Portada :: Europa :: Arde Londres, arde Pars
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-08-2011

Londres, Birmingham, Manchester, Liverpool
La falta de expectativas de los jvenes de los barrios, clave en los disturbios

Soledad Galiana
Gara


Mano dura y respuesta policial, o una estrategia a medio plazo de dilogo y trabajo con las comunidades. Esta es la disyuntiva a la que tendr que enfrentarse el Gobierno britnico en el cuarto da de enfrentamiento entre jvenes y fuerzas de seguridad que ayer se inici poco despus de las 17.00 [18.00, en Euskal Herria] en Manchester.

Los especialistas en criminologa y polticos conservadores optan por la primera solucin, un parche que remediar la situacin aqu y ahora sin mayores inversiones. Sin embargo, los activistas y lderes comunitarios quieren usar la atencin del pblico y los polticos hacia sus comunidades para solucionar estos problemas de una vez por todas. Y su mensaje es claro: la solucin no reside en el nmero de policas en las calles, sino en las actitudes y actuaciones policiales. La mayora de los jvenes entrevistados expresan su desconfianza hacia las fuerzas de seguridad, a las que acusan de falta de respeto y de etiquetarles por su forma de vestir, el barrio en el que viven o el grupo tnico al que pertenecen. As pues, los lderes comunitarios creen que es el momento de una reforma y reeducacin de la fuerza policial.

As mismo, es el momento de finalizar con generalizaciones y colocacin de etiquetas que a fuerza de repetirse se transforman en realidades sociales. El trmino vndalo descerebrado ha sido uno de los ms utilizados para referirse a los participantes en los disturbios, pero hasta ahora pocos se han preguntado sobre qu ha llevado a estos jvenes a comportarse as. Y es importante considerar que la mayora de los detenidos -casi 600- son jvenes que nunca haban tenido ningn problema de comportamiento antisocial. Los activistas comunitarios piden a polticos y policas que inicien un dilogo real con estos jvenes, a los que necesitan escuchar en lugar de pontificar.

Los recortes presupuestarios del Gobierno conservador han obligado al cierre de servicios de apoyo a los jvenes, que les ofrecan espacios alternativos en los que socializarse fuera del alcance de las bandas callejeras. Los usuarios de estos espacios han perdido la poca confianza que tenan en la clase poltica.

Finalmente, la situacin socioeconmica de estas barriadas -Tottenham tiene la tasa de desempleo ms alta de Londres- no es una excusa para la violencia, pero es una realidad a tener en cuenta. Estos jvenes piensan que pueden quebrantar la ley porque al fin y al cabo no tienen nada que perder. En su futuro no hay esperanza. As, vive en el hoy en el ahora.

Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20110810/284024/es/Londres-recibe-una-gran-e-injusta-leccion


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter