente a organizaciones criminales como Alpha 66, el PUND y el CID, entre otros, y, posteriormente, armando ellos mismos las tenebrosas conspiraciones para asesinar a Fidel y otros dirigentes cubanos, as como atentar contra instalaciones tursticas dentro de la Isla. Tambin, por supuesto, se dispusieron a fabricar una base contrarrevolucionaria dentro de Cuba, captando traidores y mercenarios entre personajes ambiciosos y minados por una sed incontrolable de protagonismo, los que a cambio de dinero se dedicaron y dedican a lanzar blasfemias y mentiras contra su propio pueblo.

De esta manera, devenidos falsamente en voceros de la comunidad cubana en el exterior, vidos y arrogantes, soadores con el derecho de gobernar en Cuba si ocurriera un cambio poltico en la Isla, falsarios redomados al esgrimir inventadas violaciones de los derechos humanos en Cuba, los jefes de la FNCA se aliaron con todo tipo de personajillos de la poltica latinoamericana e internacional, cuyas dudosas actuaciones han dejado mucho que desear, como son los casos del ex presidente del consejo de ministros espaol Jos Mara Aznar, el corrupto ex presidente argentino Carlos Menem, el ex mandatario nicaragense Arnoldo Alemn y otros mandatarios, a los que compraron inescrupulosamente.

La cara oculta de la FNCA, aquella que se encarg de financiar y organizar atentados terroristas contra Cuba a partir de su grupo militar secreto, conocido indistintamente como Comisin Militar o Frente Nacional Cubano, se gest solapadamente desde sus primeros aos de existencia, comprometida con la presencia de terroristas formados por la CIA y otras agencias norteamericanas, como fueron los casos de Jorge Mas Canosa, Roberto Martn Prez, Alberto Hernndez, Feliciano Foyo, Francisco Jos Hernndez Calvo, Arnaldo Monzn y otros. Esta cara secreta de la Fundacin, su brazo armado, que un da me tocara penetrar y descubrir, gest mltiples planes terroristas en la dcada de los 80 y los 90 del siglo XX, los que hallaron su mxima expresin en los atentados terroristas contra hoteles cubanos entre 1996 y 1997. Ms de una vez, tambin quedo demostrada su participacin en diversos intentos encaminados a realizar un verdadero magnicidio asesinando a Fidel Castro. De ello daba fe su alianza con terroristas de la calaa de Orlando Bosch, Luis Posada Carriles y otros de similar clase.

De esta forma, al surgir la Fundacin, la misma sirvi de brjula y apoyo a otras organizaciones que complementaron el contexto poltico de derecha predominante a partir de 1980, entre las que se destacaron Cuba Independiente y Democrtica (CID) y el Partido Unidad Nacional Democrtica (PUND), as como el grupo de Hermanos al Rescate, creado en 1991 con la aparente misin de rescatar balseros, y directamente vinculado a las labores de propaganda y terrorismo de la ultraderecha de Miami.

CARA DE OVEJA Y GARRAS DE LOBO

Hoy por hoy, a partir de una profunda prdida de imagen por los escndalos internos, su papel en el secuestro del nio Elin, las corruptelas constantes y su comprometimiento en actividades de narcotrfico, terrorismo y trata de personas, la FNCA trata de abrir escenarios favorables ante la opinin pblica en Miami y a nivel internacional. Cada actividad promovida en Miami por la contrarrevolucin cuenta con su apoyo y su presencia. Ejemplo de ello lo ha sido su participacin en los shows mediticos que apenas sacuden a La Florida, pero encuentran un gran eco meditico en la prensa prejuiciada de Miami. Unas veces se les ve haciendo declaraciones a favor de los mercenarios a los que ellos mismos compran y emplean, como las Damas de Blanco. Otras, como el pasado 24 de mayo, desfilan junto a terroristas como Posada Carriles, Jos Basulto, Rodolfo Frmeta, pidiendo el cese de una represin imaginaria en la Isla. Convocante esta vez, Jorge Mas Santos elogi a sus mercenarias de turno con calificativos tales como: Las Damas de Blanco representan la dignidad, el honor y la valenta de un pueblo que no claudica y que sigue en su lucha por la libertad y la democracia en Cuba.

El 28 de febrero de 2010 la FNCA se uni al Directorio Democrtico Cubano para montar otro show anticubano en ocasin del fallecimiento de Orlando Zapata Tamayo. Con descaro, uno de sus ms prominentes terroristas, Francisco Jos Hernndez Calvo, declar: Es desafortunado y muy lamentable que luego de 50 aos an los cubanos tengamos que estarnos inmolando para que el mundo nos oiga. Obviamente, Pepe Hernndez no se refera a las decenas de muertos inocentes cuyas vidas cegaron los ataques terroristas que su organizacin financi o ejecut en ms de una oportunidad.

La FNCA, sin embargo, no escapa fcilmente al enjuiciamiento pblico por las balandronadas que realizan sus directivos. El pasado 7 de marzo de 2010 el peridico mejicano Exclsior denunci su participacin, en complicidad con funcionarios corruptos del Instituto Nacional de Migracin (INM) y de la Procuradura General de la Repblica (PGR), en Yucatn y Quintana Roo, as como el cartel de los Zetas, en el trfico de personas hacia Estados Unidos. Se ha comprobado que cerca de 2.500 cubanos al ao, son trasladados va Mxico, previo a escalas en Costa Rica, Belice, Honduras y Guatemala, pases en donde se les provee de pasaportes falsos. Los documentos oficiales que evidencian el papel de la FNCA en el trfico de personas son identificados por las autoridades mexicanas con los informes o documentos denominados PGR/UEDO/056/98, SCGP/CGI/008/97, 4444/07 y PGR/SIEDO/UEITMIO/031/08. De acuerdo con estas notificaciones de las autoridades estn involucrados altos directivos de la FNCA como Jorge Mas Santos y Francisco Jos Hernndez Calvo, al igual que el enlace directo con la FNCA, Manuel Chal Martnez (actualmente detenido), a John Alberto Garca Nez, Alberto Garca Nez, a Julio Rafael Mesa Farias, a Alejandro Castro Prez y Juan Carlos Riveroll, algunos de los cuales fungen como jefes de la banda Los Marielitos. Los acompaan en estos delitos el ex comandante de la extinta Secretara de Seguridad Pblica de Yucatn, Daniel Carillo Espinosa, conocido como El Puma; otros funcionarios corruptos como Javier Medina Torres, Lzaro Prez Maldonado, Enrique Saavedra Rayo, Prisciliano Lujn Ortega, ex director de la Polica Judicial del estado; Ignacio Cocom Pat, ex director del Departamento de Homicidios; Fernando Cevallos Garca, El Marinero; Ruiz Lizrraga, El Payaso; Manuel Basto, El Falopio. Tambin a Alfonso Falcn Vallado, Alejandro Snchez, El Ravel, ex miembro de la extinta Polica Judicial Federal. De la misma manera se sindica a Alexis Cruz Hernndez, Eliecer Rivero Crdenas y Rolando Francisco Cavanson, propietario de un yate, de origen cubano y residente en Miami; Jos Luis Snchez, dueo de un barco en Puerto Jurez, Quintana Roo, Ariel Rodrguez Betancourt, El Padrino, con domicilio en Nuevo Len; Omar Corrales Batista, El Hierro; Alejandro Armas Blanco y Clemente Jess Ortega Luzardo. Junto a ellos se encuentran los miembros de los Zetas conocidos como Ivn Velzquez Caballero, El Talibn, y a su hermano Roel Velzquez Caballero, El Rolly. Otros grupos de sicarios involucrados son Los Pelones, Los Talibanes, miembros del cartel de Sinaloa, as como Los Geritos, Los Negros y los Contras.

Otra acusacin que pesa sobre la FNCA es la del trfico de cocana, operacin que era dirigida directamente por el propio Jorge Mas Canosa, conocido entre narcotraficantes como El Hombre, y que involucr a Julio Varona, alias El Bombero y a otros miembros de la Fundacin. A fuer de mafiosos, muchas veces tuvieron problemas con los abastecedores colombianos por pagarles la mercanca con dinero falso, ocasin en la que el propio Chairman Mas Canosa tuvo que componer los desaguisados.

Las propias denuncias pblicas realizadas por m, Percy Francisco Alvarado Godoy, conocido como el agente Fraile de la Seguridad del Estado cubano y para la FNCA como su agente 44, luego de una profunda penetracin de la misma, as como el escndalo protagonizado por el ex directivo de la Fundacin Nacional Cubano Americana, Jos Antonio Ton Llama, al acusar a varios de sus cmbilas de esa tenebrosa organizacin de haberlo estafado y arrojarlo a la ruina econmica, pusieron sobre el tapete nuevamente la condicin de esta organizacin como agrupacin terrorista.

Ton, por su parte, abri la caja de Pandora al denunciar por estafa a los altos directivos de la FNCA de haberlo estafado, vinculndolos a diversos planes extremistas contra Cuba, entre los que se destacaban atentados contra Fidel Castro y otros dirigentes de la Revolucin; la voladura de hoteles, termoelctricas, refineras, hospitales y otros objetivos sensibles de la vida nacional cubana; as como agresiones por medio de explosivos contra aeronaves y oficinas diplomticas y representaciones de Cuba en el exterior. Este macabro y secreto complot, a travs del cual se desarrollaran sus planes terroristas contra Cuba, fue organizado a partir de la creacin de un brazo militar armado por directivos de la FNCA. No escap nadie a su acusacin, recayendo la mayor relevancia en Jorge Mas Canosa, Francisco Jos Hernndez Calvo, Arnaldo Monzn Plasencia, Luis Ziga Rey, Horacio Salvador Garca y otros directivos de la FNCA.

Fue la misma Fundacin Nacional Cubano Americana la que, segn denunci mi colega Jos Luis Mndez Mndez, intent usar a Ren Silva, un ex dirigente de la FNCA, como Caballo de Troya, para infltralo dentro del jurado en el amaado juicio celebrado contra los Cinco antiterroristas cubanos, iniciado en noviembre del ao 2000, con vistas a influir y promover un veredicto contrario a los acusados. Muchos artilugios y conspiraciones, presiones de todo tipo, emple la FNCA para viciar el trabajo del jurado, en otra prueba de su criminal manera de actuar.

ARTIFICES DEL CINISMO

El cinismo y la hipocresa son dones de los que hacen gala permanentemente los altos jefes de la FNCA. Por ello, las frases manidas que usan para desmarcarse de la violencia son crebles para pocos. No es la primera vez, si se recuerda su Llamamiento cuando explotaban las bombas en instalaciones tursticas, que hacen uso de este falsario y repugnante comportamiento. No hace mucho usaron este mismo argumento en uno de sus documentos: La FNCA reafirma que las acciones de los hombres y mujeres de esta institucin han sido siempre el de servir con todo el corazn al pueblo cubano y trabajar arduamente por su libertad. La FNCA est comprometida con una transicin pacfica y no violenta hacia la democracia en Cuba.

Recordar unos pasajes de uno de mis trabajos de denuncia, los cuales servirn para evidenciar mi papel como testigo de su falsedad al declararse afines a la no violencia: Parecen haberse olvidado estos seores que, en noviembre de 1993, y apenas unos meses de fundado este grupo paramilitar secreto de la FNCA, fue el propio Luis Ziga Rey quien puso en mi conocimiento la existencia del mismo, al que autodenomin Frente Nacional Cubano. En ese entonces se iniciaba mi trabajo de penetracin al brazo armado de la FNCA como agente de la Seguridad Cubana. Sin ambigedades, Ziga me reclut como agente terrorista de la Fundacin para ejecutar acciones violentas contra Cuba, explicndome que pasara a trabajar con un grupo de directivos de esta organizacin implicados en desarrollar acciones violentas contra el gobierno cubano. A partir de ese momento pasara a ser el agente 44 del grupo militar secreto de la Fundacin.

Tiempo despus, y durante los meses subsiguientes, ira informando a la Seguridad Cubana de diferentes planes de atentado contra instalaciones de la vida econmica, poltica y social cubanas. De la misma manera, ira conociendo a personajes de la calaa de Pepe Hernndez, Alfredo Domingo Otero, Arnaldo Monzn Plasencia, Horacio Garca, Luis Posada carriles, Gaspar Jimnez Escobedo y el propio Ziga Rey, Todos ellos me dirigieron y me encargaron la realizacin de acciones violentas contra objetivos econmicos y polticos cubanos, me abastecieron de medios para ejecutar estas criminales acciones, as como me orientaron a la bsqueda de informacin sobre los sistemas de proteccin de termoelctricas, refineras, presas y micro presas, hospitales, oficinas gubernamentales y otros objetivos.

Para nadie resulta extrao hoy que este grupo terrorista integrado por directivos de la FNCA intent utilizar los diez aviones ultralivianos con control remoto, a los que se refiere Jos Antonio Llama, para volar diversas instalaciones cubanas de importante valor estratgico. Durante los meses de febrero de 1994 hasta el ao 1996, fui orientado por Pepe Hernndez, Alfredo Domingo Otero, Arnaldo Monzn Plasencia y Horacio Salvador Garca, todos miembros y dirigentes de la FNCA, para realizar marcajes con diversos aparatos GPS en la zona portuaria de Matanzas, entre cuyos objetivos se encontraban la termoelctrica Antonio Guiteras, la Terminal de Azcar a Granel y la Base de Super tanqueros. Estos marcajes por el sistema de Posicionamiento Global se realizaron en otras instalaciones del pas, entre las que se encontraban la termoelctrica y la refinera de Cienfuegos; la termoelctrica de Santa Cruz del Norte; la refinera de Mariel y la fbrica de cemento Ren Arcay de esa ciudad; la termoelctrica de Tallapiedra, la Refinera ico Lpez, la sede del Comit Central del Partido Comunista de Cuba, la sede del Ministerio del Interior, las instalaciones de Villa Marista, el Hospital CIMEQ, el Palacio de Convenciones, una supuesta casa de Fidel en la Zona de Siboney y la Cnica Internacional Cira Garca, todas en Ciudad de la Habana.

En uno de mis encuentros con Pepe Hernndez, Presidente de la Fundacin, ste me sugiri realizar estudios para atacar mediante una embarcacin, o empleando hombres rana, la termoelctrica Antonio Guiteras de Matanzas, uno de sus ms obcecados objetivos. Una de las siete embarcaciones que pretenda adquirir la FNCA para ejecutar acciones terroristas en la Isla, se empleara para esos fines.

En la segunda decena de diciembre de 1993 se me abastecera por alta mar, en la zona norte de Ciudad de la Habana, especficamente entre Santa Fe y Jaimanitas, con diferentes medios explosivos e incendiarios, armas, dinero y propaganda, para ejecutar la voladura de cuatro instalaciones tursticas de la Capital y Varadero, as como la quema de varios cines y teatros de Ciudad de la Habana. Tal accin se efectuara el 23 de diciembre de ese mismo ao. No me cabe duda hoy que dichas acciones fueron planificadas por el grupo de directivos de la FNCA de los que se aparta hoy, resentido y estafado, Ton Llama.

En noviembre de 1994 me fueron entregados en Ciudad Guatemala cerca de 900 gramos de explosivo plstico C-4 por Luis Posada Carriles y Gaspar Jimnez Escobedo, quienes me entrenaron en su empleo, para la realizar la voladura del Cabaret Tropicana, de Ciudad de la Habana. Estos explosivos, as como los empleados en las ulteriores acciones contra instalaciones tursticas del pas en la dcada del 90, fueron adquiridos con dinero de la FNCA.

Son estos mismos cnicos terroristas los que el pasado 18 de julio denunciaron una supuesta brutalidad del gobierno contra su fabricada e irrepresentativa oposicin mercenaria. Segn la FNCA: Turbas al servicio del rgimen castrista protagonizaron una salvaje agresin contra una veintena de Damas de Blanco. La agresin tuvo caractersticas peculiarmente feroces, con el resultado de varias activistas con heridas de consideracin. En ms de una oportunidad Cuba ha demostrado este tipo de falacias que sirven para calumniar y denigrar a nuestra Revolucin mediante denuncias fabricadas, atropellos inventados y falsos hostigamientos.

CAMPAA PARA FABRICAR MERCENARIOS

El pasado 8 Junio 2011, la FNCA lanz un programa para reclutar a su diezmada tropa de mercenarios dentro de la Isla, denominado Adopte un disidente, mediante la promesa de dinero y apoyo para emigrar hacia los Estados Unidos. Esta nueva maniobra se suma a la deteriorada e ineficaz Fundacin para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC), mediante la cual tratan de estigmatizar a Cuba en foros como la Comisin de Derechos Humanos de Naciones Unidas y el Foro Mundial de la Sociedad Civil, ambos con sede en Ginebra, Suiza. De tal manera, la nueva campaa, supuestamente para ayudar a sus servidores dentro de la Isla, sirve igualmente para estafar a los incautos que todava creen en su buena fe, ya que gran parte del dinero se queda en Miami.

SOBREVIVIR CON LA HIPOCRESIA

El 14 de enero pasado la FNCA lanz un comunicado que la desmarca aparentemente de las posiciones ms reaccionarias en Miami, pero que, a todas luces, es parte de su rejuego poltico de mejoramiento de imagen y ganar para s una mayor aceptacin de la comunidad cubano americana. La suspicaz jugarreta consiste en apoyar las nuevas y tmidas medidas de flexibilizacin de la poltica hacia Cuba, promovidas por Obama. En la declaracin, expresan: La Fundacin Nacional Cubano Americana (FNCA) ve con beneplcito las medidas de poltica hacia Cuba anunciadas hoy por la administracin del Presidente Obama, puesto que constituyen un paso hacia delante en el incremento del contacto personal con los cubanos en la isla. Estas medidas concuerdan con las recomendaciones que la FNCA present al Presidente Obama al principio de su presidencia e incluyen la introduccin de nuevos puntos de partida en los Estados Unidos para viajes no tursticos a Cuba y la expansin de oportunidades de intercambio con el pueblo de Cuba para grupos religiosos y acadmicos. Adems, las nuevas regulaciones permiten el envo de remesas con fines humanitarios y econmicos de hasta $500 cada tres meses a cualquier persona dentro de Cuba, excepto miembros del Partido Comunista.

Fue el propio terrorista Pepe Hernndez quien aclar esta posicin con la misma retrica de cinismo que le acostumbra: "Creemos que estas medidas promueven tanto los intereses de los Estados Unidos como los del pueblo de Cuba. El incremento de la capacidad de enviar remesas, en combinacin con un aumento en el contacto y la comunicacin con aquellos en la isla, ayudar a cortar las cadenas de dependencia que el rgimen castrista ha usado para oprimir a los que viven en Cuba. () Y una ampliacin de los viajes no tursticos fomentar lazos fraternales a nivel de pueblo que los que ejercen el poder en la Cuba totalitaria encontrarn difcil controlar. Como tal, concuerda con las exigencias democrticas que estn surgiendo de la sociedad civil independiente.

CONCLUSIONES

Treinta aos no es nada hubiera declarado cualquier persona que tuviera el privilegio de vivir con total plenitud. Sin embargo, nuestro pueblo ha padecido sobremanera los ataques terroristas de este engendro del Imperio, el cual ha sembrado de luto y dolor a nuestros hogares, por lo que no confa ni confiar en sus buenos propsitos.

Sus difamaciones en torno a una supuesta discriminacin de gnero y de raza, emitidas el 21 de abril de este ao con respecto a los nuevos miembros del CC del Partido Comunista de Cuba, son una mentira y tienden ilusamente a confundir a los que quieren dejarse confundir. Lo mismo ocurre con respecto a una supuesta militarizacin de nuestro pas.

Todava suean con imposibles cuando promovieron el pasado 5 de mayo, junto a la Asociacin de Ingenieros Cubanos y la Asociacin Cubanoamericana de Ingenieros Civiles, un seminario denominado Asesoramiento Infraestructural para una Transicin en Cuba, nada menos que en la Casa Bacard de la Universidad de Miami. All, acomodados en sus puestos de irrisorios procnsules se dedicarn a analizar la enfebrecida alucinacin del Endowment for Cuban American Studies, de la Fundacin Jorge Mas Canosa por la Libertad, sobre un infundado cambio en Cuba.

La FNCA no ha aprendido las lecciones de la historia tras treinta aos de derrota tras derrota. Una gran parte de sus fracasos es responsabilidad de nuestro pueblo, la otra es parte de sus ilusas pretensiones. No tiene, pues nada de qu vanagloriarse. Si de algo podrn congraciarse es de su propio infortunio y de ver sus sueos y ambiciones escaparse en las cloacas ignominiosas de su propia vergenza.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter