Portada :: Ecologa social :: Agua, el oro del siglo XXI
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-04-2005

Agua y Solidaridad

Jos Mara Ortega Gonzlez
Rebelin


El da 22 de marzo, da mundial del agua, supone una nueva oportunidad para la reflexin sobre la importancia de un recurso tan limitado y vital como el agua, importancia de la que sabemos mucho en toda la Cuenca del Segura.

He tenido la oportunidad de leer el artculo recientemente publicado por la verdad, artculo firmado por el Presidente de Nuestra Comunidad Autnoma, D. Ramn Luis Valcrcel. En su artculo, el Seor Presidente hace una asociacin conceptual entre un grupo de elementos que tienen que ver con la problemtica del agua y que en buena medida sern compartidos por todos/as (necesidad de control del agua, la modernizacin, el carcter vital del recurso, la falta de agua como grave problema para buena parte de la humanidad) y otro grupo de cuestiones relacionadas con la aspiracin de la sociedad murciana a una mayor solidaridad hdrica desde otras partes del Estado. En este punto, el Presidente introduce de nuevo el PHN, en un claro tic electoralista: Repetir un tema que ha sido rentable, pero que, sin duda alguna, terminar por agotarse como se agotan los acuferos y los ros de la Regin.

Desde IU siempre hemos apostado por la solidaridad entre regiones de manera que ningn pueblo se quede sin los recursos hdricos necesarios para consumo humano y el desarrollo econmico. En este punto, nosotros nos oponemos a un modelo de desarrollo desenfrenado y pensado por y para unos pocos.

En contradiccin al modelo econmico copado por la creacin masiva de complejos tipo resorts, Planteamos la urgencia de un modelo de desarrollo moderno y sostenible, generado segn criterios de inters general a partir de iniciativas de la poblacin y los representantes populares.

El diseo de futuro de nuestra regin no lo pueden hacer cuatro, por muy destacados empresarios que sean, sino el conjunto de la sociedad. Este modelo de desarrollo democrtico generalizara frmulas de gestin hdrica basadas en la tecnologa, el reaprovechamiento, la gestin de la demanda, la desalacin y las obras a pequea escala, como la mejora de las conducciones y el fomento de sectores econmicos no directamente asociados a grandes consumos de agua.

Adems, desde IU, cuando hablamos de solidaridad, decimos dos cosas que el Gobierno Regional se niega a escuchar:

1. No hay verdadera solidaridad sin sostenibilidad. En este punto, el anterior PHN era insostenible y, a la vez insolidario. Entre los muchos defectos que hacan insostenible a aquel Plan estaba la incapacidad para moderar el aumento desenfrenado de la demanda. Hay estudios que demuestran que el Trasvase del Ebro estaba desfasado desde antes de construirse, porque la promesa de 400 Hectmetros haba generado ya una expectativa, e infraestructuras para 1000.
2. La solidaridad debe darse con carcter Inter e intraregional. Si bien se ha pedido con mucho afn la solidaridad de otras regiones, no se ha hecho lo mismo para garantizar un crecimiento equilibrado y sostenible de la demanda a nivel regional (proyectos de ms de 40 campos de golf ) ni para democratizar los usos del agua (desecacin de fuentes naturales y perdida de regados tradicionales, trasiego de agua desde regados legales hasta nuevas plantaciones).

Es verdad que necesitamos agua, y que tenemos derecho a pedir solidaridad. Pero la estrategia reivindicativa de puertas para afuera, para ser verdaderamente slida, debe ir acompaada de un verdadero compromiso por la democratizacin en la gestin y en los usos, pues, al contrario de lo que dicen algunos, no todo se hace lo bien que se debe, ni en esta regin ni en ninguna otra.

As, aunque los agricultores de la regin son modlicos en la gestin y aprovechamiento del recurso agua, en la misma regin hay todava caciques que usurpan lo que no les corresponde.

A todo esto, el Gobierno Regional sigue posicionado contra las vctimas, como demuestra la reciente presentacin de una querella contra el Programa lnea 900 Nos quieren meter a la crcel por decir que hay algunos usos particulares que ensucian nuestras legtimas aspiraciones como Regin?

Por todo lo anterior, creemos que hay que dejar atrs cierto lema (agua para todos) Por ser referencia camuflada de otros como "agua para caciques que gestionan oligopolios" y "agua para golf", y sustituirlo por planteamientos como:
AGUA S, PERO DESDE LOS PRINCIPIOS DE SOSTENIBILIDAD, SOLIDARIDAD INTER E INTRAREGIONAL Y PLANIFICACIN DEMOCRTICA DESDE CRITERIOS FEDERALES.

Jos Mara Ortega Gonzlez. Responsable de Medio Ambiente y Agua de Izquierda Unida de la Regin de Murcia.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter