Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-08-2011

En busca de la verdad

Mrio Augusto Jakobskind
ALAI

Traduccin para Rebelin por S. Segu


Es el momento de establecer una Comisin de la Verdad que documente de una vez por todas las violaciones de los derechos humanos cometidas durante el perodo de la dictadura cvico-militar que asol Brasil a partir del 1 de abril de 1964.

La Cmara de Diputados est tramitando un proyecto en esta direccin, pero depender de la movilizacin de la sociedad brasilea que llegue a ser realidad y no una simple farsa que a fin de cuentas no aclare realmente los hechos ocurridos durante la dictadura y que atentan contra la Humanidad.

Los sectores conservadores, con espacio reservado en el mercado de los medios de comunicacin, como el diario O Globo, ya estn tratando de todas las maneras posibles de inculcar en la opinin pblica la idea de que tambin se debe investigar lo que hizo la izquierda desde 1964 a 1985. He ah un argumento falso, que slo sirve para desviar la atencin de lo que se pide, es decir, la clarificacin de todo lo que sucedi en el campo de la violacin de los derechos humanos por parte del Estado de Brasil y que luego fue escondido bajo la alfombra.

La izquierda ya fue debidamente investigada, incluso por los sectores que hoy estn tratando por todos los medios posibles de impedir que se conozca la verdad. Fue asimismo castigada, con asesinatos, detenciones, torturas y cancelaciones de mandatos de los representantes del pueblo que no contemporizaban con el poder.

Lo que queremos es tambin que en esta Comisin de la Verdad que est siendo valorada por los diputados haya espacio para la Memoria y la Justicia. Hay casos especficos, con testigos vivos, de hechos importantes que ayudarn a alcanzar la Verdad, con mayscula.

Si funciona como se espera, la Comisin, aunque tarde, ayudar a desvelar muchos secretos, entre otros la participacin de los servicios de inteligencia de pases como Estados Unidos, en especial la CIA. Si alguien tiene dudas en este sentido, debe recordar la participacin del agente estadounidense Dan Mitrione en la polica de Minas Gerais.

Para aquellos con poca memoria, diremos que Mitrione fue invitado a dar formacin a la polica mineira por el entonces gobernador civil de ese estado, Magalhes Pinto. El agente de EE.UU. ense la prctica de la tortura a los represores brasileos. Con tanto xito que lleg conseguir una medalla por los servicios prestados a la Polica de Minas Gerais.

Mitrione fue asesinado o ajusticiado en funcin del punto de vista del hecho en Montevideo, tras ser juzgado por el grupo armado uruguayo Tupamaros. Con esta ocasin, se pudo comprobar tambin la obtencin por Mitrione de la medalla por los servicios prestados, otorgada por la polica mineira. Este hecho, relatado en la pelcula Estado de Sitio, de Costa Gravas, un clsico del cine, sirvi a este grupo armado que lo descubri para formarse un juicio sobre el agente.

Es muy importante recordar la presencia de Mitrione en Brasil ya que remite a la participacin de la CIA aqu, un hecho que debe ser correctamente investigado y que tambin ayudar a aclarar al esclarecimiento oficial de las violacines de derechos humanos.

Por si hay dudas sobre la presencia de Mitrione en Belo Horizonte, una consulta a los diarios de la poca mostrar cmo el agente de la CIA fue recibido con honores por la alta sociedad de dicha ciudad.

Tambin hay testigos de que en los interrogatorios efectuados en el Cenimar (Servicio de Inteligencia de la Armada) estaban presentes agentes de habla inglesa, que podran ser observadores o asesores de la tortura. Sea cual sea la participacin de estos agentes, correspondera a una Comisin de la Verdad el esclarecimiento de estos hechos.

Varios ciudadanos brasileos, vctimas de la dictadura, que pasaron por el citado servicio de inteligencia, entre otros el profesor Luiz Alberto Moniz Bandeira, ahora residente en Alemania, pueden proporcionar informacin sobre los hechos vivenciados.

En el prefacio a la cuarta edicin del libro Presena dos Estados Unidos no Brasil, publicado hace dos aos, Moniz Bandeira confirma la presencia de dos agentes de la CIA cuando se encontraba detenido en la dependencia de la Armada. En el pelotn del Cenimar que me detuvo en mi granja haba un extranjero que afirmaba ser checo, pero en realidad era un estadounidense miembro la CIA. Esto me fue confirmado ms tarde por un oficial de la Marina.

Y Moniz Bandeira aade: Cuando fui llevado preso al Cenimar vi a dos hombres que hablaban en ingls. No s si eran oficiales. Estaban vestidos de civil, con camisa de manga corta como las que utilizan los americanos, y slo podan pertenecer a la CIA. El Cenimar fue el nico rgano de inteligencia que acept la colaboracin de la CIA, durante el gobierno de Jango.(1)

Moniz Bandeira es un destacado investigador y conoce a fondo las relaciones entre Brasil y Estados Unidos. Su testimonio en una Comisin de la Verdad sera de suma importancia y ayudara a los brasileos a conocer con mayor precisin la participacin de la CIA en la represin de los movimientos de oposicin.

Esto es importante y, por supuesto, est en el contexto de la Comisin Nacional de la Verdad, a la que habra que aadir: Memoria y Justicia. Y para que eso suceda, permtanme repetirlo, es esencial que tambin la opinin pblica exija que la verdad salga oficialmente a la luz, y se evite un acuerdo que impida ir al meollo de la cuestin. Adems, quin puede garantizar que la CIA no sigue activa por aqu y sigue incluso cooptando colaboradores?

(1) Jango era el apodo por el que se conoca al presidente electo Joo Goulart, depuesto por el golpe militar de 1964. (N. del t.)

Fuente original: http://alainet.org/active/48239



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter