Portada :: frica :: Agresin militar en Libia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-08-2011

Donde la resistencia a Gadafi se hace fuerte

Karlos Zurutuza
IPS


NALUT, Libia, 11 ago (IPS) - Las ltimas victorias en las montaas occidentales de Libia permiten a combatientes rebeldes y a civiles opositores al rgimen de Muammar Gadafi recuperar poco a poco sus vidas. "Logramos un gran triunfo la semana pasada, luego de tomar control de Kud. Los cohetes GRAD de (Muammar) Gadafi no pueden alcanzarnos ahora", dijo a IPS Tarik Saleh, residente de Nalut.

Nalut es una aldea en la cadena montaosa de Nafusa, al este de la frontera de Tnez. El control sobre la estratgica regin es clave en la campaa de los rebeldes.

La localidad ha sido bombardeada casi a diario desde que comenz el levantamiento contra Gadafi el 17 de febrero.

Los rebeldes tambin tomaron control la semana pasada de la aldea de Wazzin, antes en poder del rgimen. Pero el triunfo lleg demasiado tarde: hoy ese lugar es un pueblo fantasma, en el que prcticamente todas las edificaciones han sido destruidas.

Los antiguos habitantes de Wazzin eran berberes, como la mayor parte de la poblacin en las montaas de Nafusa. Los berberes han vivido junto a los rabes por siglos en este lugar, pero rara vez se han mezclado. En la veintena de aldeas que existen la zona, slo una tiene a familias de ambas comunidades.

"Rehibat es la nica aldea mixta en Nafusa. Tuvimos que vivir separados por siglos para mantener viva nuestra lengua, el Tamazight", dijo a IPS el bereber Abdul Hamid.

Pero los rabes en Nafusa tienen otro punto de vista. "Los berberes nos menosprecian y con frecuencia dicen que somos recin llegados en Libia. Sin embargo, tenemos vnculos ms estrechos con familias berberes locales que con ciertos clanes rabes", explic a IPS Mohammad Aith Geryani, residente de Rehibat.

La pequea localidad montaosa de Rehibat es bien conocida en la zona por su nueva infraestructura. Hoy sirve de nico aeropuerto en Nafusa, gracias a una carretera de una milla que funciona como pista de aterrizaje para los aviones que transportan suministros desde la nororiental ciudad Bengasi, principal baluarte rebelde.

Siguiendo la carretera oriental desde Rehibat se llega Zintn, la ms importante localidad rabe de Nafusa y que orgullosamente se considera "la primera en levantarse contra Gadafi".

El comandante en jefe de Zintn, Osama Jweli, est feliz por cmo mejor la situacin de seguridad en su localidad. "Las tropas de Gadafi nunca pusieron un pie en Zintn, y desde que expulsamos a los soldados al este, ms all de Walish, ningn cohete ha llegado aqu", dijo a IPS.

Luego de haber pasado en un campamento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en Tnez, Salhe regres a Libia para pasar el mes sagrado musulmn de Ramadn con sus familiares en Zintn.

"Me dijeron que la seguridad mejor considerablemente, as que vine para verlo por m mismo hace dos semanas", cont. "Todava estn los escombros en el lugar, pero por suerte nuestra casa no ha sido afectada por los cohetes ni por los saqueadores".

Zintn definitivamente luca mejor de lo que l esperaba, en parte gracias a los muchos voluntarios que han salido a las calles en las ltimas semanas. La mayora son nios, decididos a borrar cualquier recordatorio de la guerra, incluyendo las paredes ennegrecidas, que van desapareciendo bajo capas de pintura blanca.

Adems, la limpieza de la ciudad es probablemente la mejor forma de mantener ocupados a los nios y nias hasta que regresen a la escuela en septiembre. Pero an no se sabe si podrn asistir a su antiguo colegio de Zintn o a otro que funciona en una tienda de campaa fuera del campamento para refugiados.

Mokhtar Ihmad Ali dio clases en la escuela local hasta que tom una Kalashnikov en febrero y se uni a los rebeldes. Este rabe de 35 aos est ansioso por retomar las clases, pero su nimo no es tan alto como hace unos meses atrs.

"Luego de que (el expresidente tunecino Zine el Abidine) Ben Ali y (el egipcio Hosni) Mubarak renunciaron, pensamos que Gadafi hara lo mismo. Luego comenz la guerra y Ramadn fue nuestro siguiente plazo para derrocar al tirano. Ahora todos asumimos que la guerra podra durar mucho ms de lo que esperbamos", dijo Ali a IPS.

En la parte ms oriental de la cadena montaosa, la aldea de Yefren sufri ms bajas que otras por haber abiertamente desafiado al rgimen en febrero pasado.

Ni siquiera el hospital se libr de ser saqueado por los solados de Gadafi, y varios cohetes GRAD fueron disparados desde el valle. Las calles todava lucen desiertas, pero la energa elctrica fue reestablecida, y la vida parece volver lentamente a la normalidad.

No lejos de Yefren, un grupo de mujeres intenta darles a los pocos nios y nios de la zona una sensacin de normalidad en medio del desastre. Se renen tres veces a la semana en una tienda de campaa donde les ensean su lengua materna, prohibida durante los 41 aos de rgimen de Gadafi.

"Somos 11 maestras y nos encargamos de 46 nios y nias de entre cuatro y 16 aos. Cuatro de nosotras les enseamos la lengua bereber, y las otras siete organizan manualidades o juegos", cont a IPS la maestra Amil, de 20 aos.

Pero tienen grandes desafos para continuar con su trabajo.

"Necesitamos juguetes para ayudarles a olvidar la guerra, pero tambin comida y agua", dijo a IPS la directora de la escuela, Mahaba Najib.

http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=98848


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter