Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-08-2011

Somalia
No es la sequa, es el imperialismo

Miguel Giribets
Rebelin


Somalia tiene una poblacin de unos 10 millones de personas. El 98% es de la misma etnia y la misma religin (musulmana sunnita). Esto debera ser una buena base para constituir un pas cohesionado, a diferencia de la mayora de pases africanos, donde se ha aprovechado la diversidad multitnica y/o multirreligiosa para enfrentar a su poblacin y saquear sus riquezas. No ha sido as: el factor que ha dividido es la existencia de 10 tribus y mltiples clanes y sub-clanes.

Los somales viven en el pas ms pobre del mundo despus de Niger y Sierra Leona, segn el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. En la actualidad, el 87% de la poblacin es analfabeta y el 85% de los nios en edad escolar no van al colegio. La esperanza de vida de 47 aos; uno de cada 10 nios muere al nacer y el 25% de los nios que sobreviven mueren antes de cumplir 5 aos. Somalia tiene una de las peores tasas de mortalidad infantil del mundo: 117.7 nios por cada 1.000. Las causas de muerte de los nios son la desnutricin y la diarrea.

Segn datos de octubre de 2007, la tasa de malnutricin estaba en el 17%, dos puntos por encima de lo que se considera como catstrofe humanitaria; el 20% de los menores de 5 aos sufran malnutricin en 10 regiones. Ahora la situacin es mucho peor.

Hay un mdico por cada 100.000 habitantes y algunas gentes han de recorrer 700 km para encontrar al mdico ms prximo. No hay Ministerio de Sanidad, los 45 hospitales del pas son privados. En consecuencia, casi la totalidad de la poblacin carece de un sistema pblico de salud. Hay 3 compaas de telfonos privadas y varios hoteles de lujo, con guardaespaldas privados.

El intento de formar una polica en 1998 fracas. Se trataba de adiestrar a 3.000 hombres, pero como no cobraban, fueron desertando hasta que no qued ni rastro del cuerpo policial.

El 43% de la poblacin vive con menos de 1 euro al da. Los billetes no los emite el Banco Central, que desapareci en 1991. Los billetes los confeccionan empresarios locales y se imprimen en Canad. En esta situacin, la tentacin de imprimir billetes falsos es demasiado fuerte; con ello, se contribuye a disparar la inflacin y la miseria de las gentes de Somalia. El primer banco desde 1991 se abri en 1997: al Barakaat, aunque de 300 empleados, 100 eran guardaespaldas armados, pues no hay seguridad pblica. En 2001 este banco era el grupo financiero ms importante del pas, con sucursales en 40 pases. Pero los norteamericanos a quienes ya les va bien que este pas no levante cabeza-, no podan consentirlo: en noviembre de 2001, Bush declara que este banco es amigo de bin Laden y congela los bienes del banco en EEUU; es un golpe dursimo a la reconstruccin econmica de Somalia, pues, por ejemplo, el 80% de la poblacin recibe dinero de las remesas que llegan del extranjero a travs de este banco, entre 700 a 1.000 millones de dlares cada ao, y ahora esto ya no ser posible; sta es uno de las mayores fuentes de ingresos del pas.

Tambin por estas fechas los EEUU cortaron el acceso a Internet desde Somalia, acusando a las dos compaas que lo comercializaban de pertenecer a al Qaeda.

Las exportaciones de cabras, ovejas y camellos eran el 80% del total de las exportaciones totales. Pero estn prohibidas por motivos sanitarios, aunque el problema se solucionara fcilmente con vacunaciones y controles veterinarios.

Pero Somalia es un pais muy rico

Cuenta con grandes reservas de gas y petrleo; en 1986 el gobierno concedi a 4 grandes corporaciones el permiso para la extraccin de crudo: Conoco, Amoco, Chevron y Phillips, que controlaban el 75% de los campos petrolferos.

Adems, tiene reservas de uranio, hierro, estao, bauxita, cobre y sal.

y con un gran valor estratgico

Por Somalia pasa el trfico de mercancas del Mar Rojo, un 13% del trfico martimo mundial, que incluye el petrleo de Oriente Medio. Por eso, haba que evitar las influencias peligrosas (soviticas en una poca, chinas en la actualidad), aunque para ello haya que destrozar un pas y condenar a la muerte por hambre a gran parte de su poblacin.

Ya en 1991 el general Schwarzkopf que en la poca era nada menos que el jefe del estado mayor para el sudeste asitico present un informe al senado donde deca: el embudo estratgico del mar rojo es el centro de los intereses de EEUU ah donde convergen frica y Asia. El estrecho ser cada vez ms importante debido al acrecentamiento de las capacidades de tratamiento y de exportacin de Arabia cuyo petrleo deber pasar en su mayor parte por el ya que los superpetroleros son demasiado grandes para el canal de Suez. (1)

Tambin Israel tiene intereses estratgicos. Israel tiene el proyecto de prolongar el oleoducto Bak, AzerbaynCehyan,Turqua, que se inaugur justamente al comienzo de la guerra del Lbano, y de convertirlo en una autopista energtica conectndolo con el ya existente oleoducto Trans-Israel que cruza el pas y acaba en el mar Rojo. Y Somalia est justamente en la salida y entrada del mar Rojo lo que le otorga una importancia geoestratgica evidente. (2)

De la independencia a la crisis de 1990

Somalia se hace independiente en 1960. Desde el principio, la URSS ayud al pas. Las dcadas de los aos 60 y 70 fueron los mejores aos para los somales: las condiciones sociales, la sanidad y la enseanza alcanzaron niveles ms que aceptables. La agricultura y ganadera alcanzaron un nivel tal que hacan de Somalia en un pas autosuficiente para alimentar a su poblacin.

Los problemas comenzaron en 1977 por los enfrentamientos con su vecina Etiopa. Las autoridades somales pretendieron anexionarse la regin etope de Ogadn, de mayora de poblacin somal, y atacaron a Etiopa. En aquel momento, Etiopa era un pas que marchaba hacia el Socialismo, con el apoyo sovitico. La URSS intervino y lograron un acuerdo de paz, pero Somalia no lo respet, persisti en su agresin a los etopes y se pas al bando imperialista. Una vista informal de Kissinger a Mogadiscio sell las nuevas relaciones del pas con los EEUU.

Con el viraje hacia Occidente, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial entraron en Somalia para saquear el pas:

- Le imponen fuertes devaluaciones de la moneda nacional, con los que la deuda externa se engorda hasta niveles insostenibles y la dependencia financiera de los bancos occidentales se hace asfixiante. De 1981 a 1990 la deuda externa se ms que duplic, pasando de 1.000 millones de dlares a 2.300 millones. En la actualidad, la deuda es de 3.000 millones de dlares; no es mayor porque al no haber un Estado las entidades financieras occidentales no prestan dinero, por las dificultades de recuperarlo.

- Le imponen la importacin de alimentos como hicieron con el resto del pases del Tercer Mundo-, con lo que se destruye la agricultura y la ganadera locales, base de subsistencia de la poblacin.

- Se aplican las leyes de mercado, que consisten en reducir el gasto sanitario en un 78% del 1975 a 1989, el de educacin en 82 dlares/ao/nio en 1982 a 2 dlares/ao/nio en 1986, etc., etc. Frente a todo ello, Somalia compr a EEUU en los aos 80 armas por valor de 200 millones de dlares.

Los programas de ajustes traen el desempleo, la liquidacin de los subsidios a la agricultura, la liquidacin del gasto social, salarios de miseria, aplastamiento de los derechos laborales y pobreza generalizada.

Ante la destruccin de la economa somal, comienza a llegar ayuda humanitaria. Pero los funcionarios y militares corruptos se apropiaron del 80% de la ayuda alimentaria en estos aos.

Las condiciones de vida de la poblacin caen en picado. En 1991, la lucha armada de los distintos clanes derroca al gobierno. Pero el pas cae en manos de estos jefes de clanes y tribus, en luchas continuas entre ellos.

En 1991 la regin nortea de Somalilandia se autoconstituye en pas independiente. Otra regin, Puntland sigue sus pasos a partir de 1998, aunque sin declaracin formal de independencia. Estas dos regiones gozan de una cierta estabilidad, entre otras cosas porque, al no ser pases reconocidos internacionalmente, ni el FMI ni el Banco Mundial ha desembarcado en ellos para crearles deuda externa ni otras dependencias financieras.

Somalilandia tiene unos 2 millones de personas mayoritariamente del clan de los issaqs y proclam una Constitucin en 1997. Mantiene cierta actividad comercial a travs del puerto de Berbera. Comprende casi la mitad norte del pas. Puntland se estructura en torno al clan de los majestins. Comprende la parte noroeste del pas. El resto de Somalia, casi un 60% del territorio, queda en manos de los diversos clanes y tribus, que se mantienen en lucha continua.

Intervencion norteamericana 1992-1993

La intervencin norteamericana tiene lugar entre 1992 y 1993, junto con diversas tropas de la ONU que permanecieron hasta 1995.

La invasin se hizo con todo lujo de medios: fue retransmitida en directo por las cadenas de televisin. Era un Hollywood hecho realidad, aunque acab en tragedia porque la poblacin se opuso con las armas a la intervencin extranjera. Ms de un centenar de cascos azules murieron en estos aos. El caso ms conocido se produjo en octubre de 1993, cuando 18 soldados norteamericanos muertos fueron arrastrados por las calles de Mogadiscio y las imgenes recorrieron todo el mundo. A los pocos das, los estadounidenses abandonaban el pas.

Se llamaba la operacin restaurar la esperanza, aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU, y fue realizada en medio de una sequa y una hambruna generalizadas. En 1992 murieron de hambre unas 300.000 personas. Como explica Chomsky mientras el conflicto segua activo el hambre era terrible, la poblacin mora y se producan muchas muertes, los EE.UU. simplemente se mantuvieron al margen sin mostrarse dispuestos a hacer nada al respecto. Cuando la lucha disminuy, cuando pareca que iba a producirse una buena cosecha y haba considerables posibilidades de que acabara el hambre, y cuando la Cruz Roja y otras organizaciones eficaces estaban suministrando comida, en ese momento los EE.UU. entraron en el pas realizando una demostracin de fuerza y una enorme operacin de relaciones pblicas, esperando recibir al menos una enorme publicidad favorable por su intervencin. (3)

Se habla mucho de los 18 soldados norteamericanos. Pero se habla menos de los 10.000 muertos hombres, mujeres y nios-, muchos de ellos tirados por las calles de Mogadiscio y miles de torturados y desaparecidos a manos de los cascos azules.

La actuacin de los cascos azules Somalia fue incalificable, como tambin hemos visto en otros muchos lugares del Tercer Mundo. En abril de 1997 se publicaron varias fotos que ilustran la actuacin de los cascos azules belgas en 1993. Entre otras, presentaban estas escenas:

* un soldado meando sobre un somal muerto, con la bota sobre el cuello del fallecido.

* un somal en el suelo, agarrado por el cabello y la ropa, con un fusil en el cuello; fue asesinado a continuacin, segn la prensa belga.

* un soldado meando sobre una tumba somal.

* un adolescente acribillado a balazos.

* dos soldados sostienen a un nio somal sobre una hoguera; el nio se debate para no morir quemado.

* un soldado obliga a un nio somal a beber agua con sal despus de que le ha obligado a comerse sus propios vmitos.

* obligan a un muchacho musulmn a comer carne de cerdo (prohibida por su religin) mezclada con agua salada, le atan a un tanque y lo ponen en marcha.

* muere un muchacho encerrado en un contenedor metlico bajo el sol.

* varios soldados celebran el cumpleaos de uno de ellos violando a una muchacha.

Las tropas italianas tampoco se quedaron a la zaga. Una serie de fotos tambin ilustra acciones como stas:

* fotografas con torturas, violaciones y asesinatos de civiles.

* una violacin. "La mujer lloraba, se revolva y gritaba, pero estbamos en grupo, excitados, y queramos divertirnos", declar uno de los violadores (4).

* un soldados con cables en las manos, con los que va a picanear en los testculos a un somal.

* lanzamiento de granadas sobre vehculos donde iban slo civiles; tiraban al blanco para divertirse, declararon los soldados.

* asesinato de un viejo a patadas.

* una mujer atada a la que se le introduce una bomba cubierta de mermelada por la vagina, para divertirnos.

* al menos 10 prisioneros somales murieron a causa de las torturas, segn consta en el diario de un soldado italiano.

Tambin se conocen atrocidades de los cascos azules del Canad.

Luchas entre los jefes de los clanes 1996-2006

Las luchas entre los diversos clanes se han centrando en torno a la capital, Mogadiscio, y el sur del pas. Cada ao han muertos varios centenares de personas a causa de los combates, muchas de ellas civiles.

Muchos han querido huir del pas y alcanzar la pennsula arbiga. Y muchos han muerto en el intento. En 2001 mueren ahogadas 86 personas cuando trataban de huir en barco al Yemen. La tripulacin del barco ha lanzado al mar a los pobres viajeros, despus de cobrarles una cifra considerable por el pasaje. Lo mismo suceder con unas 130 personas dos aos ms tarde y con otro centenar de personas en 2004. En 2006 morirn en el intento de alcanzar Yemen unas 300 personas, y otras 300 se darn por desaparecidas. Al ao siguiente, son 800 los desaparecidos.

A partir de diciembre de 2001 (hay que recordar que ya se ha producido el 11-S), se producen los primeros vuelos de espionaje norteamericanos y el posicionamiento de su flota frente a las costas somales. EEUU dice que el gobierno de Somalia est infiltrado de agentes de al Qaeda y as se hace imposible la reconstruccin del pas. El gobierno solam slo llega a controlar algunos barrios de Mogadiscio y algunas zonas en los alrededores de la capital.

Se sabe que grupos militares britnicos ya estn en suelo somal. En 2002 se unen 6 buques de la flota alemana a las labores de control frente a las costas de Somalia. No slo es el pretexto del terrorismo internacional sino, sobretodo, el proteger el expolio de los bancos de pesca que estn haciendo las flotas pesqueras occidentales, a lo que se oponen los pescadores somales calificados de piratas por los medios de comunicacin.

El ao 2005 es el ao del tsunami, que en Somalia produce 300 muertos, otros tantos desaparecidos y 5.000 desplazados. El tsunami pone al descubierto una realidad trgica. Somalia es un basurero de residuos txicos y nucleares de las grandes potencias occidentales.

Los tribunales islamicos, 2006

En junio de 2006, tras fuertes combates con varios centenares de muertos, los islamistas de la Unin de Tribunales Islmicos se hacen dueos de la capital, con Sharif Sheikh Ahmed a la cabeza. Los Tribunales Islmicos tienen como base social a clrigos islmicos, juristas, trabajadores, fuerzas de seguridad y comerciantes.

Mogadiscio era un nido de trfico de armas y drogas a cargo de los jefes de los clanes; todos ellos luchaban - financiados por los EEUU con 150.000 dlares al mes- contra los islamistas. Con este dinero, podan comprar armas en Emiratos rabes Unidos, Etiopa y Yemen.

Los Tribunales Islmicos (ICU) van creando lo que parece ser un Estado unificado y en paz, como se evidencia en opiniones de la ms variada procedencia:

"He podido comprobar que, en aquellas zonas controladas por los tribunales, han asegurado el orden; hay menos puntos de control donde los mercenarios extorsionan a los civiles; ha descendido la agresividad y ya no existe la arbitrariedad de los seores de la guerra", dice Josep Prior, coordinador de Mdicos sin Fronteras-Espaa (MSF) en Somalia. Progresivamente pero en poco tiempo la ICU logr llevar la ley y orden a todo el pas, eliminaron las drogas y las armas de las calles, hicieron accesibles los servicios bsicos de atencin sanitaria y educacin, aportaron estabilidad a la sociedad civil, se ase la ciudad, los puertos martimos y los aeropuertos volvieron a abrirse para el trfico comercial, etc. (5)

Amina Mire, miembro eminente de la dispora somal reconoce que: muchos somales que no son religiosos han visto como su seguridad mejoraba bajo la direccin de los Tribunales Islmicos. Queremos darles a estos tribunales el tiempo necesario para limpiar las calles de violencia. Despus de haber restablecido el orden, estos tribunales haban podido progresivamente modernizar sus interpretaciones y aplicaciones de las leyes islmicas. Una gran parte de los somales que viven en el extranjero estaban dispuestos a volver al pas una vez que la paz y la seguridad fuesen restablecidas. (6)

Se instal una extensa red de programas y centros de seguridad social, clnicas sanitarias, cocinas colectivas y escuelas primarias para atender a gran nmero de refugiados, campesinos desplazados y pobres urbanos. Estas actuaciones aumentaron el apoyo popular a los ICU. (7)

"No debemos olvidar que los as llamados islamistas han creado un sentido de estabilidad en Somalia y han promovido la educacin y otros servicios sociales, mientras que los seores de la guerra mutilaban y asesinaban a civiles inocentes," declar Ted Dagne, especialista en el Cuerno de frica del Servicio de Investigaciones del Congreso (8)

En pocas semanas, los islamistas toman las principales ciudades del pas. Inmediatamente, unos 300 soldados etopes cruzan la frontera para impedir el avance de los Tribunales Islmicos. A continuacin, en julio de 2006, son 8.000 los soldados etopes que llegan a Baidoa, sede del gobierno de transicin, a 245 km al NO de Mogadiscio. Poco despus, los soldados etopes en Somalia llegarn a los 15.000 efectivos.

Se forma un nuevo gobierno en Baidoa, con un exmarine norteamericano como ministro del Interior. En diciembre de 2006, la ofensiva de las tropas etopes derrota a los islamistas, que han de abandonar Mogadiscio. La Cruz Roja denuncia que hay miles de desplazados, a causa de los combates.

Washington asegur que una resolucin del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas reconociera el diminuto enclave del seor de la guerra de Baidoa como gobierno legtimo. Esto se llev a cabo a pesar del hecho de que toda la existencia del TFG [gobierno de transicin] dependa de un contingente de varios cientos de mercenarios etopes financiados por los EEUU. Como las tropas del ICU [islamistas] se desplazaron hacia el oeste para desalojar a Yusuf de su puesto fronterizo que comprenda menos del 5% del pas-, los EEUU aumentaron su financiacin al rgimen dictatorial de Meles Zenawi en Etiopa para que invadiera Somalia. (9)

La mayor parte de periodistas, expertos y observadores independientes reconocen que sin la presencia de un apoyo exterior, principalmente la presencia de al menos 10.000 mercenarios africanos (mantenedores de la paz) financiados por EEUU y la UE, el rgimen de Yusuf se hubiera hundido en cuestin de das, cuando no de horas. Washington cuenta con una coalicin informal de clientes africanos una especie de Asociacin de Hombres de Paja Subsaharianos (ASS, en sus siglas en ingles)- para reprimir el descontento masivo de la poblacin somal e impedir el retorno de los Tribunales Islmicos populares. Las Naciones Unidas declararon que no enviaran un ejrcito de ocupacin hasta que los contingentes militares de la ASS de la Organizacin para la Unidad Africana hubieran pacificado el pas. (10)

2006-2011, el caos total

Pero la derrota de los islamistas no acalla la protesta popular contra los invasores etopes. En enero de 2007 se producen fuertes movilizaciones en la capital contra la presencia de esas tropas. Pronto se reanudan los combates armados entre islamistas y etopes; en marzo mueren ms de 1.000 personas en Mogadiscio y 1.400.000 (la mitad de la poblacin) han abandonado la ciudad. En abril mueren en Mogadiscio unas 300 personas en los combates; muchos cadveres se pudren por las calles.

Por su parte, los EEUU inician una serie de bombardeos, sobretodo en el sur del pas, con el pretexto de matar a los terroristas de al Qaeda. En el mes de enero de 2007 y durante 5 das seguidos, los EEUU lanzan sus bombas en la zona produciendo un centenar de muertos civiles.

En diecisis aos de gobierno anrquico de los seores de la guerra, la denominada Comunidad Internacional no mostr nunca inters alguno por intervenir en Somalia. Sin embargo, precisamente una vez que los tribunales islmicos lograron imponer orden y estabilidad, vieron cmo el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en noviembre del ao pasado y bajo instigacin estadounidense, votaba la resolucin 1752, que abra la puerta a la intervencin etope que les llevaba de nuevo el terror y la anarqua de los que acababan de liberarse. (11)

En marzo de 2007 llegan a Mogadiscio tropas ugandesas, unos 1.500 soldados (aunque la Unin Africana tiene previsto enviar 8.000 efectivos), con la intencin de reemplazar a las tropas etopes, a las que la poblacin somal odia profundamente. Los motivos de este odio los explica un funcionario de la Unin Europea, que declaraba al jefe de la delegacin europea para Somalia que fuerzas militares etopes y somales en ese pas pueden haber cometido crmenes de guerra y que los pases donantes podran ser considerados cmplices si no hacen nada por detenerlas. Tengo informarle que existen motivos concretos para creer que el gobierno etope y el gobierno federal transitorio de Somalia y el comandante de la Fuerza (de mantenimiento de la paz) de la Unin Africana, posiblemente tambin incluyendo al Jefe de Misin de la Unin Africana y otros funcionarios de la Unin Africana han, mediante comisin u omisin, violado el Estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional, (12)

Un informe de la Oficina de Coordinacin de Asuntos Humanitarios de la ONU seala unos meses ms tarde que "el TFG y las fuerzas etopes han llevado a cabo rastreos casa por casa y detenciones arbitrarias. Nos han llegado informes de civiles rodeados y ejecutados, incluidos casos de hombres a los que se les ha degollado como castigo colectivo", subraya. "Estos actos barbricos son una grave violacin del Derecho Internacional Humanitario". (13)

En mayo de 2008 un informe de Amnista Internacional indica que "las ejecuciones extrajudiciales de civiles a manos de soldados etopes han crecido de forma marcada" (14). Tambin se recoge el testimonio de una mujer violada tras sacarle los ojos a su hermano, de violaciones en serie y muertos degollados. Michelle Kagari, subdirectora del Programa Regional para frica de Amnista Internacional seala que en Somalia, la poblacin sufre homicidios, violaciones y torturas; los saqueos son un fenmeno generalizado, y se destruyen vecindarios enteros (15). Amnista Internacional insiste en sus escritos en que los etopes matan como a cabras a la poblacin civil somal y documenta numerosos casos de asesinatos de somales por las tropas etopes, como el de que soldados etopes le rajaron la garganta a un nio pequeo frente a su madre.

El representante especial de Naciones Unidas para Somala, Ahmedou Ould Abdal, declarar ms tarde que "est en curso un genocidio sin nombre e ignorado, que est sacrificando una generacin entera". (16)

A finales de 2007, Mogadiscio es tan slo un campo de batalla: "Miles de personas estn huyendo. La situacin es desesperada para los civiles, debido a que ambos bandos utilizan artillera de manera indiscriminada, tal como sucedi durante los encarnizados combates de marzo pasado () Una multitud enardecida incendi la comisara de Hawlwadag, despus que los milicianos islmicos la capturaran y liberaran a los presos", seala un testigo presencial. (17)

"Seis de los 17 distritos estn prcticamente desiertos debido a la inseguridad y los desalojos forzados. La destruccin de casas e infraestructura es casi total", segn la Oficina de Coordinacin de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA). (18)

El ao 2008 conoce importantes avances islamistas, con la toma de algunas ciudades importantes. Los EEUU siguen con sus bombardeos sobre poblacin civil: un periodista de AP recoge este testimonio de un nio de 13 aos: "El ataque estadounidense mat a mi hermano, mi hermana y mi abuela. Somos refugiados y huimos de Mogadiscio. Desde cundo nos convertimos en terroristas?" (19). Se producen varias manifestaciones contra los bombardeos a los gritos de "Abajo el gobierno de Bush" y "Abajo sus marionetas".

A finales de 2008 la situacin se hace insostenible. Un informe de Human Rights Watch dice que Dos aos de guerra sin restricciones y de violentos abusos de los derechos humanos han contribuido a generar una crisis humanitaria que empeora cada da y que no recibe las respuestas adecuadas. Desde enero de 2007, al menos 870.000 civiles han escapado del caos tan slo de Mogadiscio, las dos terceras partes de la poblacin de la ciudad Las necesidades humanitarias de Somalia son enormes. Las organizaciones humanitarias estiman que ms de 3,25 millones de somales alrededor del 40% de la poblacin del centro y del sur de Somalia- se encontraban ya en situacin de desesperada necesidad a finales de 2008 Las milicias, que campan por sus respetos, han robado, asesinado y violado a las personas desplazadas en las carreteras del sur que van hacia Kenia. Cientos de somales se han ahogado este ao en intentos desesperados de cruzar en bote el Golfo de Aden para llegar a Yemen. (20)

En enero de 2009 se retiran las fuerzas etopes, y son reemplazados por soldados de Uganda y Burundi. EEUU sigue armando al gobierno somal: desde la toma del poder por Obama, se han recibido 80 millones de toneladas en armas, pese a que los prohben los acuerdos internacionales.

En mayo los islamistas controlan el 60% de Mogadiscio. El gobierno slo controla una mnima parte de la capital, y ello gracias a las fuerzas extranjeras. A mediados de 2011, en medio de la mayor crisis humaitaria, los EEUU reanudan los bombardeos con aviones no tripulados. En la actualidad, se ha superado el milln de muertos a consecuencia de los enfrentamientos armados desde 1990.

Las crisis humanitarias

Desde los aos 80 y especialmente desde los aos 90 del siglo pasado- el sufrimiento de la poblacin somal no cesa. La hambruna es ya un mal crnico. Somalia vive una tragedia que dura ya dos dcadas como mnimo.

En noviembre de 1998, segn el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el pas tena 700.000 personas afectados de hambruna; ha habido 3 malas cosechas consecutivas y fuertes inundaciones en el sur por el desbordamiento de dos ros. El pas no cuenta ni con un gobierno ni con una infraestructura capaz de responder a las catstrofes naturales. Las consecuencias de estas inundaciones fueron una epidemia de malaria y diarreas hemorrgicas, con unos 1.500 muertos.

En enero de 2000, otra vez debido a inundaciones en el sur el precio del sorgo, que es la base de la alimentacin de la zona, se ha disparado. Miles de personas marchan hacia el norte buscando alimento.

Al ao siguiente, segn la ONU, 300.000 personas en el sur del pas estn en riesgo de hambruna debido a la sequa y a la quiebra econmica del pas. La ayuda internacional tiene muchas dificultades en llegar debido a los grupos tribales armados; ha habido secuestros y asesinatos del personal de las organizaciones internacionales que llevaban la ayuda humanitaria, adems de que muchas ONG han abandona do el pas tras el 11S porque Somalia es un refugio de terroristas, segn los EEUU.

En septiembre de 2004, segn la ONU, se llega al milln de personas en hambruna a causa de la sequa. Las necesidades financieras para dar de comer a los que nada tienen se calculan en 119 millones de dlares, pero tan slo la ONU dispone de 35 millones. La zona ms afectada es el norte y noroeste (Somaliland y Puntland); han muerto el 80% de los camellos.

En febrero de 2005, otras 500.000 personas en el sur no tienen reservas de alimentos debido a la sequa. La gente dispone del equivalente de 3 vasos diarios por persona (un 20% de la cantidad mnima recomendada por la ONU), y la temperatura supera los 40 grados. Los nios han de beber su orina. Muchos caminan hasta 70 km buscando pozos subterrneos. La muerte de los ganados est en la base de la tragedia, pues priva de alimentos y leche a los somales. La mayora de la poblacin vive de la ganadera.

2006 fue un ao de recuperacin. Pero desde Occidente no podan consentirlo y echaron mano del Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA). El PMA empez a distribuir toda la ayuda de grano de aos para Somalia justo en el momento en el que los campesinos somales llevaban sus cosechas de grano al mercado. Con miles de toneladas de grano gratis disponible, a los campesinos somales les result casi imposible vender sus cosechas y tuvieron que enfrentarse al desastre. () Despus, en 2007, justo cuando la cosecha de grano somal empezaba a llegar a los mercados locales, el PMA de nuevo distribuy toda su ayuda de grano de aos, solo que esta vez all estaba el ejrcito etope para protegerle. Con una sequa de cuatro aos que volva a afectar a la mayor parte de Somalia, se podra decir que el PMA ayud a dar el tiro de gracia a la agricultura somal. (21)

En mayo de 2008, segn la FAO, 2.6 millones de personas necesitan ayuda, es el 35% de la poblacin; la cifra es un 40% superior a la de enero pasado. El precio de los cereales es tres veces superior al de los ltimos 5 aos; importaciones de trigo y maz se han incrementado un 375% en el ltimo ao, cerca del 60% del consumo de cereales lo tienen que importar normalmente; la moneda se ha depreciado un 125% en los ltimos 4 meses, lo que encarece las importaciones. La FAO necesita 18.500.000 dlares; slo ha recogido 3.789.000 dlares.

En 2009 hay 200.000 nios desnutridos, de los que 60.000 estn en peligro de muerte. En marzo de 2010, el 40% de la poblacin depende ya de la ayuda humanitaria, pero se sabe que la mitad de la ayuda alimentaria de la ONU no llega a su destino debido sobretodo al boicot de los EEUU y a las tramas de corrupcin formados por grupos locales o funcionarios de la ONU. Por ejemplo, es muy sospechoso que el 80% de los contratos de transporte de la ONU se hagan con 3 contratistas somales nicamente. La ONU confiesa que slo podr alimentar a 2.5 millones de personas, lo que no llega a cubrir ni la mitad de las necesidades.

Como vemos, los EEUU son los grandes culpables del fracaso de la ayuda humanitaria. Los norteamericanos imponen condiciones ridculas (por ejemplo, no pagar tasas en el trayecto) que imposibilitan el reparto de la ayuda y hacen de los alimentos un arma de guerra para condenar al hambre a las zonas que son la mayora del pas- que apoyan a los combatientes islamistas del Shahab, el brazo armado de los Tribunales Islmicos. En febrero de 2010, el New York Times public un titular: Funcionarios de la ONU atacan a EE.UU. por retener la ayuda para Somalia (22). En 2009 la ayuda financiera de los EEUU fue la mitad de la de 2008. Cuando el representante de las Naciones Unidas Mark Bowden se quej a los funcionarios en Washington de que estaban reteniendo los alimentos que deban llegar a Somalia, se le dijo: Eso va ms all de nuestras posibilidades. Lo que significa que las rdenes llegan desde mucho ms arriba, probablemente de la Embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, la aclita ms destacada del gobierno estadounidense de la intervencin militar humanitaria, una doctrina que Rice ha distorsionado hasta la obscenidad mxima en el Cuerno de frica. (23)

En 2011 se produce un xodo de la poblacin hacia los campamentos de refugiados en Kenia y Etiopa. Familias enteras, con nios inclusive, llegan a estos campamentos tras 20 das de caminata. Muchos nios han muerto en las cunetas.

El campamento de Mdicos Sin Fronteras en Dadaab, Kenia, recibe cada da 1.400 personas. Es el campamento ms grande del mundo, pero est desbordado, pues tiene una capacidad para 90.000 personas y alberga a unas 400.000; la malnutricin y la mortalidad infantil son muy altas en los campos; el 40% de los nios del campo padece malnutricin. Se dan 3 litros de agua por persona y da, cuando el mnimo es de 20 litros; hay un mercado negro de agua. Slo hay tiendas de campaa para el 20% de los refugiados. Otros campamentos en Kenia y Etiopa estn igualmente desbordados. Segn la ONU, 3 millones de somales viven desplazados.

Ms de cien mil personas han llegado a Mogadiscio buscando algo que comer. A los problemas alimenticios hay que aadir que la capital es escenario de enfrentamientos armados: la situacin aqu es an ms crtica porque ya no slo tienen que luchar por la sequa y el hambre sino tambin por la inseguridad () En los barrios que hemos visitado no solamente haba casas deshechas, calles destrozadas, sino que todava hay enfrentamientos y todava hay bombas" (24).

Se dice ya que es la peor sequa en 60 aos y afecta a todo el Cuerno de Africa. El 70% del ganado ha muerto. Con suerte, se recogern la mitad de las cosechas; ello es tremendamente grave, si tenemos en cuenta que slo el 2% del suelo somal es cultivable. Se teme que la sequa deje a un milln de nios desnutridos en toda la regin. Y el precio de los alimentos no se detiene: el precio de la leche se ha triplicado en unos meses; el precio del sorgo se ha elevado en un 240% en un ao; Segn fuentes de la ONU, el precio de los cereales ha subido en un ao entre un 110 y un 375%.

El 10% de los nios est en riesgo de morir por inanicin; hay zonas con un 11% de nios con desnutricin severa. Segn la ONU, unos 29.000 nios han muerto de hambre en los ltimos tres meses. Una mujer somal, Joice Karambu, madre de una nia llamada Elisabeth declara a la prensa: En nuestro pueblo ya no hay nada de qu comer. Nada de lluvia, nada de cosechas: ya no tenemos suficiente comida. Intento vender un poco de lea que recojo pero no es suficiente. Hace algunas semanas, Elisabeth empez a perder mucho peso. Mrela: tiene dos aos y pesa seis kilos: es el peso de un nio de seis meses! (25). En la zona sur la desnutricin aguda afecta al 50% de los nios; segn Unicef unos 780.000 nios podran morir de hambre.

Somalia necesita 1.060 millones de dlares, pero slo han llegado o se cree que llegarn unos 429 millones. El colmo del cinismo es que EEUU se ha comprometido en 45 millones de dlares para armas a los ugandeses y burundes que mantienen al gobierno ttere de Mogadiscio; y el como de los colmos es que, si miramos a un mapa de Africa, mientras en Somalia mueren de hambre, un poco ms arriba y a la izquierda los EEUU y la OTAN estn derrochando millones de dlares cada da en masacrar al pueblo libio.

Lo que tsunami saco a la luz

El tsunami de hace unos aos desenterr la tragedia: se confirmaba que Somalia era un basurero mundial de residuos nucleares. El tsunami no slo haba dejado en las costas de Somalia desechos normales sino tambin nucleares. Muchas personas de las zonas afectadas por el tsunami padecen problemas extraordinarios de salud. Segn el informa de UNEP, se trata de infecciones agudas de las vas respiratorias, hemorragias intestinales, reacciones qumicas atpicas de la piel y muertes repentinas. (26)

A partir de los aos 90 del siglo pasado, cuando Somalia se qued sin gobierno central, llegaban misteriosamente buques europeos a la costa de Somalia, vertiendo enormes barriles en el ocano. La poblacin de la costa empezaba a enfermar. Al principio, padecieron extraas erupciones, nausea, y nacieron nios malformados. Entonces, despus del tsunami de 2005, cientos de estos barriles vertidos y con fugas terminaron en la orilla. La gente empez a enfermar de la radiacin, y ms de 300 personas murieron. Ahmedou Ould-Abdallah, el enviado de Naciones Unidas a Somalia, declara: Alguien est vertiendo material nuclear aqu. Tambin hay plomo, y materiales pesados, tales como cadmio y mercurio o sea, de todo. Se puede seguir su rastro hasta los hospitales y las fbricas europeos, y se entrega a la mafia italiana para que sta se deshaga de ello de la manera menos costosa. Cuando pregunt a Ould-Abdallah qu hacan los gobiernos italianos para combatir esto, dijo con un suspiro: Nada. Ni se ha limpiado, ni ha habido compensacin ni prevencin. (27)

En la pgina 134 de un informe de la UNEP, cuyo ttulo en alemn reza Nach dem Tsunami Erste Umwelteinschtzungen (Despus del tsunami Primeras estimaciones para el medioambiente), se dice que Somalia es uno de los numerosos pases subdesarrollados que desde los aos ochenta recibi innumerables cargamentos de residuos nucleares y otros desechos txicos y los almacen a lo largo de la costa. Se contaron, entre otros, uranio, cadmio, plomo y mercurio. () Ilaria Alpi y Miran Hrovatin, dos periodistas italianos, intentaron averiguar algo ms de tales negocios. El 18 de marzo de 1994 llegaron a la ciudad somal de Bosasso, entrevistaron a un funcionario local y el 20 de marzo de ese mismo ao, tan slo unas horas antes de que pudieran enviar telefnicamente su informe a la RAI , fueron asesinados en plena calle en Mogadiscio por un comando asesino. (28)

El almacenaje de residuos txicos cuesta en Europa a 250 dlares la tonelada; en Africa slo cuenta 2,5 dlares, cien veces menos. De esta manera, el 40% de la poblacin padece algn tipo de cncer.

La piratera: los verdaderos piratas son las flotas pesqueras occidentales

Somalia tiene 3.000 km de costa y grandes bancos de pesca. Unos 300.000 barcos surcan estas aguas anualmente.

Mucho se habla de la piratera en Somalia. Pero hay que ver quines son los verdaderos piratas. El director del Programa de Asistencia Martima de frica del Este, Andrew Mwangura, da en el clavo cuando dice que "los verdaderos piratas son hombres de negocios, grandes tiburones que se dedican al trfico ilegal de armas, de humanos, que se lucran con la pesca ilegal y con el vertido de residuos en la costa somal, y que tienen despachos en Nairobi, Mombassa, Londres y Dubai" (29). Vamos a explicarlo.

Se nos quiere hacer creer que la costa somal est llena de piratas-pescadores al acecho de las flotas pesqueras de los pases occidentales que andan por la zona. Segn el informe del Grupo de Trabajo de Alta Mar (HSTF, en ingls): podemos afirmar lo siguiente:

- Que la riqueza pesquera de Somalia est siendo saqueada por las flotas pesqueras de los pases ms desarrollados.

- Que los pases ricos estn vertiendo basura txica en la costa somal.

- Que, a modo de ejemplo, en 2005, ms de 800 barcos pesqueros operaban en aguas somales.

- Que estas flotas pesqueras extranjeras roban a Somalia una riqueza pesquera que se puede evaluar en 450 millones de dlares anuales.

- Que todo ello es posible gracias a la inexistencia de un aparato de Estado en Somalia desde hace un par de dcadas.

El origen de la piratera somal son los propios pescadores, que antes de morirse de hambre, atacaban a las flotas extranjeras que robaban la riqueza pisccola del pas. Uno de estos piratas, Sugule Ali, declar a la prensa occidental que no nos consideramos bandidos del mar. Consideramos que los bandidos del mar [son] quienes pescan ilegalmente y descargan basura, y portamos armas pero en nuestros mares (30). Ms adelante, han aparecido grupos mafiosos que realmente slo buscan el dinero del rescate (con la complicidad de conocidos grupos financieros en Gran Bretaa, por ejemplo), pero el origen y la mayor parte de esta lucha es absolutamente justa.

La ONU no ha hecho otra cosa que instar a las grandes potencias a intervenir para defenderse de los piratas, bendiciendo el saqueo de las riquezas somales. Uno de los dirigentes piratas, Sugule Ali, dijo que su propsito era parar la pesca ilegal y vertidos en nuestras aguas... No nos consideramos bandidos de los mares. Los bandidos son aquellos que pescan, vierten residuos y llevan armas en nuestros mares. (31)

La otra cara del tema es que grupos mafiosos estn utilizando la crisis simplemente para lucrarse. Por una vez, [The Times] da cuenta de algo que casi nunca se menciona en cualquier historia sobre Somalia, ni en los muy escasos artculos sobre el conflicto en s mismo, ni en las mucho ms numerosas historias sobre piratera y sus efectos en la navegacin comercial (un asunto de ms importancia que las vidas de 10.000 seres humanos inocentes, por supuesto): el hecho de que los principales patrocinadores y financiadores de las bandas de piratas estn vinculados con el gobierno pro-occidental del pas. (32) El dinero de los rescates de los piratas es blanqueado por grupos financieros en Dubai y Emiratos Arabes, Nairobi y Mombasa; los rescates se pagan en despachos en Londres. El negocio puede ser de unos 60 millones de euros anuales.

Notas

(1) GUERRA Y EXPOLIO: EL TERRORISMO COMO EXCUSA Y LA AYUDA HUMANITARIA COMO CAMUFLAJE-21/2/2007 REBELION, ESPAA 210207 Alfredo Embid -Boletn armas contra las guerras n 142

(2) GUERRA Y EXPOLIO: EL TERRORISMO COMO EXCUSA Y LA AYUDA HUMANITARIA COMO CAMUFLAJE-21/2/2007 REBELION, ESPAA 210207 Alfredo Embid -Boletn armas contra las guerras n 142

(3) GUERRA Y EXPOLIO: EL TERRORISMO COMO EXCUSA Y LA AYUDA HUMANITARIA COMO CAMUFLAJE-21/2/2007 REBELION, ESPAA 210207 Alfredo Embid -Boletn armas contra las guerras n 142

(4) ACUSAN A TROPAS ITALIANAS DE TORTURAR A SOMALIES-14/6/1997 CLARIN, ARGENTINA 140697

(5) GUERRA Y EXPOLIO: EL TERRORISMO COMO EXCUSA Y LA AYUDA HUMANITARIA COMO CAMUFLAJE-21/2/2007 REBELION, ESPAA 210207 Alfredo Embid -Boletn armas contra las guerras n 142

(6) GUERRA Y EXPOLIO: EL TERRORISMO COMO EXCUSA Y LA AYUDA HUMANITARIA COMO CAMUFLAJE-21/2/2007 REBELION, ESPAA 210207 Alfredo Embid -Boletn armas contra las guerras n 142

(7) SISTEMA IMPERIAL: JERARQUAS, REDES Y CLIENTES -EL CASO DE SOMALIA-28/2/2007 REBELION, ESPAA 280207 -James Petras

(8) EL FRACASO DE LA CIA EN SOMALIA -12/7/2006 REBELION, ESPAA 120706 -Revista Amanecer

(9) SISTEMA IMPERIAL: JERARQUAS, REDES Y CLIENTES -EL CASO DE SOMALIA-28/2/2007 REBELION, ESPAA 280207 -James Petras

(10) SISTEMA IMPERIAL: JERARQUAS, REDES Y CLIENTES -EL CASO DE SOMALIA-28/2/2007 REBELION, ESPAA 280207 -James Petras

(11) STA NO ES UNA GUERRA ENTRE ETIOPA Y SOMALIA-17/1/2007 REBELION, ESPAA 170107 Muhamad Hasan -Workers Party of Belgium

(12) LA OTRA GUERRA (OCULTA) POR EL PETRLEO-9/5/2007 REBELION, ESPAA 090507 -Carl Boliche Zmag

(13) SIGUE EL CAMINO AL INFIERNO DE IRAK-22/12/2007 PUBLICO, ESPAA AFP/Jos CendnISABEL COELLO - MADRID - 22/12/2007 13:11

(14) UN PAS FUERA DE CONTROL-7/5/2008 EL PAIS, ESPAA PERE RUSIOL - Madrid - 07/05/2008.

(15) AMNISTIA RECONOCE QUE EL CAOS SE AGRAV CON EL DERROCAMIENTO DE LOS ISLAMISTAS PROMOVIDO POR OCCIDENTE-14/5/2008 REBELION, ESPAA 140508 Amnista Internacional.

(16) NACIONES UNIDAS: DENUNCIAN UN GENOCIDIO IGNORADO EN SOMALIA-22/12/2008 ARGENPRESS 221208

(17) MILES DE PERSONAS HUYEN DE MOGADISCIO POR CULPA DE LOS COMBATES-29/10/2007 LA VANGUARDIA, ESPAA 291007

(18) SIGUE EL CAMINO AL INFIERNO DE IRAK-22/12/2007 PUBLICO, ESPAA AFP/Jos CendnISABEL COELLO - MADRID - 22/12/2007 13:11

(19) PROTESTA POR BOMBARDEO ESTADOUNIDENSE-5/5/2008 GRANMA, CUBA 050508.

(20) OTRA CATSTROFE PATROCINADA POR ESTADOS UNIDOS-25/2/2009 REBELION, ESPAA 250209 -Len Wengraf -Global Research

(21) EL PROGRAMA MUNDIAL DE ALIMENTOS EN SOMALIA NGEL MISERICORDIOSO O NGEL DE LA MUERTE?-REBELION, ESPAA 040811 Thomas Mountain Counterpounch -

(22) EE.UU. Y ETIOPIA MATAN DE HAMBRE A LOS SOMALES-25/7/2011 REBELION, ESPAA 250711 Glen Ford -Global Research .

(23) ESTADOS UNIDOS EMPRENDE UNA GUERRA DE HAMBRE CONTRA SOMALIA-10/3/2010 REBELION, ESPAA 100310 Glen Ford -Black Agenda Report

(24) MILES DE PERSONAS SE DESPLAZAN A MOGADISCIOEN BUSCA DE AYUDA HUMANITARIA-TELESUR, VENEZUELA 090811

(25) LOS REFUGIADOS SOMALES VAN DE UN DESIERTO A OTRO-REBELION, ESPAA 310711 Guinguibali.

(26) EL 40% DE LA POBLACIN PADECE CNCER-22/10/2008 REBELION, ESPAA 221008 -Vladislav Marjanovic Talaxcala

(27) NOS MIENTEN SOBRE LOS PIRATAS-22/4/2009 REBELIN, ESPAA 220409Johann Hari -Global Research

(28) EL 40% DE LA POBLACIN PADECE CNCER-22/10/2008 REBELION, ESPAA 221008 -Vladislav Marjanovic Talaxcala.

(29) los verdaderos piratas no estn en somalia, sino en despachos de nairobi, londres y dubai'";"el mundo, espaa 101208 joana socas.

(30) NOS MIENTEN SOBRE LOS PIRATAS-22/4/2009 REBELIN, ESPAA 220409Johann Hari -Global Research

(31) NOS MIENTEN SOBRE LOS PIRATAS-22/4/2009 REBELIN, ESPAA 220409Johann Hari -Global Research

(32) EEUU BUSCA CONVERTIR SOMALIA EN UNA TIERRA SIN LEY-24/12/2008 REBELION, ESPAA 241208 Chris Floyd- Global Research

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter